Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

6 Técnicas De Lectura Rápida Para Una Mejor Y Más Eficaz Comprensión

La lectura es una actividad universal. Y sin duda, una de las habilidades más importantes para poder obtener nuevos conocimientos o acceder a la información. Entonces, ¿cómo podemos organizar este proceso de la manera más efectiva y eficiente? Aquí es donde las técnicas de lectura rápida entran en juego.

La buena noticia es que cualquiera puede aprender a acelerar la lectura. Es un activo poderoso que puede impulsar tu carrera, aumentar tu conocimiento y mejorar tu experiencia de aprendizaje.

¿Qué es la lectura rápida?

La lectura rápida es el proceso de reconocer y absorber rápidamente frases u oraciones en una página a la vez, en lugar de identificar palabras individuales.

La cantidad de información que procesamos parece estar creciendo día a día. Ya sean correos electrónicos, informes y sitios web en el trabajo, o redes sociales, libros y revistas en el hogar. Es probable que nos sintamos presionados para superar esta información más rápidamente, de modo que podamos “mantenernos informados” y tomar decisiones informadas.

La mayoría de las personas lee a una velocidad promedio de 250 palabras por minuto aunque algunas son naturalmente más rápidas que otras. Pero, la capacidad de acelerar la lectura podría significar que  se duplica esta tasa. Ahora exploraremos algunas de las técnicas de lectura rápida que puedes aprender.

6 Técnicas de lectura rápida

Técnicas De Lectura Rápida

1.- Técnica del uso de la mano o puntero

Esta es una técnica para mejorar la lectura simple que te permite leer más rápido mientras mantienes un nivel constante de comprensión. ¿Alguna vez has oído hablar del método de puntero? Bueno, la mayoría de nosotros lo aprendió durante nuestros días de escuela. Pero por alguna razón dejamos de usar esta técnica a medida que crecíamos.

El método de puntero fue desarrollado por la creadora de la lectura rápida, Evelyn Wood. Este método implica mover o deslizar el dedo índice como un puntero a través de la página y debajo de la oración que estás leyendo. Esto aumentará tu enfoque y velocidad general. Esta es la forma más rápida de aprender a acelerar la lectura.

2.- Escaneo y vista previa

Las técnicas de escaneo y vista previa pueden mejorar tu habilidad de capturar la idea central de lo que estás leyendo. Para aprender a escanear números, nombres y palabras desencadenantes, esta es una de las mejores técnicas de lectura rápida.

Con el tiempo y la práctica puedes aumentar la velocidad para identificar oraciones clave en un párrafo. Los lectores de velocidad expertos son capaces de leer y comprender toda una página en cuestión de segundos.

Al utilizar esta técnica, asegúrate de buscar elementos como listas, puntos, gráficos, índices y subtítulos. Identifica estos elementos clave antes de entrar en detalles.

No te pierdas estos Consejos para Leer más Existosamente

3.- Lectura rápida de grupos de palabras

La técnica de lectura grupal de palabras se considera la más beneficiosa cuando se trata de técnicas de lectura rápida. Además, es también una de las más difíciles de aprender.

Procesar grupos enteros de palabras implica leer fragmentos de palabras en lugar de leer palabras individuales. El objetivo es disminuir la cantidad de “paradas” que realizan tus ojos mientras lees. Una vez que comienzas a tomar trozos de palabras, tus habilidades de comprensión aumentarán naturalmente. Por lo tanto, tus habilidades generales de lectura mejorarán mucho.

4.- Técnicas de comprensión de lectura

La comprensión de lectura es la capacidad de leer un texto, procesarlo y comprenderlo. Esto suena simple por ahora, pero en realidad no es así. La comprensión puede ser un concepto difícil. El cerebro procesa nuevos conocimientos con pleno conocimiento de la estructura cognitiva existente.

Esto significa que el nuevo conocimiento debe estar relacionado con otro conocimiento que ya está almacenado en el cerebro. La forma en que comprendes lo que lees dependerá de la asociación que realices con la estructura de conocimiento que ya tienes.

