Para Volverte Erudito

Síntomas de Sospecha y Certeza del Embarazo

Si de síntomas del embarazo se refiere, cada mujer es un mundo distinto. Algunas de ellas casi ni síntomas presentan, mientras que otras los sienten inclusive antes de confirmar el embarazo. Lo cierto es que cuando se origina el embarazo, el cuerpo de la dama se transforma debido a la acción de las hormonas y se manifiestan cambios importantes a todo nivel. En este artículo te mostraremos cuáles son realmente los síntomas de embarazo. ¡Presta mucha atención!

La única forma fiable de confirmarlo es a través de un test de embarazo, pero aquí puedes conocer cuáles son los primeros síntomas de que estás embarazada.

Conocer precozmente que estás embarazada es fundamental para que la mujer inicie su seguimiento prenatal lo más rápido posible. Las mujeres que quedan embarazadas sabiendo del mismo desde las primeras semanas pueden tomar medidas que suelen beneficiar al feto tales como: mejorar el control de la glucosa en la sangre, utilizar suplementos como ácido fólico e hierro, mejorar la dieta, examinar la presión arterial, tratar infecciones precozmente y también evitar el consumo de drogas o alcohol potencialmente nocivas al bebé en el primer trimestre de gestación.

Por lo general, los primeros signos y síntomas del embarazo surgen tres semanas después de la fecundación. En ciertos casos, sin embargo, el embarazo ya puede llegar a mostrar señales después del sexto día de la concepción. Por lo tanto, a pesar de no ser esto algo habitual, es perfectamente posible que una mujer pueda presentar síntomas durante los primeros días del embarazo.

Antes de continuar, es muy importante resaltar que los signos y los síntomas del embarazo no son los mismos para todas las mujeres. Asimismo, una misma madre puede tener síntomas totalmente distintos entre dos embarazos diferentes. Los signos de gestación también suelen variar en su frecuencia, intensidad y duración.

Debe tener en mente que muchos de los síntomas tempranos de la gestación pueden parecer muy similares a las molestias pre-menstruales que es habitual tener. Las mujeres que no están intentado embarazarse no están muy atentas a las señales de su cuerpo, y los primeros síntomas del embarazo pueden pasar desapercibidos, siendo un poco confundidos con las señales de una menstruación a camino.

¿Cuáles son los síntomas de sospecha del embarazo?

Los signos de presunción de embarazo suelen ser las primeras sospechas y alertan a la mujer de que puede estar embarazada. Se trata de cambios físicos bastante comunes en todas las personas y en ciertas ocasiones el embarazo no es ni siquiera la causa más probable.

• Amenorrea

La amenorrea es conocida como la ausencia de regla y suele constituir el primer síntoma del embarazo. En las mujeres que presentan ciclos regulares insinúan un embarazo si la regla se retrasa alrededor de una semana. Es un poco más complicado de detectarlo si la mujer presenta ciclos menstruales irregulares; inclusive en mujeres con ciclos regulares, en ciertas ocasiones la menstruación se puede retrasar o no presentarse un mes, normalmente luego de un viaje, un choque emocional, una dolencia, entre otras cosas.

Existen circunstancias especiales en las que es completamente natural que la mujer no tenga la regla. Por lo tanto, su falta se considera algo normal y el embarazo puede pasar desapercibido: lo cual es el caso de las niñas o de las adolescentes jóvenes, madres que dan el pecho o mujeres en sus primeros meses de menopausia. En otras ocasiones, muy pocas, la regla persiste a pesar de haber un embarazo, siendo ésta más superficial y corta.

• Dolor pre-menstrual

Es habitual que las mujeres recién embarazadas tengan señales parecidas a la regla. El más característico es un escozor semejante al premenstrual, en otras palabras, hallado en la parte baja del estómago, continuo y sordo, que se puede disminuir con el calor en la área y tomando analgésicos. Sucede básicamente durante las primeras semanas de embarazo, inclusive antes de que la mamá conozca su estado, por lo que lo interpreta como que la regla está por llegar. De ninguna manera hay que confundirlo con otros lamentos abdominales que pueden originarse en el embarazo más avanzado.

