Para Volverte Erudito

Cómo Superar La Fobia Social. 7 Técnicas De Autoayuda Para Lograrlo

Más que solo timidez, la fobia social causa pánico. Incluso solo pensar en encontrarse o mezclarse con otros puede causar taquicardia, sequedad en la boca, voz temblorosa, respiración rápida, sudoración, malestar estomacal. No es de extrañar que a veces sea más fácil evitar a otras personas. Pero hay pasos que puedes tomar para superar la fobia social.

La fobia social arruina la vida. Se interpone en el camino de lo que deberían ser oportunidades divertidas de conocer y conectarse con los demás. Sí, la mayoría de las personas a veces se sienten un poco cohibidas o se sienten algo tímidas con los demás. Pero la fobia social empeora significativamente la calidad de vida. Una vez que la superas, abres la puerta a nuevas amistades y nuevas oportunidades.

Qué es la Fobia Social?

Se define como la angustia que anticipa una situación social o ansiedad durante o después de esa situación. En el corazón de la fobia social está el temor a la evaluación. Y la evaluación de las personas no es solo una evaluación negativa; Es una evaluación positiva también.

Se sugiere que las personas perciben las consecuencias negativas de una situación social, ya sea que lo hagan mal o bien. Por ejemplo, a las personas que les va bien en el trabajo pueden preocuparles las repercusiones sociales de eclipsar a sus compañeros. En otras palabras, las personas simplemente no quieren sobresalir. Quieren ser tan discretos como sea posible.

7 Técnicas para Superar la Fobia Social

superar la fobia social

Aprender a relajarse en situaciones sociales es la clave. Una vez que te sientes más tranquilo socialmente, entonces pensamientos como: “¿Qué digo después?” Desaparecen porque entras en el flujo y permites que la conversación tome su propio camino natural, sin sentir que tienes que forzarlo. Y ese horrible sentimiento de “todos los ojos están en mí” se desvanece.

Estas siete técnicas de confianza social te ayudarán a sentirte más relajado cuando te encuentres con otros. Y te permitirán comenzar tu viaje de fóbico social a la persona segura que realmente puedes ser.

1.- Prepárate para relajarte

Poca gente piensa en preocuparse como una especie de auto-programación, pero lo es. La intensa preocupación por las próximas situaciones sociales vincula repetidamente la ansiedad a los eventos. No es de extrañar que cuando entres en la situación social en sí, te sientas ansioso, te has programado para sentirte así.

Puedes comenzar a revertir esta tendencia tomando tiempo para pensar en la reunión futura mientras está relajado. Imagina verte relajado y confiado. Haz esto varias veces para que tu cuerpo y mente forjen una asociación nueva y mejor automáticamente en esos momentos.

Aprende fácilmente Cómo Relajar la Mente

2.- Busca situaciones sociales

Imagina que has vivido en una casa durante treinta años, pero siempre evitaste una habitación. Si después de tanto tiempo, te aventuras en la misteriosa habitación, podrías sentirte un poco tenso y ansioso. ¿Por qué? Porque cuanto más evitamos algo, más enviamos el mensaje a la mente inconsciente de que: “Esto es peligroso, por eso lo estoy evitando”.

Entonces tu mente, tratando de ser útil, aumenta el miedo (de lo que estás evitando) aún más. En la naturaleza, evitamos un grupo de árboles porque tiene leones en él o evitamos los bordes del precipicio porque caerse significa la muerte.

Evitamos lo que nos asusta y nos asusta lo que evitamos. Entonces comienza a ponerte activamente en situaciones sociales. De hecho, incluso hacer esto en tu mente, así como en la realidad, ayudará a mostrar a tu mente inconsciente que “esto es normal”.

superar la fobia social

3.- Mira tu entorno

Las personas socialmente ansiosas se enfocan hacia adentro, en sus sentimientos. Los estudios han descubierto que las personas que se consideran tímidas en los entornos sociales tienen un recuerdo mucho peor para los detalles externos del entorno porque han estado mirando hacia adentro, no hacia afuera.

