Para Volverte Erudito

7 Factores A Tomar En Cuenta En El Cuidado De Un Recién Nacido

Has sobrevivido a las 40 semanas de embarazo. Lo has logrado a través de la emoción del trabajo de parto y el parto, y ahora estás lista para ir a casa y comenzar una nueva vida con tu bebé. Una vez en casa, sin embargo, frenéticamente te das cuenta de que no tienes idea de lo que estás haciendo! Es por esto que queremos enseñarte como debe ser el Cuidado De Un Recién Nacido.

Estos consejos pueden ayudar incluso a los padres más nerviosos, para que puedan sentirse seguros de cuidar de un recién nacido. Si más bien estas por dar a luz a tu bebe, te recomiendo que mientras estés en el hospital, hables con los expertos que te rodeen. Muchos hospitales tienen especialistas en alimentación o consultores de lactancia que pueden ayudarte a comenzar a amamantar o alimentar a tu bebe con biberón. Además, las enfermeras son un gran recurso para mostrarte cómo sostener, eructar, cambiar y cuidar a tu bebé.

7 Factores A Tomar En Cuenta En El Cuidado De Un Recién Nacido

  1. Introducción De Los Primeros Alimentos Sólidos Al Bebe.

Este es un tema sumamente controversial en el cual los especialistas todavía no se ponen de acuerdo con respecto al Cuidado De Un Recién Nacido. Empiezo diciendo que una generación atrás la comida sólida como los cereales, vegetales, carne, etc.,  se le ofrecía al bebé en torno al año de edad. Los médicos, gradualmente, fueron acortando esta fecha, hasta llegar al punto en el que los padres podían iniciar a sus hijos en ciertos alimentos sólidos durante el primer mes de vida.

Alimentación de un bebe

Estudios nutricionales hechos posteriormente sugieren que no existen razones válidas como para comenzar tan temprano este cambio en la alimentación, y afirman que la edad ideal para ello se sitúa entre los cuatro y los seis meses de vida. Los especialistas sostienen que el sistema digestivo del bebé no se encuentra lo suficientemente maduro y desarrollado como para aceptar sólidos, a menos que éstos sean triturados hasta convertirnos prácticamente en líquido.

Y todavía así, es muy probable que la digestión de ciertos alimentos, como los cereales por ejemplo, no sea satisfactoria en vista de la escasez de algunas enzimas intestinales. Los sólidos pueden en un momento dado disminuir el apetito del bebé, y como consecuencia disminuirle también el gusto por la leche que es de gran importancia en el crecimiento infantil. Además, la coordinación motora de la lengua y de la mandíbula no es adecuada como para comer de una cuchara.

Debido a esto, el bebé puede realizar un gran esfuerzo asociado a una pérdida innecesaria de calorías, que muchas veces no justifican la cantidad de alimento ingerido. Por otro lado, se cree que la introducción temprana de alimentos sólidos en el primer año de vida está asociado con patrones de conducta (sobrealimentación)  que lo pueden llevar a problemas de obesidad. Asimismo, los adipocitos (células almacenadoras de grasa) parecen aumentar de número durante este periodo, en relación con la ingesta exagerada de caloría, contribuyendo probablemente al futuro sobrepeso del niño.

Ausencia De La Barrera De Defensa Intestinal Del Recién Nacido.

Estudios realizados  nos sugieren que la pared intestinal del recién nacido y de muchos bebés antes de los tres meses de edad no ha madurado lo suficiente como para formar la llamada barrera mucosa. Esta barrera defensiva tiene como función evitar que penetren directamente bacterias, proteínas y otras sustancias al torrente sanguíneo, sin antes haber sido destruida (caso de las bacterias) o digeridas y seleccionadas (proteínas).

Si a los bebés se les da alimentos sólidos en forma temprana, se corre el peligro teórico de, entre otras cosas, muchas de estas proteínas pasen directamente a la sangre y desencadena en procesos alérgicos tales como, por ejemplo, intolerancia a la leche de vaca, o en algunos, problemas de mala absorción intestinal.