Síntomas probables del embarazo

• Náuseas y vómitos

Son síntomas enormemente comunes del embarazo y se manifiestan principalmente por la mañana al despertarse o luego de desayunar, sin embargo pueden ocurrir durante todo el trayecto. Las repugnancias y los vómitos aparecen días después de la implantación del ovocito en el útero, debido a la exasperación hormonal que éste provoca. Para calmar estos signos lo mejor es comer muy poco y a menudo, de modo que el estómago esté siempre ocupado, pero jamás saturado.

• Gran aumento de las ganas de orinar

En las primeras semanas del embarazo, el útero empieza a aumentar de tamaño, redondeándose. De este modo, el útero comprime la vejiga e impide que pueda llenarse totalmente de micción; este suele ser otro síntoma de embarazo. La sensación de ganas de orinar aparecerá previamente. Durante este período es muy importante que la mamá aumente su lavado íntimo para así evadir posibles infecciones de orina. Luego de haber pasado las primeras semanas, el útero crece hacia arriba, ocupando el sobrante de la pelvis y liberando la vejiga. Durante los últimos meses de embarazo las ganas de hacer pis volverán con mucha más frecuencia.

• Sueño y cansancio

El sueño y el cansancio también pueden ser unos de los primeros signos de embarazo de la madre. En las primeras semanas de embarazo la mamá puede sentirse bastante cansada y con muchas ganas de acostarse a lo largo del día. En estos acontecimientos lo mejor es reposar siempre y cuando sea opcional. Este estado suele disminuir a las pocas semanas, sin embargo en ciertas ocasiones persiste una sensación continua durante todo el embarazo; en este caso el médico debe dejar al margen la existencia de una anemia o de hipersomnia (ensueño o somnolencia excesivas en horas diurnas).

• Cambio de gustos

Los cambios hormonales que suelen surgir en el organismo de la mujer embarazada pueden transformar las nociones del gusto y del olfato. Es frecuente que la mujer embarazada se antoje de ciertos alimentos que asiduamente no come o, por el contrario, repudie otros, dado que la inducción de los mismos es más intensa. Lo mejor es que la madre satisfaga sus gustos sin renunciar a una dieta estable en la gestación.

• Mareos y desmayos

Los cambios hormonales del embarazo provocan que los órganos de nuestro cuerpo se modifiquen, entre ellos el cerebro y el corazón, lo cual son los responsables principales de los mareos y de los desmayos. El estrógeno y la progesterona hacen que el flujo de sangra sea un poco lento y aumente hacia el útero con lo que es mucho más fácil que se originen síncopes, en otras palabras, que no llegue la suficiente sangre al cerebro durante unos instantes y la madre se sienta con mareos o caiga al suelo. La madre se suele recuperar rápidamente y sin ninguna complicación. Para prevenir los desmayos es recomendable que se siente con los pies en alto o cuando se sienta mareada.

¿Cuáles son los síntomas probables del embarazo?

Los signos probables de embarazo son los que hacen sospechar a la mujer (y también al ginecólogo) de su gestación. Se pueden presentar todos a la vez o ir alternándose. Sin embargo, existen mujeres que viven un embarazo sin síntomas, pero, evidentemente esto es algo poco común.

• Abdomen más abultado

El engrandecimiento del vientre de la mujer puede ser un señal bastante factible de embarazo, sin embargo no siempre es así: es probable que se trate de un embarazo ectópico (óvulo implantado afuera del útero). Asimismo, en mujeres obesas, que el vientre aumente de tamaño puede pasar desapercibido.

En una revisión ginecológica se pueden vigilar sin rodeos algunos cambios genitales de la mujer embarazada. Las causas se deben a los altibajos hormonales del embarazo y ninguno de ellos suele dificultar las relaciones sexuales.

– El cuello del útero se muestra reblandecido y con fácil movilidad.

– Asimismo, las paredes de la vagina son mucho más elásticas y poseen una coloración más intensa.

– La misma mujer puede observar que la piel de la vulva posee una coloración más azulada. Los cambios genitales en las primeras fases del embarazo comienzan a ser evidentes.

