Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

La Fiebre Y La Alteración En La Temperatura Del Cuerpo Humano!

Es la fiebre un síndrome (conjunto de síntomas y de signos) cuyo principal signo es la hipertermia. Aunque no es imprescindible, ya que puede haber fiebre sin hipertermia. Se dice que la hipertermia es el principal signo, el más fácil de medir, el más frecuente y el primero que se manifiesta. Es la fiebre la respuesta del organismo a agentes infecciosos de la naturaleza (que es lo frecuente) o a posibles causas no infecciosas (lesiones en determinados territorios nerviosos, toxinas de resorción, etc). Hablamos de fiebre séptica en el primer caso y en el segundo de fiebre aséptica. Con la fiebre la temperatura del cuerpo humano comúnmente aumenta.

La normal temperatura del cuerpo humano.

La normal temperatura del cuerpo humano cambia según la persona, las actividades, la edad y el momento del día. La temperatura del cuerpo humano normal promedio aceptada generalmente es de 98.6°F o 37°C. Algunos estudios han demostrado que la temperatura del cuerpo humano “normal” puede tener un rango amplio que va desde los 97°F o 36.1°C, hasta los 99°F o 37.2°C.

La temperatura del cuerpo humano superior a los 100.4°F o 38°C indica casi siempre que una persona tiene fiebre a causa de una enfermedad o de una infección. Normalmente, la temperatura del cuerpo humano cambia a lo largo del día.

La normal temperatura

Interesante artículo: Las Diferentes Vías De Administración De Medicamentos!

Signos de la fiebre y la temperatura corporal del cuerpo humano.

Los signos de la fiebre son los siguientes:

Trastornos circulatorios:

Aumenta el pulso en forma paralela con la temperatura; corresponde un aumento a cada grado de elevación de temperatura de 10 a 15 pulsaciones por minuto. Se trata de fiebre dinámica cuando el pulso es fuerte; de fiebre adinámica cuando es el pulso débil desde el principio y consecuente al agotamiento cardíaco, y de fiebre disociada cuando no se nota aumento de pulsaciones en conjunto con el aumento de la temperatura.

Presión arterial:

Aumenta la presión arterial al estallar un acceso agudo de fiebre, aunque cuando se estabiliza la temperatura del cuerpo humano, suele estar normal o subnormal. Cuando aumenta rápidamente la temperatura central hay vasoconstricción periférica (siente el enfermo frío y padece de temblores febriles: es éste el estado de escalofrío). La temperatura del cuerpo humano en este momento aumenta ya que el calor producido supera ampliamente al calor eliminado. Llegada a su máximo la temperatura sobreviene una periférica vasodilatación (siente el individuo calor y trata de buscar lugares frescos, hay flacidez muscular, sudor profuso y una rápida caída de la temperatura). En este instante prevalece la pérdida de calor sobre la producción.

Trastornos respiratorios:

Aumenta la frecuencia respiratoria con relación a la subida de temperatura (y se conoce como polipnea térmica).

Trastornos digestivos:

Se hallan disminuidas las secreciones del aparato digestivo en general, del mismo modo que el peristaltismo gastrointestinal, ya que existe tendencia al estreñimiento. Existe también apetito disminuido o abolido, no obstante, en cambio, aumenta la sed.

Presión arterial

Trastornos humorales:

La sangre durante la fiebre, se concentra y disminuye la cloremia, así como también la cantidad de orina y la excreción de cloruros. Se produce esto aunque se consuman cloruros en suficiente cantidad. Y si sube más aún, se ve que se retienen fácilmente en el líquido intersticial. En el instante del descenso de la temperatura se diluye la sangre, se produce una poliuria y ocurre una descarga de los cloruros retenidos.

También existe un aumento del catabolismo proteico durante la manifestación de la fiebre con una mayor secreción de urea, que se resalta en el instante del descenso de la temperatura. Aumenta también el catabolismo graso durante la fiebre. Y cuando no aporta la dieta suficientes hidratos de carbono se genera una tendencia a la acidosis. Verificamos en el análisis de orina una albumina denominada febril.

