Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

Cómo Tener Buenos Modales – 22 Pasos Para Demostrarlos En Todo Momento

Los buenos modales son el arte de comportarse en armonía con la sociedad, ser respetuoso, cortés y considerado con los demás. Excelentes formas de mejorar sus relaciones con personas que conoce y con las que conoce. Aquí te mostraremos como cultivarlos para que logres tener buenos modales.

lograr tener buenos modales

Recomendaciones para tener buenos modales

1.- Use frases básicas educadas. Di “por favor” y “gracias” cuando sea necesario, incluso con el empleado de Mc Donald. Su cortesía y respeto son notados por aquellos con quienes está hablando, y eso puede ser muy importante.

También diga “Disculpe” en lugar de un “perdón” simple y breve cada vez que colisione accidentalmente con alguien, o si tiene que abandonar brevemente una empresa.

2.- Mantenga la puerta a los demás. No tienes que ser un hombre para hacerlo. Si alguien quiere ir tras usted, deténgase y sostenga la puerta, diga: “Después de usted, señora / señor” si la persona es extranjera para usted; de lo contrario, cite su nombre en lugar de la forma de cortesía.

Si no está seguro de si a la persona le gustará la puerta abierta o no, pídala educadamente. Diga: “¿Puedo abrazarte la puerta?” Esto le da a la otra persona la oportunidad de aceptar o rechazar la oferta y usted podrá tener buenos modales.

3.- Habla cortésmente. No hables demasiado fuerte, pero sí lo suficiente para ser escuchado; no use jerga o palabras que sean demasiado familiares (como “funciona”, “dobladillo”, “así que, entonces…” y así sucesivamente).

No eluda ciertos fines de palabras. Por ejemplo, en lugar de decir: “no capab” “intenta articular” no capaz”.

No hables de cosas crudas como cosas orgánicas, chismes, chistes obscenos, malas palabras o cualquier cosa que a tu madre (o a un ser querido) no le guste escuchar.

No interrumpa o contradiga a otra persona mientras está hablando. Aprenda a escuchar y hablar cuando sea su turno de hacerlo.

4.- Levántese y dé su asiento en el transporte público. Si se encuentra en un tren o autobús abarrotado y observa a alguien que está luchando para mantenerse despierto (como una persona mayor, una mujer embarazada o alguien que está abarrotado de paquetes), dele su lugar. Decir algo como “Por favor, toma mi lugar” puede hacer que la situación de la otra persona sea menos dolorosa. Si la otra persona se niega, manténgase educado; diga: “No dude en decirme si cambia de opinión”, esta es una excelente opción para tener buenos modales.

5.- Hágalo un hábito para felicitar a la gente. Ofrezcan felicitaciones a cualquier persona que haya tenido éxito recientemente (como haberse graduado u obtenido un ascenso), que haya cambiado de estado (que acaba de casarse o tuvo un hijo) o que tenga en otro lugar, hace algo digno de alabanza.

Sé un buen jugador. Felicite a todos los que lo golpearon durante un evento deportivo, elección u otra competencia.

6.- Se cortés mientras manejas. Conducir con buenos modales puede parecer desactualizado, pero en realidad es una cuestión de seguridad vial. Intenta seguir estos consejos:

  • Deténgase cuando llegue a un cruce o una parada; si otro conductor no parece saber qué hacer, hágale entender que puede pasar.
  • Dar prioridad a los peatones y tratar de adelantar a los ciclistas dejando tanto espacio como sea posible. Recuerde que su vehículo de dos toneladas es mucho más peligroso para ellos que para usted; Por lo tanto, es su responsabilidad garantizar la seguridad de todos.
  • No hagas colas de pez ni bloquees el acceso a otros vehículos en tu línea.
  • Use los intermitentes, incluso si no hay nadie alrededor, puede haber un peatón o ciclista que aún no haya visto.

buenos modales

7.- Sepa cómo saludar a los demás. Ya sea que se encuentre en un entorno sofisticado o no, la base de todos los buenos modales es reconocer la presencia de otra persona (no hacerlo puede confundirse con un insulto en la mayoría de las situaciones). He aquí cómo hacerlo:

Si saluda a alguien que conoce, un familiar o un amigo cercano, una fórmula familiar es suficiente. Se puede resumir como “Hola, ¿cómo estás?”