  1. Las Heces Del Recién Nacido.

Las primeras deposiciones del recién nacido se llaman meconio (material semi sólidos gris parduzco oscuro).  Por lo general se expulsa meconio durante los dos o tres primeros días, de cuatro a seis veces al día.

El número de defecaciones en el neonato es mayor, debido a su menor capacidad de retener materia fecal en el recto, pero el patrón puede variar desde una vez  cada dos días hasta seis veces diarias.

El color de las heces con leche materna es amarillo oro y la consistencia es diarreica, como clara de huevo batida. Con fórmula pueden hacerse verdosas. Si presenta un moco o sangre debe notificárselo inmediatamente a tu pediatra. Dentro de los Cuidado De Un Recién Nacido solo debes ser un observante del aspecto de las heces del bebe.

Heces de un recién nacido

  1. Vitaminas Y Agua En El Recién Nacido.

La leche de aquellas madres cuya alimentación es correcta, es decir, bien balanceada y en suficiente cantidad, suple perfectamente las necesidades nutricionales del recién nacido, con la probable excepción, al cabo de algunos meses, de la vitamina D.

Asimismo, las leches en polvo no contienen suficiente cantidad de vitamina C.  Por lo tanto, es frecuente que el médico le recete al niño, durante el primero o segundo mes, compuestos que asocian vitamina A, C y D, la dosis diaria varía de 0.3 a 0.6 cc.

También te recomendamos que leas . . . Conoce A Tu Bebe Desde Que Nace. ¡TE SORPRENDERÁS!

A medida que el bebé va creciendo y se introducen jugo, frutas y vegetales frescos en su alimentación, el chance de una deficiencia vitamínica disminuye y el Cuidado De Un Recién Nacido se va haciendo más fácil. En cuanto al agua, existen bebés a los que les gusta mucho, y otros a los que simplemente no les gusta. Algunos pediatras recomiendan darle de 30 a 60 ml al día, entre las comidas.

El requerimiento de agua casi siempre es satisfecho con la preparación de las fórmulas y la contenida en la leche materna. Se ha sugerido que si la temperatura ambiente es elevada, se le dé al bebé una cantidad mayor de líquidos.

También, si presenta fiebre, es prudente aumentar el suministro. Como dato curioso, aquellos bebés a los que no les interesa el agua en estas situaciones la aceptan con mucho agrado.

  1. La Temperatura Del Recién Nacido.

El mecanismo regulador de la temperatura en el Cuidado De Un Recién Nacido requiere de cierto tiempo para hacer efecto. Por tal motivo,  algunos bebés presentan dificultades durante las primeras siete a ocho horas de vida para mantener temperaturas estables, y pueden perder varios grados rápidamente si son expuestos al frío, o lo contrario si la temperatura es muy caliente.

Temperatura de un bebe

Este control térmico va aumentando en el transcurso de las dos primeras semanas, hasta alcanzar valores similares a los del adulto. De todo esto se deduce que no hace falta sobrecargar la ropa al bebé, si no ponerle la cantidad suficiente como para que se le sienta tibio el cuerpo, el cuello y las piernitas.

Las manos y los pies son malos indicadores, pues casi siempre se mantienen fríos. Ya al final del mes, vístelo como tú te vestirías de acuerdo con la temperatura del día. Nunca le pongas ropa de lana directamente sobre el cuerpo, pues algunos bebes les produce irritaciones. La ropa de algodón es la más recomendable. Para lavar, utiliza un jabón suave, enjuagándolo todo bien, pues restos de jabón también pueden ser la causa de algunas dermatitis.

  1. El Llanto En El Recién Nacido.

Dentro del Cuidado De Un Recién Nacido también se debe tomar en cuenta el llanto. Los bebés lloran por muchas razones, entre ellas hambre, dolor, cambio de temperatura, pañales mojados, etc.  Sin embargo, si se trata de un llanto diario, sin causa aparente, al final del día, y que la mayoría de las veces se califica de cólico, debes pensar en la hora de la inquietud. Los científicos sugieren que algunos bebés se cargan de tensión emocional en el transcurso del día, y al final del mismo la descarga en forma de llanto.