  • Trastornos del sensorio: Se encuentra el individuo paranoico, delirante y en algunos casos deprimido.
  • Facies: Vemos lo que se denomina facies febril. Así pues que el sujeto febril presenta una expresión poco vivaz, existe atontamiento y en ocasiones delirio.
  • Hipertermia: Como habíamos mencionado, es el principal signo de la fiebre, aunque no es imprescindible, y es un aumento en la temperatura del cuerpo humano por encima de lo que usualmente se considera normal, y que es provocado por un evento fisiopatológico (inflamación, infección). No hay que confundir la fiebre con la hipertermia. Es la fiebre un mecanismo que se encuentra presente en todos los animales, y que procede como respuesta adaptativa, ayudando al cuerpo a que combata los organismos que provocan enfermedades y surge en respuesta a ciertas sustancias denominadas pirógenos que se derivan de bacterias o de virus que invaden el cuerpo, o que por las propias células son producidas.

La normal temperatura del cuerpo humano oscila entre 35 y 37 °C. ​ Pueden las fiebres por encima de los 40,5 °C amenazar proteínas de importancia vital, generando estrés celular, necrosis de tejidos, infarto cardíaco, delirios y ataques paroxísticos. Dado al sistema inmunitario poco desarrollado con el que los niños cuentan, son más propensos a sufrir elevadas fiebres.

Pirógenos exógenos.

Son sustancias externas al cuerpo humano. Se puede tratar de microorganismos, que son productos de los microbio como las endotoxinas liberadas por bacterias gram (–), o el peptidoglicano de las bacterias gram (+) o el ácido lipoteicoico; agentes químicos (fenotiazidas, anfotericina).

Origen microbiano.

  • Bacterias gram (–) “Lipopolisacáridos”.
  • Peptidoglicanos.
  • Bacterias gram (+).
  • Micobacterias.
  • Exotoxinas.
  • Virus.
  • Hongos.
  • Espiroquetas.

Origen no microbiano.

  • Complejos inmunes.
  • Esteroides pirógenos.
  • Inducidos por la linfocina.
  • Polinucleótidos.
  • Coadyuvantes sintéticos.
  • Bleomicina.
  • Cristales de urato.

Pirógenos endógenos.

  • Son los pirógenos endógenos citoquinas que inducen fiebre y además incluyen a la Interleucina-1 (IL-1), IL-8, IL-6, IL-12, interferón-g (IFN-g), macrophage-inflammatory protein-1 (MIP-1) y también el factor de necrosis tumoral (TNF).
  • Polipéptidos generados por una variedad grande de células del hospedador como los macrófagos o monocitos, células neoplásicas que revelan la existencia de fiebre en cánceres.

Convergen los pirógenos endógenos a una región cerebral que se encarga de regular la fiebre, el área preóptica del hipotálamo anterior. Mecanismo controvertido, porque los pirógenos endógenos tienen que poder atravesar la barrera hematoencefálica la cual es pacticamente impermeable a ellos. Se evidencian al menos dos rutas: el transporte activo por medio de la barrera hematoencefálica por específicos transportadores para citoquinas; transmisión de mensaje donde tiene fenestraciones la barrera hematoencefálica, o sea en los órganos circumventriculares sensoriales específicamente en el organum vasculosum laminae terminalis (OVLT).

Aunque  existen otras rutas alternativas: inducen la generación de prostaglandina E2 (PGE-2) la circulación de citoquinas y tal vez prostaglandinas F2a (PGF-2a) penetrable a la BHE, el mediador putativo que es más proximal a la fiebre, esto por las células endoteliales de la microvasculatura cerebral o perivascular como macrófagos meningeales y la microglía. Concisamente trasmisión al POA de los mensajes de pirógenos vía aferentes periféricas (principalmente vagales) que son activado por citoquinas.

Pirógenos endógenos

Signos clínicos de fiebre.

El inicio (un estado frío o de escalofríos).

  • Aumento de la frecuencia cardiaca.
  • Aumento de la frecuencia y también de la profundidad respiratoria.
  • Piel fría y pálida debido a la vasoconstricción.
  • Temblores que son debidos al aumento de contriciones y tensión músculo-esquelética.
  • Aspecto de “piel de gallina” producto de la contracción de los músculos erectores del pelo.
  • Quejas de sensación de frío.
  • Lechos ungueales cianóticos a causa de la vasoconstricción.
  • Retraso de la sudoración.
  • Pérdida de la concentración.
  • Incremento de la temperatura del cuerpo humano.