• Inflamación y más sensibilidad

Éste puede ser uno de los iniciales síntomas de embarazo en muchas mujeres. Se puede ver gran sensibilidad, cosquilleos e igualmente cambios de temperatura en el área. El engrosamiento de volumen es gracias al aluvión de hormonas femeninas y a la aglomeración de grasa que se origina durante las primeras semanas de embarazo. En la sexta semana de gestación el seno puede hasta subir una talla completa, inclusive más. Sin embargo, los pechos seguirán creciendo hasta el momento del nacimiento y luego, con la subida de la leche.

• Cambio de coloración, estrías y picores

La corteza del pezón y de la areola se suele oscurecer y su rasgo se hace más sobresaliente. Unas reducidas glándulas que hay cerca de las areolas segregan una esencia grasa para que el pezón no se seque y resquebraje, y pueda ejercer su representación alimenticia. El incremento de los pechos hace que las estrías y los picores de la piel sean muy frecuentes. Además, también se pueden notar más venas azuladas en el seno, puesto que se necesita un mayor aporte de sangre.

• Secreciones de calostro

A partir de la semana 12 o de la semana 14 de embarazo es opcional que la mujer experimente mucosidades mamarias; este líquido (más denso y bilioso al comienzo del embarazo) es llamado calostro, lo cual es la sustancia que alimentará al bebé los primeros días posteriores del nacimiento y que adelanta a la subida de la leche. La leche se tornará un poco más ligera y casi transparente en el momento del parto.

• Cambios de humor

Los cambios de humor que son intolerantes durante el embarazo, sobre todo en el primer y tercer trimestre, son bastante semejantes al síndrome premenstrual. La mujer que los sufre durante la regla es enormemente opcional que los vuelva a sufrir en la gestación, gracias al aluvión de hormonas que entran en conjunto durante este periodo. En tan sólo un día, la embarazada puede pasar del lamento a la risa varias veces y fácilmente, enfadarse con su pareja o amigos de labor, observar señales de depresión o aflicción profunda, entre muchas otras cosas.

Se calcula que el 10% de las gestantes sufren decadencia durante todos los meses de embarazo. Es obligatorio consultar con el doctor si notas cambios de humor excesivos, inconvenientes serios de ensueño y altibajos de los usos de comida como inapetencia severa o ineficacia para renunciar de comer. Todo esto suele interferir en el progreso de un embarazo saludable.

¿Cuáles son los síntomas de certeza del embarazo?

Los síntomas y signos de certeza del embarazo suelen ser:

– Latido fetal.

– Movimientos del bebé.

– Análisis de embarazo positivo, tanto de sangre como de orina.

Luego de esto sólo hay que asegurarse de que la implantación del embrión se haya realizado correctamente y vigilar que todo se desarrolle con normalidad. Algunos síntomas no los notas físicamente en la embaraza y sólo se detectan a través de exploraciones obstétricas y de análisis.

El análisis de orina: es recomendable esperar una semana

Cuando se implanta el óvulo que fue fecundado en la pared del útero, sus células empiezan a segregar una sustancia denominada gonadotropina coriónica humana (HCG, por sus siglas en inglés). Esta sustancia es muy importante para que el embarazo siga su curso sin ningún inconveniente. En las primeras consultas con el obstetra se suelen analizar los niveles de esta hormona en el cuerpo, que cada vez serán mayores. Se puede detectar en sangre y en orina, pero es más cómodo analizar la orina que extraer sangre.

Esta sustancia es la misma que se suele detectar con las pruebas de embarazo, de venta libre en farmacias desde hace dos décadas:

• Tienen la capacidad de detectar la HCG luego de unos días de retraso de la regla, aunque es recomendable esperar una semana como mínimo.

• La prueba es muy sencilla: consiste en agarrar unas ocho gotas de orina y se depositan en un soporte donde luego aparecerá un signo que indique si hay HCG o no, en otras palabras que si la mujer está embaraza o no.

• En ciertas ocasiones puede haber errores y confirmar un embarazo que no hay o viceversa. Hay que acudir al médico si persisten los síntomas anteriormente descritos o si la prueba confirma el embarazo.

¿Cómo y cuándo hacer el test de embarazo?