¿Por qué es importante?

No puede tener ningún sentido leer si no puedes comprender el significado del texto. O si no puedes integrar la nueva información con estructuras de memoria existentes. La buena noticia es que hay mucho que puedes hacer para mejorar tu comprensión de lectura. Y esto te beneficiará mientras aprendes nuevas técnicas de lectura rápida.

¿Cómo acelerar la lectura y mejorar la comprensión?

  • Mejora tu vocabulario. Para entender lo que lees, necesitas saber qué significan las palabras que estás leyendo, pero esto de ninguna manera es suficiente. Muchas palabras tienen innumerables significados que dependen del contexto en el que se usan. Mejorar tu vocabulario no solo implica la memorización de nuevas palabras. También debes estudiar los diferentes contextos dentro de los cuales esas palabras pueden usarse para transmitir diferentes significados.
  • Técnicas de visualización y memoria. La comprensión humana depende de la capacidad de visualizar y memorizar. Si dominas técnicas como los mapas mentales podrás visualizar y memorizar mejor la nueva información que estás leyendo. Y seguramente mejorarás tu comprensión en el proceso. Además de una mejor comprensión, también podrá recuperar información más confiable.
  • Toma notas y resume. Cuando tomas notas, te obligas a interpretar lo que lees. Si te resulta muy difícil o incluso imposible resumir el texto en notas breves, sabes que no ha comprendido completamente el texto. Lo mejor es resumir solo una vez que hayas leído una sección lógica de texto que trata sobre un concepto específico.
  • Mantén el tema en mente. Si tienes en mente el tema principal mientras lees, te resultará mucho más fácil comprender el verdadero significado de palabras o frases específicas.
  • Ten una vista previa del texto. La comprensión depende en gran medida de la capacidad para comprender el significado de las palabras y frases dentro del contexto. Por esto puedes beneficiarte de leer el texto antes de comenzar a leer. Esta es una de las técnicas de lectura rápida que se ha discutido anteriormente.
  • Hazte preguntas. Después de la vista previa, anota las preguntas principales a las que deseas responder. Cuando leas, para de vez en cuando y hazte más preguntas relacionadas con el texto. Esto te ayudará a organizar tu pensamiento y verbalizar el significado que derivaste del texto.

5.- Revierte malos hábitos de lectura

Para aumentar la efectividad de la lectura, ten en cuenta que ciertos hábitos pueden reducir fácilmente la eficiencia. La mayoría de nosotros desarrolla malos hábitos de lectura cuando crecemos, generalmente en la escuela.

La subvocalización (decir las palabras en tu cabeza) y la regresión (retroceder en el texto) son solo las más comunes. A menudo te retrasarán y tendrán un impacto adverso en tu capacidad de comprensión y procesamiento de textos.

También puedes enfrentar problemas cuando lees en un entorno inadecuado con poca luz o sonidos fuertes o cuando está cansado. Sin embargo, puedes manejar estos problemas con bastante facilidad si estás dispuesto a establecer las condiciones adecuadas para su lectura o estudio.

Puede que quieras aprender cómo Enseñar a su hijo a Leer

6.- Técnica de retención

Cada lado de nuestro cerebro es responsable de diferentes funciones. El izquierdo está más involucrado con la estructura y la lógica y el lado derecho es más artístico. Es importante saber esto para que podamos involucrar a ambas partes para ayudar a retener la información. Si dibujas, se enganchará el lado derecho. Si tomas notas lineales, activarás el izquierdo. Por lo tanto, es mejor involucrar a ambas partes del cerebro cuando intentas retener mejor la información.

La forma más fácil de hacerlo es dibujar un mapa mental de la información que acabas de leer. Si no deseas hacer un mapa, siempre puedes dibujar una imagen rápida con las palabras clave. Lo más importante aquí es involucrar ambas partes del cerebro.

Estas técnicas de lectura rápida te ayudarán no solo a leer con mayor velocidad; también te ayudarán a comprender y retener mejor la información que lees.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.