  • Si saluda a una persona mayor, un socio comercial, un miembro del clero o un conocido formal, siga los saludos clásicos a menos que se le haya pedido que esté más familiarizado. Salude a la otra persona usando su título (como “Madame Dupont” o “Monsieur l’Abbé”), o use “Monsieur” o “Madame”. Evite la familiaridad, como decir “hola” o “hola” y trate de hacer oraciones completas. Algo así como, “Hola señora Smith, ¿cómo estás?” puede encajar bastante
  • Haga los gestos de cortesía que acompañan a los saludos. Para los saludos de rutina, puede elegir cómo proceder con esta persona: no puede hacer nada o abrazarlos, darles un apretón de manos o cualquier otro gesto relativo con su grado de intimidad con esa persona. persona. Para saludos más formales, es más apropiado dar la mano o inclinar ligeramente la cabeza. Si la persona que estás saludando en modo de protocolo te toma en sus brazos o te envía un beso, acepta este gesto con elegancia, así podrá mostrar que puede tener buenos modales.

8.- Sepa cómo administrar presentaciones con clase. Si está en compañía de dos personas que no se conocen pero ambos lo saben, es su trabajo hacer las presentaciones, sigue estos pasos:

  • La persona que tiene la posición social más alta debe ser presentada a la persona cuyo rango es más bajo. Esto significa que la persona de menor rango debe ser presentada al que tiene un estatus más alto, por ejemplo: “Señora Dupont, permítame presentarle a mi querido amigo, Fabienne Lagarde.” En este caso, Fabienne es la persona con el rango más bajo). Esto es relativamente fácil de hacer en ciertas situaciones, pero aquí algunas sugerencias para situaciones menos obvias: las personas más jóvenes deben conocer a las personas mayores, los hombres deben ser presentados a las mujeres, los laicos deben ser presentados al clero, los civiles a los militares u otras personas de mayor rango.
  • Comience las presentaciones nombrando primero a la persona en la posición más alta y luego diciendo, “Permítame presentarle a…” o “Aquí es tal y tal…”, y asígnele un nombre a la persona que aparece a continuación.
  • Cuando las dos personas se hayan saludado, ofrezca información sobre cada una. Por ejemplo, podría decir: “Conozco a Jessica de la escuela primaria” o “La señora Smith es la mamá de mi mejor amigo”. Lo que sea que diga, debería comenzar una conversación que se supone que debe mantener.
  • Cuando le hayan presentado a otra persona, mírelos a los ojos y recuerde su nombre. Después de las presentaciones, salude a esta persona y diga algo como “¿Cómo estás?” o “Es un placer conocerte” y ofrece un apretón de manos.

9.- Siempre tenga una apariencia irreprochable. Ya sea que vaya a la universidad, al trabajo o simplemente a la tienda de abarrotes local, sus modales perfectos pasarán desapercibidos si su ritmo deja algo que desear. Tome una ducha cada mañana y mantenga su cabello, piel, uñas y ropa perfectamente limpios. Use ropa lavada y planchada que sea consistente con el lugar al que se dirige (ya sea un uniforme escolar, una vestimenta de trabajo o un atuendo informal si su trabajo lo permite).

10.- Haga cartas de agradecimiento. Siempre que haga un regalo o un favor, envíe una nota de agradecimiento en los días siguientes (o semanas, para eventos más grandes, como una fiesta de cumpleaños). Evoque su gratitud por el regalo o el servicio prestado y lo satisfecho que está con la amistad que le brinda y demostrará tener buenos modales.

Tenga en cuenta que un correo electrónico de agradecimiento puede ser apropiado en ciertas situaciones, como en el trabajo o para alguien que vive lejos de usted y para quien un correo electrónico es más apropiado. Sin embargo, siempre que sea posible, es preferible enviar una palabra de agradecimiento escrita a mano para que muestre cómo es posible tener buenos modales.

Te recomendamos que leas más acerca de: Cómo Mostrar La Madurez – 18 Consejos Para Que Proyectes Tu Adultez

los buenos modales

11.- Use su teléfono solo en los lugares apropiados. Por ejemplo, es grosero usarlo en el baño, en medio de una conferencia, cuando sirve, en la iglesia o (a veces) en transporte público, si te molesta usarlo o si estás deslumbrado, es mejor guardarlo.

Cuando tenga una conversación telefónica en un espacio público, tenga en cuenta que todo lo que diga no será privado. Mantenga su voz en un registro confidencial, en general, las personas que tienen buenos modales no evocan problemas privados embarazosos en un lugar público, eso no es parte de tener buenos modales.