Por lo tanto, tiene sentido enfocarse más hacia el exterior en un esfuerzo por reducir la fobia. Cuando te encuentres en situaciones sociales, haz una nota mental de tres aspectos de la situación en la que te encuentras. Por ejemplo:

  • El color de las paredes
  • Cualquier imagen en las paredes y lo que contienen
  • Lo que otras personas usan

Esto puede parecer extraño, pero te acostumbrará a alejarte de ti mismo, que es, después de todo, para lo que son las situaciones sociales. Y de esta manera comenzar a superar la fobia social.

4.- Haz preguntas

La fobia social nos tiene preocupados por lo que otras personas piensan de nosotros, por lo que nos centramos en otras personas. Cultiva la curiosidad. Haz a las personas preguntas que requieren algo más que una respuesta “sí” o “no”. Recuerda lo que te dicen y refiérete a eso más adelante para demostrar que estuviste lo suficientemente interesado.

Nuevamente, esto obliga a que tu atención se centre de adentro hacia afuera. También es bueno para otras personas, lo que significa que accidentalmente podrías hacer más amigos como un “subproducto” de esta estrategia. Superar la fobia social es tanto dejar de hacer cosas como hacer cosas nuevas.

5.- Desconecta tu imaginación

Tu imaginación es una cosa maravillosa. Y si la usas constructivamente, puede ser de gran ayuda. Pero usarla para asustarte es como usar un martillo para lavar los platos.

Intentar imaginar lo que la gente piensa de ti es un gran no-no. En última instancia, podemos influir en lo que otros piensan de nosotros, pero no podemos controlarlo. Y a medida que te vuelves más confiado en situaciones sociales, te preocuparás menos de todos modos.

superar la fobia social

6.- ¿Qué deseas?

Tu mente necesita instrucciones positivas. En lugar de: “Espero no sentirme aterrorizado como siempre” pregúntate: ¿Cómo me gustaría sentirme en estas situaciones? Y adquiere el hábito de concentrarte en eso.

Busca un objetivo observando momentos en los que te has sentido cómodo con los demás. Luego, puedes preparar tu mente para que actúes de la forma que deseas en situaciones sociales, utilizando estas situaciones como una plantilla.

7.- Ser tú mismo

Parte del tratamiento para superar la fobia social consiste en enseñar a las personas a estar lo suficientemente relajadas como para poder presentar una imagen menos que perfecta. Está bien; las personas que están relajadas tienden a tener mucha más confianza social. No es necesario que te conviertas en el bufón de la fiesta, pero debes estar preparado para mostrar un lado menos que perfecto para ti. Esa es una señal de gran confianza.

El punto es que la fobia social nos hace preocuparnos demasiado por lo que otros piensan. Tratar de presentar un frente perfecto expulsa la espontaneidad, haciéndonos perezosos.

Los pensamientos típicos autoconscientes son:

  • “Espero que nadie note que estoy tenso”.
  • “¿Qué pasa si digo algo incorrecto?”
  • “¿Qué pasa si la gente piensa que soy estúpido?”
  • “¿Quién querría escuchar lo que tengo que decir?”

Todo esto implica que la tensión ocasional, incluso el habla inapropiada, de algún modo están fuera de la norma para la interacción humana. Pero créanme, no lo están.

Preocuparte por esto es una forma de perfeccionismo. Ser un perfeccionista está bien si estás haciendo una cirugía, pero no si estás cumpliendo con los suegros o asistiendo a esa fiesta en casa del vecino.

No es que las personas con confianza social nunca actúen un poco raras. Es que se mantienen relajados cuando cosas extrañas suceden.

Aprende en este artículo Cómo Ser Tú Mismo

Superar la fobia social puede ser el primer paso para que conozcas nuevas personas. Esto no solo ampliará tu lista de amigos, sino que te abrirá las puertas a nuevas oportunidades.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.