Lo interesante es que este fenómeno tiende a ser regular y desaparece la mayoría de las veces antes de los tres meses de edad, probablemente en relación con una mayor madurez del sistema nervioso.  Si la madre o los familiares se angustian demasiado en estos momentos, es factible que le transmitan mayor ansiedad al niño, el resultado se traduciría en más llanto. Parte del secreto para tranquilizarlo es que los padres también estén tranquilos.

Recuerda que para un bebé todo es nuevo y estimulante. Los sonidos, la luz, los colores y el ambiente que los rodea a veces lo llenan de tensión, justificándose plenamente está descarga a través del llanto, esta es la hora de la inquietud.

Llanto del recién nacido

Técnica Para Tranquilizas A Los Bebes Cuando Lloran.

A continuación se describe la técnica utilizada en la escala de Brazelton (1973) para tranquilizar a los bebés cuando lloran: Primero, descarta cualquier causa obvia de llanto en tu hijo, como por ejemplo,  hambre, dolor, pañales mojados,  fiebre, entre otros. Luego obsérvalo en la cuna durante un rato sin tocarlo, te sorprendería como algunos bebés tienen a calmarse solos,  chupándose la mano, cambiando de posición,  durmiéndose o tratando de fijar la vista en el mundo exterior, para romper de esta forma el estado de llanto y pasar a otro estado más tranquilo, como lo es el de quedarse alerta y atento.

Si no logra calmarse por sí solo ayúdalo de la forma siguiente: Deja que te vea la cara, y al poco rato llámalo por su nombre con una voz suave y continúa (muchos se calman sólo con esto).  Luego, si no sucede nada, colócale tu mano abierta sobre su barriguita. Si no hay éxito, súmale gradualmente lo siguiente: Agarrarle una de las manos, y se la sostienes con la misma mano que le pusiste sobre la barriga, agárrale las dos manos, y se las sostienes con tu mano sobre la barriga.

Cárgalo en tus brazos y arrúllalo con movimientos laterales (puedes o no continuar agarrándole ambas manos contra su abdomen).  Envuélvelo con una cobijita en forma de tabaco, evitando que se le salgan los bracitos y cuidando de no cubrirle la cabeza, y continúa arrullándolo con voz suave.

Un Plan B.

Sí ninguna de estas maniobras te resulta, colócale en la boca un chupón adecuado para su edad. A lo mejor te preguntarás: ¿Porque en vez de seguir esta secuencia no le pongo el chupón directamente?  La respuesta es que de la manera descrita inmovilizas gradualmente al bebé, restringiendo el exceso de movimientos y favoreciendo su organización.

También te recomendamos que leas . . . La Leche Materna: Una Forma Intima Y Emocional De Comunicarte Con Tu Bebé!

Como resultado, es muy probable que pase del estado de llanto a un estado de alerta, es decir, atento, o inclusive de sueño, que lo haga sentirse más en control de sí mismo. Aunque te parezca extraño, los recién nacidos cuando lloran tienden abrir los brazos rápidamente y a moverse en forma brusca, con lo cual se exaltan, provocándose ellos mismos más llanto e inquietud.  Si los movilizas rompes el ciclo ” llanto – movimiento – llanto ” y es muy probable que lo tranquilices.

Si no lo puedes consolar es porque hay muchos bebés que se encuentran tan cargados de estímulo en esta hora de la inquietud, que el mismo chupón o las maniobras descritas son para ellos otra fuente más de estímulos. En estos casos es mejor que el bebé lloré sólo en su cuna, a veces por espacio de hasta una hora. Esto es difícil para los padres, pero no perjudica al niño en lo absoluto, y por el contrario, favorece su organización.

En la experiencia de algunos especialistas en desarrollo infantil, el procedimiento descrito de dejar al bebé llorar por cierto tiempo cuando está inconsolable, disminuye el exceso de llanto al cabo de unas 24 o 48 horas. Estos niños probablemente continúen llorando, pero en forma menos frecuente y por periodos más cortos.

  1. Patrón Del Sueño Del Recién Nacido.

El horario que adopta el bebé para dormir, así como la organización del sueño, no dependen solamente de la madurez de su sistema nervioso sino que también es influido por los cuidados maternos y el ambiente que lo rodea.

