Para Volverte Erudito

Cómo Tratar La Costocondritis – 15 Técnicas Que Te Ayudarán A Conseguirlo

La costocondritis es una enfermedad que se caracteriza por inflamación e hinchazón del cartílago entre una costilla y el esternón (el hueso en el medio de la caja torácica). Los síntomas pueden parecerse a los de un ataque al corazón, por lo que siempre debe visitar al médico a la primera señal de dolor en el pecho para descartar un posible ataque cardíaco, si no tiene idea de que se trata esta patología, no dude en leer los interesantes consejos que traemos para usted en nuestra publicación, en donde además de instruirse accederá a información valiosa que le dirán cómo tratar la costocondritis.

costocondritis

Técnicas para tratar la costocondritis

1.- Ve inmediatamente al doctor. En caso de dolor en el pecho, debe consultar a su médico de inmediato; Un profesional de la salud podrá determinar si usted tiene un ataque cardíaco u otro problema menos grave, como una costocondritis.

  • Sepa qué esperar El médico probablemente lo palpará (es decir, realizará un examen con las manos) a lo largo del esternón para determinar la ubicación del dolor y la extensión de la inflamación. Si se las arregla para reproducir el dolor sintiéndolo, es probable que sea porque tiene una costocondritis y no un ataque al corazón. También le hará preguntas sobre eventos recientes, como lesiones que podrían ser la causa.
  • Es posible que le pida que realice una serie de pruebas para descartar otras enfermedades comunes relacionadas con el dolor de pecho, como la osteoartritis, la enfermedad pulmonar, los problemas gastrointestinales o las infecciones en las articulaciones. Luego podría pasarle una radio, un escáner o una resonancia magnética, así como un ECG.
  • Dígales si tiene enfermedad cardíaca, hepática o renal, presión arterial alta, úlceras o hemorragia interna en el pasado. Dichos detalles le permitirán al médico adaptar el tratamiento del dolor a su propia situación y tendrá finalmente el conocimiento de cómo se debe tratar la costocondritis.

2.- Tome los antibióticos que recomienda. Si su costocondritis es causada por una infección de la articulación, su médico probablemente le recete antibióticos que debe tomar por vía oral o intravenosa.

  • Esto generalmente no es necesario porque las infecciones rara vez son la causa de la costocondritis, pero es bueno tomar en cuenta cualquier aspecto para saber cómo tratar la costocondritis.

3.- Discute medicamentos con tu doctor. Si el dolor no desaparece después de varias semanas y los antiinflamatorios no esteroides no funcionan, su médico puede sugerirle algo más fuerte para ayudarlo a aliviar el dolor. Estos son los tipos de medicamentos que podría recomendarle para tratar la costocondritis.

Lee Tambien:  Qué Porcentaje Del Cerebro Usamos – Todo Sobre Esta Computadora Biológica!
  • Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos se venden con recetas similares al ibuprofeno. Es el tratamiento principal contra la costocondritis. Si los toma por un período de tiempo suficiente, debe permanecer en observación porque podrían dañar el estómago y los riñones.
  • Fármacos que contienen codeína, como Vicodin, Percocet, etc. Estas drogas pueden ser adictivas.
  • Algunos antidepresivos y algunos medicamentos para el accidente cerebrovascular también pueden ser efectivos para controlar el dolor crónico.

4.- Considere procedimientos más invasivos. La mayoría de los casos de costocondritis sanan solos con el tiempo. Sin embargo, si el dolor sigue siendo insostenible, su médico puede sugerir las siguientes soluciones.

  • Inyecciones de corticosteroides y drogas anestésicas directamente en la articulación dolorosa.
  • Estimulación eléctrica subcutánea de los nervios. Esta técnica utiliza señales eléctricas para interrumpir las señales de dolor e impedir que lleguen al cerebro.

5.- Discuta las opciones quirúrgicas si nada funciona. Esto a veces es necesario, especialmente si el cartílago ha sido muy dañado por la infección.

  • Cuando se combina con antibióticos, esta solución a menudo da buenos resultados.
  • Después de la curación, acuda al médico una vez al año para verificar que el cartílago esté bien cicatrizado.

Te sugerimos leer: Dolor En Las Piernas Y Entumecimiento: Síntomas Y Posibles Tratamientos

la costocondritis

Tratar la costocondritis desde casa

6.- Pruebe analgésicos de venta libre. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos normalmente deberían ser efectivos. Pregúntele a su médico si puede recomendarlo. Por lo general, deberían relevarlo un poco.

  • Si está tomando medicamentos recetados para esta condición o cualquier otro problema, debe consultar a su médico antes de tomar un medicamento sin receta. Él podrá asesorarlo e informarle sobre cualquier interacción entre el medicamento de venta libre y otros medicamentos.
  • Siga la dosis y consulte a su médico nuevamente si los toma durante varios días. Nunca tome más de la dosis indicada en la receta médica, pues esto podría afectar la manera de tratar la costocondritis.
  • Hable con su médico antes de tomar cualquier medicamento, incluso si son medicamentos de venta libre, si tiene enfermedad cardíaca, presión arterial alta, enfermedad renal, enfermedad hepática o tiende a úlceras estomacales. o sangrado interno.