El curso de la fiebre

Importante que sepas sobre los: Clavos En Los Pies  ¡Entérate Como Deshacerte De Esta Dolorosa Molestia!

El curso de la fiebre.

  • Piel que se nota caliente.
  • Ausencia de escalofríos.
  • Sensación de no sentir ni frío ni calor.
  • Aumento de la sed.
  • Incremento la frecuencia respiratoria y del pulso.
  • Deshidratación de muy leve a severa.
  • Se producen lesiones herpéticas en los labios.
  • Ligera somnolencia, y de incapacidad para descansar, o delirio y convulsiones producto de la irritación de las células nerviosas.
  • Si la fiebre es prolongada se provoca pérdida de apetito.
  • Debilidad, apatía y dolores musculares por el catabolismo proteico.
  • Sudoración.
  • Defervescencia (o declinación de la fiebre).
  • Aparece la piel u tono enrojecido y se nota caliente.
  • Posible deshidratación.
  • Disminución de los escalofríos.

Niveles de fiebre.

  • Febrícula: Cuando se encuentra la temperatura axilar entre 37.0 °C y 37.5 °C. (O cuando se encuentra la temperatura rectal entre 38.0°C y 38.5°C).
  • Hiperpirexia: Cuando la temperatura axilar es igual o bien es mayor que 41 °C. (O cuando es la temperatura rectal igual o superior a los 42°C).
  • Fiebre: Cuando se encuentra la temperatura axilar entre 37.5 °C y los 41 °C. (O cuando se encuentra la temperatura rectal entre los 38.5°C y los 42°C).

En los seres humanos, las temperaturas que superan a los 42 °C son usualmente mortales. Siempre que estemos dudosos de la temperatura axilar de un paciente, es conveniente tomar la temperatura rectal. Será la temperatura real del paciente la que el termómetro nos indique pero restando 1°C a la temperatura nos muestra. Si un paciente por ejemplo, muestra una temperatura axilar y dudamos que esta temperatura no sea correcta (vamos a exponer el caso de un paciente que presente síntomas y signos de fiebre no obstante nos muestra el termómetro una temperatura de 37°C, entonces nuevamente tomaremos la temperatura pero rectal. Si nos indica el termómetro 39.5°C, le restaremos 1°C y esa será pues la temperatura indicativa o sea 38.5°C).

Las causas de la fiebre.

La fiebre habitualmente se encuentra relacionada con la motivación del sistema inmunitario del organismo. Puede en este sentido ser útil, para que tome ventaja el sistema inmunitario sobre los agentes infecciosos, haciendo menos receptivo al cuerpo humano para la replicación de bacterias y de virus, sensibles a la temperatura.

Además de las infecciones, el abuso de anfetaminas es causa de fiebre y también la abstinencia de alguna sustancia psicotrópica en un adicto a ella, así como la admisión de calor emitida por insolación o por maquinarias industriales.

Las causas de la fiebre

Reacciones en el ser humano a las distintas temperaturas corporales.

Temperatura cálida.

  • 37 °C: es la normal temperatura del cuerpo humano; puede esta oscilar entre los 36 y los 37 °C.
  • 38 °C (febrícula): es la temperatura superior a 37 °C pero inferior a los 38 °C durante 24 horas.
  • 39 °C (pirexia): existe un abundante sudor que es acompañado de rubor, con disnea y taquicardias. Puede surgir un cierto agotamiento. Los niños y los epilépticos pueden sufrir convulsiones si se llega a este punto.
  • 40 °C: vértigos, mareos, deshidratación, náuseas, debilidad, vómitos, cefalea y un sudor profundo.
  • 41 °C (urgencia): todo lo anterior pero más acentuado; puede existir también confusión, delirios, alucinaciones y somnolencia.
  • 42 °C: además de lo que anteriormente se mencionó, puede el sujeto tener palidez o rubor. Puede incluso llegar al coma, con hipotensión o hipertensión y una fuerte taquicardia.
  • 43 °C: aquí normalmente se sucede la muerte o como secuelas deja diferentes daños cerebrales, es acompañada de convulsiones continuas y de choque. Puede haber una parada cardiorrespiratoria.
  • 44 °C: en la gran mayoría de los casos sucede la muerte se a los 43 °C de temperatura, sin embargo, existen algunos casos de personas que ha alcanzado una temperatura de 44 °C.
  • 45 °C: son muy pocas las personas que han sobrevivido a los 45 °C de temperatura, ya que la muerte normalmente suele producirse entre los 42 y 44 °C. Suele haber normalmente graves daños cerebrales, aunque existe el caso de personas que luego de alcanzar esa temperatura, han podido llevar una normal vida.

