Portal Multitemático

10 Beneficios de la Vitamina A que Nuestro Cuerpo Necesita

La vitamina A suele ser la clave para una buena visión, un fuerte sistema inmune y para el correcto funcionamiento celular. Sin duda, los beneficios de la vitamina A son tan importantes que es indispensable que en nuestra dieta haya alimentos que contengan este nutriente. Si quieres saber un poco más sobre la vitamina A no dudes en seguir leyendo este interesante artículo.

La vitamina A es uno de los nutrientes esenciales que nuestro organismo necesita para mantenerse saludable. Es muy fácil de consumir en la alimentación diaria, según su origina puede recibir diferentes nombres. Cuando proviene de la proteína animal se le conoce como retinol, mientras que si viene de los vegetales es llamada caroteno, de los cuales el beta-caroteno suele ser el más conocido.

Pero, ¿por qué es tan importante consumir este nutriente? A continuación te explicaremos con detalles cuáles son los beneficios de la vitamina A para nuestro cuerpo.

¿Qué es la vitamina A?

Existen dos tipos primordiales de vitamina A: la forma activa -retinoides- que procede de los animales, y la forma inactiva -beta carotenos- que descienden de las plantas. Gran cantidad de médicos, no obstante, aconsejan obtener la vitamina A de los alimentos, y nunca en forma de suplementos, debido a que puede hacer más daño que bien, inclusive llegando a ser un riesgo para la vida.

Por lo general, las personas consiguen la cantidad recomendada diaria de vitamina A de su dieta. Sin embargo, personas con enfermedades del sistema digestivo o una dieta muy mala pueden requerir un suplemento.

Hay que tener un especial cuidado cuando estamos embarazadas, debido a que la vitamina A es abortiva. Asimismo, debe ser seguida desde muy cerca por un especialista, en caso de que se ingiera en forma de suplemento, ya que puede elevar los niveles de triglicéridos y provocar daños en los riñones.

¿Por qué tomar vitamina A?

La vitamina A suele ser bastante útil en los tratamientos dermatológicos, por ejemplo, para las arrugas o para el acné. Pero también se utiliza en otros problemas como lo es el sarampión, la sequedad ocular e inclusive la leucemia, las cataratas, el cáncer y el SIDA. Sin embargo, los resultados de los ensayos clínicos son inconclusos.

Es muy necesaria para mantener las mucosas y las membranas celulares saludables, debido a que de este modo están bien hidratadas y resisten mejor a los desgastes externos. De esta manera, no sólo evitamos los virus y las bacterias, sino también en el caso de cáncer, como ya lo hemos mencionado. Sobre todo es muy útil en el caso de los virus (incluso algunos muy graves como el VIH) pero al recibir grandes dosis de vitamina A, el virus desaparece.

Leer más sobre el VIH y sus síntomas.

¿Cuáles son las fuentes de la vitamina A?

Una de las fuentes más ricas de vitamina A activa suele ser el aceite de hígado y de pescado, lo cual es clasificado como un suplemento dietario, aunque se encuentra también presente en el hígado de vaca, de cerdo, de pavo y de pollo. Otras buenas fuentes de vitamina A se encuentran en las zanahorias, espinaca, col rizada, pimientas, mangos, damascos, huevos y melones.

Algunos productos animales, como lo es la crema y la manteca, pueden incluir ambos: vitamina A activa y caroteno.

El caroteno se debe convertir a vitamina A antes de poder ser usado por el cuerpo. El caroteno abunda en la zanahoria, de donde procede su nombre (en inglés, carrot es zanahoria), pero se encuentra en concentraciones mucho mayores en ciertos vegetales de hoja verde como hojas de remolacha, espinaca y brócoli.

La vitamina A ayuda al crecimiento y a la reparación de los tejidos del cuerpo así como también a mantener la piel suave, flexible y sana. Internamente ayuda a resguardar las membranas mucosas de la boca, la garganta, la nariz, los pulmones y por esa razón disminuye la susceptibilidad a las infecciones.

Esta protección ayuda también a las mucosas a combatir los efectos de distintos contaminantes del aire. Los tejidos blandos y todos los revestimientos internos del tracto digestivo, riñones y vesícula, son también resguardados. Asimismo, la vitamina A suele estimular la secreción de jugos gástricos necesarios para la apropiada digestión de las proteínas.