Cuando esté hablando por teléfono, no hable con otras personas en la sala también. No hay nada peor que tener una conversación telefónica con alguien que está hablando al lado, que probablemente no está escuchando lo que estás diciendo, y no estás seguro de si te están hablando o si enviamos a alguien más Si alguien intenta hablar contigo, di que estás en el teléfono y que tu mensaje ha sido recibido.

Evite usar la computadora mientras habla por teléfono a menos que tenga una relación con el cliente. Es muy grosero y desagradable cuando estás tocando un teclado.

Cuando te inviten con otras personas en la sociedad, recuerda sacar tu teléfono móvil. Esto supone que estaría mejor en otro lugar, con otra persona y que su empresa actual no tiene importancia.

No llame antes de las 8 a.m. o después de las 8 p.m., a menos que sea una emergencia o una llamada de larga distancia. No llame durante las comidas o durante el trabajo o horas de estudio. No esperamos verte en estos momentos a menos que tengas una cita. Esto incluye el envío de textos electrónicos, aunque obviamente no se escribe un SMS para una emergencia.

12.- Asegúrese de que el número que está marcando sea el correcto. Si molestas a alguien porque es un número equivocado, ¡ten la decencia de decir que lamentas sinceramente haber hecho un número equivocado! No solo cuelgues. Esta persona puede estar enferma, en silla de ruedas o anciana, etc. Por lo tanto, debe mostrar respeto y disculparse por las molestias. De manera similar, si alguien lo llama por error, responda cortésmente que estaba equivocada, eso es parte de tener buenos modales.

13.- ¡Comprueba el tono de tu voz! Transmite más que solo sonido y refleja tu carácter y personalidad, ¡incluso por teléfono! Recuerde que su interlocutor no puede verlo; su voz se convierte en la expresión de su fisonomía, sus gestos, su personalidad y carácter. Siempre revisa tu voz cuando hablas; hablar de una manera agradable y distinta. ¡Haz una sonrisa en tu voz! Lo que escuche le dará una impresión positiva o negativa.

14.- Tenga conversaciones cortezas. No sea brusco al decir lo que quiera cuando su interlocutor conteste el teléfono, puede molestar y sorprender a quien eres, también dará la impresión de ser muy grosero, lo cual no es bueno si tiene que pedir un servicio.

Esto le dará una mala impresión antes de haber hecho su pedido. No diga “¿Quién es?”, fue usted quien llamó, así que preséntese, diga quién es usted y lo que quiere, ¡cortésmente! Digamos, por ejemplo: “Hola, soy la señora María, me gustaría hablar con Andrés. ¿Está a su alcance? “Si la persona no está allí, dígale a la persona que está al final del teléfono si va a volver a llamar más tarde o solicite una devolución de llamada.

Si desea información, diga: “Hola, aquí señora María. Vi un anuncio en el periódico local para un puesto de asistente; ¿este trabajo siempre debe tomarse? Cuando haya terminado, diga: “Gracias por su ayuda. Adiós “y sé sincero! ¡Entonces asegúrate de darles tiempo para decir adiós también!

15.- ¡Dale a los demás tiempo para contestar el teléfono! Podrían estar en el jardín, tejer, hacer un pastel, lavar el automóvil o estar en el otro extremo de la casa. ¡No dejes que suene tres veces y cuelgues! ¡Es molesto si corres y no queda nadie en la línea cuando recoges!

16.- No pases una hora (o más) hablando con alguien. ¡No pierda el tiempo de los demás e interrumpa el entorno de su hogar! ¡Este es uno de los mejores consejos para una conversación agradable! No querremos saber más de usted… con eso podrá demostrar cual es el significado de tener buenos modales.

17.- Sepa cómo responder el teléfono. Se amable y educado y di “Hola”; no diga “Hola, aquí el call center a su orden” o “Pedro Pérez  en el dispositivo”. Hoy en día, se ha vuelto demasiado peligroso, si está solo y no sabe quién está en la línea, no le diga que no hay nadie en casa o que su cónyuge está trabajando. Siempre haz que se sepa que hay alguien. ¡Sea sabio, tenga buenos viejos principios y use el sentido común! Protéjase.

Si la llamada es para otra persona, diga algo como, “Un momento por favor, lo llamaré”. Descanse suavemente el auricular. Si la persona solicitada no está disponible, diga: “Lo siento, pero Pedro no está disponible en este momento. ¿Puedo llevarle un mensaje y pedirle que te devuelva la llamada?