Más allá de los signos, para tener una confirmación inmediata del estado del embarazo, es esencial hacer un examen de embarazo. Las pruebas, que se pueden comprar fácilmente en una farmacia, contienen un agente que se tiñe de azul o de color rosa al entrar en contacto con la hormona HCG, la gonadotropina coriónica humana, lo cual está presente en la orina de la mujer. Estas pruebas son factibles dos semanas luego de la concepción, pero, para disminuir el riesgo de falsos negativos, se recomienda esperar una semana de retraso de la menstruación antes de comprar el producto y realizar el test. En el mercado también existen pruebas más avanzadas que indican, inclusive, de cuantas semanas la mujer está embarazada.

En el caso de que el resultado no fuera claro, se puede proceder a hacer un análisis de sangre de la beta HCG, lo cual permite medir la concentración de gonadotropina coriónica humana en el organismo de la madre, o mejor dicho, de una de sus fracciones, la beta. El análisis de sangre, repetido dos más ocasiones en el curso de las primeras semanas del embarazo, también suele valorar el aumento de la concentración de la hormona y comprueba que el embarazo está progresando como debe ser.

La primera ecografía

Lo recomendable es que acudas a una consulta médica si sospechas o ya sabes que estas embarazada. En esa primera consulta el doctor deberá confirmar el embaraza y para ello usará principalmente la ecografía.

A través de la misma podrá observar el interior del útero de la mujer para así comprobar que hay embrión en crecimiento.

• A partir de la quita semana de embaraza se podrán observar partes del cuerpo del bebé con mucha más facilidad.

• Para comprobar el latido fetal, se suele esperar hasta la semana sexta u octava de embarazo, lo cual es cuando se puede verificar correctamente. Para ello se usa un eco-doppler, ecógrafo que es capaz de detectar el movimiento del líquido, en este caso de la sangre.

Los primeros movimientos fetales

Los movimientos fetales se pueden detectar por la propia mujer embaraza a partir de la semana 20 de embarazo, y mucho antes en las mujeres que ya han tenido gestaciones. La madre lo suele interpretar como “patadas”, aunque en realidad son movimientos diversos que el feto hace con las extremidades y que sacuden el líquido amniótico, impactando de tal manera en la pared del vientre de la madre.

Los movimientos también se pueden ver con ecografía y son especialmente importantes los movimientos respiratorios del bebé. El feto no suele respirar aire en el interior del útero, pero el líquido amniótico entra y sale de los pulmones lo cual es muy importante para el buen desarrollo de éstos, y además indican que el sistema nervioso y muscular del bebé es correcto.

¿Se puede quedar embarazada teniendo la menstruación?

Por otra parte, también les quiero mencionar sobre las dudas que puede tener las mujeres con respecto a si pueden tener relaciones sexuales plenas teniendo la regla y por ello quedar en estado.

Para aquellas personas que no sepan, durante la regla no existe fertilidad, los días fértiles son en el momento de la ovulación, lo cual ocurre 14 o 15 días después de haber empezado el sangrado o el período.

Las respuesta del inicio tendría que ser un rotundo “no” aunque como ya lo hemos dicho, no existen dos mujeres iguales, así que tenemos que agregar que antes de pensar que no vamos a quedar embarazadas con la menstruación, deberás estar completamente segura de que tu regla es del todo regular (algo que no se ve en todos los casos) y no te confundas por el simple hecho de haber sangrado por cualquier otra razón.

De hecho, cabe resaltar que lo que se conoce como metrorragia, y que no es otra cosa que el sangrado vaginal que se origina del útero, muchas veces se confunde con la menstruación; pero que quede claro, no se trata de la menstruación, dado que en esta ocasión estos descensos son en cantidades muy mínimas y hasta podrían durar menos días; si alguna mujer sufre de metrorragia y tiene relacione sexuales tiene todas las posibilidades de quedar embarazada, al no tratarse (y vuelvo a repetir) de una regla o menstruación.

Esperamos que te haya servido de ayuda estos síntomas del embarazo.

También puedes leer sobre: Causas de la Pericarditis, mejor conocido como “Líquido en el corazón”. 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.