Temperatura fría.

  • 35 °C: es una temperatura levemente baja. Oscila la normal temperatura del cuerpo humano entre los 36 y los 37 °C.
  • 34 °C: cuando la temperatura es menor a los 35 °C se llama hipotermia. Hay grave temblor, pérdida en la capacidad de movimiento en los dedos, cianosis y también confusión. Puede ocurrir cambios en el comportamiento.
  • 33 °C: moderada confusión, arreflexia, adormecimiento, progresiva pérdida de temblor, disnea, bradicardia. No reacciona el sujeto a ciertos estímulos.
  • 32 °C (emergencia): delirio, alucinaciones, gran confusión, muy adormilado pudiendo hasta llegar inclusive al coma. Desaparece el temblor, incluso el sujeto puede creer que es normal su temperatura. Existe arreflexia, o son muy débiles los reflejos.
  • 31 °C: posibilidad alta del coma, es muy extraño que el individuo esté consciente. Hay una ausencia de reflejos, bradicardia grave. Existe la posibilidad de que se generen graves problemas de corazón.
  • 28 °C: graves alteraciones de corazón, pueden estar acompañados de apnea e incluso de aparentar o de estar muerto.
  • 26 a 24 °C o inferior: aquí ocurre normalmente la muerte, esto por alteraciones cardiorrespiratorias, no obstante, han sobrevivido algunos pacientes estando muertos aparentemente a temperaturas inferiores a 14 °C.

Temperatura fría

Que es la hipertermia.

Es la hipertermia un incremento de la temperatura que se ve por encima de la fiebre (de 37 °C a 37,5 °C), se puede esto deber a fallas de los sistemas de evacuación de calor, se puede deber también a una o más patologías que pueda una persona presentar. Es diferente de la fiebre, que es una reacción del organismo en la que eleva esta la temperatura del cuerpo humano a un nivel más alto como réplica inmunitaria a algún agente externo.

Varios tipos de hipertermia.

  • Estrés por calor: tensión fisiológica e incomodidad en ambientes cálidos, sobre todo con actividades física. Son los factores ambientales la temperatura del aire, el movimiento del aire, el intercambio del calor radiante y la presión de vapor de agua. Contribuye el trabajo físico al estrés calórico total de la tarea al originarse calor metabólico en una proporcional forma a la intensidad del trabajo. También influyen la cantidad y el tipo de vestimenta sobre el estrés calórico.
  • Calambres por calor: lesión leve y temprana a causa del calor. Junto con calambres musculares intermitentes en brazos y piernas luego del ejercicio (aumento leve de la temperatura corporal). Se suele dar en personas sanas y jóvenes, y los calambres se encuentran ligados a la hiperventilación, alcalosis respiratoria secundaria y tambien a los niveles de sodio intracelular.
  • Insolación o golpe de calor: supera los 40 °C la temperatura corporal, ocasionándose cambios en el sistema nervioso central por la temperatura elevada.
  • Agotamiento por calor: es el más común de los casos de hipertermia ambiental. Fatiga, confusión, debilidad, cefalea, cuadros vegetativos y anorexia en los jóvenes luego del ejercicio o ancianos con muy poca capacidad cardíaca. Suele permanecer la temperatura por debajo de 38 °C, y suele existir una caída de agua y de sal en el organismo.

tipos de hipertermia

No dejes de saber sobre: Que Es Bueno Para Reducir La Fiebre ? ¡Aprende Como Bajar La Temperatura Corporal!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.