Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

Síndrome De Down En El Embarazo ¿Existen Síntomas O Alguna Prueba Para Detectarlo?

Los primeros meses del embarazo se encuentran llenos de ilusión, pero también de muchas inquietudes. Las futuras madres siempre se quieren asegurar de que el feto se desarrolle de manera correcta, algo que actualmente se puede conseguir gracias a los avances ginecológicos mediante los cuales se puede seguir el crecimiento del bebé e inclusive detectar anomalías como lo es el síndrome de Down en el embarazo. Y de ello te queremos hablar en este nuevo e interesante artículo. ¡No te lo pierdas!

A toda mujer embarazada le preocupa la salud de su pequeño, y mucho más asegurarse que su hijo nazca sano, por lo que con mucha frecuencia nos preguntamos si se pueden detectar síntomas del síndrome de Down en el embarazo que permitan alertar a los padres para tomar acciones. Según estudios realizados en la literatura médica actual no existen signos del síndrome de Dow como fiebre, náuseas, mareos, dolor de cabeza, movimientos fetales, inflamación, etcétera., que sean distintos de un embarazo que no lo presente.

También puedes leer sobre: Temperatura basal en el embarazo, Cómo tomarla consejos y datos que no conocías. 

Existen numerosas opiniones de madres que comentan que su embarazo ha sido tan normal como otros embarazos sin síndrome de Down. Si tienes un signo que te preocupe posiblemente es que sea provocado por condiciones propias del embarazo o por una causa ajena al Síndrome de Down.

Hay algunos síntomas ecográficos que son detectados en los ultrasonidos y se encuentran presentes con alguna habitualidad en Síndrome de Down no obstante, ¿con qué frecuencia se originan? ¿En qué etapa del embarazo se puede presentar? Trataremos de dar respuesta a estas preguntas.

Signos del Síndrome de Down en el Embarazo

Signos ecográficos del Síndrome de Down en el embarazo

En el primer trimestre se puede evaluar la presencia del hueso nasal, incremento del grosor del pliegue de la nuca, alteraciones en el corazón e insuficiencia de válvulas del corazón. Durante el segundo trimestre se puede también detectar la presencia del hueso nasal e incremento del grosor del pliegue de la nuca, además de huesos cortos, intestino estrecho y dilación leve de estructuras renales, etcétera. Algunos otros síntomas ecográficos son:

• Alteraciones del corazón (cardiopatías)

El 50% de los fetos con síndrome de Down presentan una alteración del corazón al nacimiento (congénita). Las más comunes son: comunicación auriculo-ventricular, interauricular e interventricular (cavidades del corazón). Existe también una alteración en el flujo sanguíneo en el 80% de los embarazos con Síndrome de Down y en el 5% de los embarazos de bebés con cromosomas normales.

• Insuficiencia de una compuerta cardiaca (Insuficiencia de la válvula tricúspide)

Este suele ser un trastorno en el que esta compuerta conocida como válvula no se cierra adecuadamente, se presenta en el 65% de los embarazos con Síndrome de Down y en el 1% a 3% de embarazos sin Síndrome de Down.

• Hueso de la nariz ausente o pequeño (Hipoplasia nasal)

La ausencia del hueso de la nariz o el hueso con longitud menor de 4,5 mm en la semana 20. Se halla en el 65% de los fetos con síndrome de Down y en el 1% a 3% de los fetos sin síndrome de Down.

• Incremento del grosor del pliegue de la nuca

Es considerado anormal una medida de 6mm o superior. Se encuentra aumentado en el 50% de los fetos con síndrome de Down, pero también se puede encontrar en otras enfermedades; en el 2% a 8% de los fetos normales también se presenta.

Detectar Síndrome de Down en el Embarazo

• Huesos de brazos y piernas cortos (Fémur y/o húmero)

Se considera que un húmero o un fémur son cortos cuando se hallan por debajo del percentil 4 para la edad gestacional y el resto de las mediciones del feto son normales.

• Estrechamiento intestinal (atresia duodenal)

Es caracterizado por el hallazgo del incremento del líquido amniótico (polihidramnios). Está presente en el 49% de los casos con Síndrome de Down y en uno de cada cinco mil recién nacidos sanos.

También puedes leer sobre: La primera semana de embarazo – Síntomas y qué hacer. 

• Dilatación leve de estructuras renales (hidronefrois)

Una dilatación pielocalicial (estructura renal) mayor de 4 mm detectada en la semana 20, además de la presencia de otros marcadores, puede aumentar el riesgo de síndrome de Down. La hidronefrosis se da en el 3.3% de los embarazos con Síndrome de Down y el 5.5% del tamizaje prenatal de bebes sin Síndrome de Down.

• Otras alteraciones

Incremento del tamaño de ventrículos del cerebro (ventriculomegalia, entre 10 y 14 mm), braquicefalia, estrechamiento de esófago (atresia esofágica, arteria umbilical única, etc.

En un embarazo no existen signos del Síndrome de Down que sean prenatales, sólo síntomas que se pueden ver con un ultrasonido del bebé y que por sí mismos no suelen ser determinantes de éste por lo que se aconseja realizar técnicas de tamizaje prenatal complementarios y tener muy en cuenta el aumento de riesgo de tener un hijo con Síndrome de Down por edad materna (1 de cada 1000 embarazos a los 20 años de edad a 1 de cada 40 embarazos a los 42 años).

En caso de un resultado positivo para cualquier técnica de tamizaje prenatal se debe confirmar por punción (amniocentesis) y cariotipo (estudio de los cromosomas) para así asegurar un diagnóstico definitivo.

Consulta con tu médico la mejor técnica de tamizaje prenatal para Síndrome de Down, existen métodos para el primer y segundo trimestre de embarazo, con tasas de detección que suelen variar del 60 al 90%.

No obstante, se encuentran disponibles pruebas prenatales de ADN fetal no invasivas (Prenatal Life Test) que permiten descartar con elevada precisión (99.49%) Síndrome de Down desde la semana 10 de gestación para mayor tranquilidad y seguridad de los padres.

Recuerda que es muy importante consultar con tu médico ante cualquier signo.

Esperamos que te haya sido de gran ayuda este interesante artículo sobre el síndrome de Down en el embarazo y, ¡No olvides visitar todo nuestro portal! 

También puedes leer sobre: Cómo perder peso en el embarazo y mantener una nutrición adecuada. 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.