Otra función muy importante de la vitamina A es la fabricación de huesos y de dientes fuertes, la formación de sangre y el mantenimiento de una buena visión. Las personas que ven mucha TV y los que trabajan con luces muy intensas, necesitan más vitamina A. Es fundamental en la formación de rodopsina, una sustancia en los ojos lo cual es necesaria para la visión nocturna.

La producción de ARN es en gran medida incrementada por esta vitamina. El ARN (ácido ribonucleico) es la molécula que se encarga de transmitir las instrucciones a cada célula del cuerpo sobre cómo comportarse para mantener la salud, la vida y el funcionamiento adecuado. El cuerpo debe poder sintetizar ARN nuevo o las células empezarán a degenerarse.

Ciertos estudios revelaron que se puede originar nuevo ARN en cuerpos con deficiencia de vitamina A; no obstante, la tasa de producción de nuevo ARN es mucho menos que si hubiera vitamina A suficiente. Por otra parte, uno de las mejores fuentes de ARN es la levadura.

¿Cuáles son los beneficios de la vitamina A?

1. Fortalece el sistema inmunitario

Esta importante vitamina nos reguarda de enfermedades infecciosas ya que nos ayuda a tener muchas más defensas. Las personas que no ingieren suficiente vitamina A pueden presentar infecciones con frecuencia como resfriados, faringitis o bronquitis.

2. Facilita la mitosis

Esta vitamina suele facilitar la multiplicación de las células epidérmicas, que se encuentran en la capa externa de nuestra piel.

3. Cuida nuestra piel

Previene la sequedad en la piel y arregla los tejidos dañados, además de facilitar la renovación celular. La vitamina A facilita también la síntesis de colágeno y forma la queratina que nuestra piel necesita. Otra ventaja que posee la piel es la facilidad con la que ayuda a cicatrizar las heridas. Restaura nuestra piel, la hace mucho más elástica y gruesa y mejora su color. Previene el eccema, la dermatitis, el acné, la psoriasis y el herpes. Sin esta vitamina, nuestra piel podría tener erupciones y la falta de elasticidad podría provocar arrugas.

También puedes leer sobre: Recetas caseras prácticas y muy fáciles para las arrugas. 

4. Ayuda a que nuestros huesos crezcan

La vitamina A no sólo resguarda la capaz exterior de nuestra piel, sino que también nos ayuda desde adentro fortaleciendo nuestros huesos al mismo tiempo que mejora su desarrollo. También fortalece y protege nuestros dientes.

5. Trabaja como un antioxidante

Por esta razón, la vitamina A ralentiza el efecto que el paso de los años puede tener sobre nuestra piel. Tiene la capacidad de desintoxicar nuestro organismo al igual que la vitamina C ya que previene el daño que puede provocar los radicales libres.

6. Nos ayuda a oír mucho mejor

Esta increíble vitamina nos protege de la pérdida de audición ya que, al ser un antioxidante, impide que los radicales libres puedan provocar una esclerosis auditiva responsable de la pérdida de audición.

7. Puede prevenir el cáncer

Podría protegernos de esta enfermedad la vitamina A. Nos podría proteger del cáncer de boca, pulmón, pecho y estómago y, en el caso de los pacientes que padecen de leucemia, la vitamina A les puede ayudar durante su tratamiento de quimioterapia.

8. Protege nuestra vista

Fácilmente la vitamina A puede prevenir la pérdida de la visión y otros problemas oculares como lo son las cataratas o el glaucoma. Asimismo, puede ayudarnos si tenemos conjuntivitis pues junto con la vitamina B2 se puede tratar este problema de la visión.

Vitamina A para la vista

9. Mejora el estado de nuestras uñas y cabello

Esta vitamina fortalece en gran manera nuestro cabello y uñas, y también impulsa su crecimiento. Una carencia de vitamina A podría hacer que nuestras uñas se rompan con facilidad o no crezcan lo suficiente, o que nuestro cabello se vea seco y crezca lentamente.

También puedes leer sobre: Cómo hacer que el cabello crezca rápido y naturalmente.

10. Cura las úlceras

Como facilita la regeneración de la mucosa intestinal, puede curar las ulceras y las malas digestiones.