Puede llamar tu atención la siguiente publicación: 9 Técnicas Para Desarrollar Tu Personalidad Y Ser Influyente

tener buenos modales

18.- Sé paciente educadamente. Si tiene dos llamadas diferentes al mismo tiempo, siempre debe disculparse y reanudar la conversación más adelante, diga: “Lo siento, pero ¿puede esperar un momento? Mi jefe tiene algo que decirme” y espere la respuesta de la persona. Si la otra conversación dura más de un minuto, sería mejor preguntar: “¿Puedo devolverte la llamada?” Mi madre quiere hablar conmigo y podría tomar unos minutos más”.

En caso de que necesite ir al baño, diga algo para interrumpir la conversación sin entrar en detalles. Todo lo que necesitas decir es: “¿Puedes esperar dos minutos? Soy tuyo rápidamente”, son cosas que aunque sencillas demuestran lo que es tener buenos modales.

19.- No coma con la boca abierta. Esta es una regla obvia, pero puede olvidarse fácilmente si disfruta de un delicioso plato.

  • Discúlpese cada vez que tenga que abandonar la mesa.
  • Pide un plato o condimento. Nunca revise el plato de otro invitado para alcanzar algo; en lugar cortésmente pídale a la persona sentada a su lado que le dé el plato con la salsa.

20.- No ponga los codos en la mesa cuando come. Es una costumbre muy arraigada mirar a las personas que ponen los codos sobre la mesa durante una comida. Sin embargo, se tolera al final de la comida o antes de que haya comenzado, es un excelente ejemplo de lo que es tener buenos modales.

21.- Sepa cómo manejar las situaciones de protocolo y las que son más relajadas. Uno de los aspectos más intimidantes de una cena puede ser no saber cómo usar los cubiertos y la vajilla. Aquí hay una descripción general rápida de la cosa:

  • Si olvida los detalles del protocolo, recuerde lo básico: “siempre comience con los cubiertos colocados afuera”. Esto básicamente significa que si hay cubiertos en ambos lados de la placa, empiezas con los que se colocan más a la derecha e izquierda para avanzar gradualmente hacia la placa sobre la marcha. la llegada de los platos.
  • Si eso no funciona, solo observa lo que otros están haciendo.
  • Para una ocasión menos formal, debe tener un plato frente a usted.
  • Inmediatamente a la izquierda del plato, tendrá dos tenedores, el que está más cerca del plato es el destinado al plato principal; lo siguiente se usa para entrada o aperitivo.
  • El cuchillo que se usa para el plato principal de la cena está inmediatamente a la derecha del plato con el borde de la placa; luego encontrarás dos cucharas. La cucharada es la de la extrema derecha; la cuchara de postre (o café) está entre la cuchara de sopa y el cuchillo.
  • Su vaso debe colocarse justo encima del cuchillo. Otras gafas se colocarán a la derecha.
  • Puede tener un plato de ensalada pequeño a la izquierda de las horquillas.
  • También podría tener un plato pequeño para el pan en la parte superior izquierda de la placa principal con un pequeño esparcidor de mantequilla. Usa el cuchillo de mantequilla para poner un poco en tu plato; luego usa el cuchillo para extender la mantequilla sobre el pan.

21.- Sepa cómo sostener sus cubiertos al momento de demostrar tener buenos modales. Tu forma de mantenerlos dependerá de tus orígenes. Hay dos, bastante apropiado:

  • El estilo americano: cuando cortas comida, transfieres el tenedor de tu mano dominante a tu mano no dominante. Cuando le corten la comida, coloque la cuchilla del cuchillo en el borde del plato y coloque el tenedor en su mano dominante para poner comida en su boca.
  • Estilo continental: la horquilla se queda en la mano izquierda, mientras que usa la mano derecha para sostener el cuchillo y cortar la comida. Cuando haya terminado de cortar, puede dejar el cuchillo en el borde del plato o mantenerlo en su mano.

22.- Sepa cómo descansar sus cubiertos. La forma en que deja sus cubiertos le dice al personal del servicio de mesa si ha terminado de comer o simplemente toma un descanso. Para una buena comprensión de estas recomendaciones, imagine su plato como si fuera la esfera de un reloj.

Si ha terminado de comer, coloque el tenedor y el cuchillo paralelos entre sí en el centro de la placa, de modo que las mangas estén posicionadas aproximadamente a las cuatro en punto.

Si tiene la intención de seguir comiendo, coloque el tenedor y el cuchillo transversalmente, de modo que la parte superior de uno apunte a las ocho en punto y el mango del otro a las cuatro en punto, no hay mejor opción de dejar claro como tener buenos modales.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.