Los primeros pasos en la estructuración de este horario en el Cuidado De Un Recién Nacido son dados probablemente dentro del útero, es allí donde el feto asimila parte de los esquemas maternos diurnos y nocturnos de actividad, reposo y sueño.

Sueño de un bebe

Al nacer es posible que por un tiempo el horario del bebé no coincida con el de su mamá. En el transcurso de las primeras semanas, las madres al interactuar más tiempo con sus bebés durante el día y en la noche, como resultado, el niño empezarán a relacionar el día con juegos y actividad, mientras que las noches significara un sueño y descanso. Es en esta forma gradual y continúa cómo se define el patrón de sueño.

Los bebés tienden a dormir toda la noche (más de seis horas aproximadamente)  al finalizar el segundo mes.  La posición para dormir debe ser boca arriba o de medio lado, pues está demostrado que disminuye el síndrome de muerte súbita infantil. Consulta con tu médico para que te explique con más detalles.

  1. La Circuncisión En Los Varones Recién Nacidos.

La circuncisión hoy en día no es tan frecuente como lo fue hace una generación atrás, es por esta razón que dentro del Cuidado De Un Recién Nacido, la circuncisión es opcional. Los padres en la actualidad cuestionan las ventajas y las desventajas de este como un procedimiento quirúrgico antes de practicársela a su recién nacido varón.  Recordemos que la circuncisión es un proceso mediante el cual se remueve la piel suelta que  recubre el glande, qué es el extremo del pene. La operación es usualmente realizada por el  obstetra, pediatra o especialista en urología durante los tres primeros días de nacido.

Los judíos y musulmanes se basan en su creencia religiosa para escoger la circuncisión. El procedimientos es muchas veces defendido por algunas personas, alegando que es más fácil mantener limpio el glande, reduce el peligro de infecciones en el área,  disminuye el cáncer de próstata, del cuello uterino en las casadas con circuncidado, y del pene. En 1971, un comité de la academia americana de pediatría concluyeron lo siguiente: No existe indicación médica válida para que se realice la circuncisión de rutina.

En 1975, el comité afirme que la infección y el cáncer del pene era más su bajo en los niños circuncidados, pero que los riesgos de la operación eran definitivamente mayores y señalarles a los niños a limpiarse su pene era mucho más seguro y tan preventivo como la circuncisión. Por otro lado, algunos estudios demuestran que las personas circuncidadas tienen menos sensibilidad en la región del glande que aquellas que no la tienen.

Una década más tarde se comprueba que no existe  evidencia suficiente para sostener que la operación en el recién nacido prevenga el cáncer prostático en el hombre y el cervical en la mujer. El comité recomienda no realizar nunca la circuncisión en el bebé prematuro, en los que tengan ciertos defectos congénitos o en aquellos que presenten trastornos de la coagulación.  En lo personal, respeto las creencias religiosas, pero aparte de estas excepciones, no encuentro en la actualidad ninguna indicación médica sólida como para hacer de rutina la circuncisión a todo recién nacido varón.

Varón Recién nacido

¿La Circuncisión De Los Bebes Recién Nacidos Tiene Riesgos?

Además, aunque se trate de un procedimiento simple y bastante seguro, no está exento de riesgo, y en algunos casos podemos ver hemorragias excesivas, infecciones e irritaciones de la uretra y del glande que es muy sensible y queda expuesto a la acción de los pañales húmedos.

El aspecto traumático de la cirugía se reduce con la anestesia local. Sin embargo, tiempos atrás no se utilizaba, y entre las respuestas inmediatas del bebé teníamos: Llanto, podían a veces defecar,  algunos se ponía muy rojo, otros vomitaban, etc. Describo esto con la idea de alejar la creencia de que no le duele porque es un recién nacido.

Para finalizar, les recomiendo a los padres discutir el tema con el médico encargado antes del nacimiento del bebé, pues de esta forma se evitarán las decisiones apresuradas.

También te recomendamos que leas . . . Cómo Nacen Los Bebes – ¿Sabes Cuantos Tipos De Partos Existen?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.