La vitamina A principalmente se encuentra en los alimentos de origen animal como riñones o hígados, aunque también está presente en la leche y el huevo, y en la propia carne. Entre sus principales fuentes vegetales están el brócoli, la zanahoria, espinaca, lechuga, calabaza o guisantes. Entre las frutas también se puede encontrar en abundancia, además de las tradicionales naranjas y limones, podemos encontrarla en melocotones, acerola, granada, papaya, mango o melón por ejemplo.

Otros beneficios de la vitamina A

Beneficios de la vitamina A para la piel y la cara

La vitamina A posee propiedades medicinales y sus beneficios son bastante amplios. En materia de salud y belleza suelen constituir un especial ingrediente para mantener la elasticidad de la piel y la suavidad.

Esta vitamina es una sustancia que suele promover el buen desarrollo de los tejidos y favorece la producción del colágeno y la queratina que nuestra piel tanto necesita para lucir mucho más joven e hidratada.

El consumo de la vitamina A previene las afecciones en la piel como eccema, dermatitis y psoriasis. En los casos de acné la vitamina A se suele aplicar de manera tópica sobre la zona afectada inclusive si ésta llegase a ser el rostro sin ningún problema al mismo tiempo que se complementa con una dieta que incluya alimentos ricos en vitamina A.

Su elevado contenido de antioxidantes la hacen la preferida junto con la vitamina E en la realización de cosméticos y cremas de belleza por su gran poder de neutralizar los efectos resultado de la exposición solar y aquellos que le son propios al pasar del tiempo como la aparición de arrugar y el envejecimiento adelantado.

Beneficios de la vitamina A para las uñas y el cabello

La propiedades de la vitamina A suelen fortalecer las uñas y el cabello, además de también impulsar su crecimiento. El consumo bajo de esta vitamina puede hacer que nuestras uñas y cabello se quiebren con mucha facilidad, no crezcan lo suficiente o con lentitud, como bien dijimos anteriormente.

Beneficios de la vitamina A para los niños

La vitamina A resulta ser bastante bondadosa para todos en general, pero sobre todo para los niños que están en etapa de infancia y desarrollo, debido a que es justo en éste preciso momento cuando los huesos comienzan a crecer y fortalecerse.

Durante el embarazo resulta también de gran importancia puesto que el feto suele requerir de las cantidades mínimas para desarrollar su estructura ósea y celular básica que seguidamente le soportará.

Los niños y los adultos todos por igual necesitan vitaminas para mantenerse y sentirse saludables. Se sabe que puede ser un poco complicado hacer que los niños consuman naturalmente los alimentos ricos en vitamina A debido a que los mismos en su gran mayoría proceden de vegetales y verduras, en estos casos los suplementos vitamínicos siempre podrán representar una buena opción para no dejarlas a un lado.

Vitamina A para los niños

¿Qué puede provocar un déficit de vitamina A?

Un déficit de vitamina A, trae consigo múltiples consecuencias entre las que se destacan:

• Alteraciones oculares

La carencia puede originar ceguera crepuscular, en otras palabras, reduce la agudeza visual al anochecer, sensibilidad extrema a la luz así como también resecamiento, opacidad de la córnea con presencia de úlceras, conocido como xeroftalmia, la cual puede conllevar a la ceguera.

• Inmunidad reducida (defensas bajas)

Eleva la susceptibilidad a mantenimiento de la integridad de las mucosas. Al tener un déficit de ella desaparece la barrera contra las infecciones. Las células del sistema inmune también se ven afectadas, lo cual puede conducir a un aumento de células pre-cancerosas de los tejidos epiteliales de garganta, boca y pulmones.

• Alteraciones óseas

Su carencia inhibe el crecimiento, pudiendo dar lugar a malformaciones esqueléticas e incrementando la posibilidad de padecer dolencias en las articulaciones, debido a que obstaculiza la regeneración ósea. Esta situación se amplía también a la dentición pudiéndose ver su desarrollo, ralentizado.

• Alteraciones cutáneas

La carencia de vitamina A también origina una hiperqueratinización, en otras palabras, la piel se vuelve áspera, seca, con escamas (piel de sapo, piel de gallina), el cabello se torna un poco quebradizo y seco al igual que las uñas.

• Otros

Pérdida de apetito y cansancio general, pérdida de peso, alteración del olfato, gusto y la audición, diarreas, alteraciones reproductivas, pérdida de vitamina C y cálculos renales.