7.- Descanse para permitir que su cuerpo se cure. Esto podría llevarlo a evitar actividades deportivas intensas durante varias semanas. La costocondritis suele ser el resultado de una actividad que estira el cartílago y los músculos de la caja torácica. El tratamiento principal recetado por los médicos es el descanso, evitando actividades que podrían causar molestias. El dolor generalmente debería desaparecer después de varios días o semanas, pero a veces puede llevar meses, para tratar la costocondritis con efectividad haga lo siguiente.

  • Descansa hasta que no sientas dolor.
  • Vuelve a introducir las actividades deportivas en tu vida poco a poco para darte tiempo para reconstruir tus músculos y energía perdidos.
  • Preste especial atención a las actividades que requieren cambios repentinos de dirección, que aplican una mayor presión sobre los músculos del tórax o que pueden exponerlo a golpes en el torso. Esto incluye deportes como tenis, béisbol, golf, baloncesto y karate.

8.- Aplicar calor en el área. Esto puede ayudar a aumentar la circulación sanguínea y relajar los músculos tensos.

  • Use una botella de agua caliente o una manta eléctrica.
  • No aplique calor directamente sobre la piel. Si usa una botella de agua caliente, debe envolverla en una toalla para evitar quemaduras.
  • Aplique calor por varios minutos, luego quítelo para permitir que su piel se refresque.

9.- Pon una bolsa de hielo en la articulación. El dolor debería ser donde se unen las costillas y el esternón. El hielo ayudará a reducir la hinchazón y calmar la inflamación.

  • Un bolsillo de guisantes congelados o maíz envuelto en una toalla también puede servir como una bolsa de hielo improvisada.
  • No aplique la bolsa directamente sobre la piel.
  • Después de 15 a 20 minutos, saca tu bolsillo y deja que tu piel se caliente. Repita de tres a cuatro veces al día.

10.- Estira los músculos tensos del cofre. Tenga cuidado e ir despacio después de obtener la aprobación de su médico. Podría enviarte a un especialista para aprender los ejercicios más adecuados para tu lesión y que logres tratar la costocondritis.

  • Comience por estirar los músculos del torso mientras respira profunda y lentamente.
  • Cuando se sienta listo, puede comenzar estirando los músculos pectorales. Por ejemplo, usted puede pedir a sus antebrazos contra el marco de la puerta antes de que se incline hacia delante lentamente hasta que sienta los músculos de los hombros y estirar alrededor.
  • Las posturas de yoga combinadas con ejercicios de respiración profunda también pueden ayudarlo a relajarse y estirarse. Prueba la postura de Sphinx. Acuéstese boca abajo y descanse sobre los codos. Luego infle el torso estirándolo hacia arriba y hacia atrás.
  • Si este ejercicio le duele, debe detenerse ahora mismo para evitar lastimarse.

11.- Pruebe diferentes posiciones para dormir. Pruebe varios hasta que encuentre uno que reduzca su incomodidad. Intenta evitar las posiciones que apoyan la articulación dolorosa.

Lee Tambien:  Cómo Tratar Quemaduras En Niños – 14 Consejos Para Ayudarte
  • Probablemente no podrá dormir boca abajo.

12.- Mejora tu postura para reducir la presión sobre el torso. Si se sienta o se para con la espalda, agravará la costocondritis y aumentará la incomodidad.

  • Practique sentarse, pararse y caminar con un libro balanceado en su cabeza.
  • Concéntrate para inflar el torso y deja que tus hombros retrocedan.

Te interesara leer: 6 Posibles Causas Del Dolor De Caderas Y Sus Diferencias.

tratar la costocondritis

Pasos para comprender las causas y síntomas al tratar la costocondritis

13.- Sepa cómo reconocer los síntomas. La costocondritis puede causar incomodidad significativa. Las personas que la padecen describen el dolor de la siguiente manera:

  • dolor agudo y punzante, como presionado en el costado del esternón, generalmente en la cuarta, quinta y sexta costilla
  • el dolor también se extiende al vientre y la espalda
  • podría extenderse en más de un lado y empeorar cuando tose o respira profundamente

14.- Sepa cómo marcar la diferencia con un ataque al corazón. Dado que el síntoma principal es el dolor en el pecho, puede ser difícil distinguir la costocondritis de un ataque cardíaco. La principal diferencia radica en el hecho de que durante una costocondritis, el área dolorosa también se vuelve dolorosa y el médico puede desencadenar el dolor al sentir el área. Aun así, si tiene dolor en el pecho, debe ir al médico inmediatamente para descartar un posible ataque al corazón.

  • Al igual que con un ataque al corazón, el dolor generalmente está en el lado izquierdo. Puede ser agudo y empeorar cuando respira profundamente, cuando gira su cuerpo o mueve su brazo.
  • Un ataque al corazón por lo general causa un dolor sordo asociado con entumecimiento en el brazo o la mandíbula.

15.- Sepa cómo reconocer las causas. La costocondritis puede ser el resultado de muchas cosas. Estos son algunos de los más comunes y que debe tener siempre presente al momento de tratar la costocondritis:

  • una lesión que daña el cartílago entre la costilla y el esternón (esto podría incluir un accidente cerebrovascular, un objeto pesado, tos severa o una infección del tracto respiratorio superior que causa tos) Artritis en la articulación (osteoartritis, artritis reumatoide y espondilitis anquilosante pueden causar dolor en el pecho)
  • una infección de la articulación debido a tuberculosis, sífilis o aspergilosis (algunas costocondritas son causadas por una infección bacteriana después de la cirugía)
  • un tumor que infecta la articulación
  • en algunos casos, la causa no está clara

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.