Síntomas de la carencia de la vitamina A

La vista suele ser un buen indicador de falta de vitamina A. uno de los primeros signos es la ceguera nocturna, es decir, la incapacidad del ojo para ajustarse a la oscuridad. Otro síntoma de carencia vinculado con la vista es la xerosis, una enfermedad en la que el globo ocular pierde brillo, se vuelve seco e inflamado y la agudeza visual disminuye.

Otros síntomas de carencia incluyen: piel seca o prematuramente envejecida, pérdida del apetito, pérdida del olfato, fatiga constante, orzuelos en los ojos, manchas en la piel y diarrea. La pérdida de brillo del cabello, la caspa y las uñas partidas, pueden indicar una falta de vitamina A.

Los síntomas más severos suelen ser: córneas ulceradas y reblandecimiento de huesos y de dientes. La falta de vitamina A conduce a una rápida pérdida de vitamina C.

La insuficiencia se puede deber a diversos factores: cuando es incapaz el cuerpo de absorber o almacenar la vitamina (en cirrosis, colitis ulcerosas, obstrucción del conducto biliar); cuando una afección interfiere con la conversión del caroteno en la vitamina A (como en el hipotiroidismo o la diabetes melitosa); o cuando sucede una pérdida rápida de vitaminas como suele sucede en la neumonía, la nefritis crónica, el hipertiroidismo, la fiebre escarlata y en algunas infecciones respiratorias.

Precauciones y datos a tener en cuenta

Los ácidos grasos poliinsaturados suelen actuar en contra de la vitamina A. Si se consumen cantidades superiores a 400 UI/día de vitamina E, se necesitan por lo menos 10.000 UI de vitamina A. Las vitaminas del grupo B deben ser siempre apoyadas por otras vitaminas igualmente del grupo B para que su efecto sea mucho más potente. Sin embargo, debemos resaltar que el consumo continuado de una vitamina de este grupo, puede causar la carencia de otra del mismo grupo.

• La vitamina A se mantiene estable a las temperaturas ordinarias de conservación y de cocción.

• Suele ser relativamente estable a la luz y al calor pero es destruida por la oxidación (al estar expuesta al oxígeno se pierde vitamina).

• La biodisponibilidad de carotenos se aumenta a través de la cocción (al dente) pero cuando la misma suele ser excesiva, ocasiona el efecto contrario, es decir la reduce considerablemente.

• La fritura de alimentos ricos en vitamina A, al ser ésta soluble en grasa. Los carotenos y retinol pasan al medio graso perdiéndose el contenido de vitamina del alimento a ingerir.

• Se aconseja consumir verduras frescas debido a que la deshidratación de las mismas disminuye la cantidad de carotenos.

• La presencia de vitamina E y otros antioxidantes aumentan también la biodisponibilidad de vitamina A.

• Los vegetarianos que no consumen huevos ni productos lácteos necesitan carotenos para poder satisfacer su necesidad de vitamina A. Para ello se necesita que incluyan en su dieta diaria al menos cinco pociones de vegetales y frutas prefiriendo aquellos de hojas verdes y frutas de color amarillo o naranja.

• El alcohol en exceso irrita el tracto digestivo y de esta forma inhibe la absorción de vitamina A.

• Algunas investigaciones sugieren que dosis más altas de 10.000 unidades/día, podrían elevar el riesgo de presentar osteoporosis y fractura de cadera, sobre todo en las personas de más edad. Los adultos que ingieren productos lácteos bajos en grasas, que están enriquecidos con vitamina A, y que además consumen una gran cantidad de frutas y verduras por lo general no necesitan suplementos de vitamina A o multivitamínicas que contengan esta vitamina.

• El uso a largo plazo de cantidades grandes de vitamina A podría provocar serios efectos secundarios que incluyen irritabilidad, fatiga, cambios mentales, malestar estomacal, anorexia, vómitos, náuseas, transpiración en exceso y muchos otros efectos secundarios.

• Debido a que la bilis aumenta la absorción de grasas, es muy importante también para la absorción de la vitamina A.

Esperamos que te haya sido de gran ayuda este interesante artículo sobre los beneficios de la vitamina A y, ¡No olvides visitar todo nuestro portal!

También puedes leer sobre: Beneficios del aceite de vitamina E para el rostro, piel y cabello.