Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

Aprende Cómo Hacer La Mejor Salsa De Tomate Italiana Con Esta Sencilla Receta

Una buena salsa de tomate italiana es una de las primeras cosas que cualquier cocinero debe aprender a hacer. Es casi infinitamente útil, se mantiene bastante bien, y la versión ya hecha es exageradamente cara.

Es una base genial para combinar con albóndigas y espaguetis, para cubrir canelones y pizzas y rara vez decepciona. El punto de una simple salsa de tomate italiana es que debe ser bastante buena como para no necesitar ningún adorno adicional. Sin parmesano, o carne, o espinacas y ricota. Una pasta simple al pomodoro, bien hecha, es una cosa hermosa de probar.

Conociendo los ingredientes adecuados

La base de una buena salsa de tomate italiana son sus ingredientes. Estos deben ser perfectos para así lograr la consistencia y el sabor adecuados. Te hablamos de cómo deben ser:

Tomates

En Italia, se nos lleva a creer que los tomates decentes se dan en el verano, lamentablemente no sucede igual en todos los países. Se recomienda utilizar tomates frescos, naturales y totalmente maduros. A veces es difícil conseguir tomates muy sabrosos fuera del Mediterráneo, así que no tengas miedo de hacer salsas usando tomates enlatados. Esto, aunque no es lo mejor, es una solución si no se consiguen los tomates perfectos.

Algunos aconseja blanquear y pelar los tomates, o cocinar y tamizarlos antes de usarlos (este último para una salsa más sedosa). Mientras que otros tamizan la salsa después de cocinar. Esto da como resultado una salsa muy suave, casi como una sopa, pero con un montón de residuos.

Cebollas

La cebolla es una piedra angular de la salsa de tomate italiana. La mayoría de las recetas requieren la cebolla blanca estándar, mientras otras prefieren las moradas en rodajas finas. Hay quienes cristalizan las cebollas antes de agregar los ingredientes restantes, mientras otros cocinan a fuego lento todos juntos.

La cebolla ayuda a equilibrar la acidez natural de los tomates. Hay quienes también utilizan ajo en sus salsas y de hecho, un poco de ajo nunca es una mala cosa donde hay tomates.

Hierbas aromáticas

Hay una variedad sorprendente de hierbas que se utilizan en diferentes recetas. Algunos usan romero, otros albahaca, perejil, salvia o tomillo. El romero tiene sus fans, aunque me parece demasiado fuerte, pero la albahaca parece el mejor partido con los otros ingredientes. Y cuando se añade a la salsa mientras se cocina hace un excelente trabajo en la infusión de sabor.

No te pierdas estas Recetas de Pollo en Salsa

Grasa

Muchas recetas que hay por allí prefieren hacer los sofritos con mantequilla en vez de aceite. La verdad es que la opción más obvia es utilizar aceite de oliva. Inclusive algunos chefs agregan un chorrito de oliva al terminar la salsa justo antes de servirla.

Tiempo de cocción

Para hacer una buena salsa de tomate italiana, se pueden cocinar los tomates durante un tiempo muy corto o dejarlos hervir por lo menos 40 minutos. Esta fruta sólo empieza a liberar sus jugos ácidos después de unos 10 minutos, y estos toman por lo menos media hora para evaporarse.

Por lo tanto, si uno tiene realmente, muy buenos tomates, sólo necesitan ver el más breve calor. Si no, hay que dejar la salsa al calor más tiempo. En cualquier caso, esto explica por qué todas las recetas exigen una cocción lenta y larga de entre 45 y 50 minutos. Esto a menos que se use tomates enlatados en la receta.

La Mejor Receta de Salsa de Tomate Italiana

Ingredientes:

  • 800 g de buenos tomates frescos y maduros. Si no encuentra, use la misma cantidad de tomates enlatados
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla pequeña, finamente picada
  • 2 dientes de ajo, triturados
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Rociada de vinagre de vino tinto
  • 3 tallos de albahaca fresca
  • Aceite extra virgen (opcional)

Preparación:

Si utilizas tomates frescos, déjalos caer en una cacerola de agua hirviendo. Debes dejarlos hervir durante aproximadamente un minuto o hasta que las pieles se separen. Retíralos y pélalos. Luego córtalos en trozos grandes.

Calienta el aceite en una cacerola mediana a fuego medio-bajo y agrega la cebolla picada. Déjala suavizar durante unos cinco a siete minutos o hasta que se vean translúcidas pero no coloreadas. Agrega a continuación el ajo y cocina esto durante otros dos minutos.

Agrega ahora los tomates, y rómpelos con una cuchara de madera si es necesario. Luego agrega la cucharadita de azúcar, el vinagre y los tallos de la albahaca, reservando las hojas.

Sazona ligeramente esto con sal.

A continuación, baja el fuego y cocina a fuego lento durante 45 minutos, revolviendo de vez en cuando, hasta que espese.

Prueba el condimento y añade las hojas de albahaca más o menos rasgadas ya al final cuando la salsa está lista y con la consistencia deseada. Si lo deseas puedes rociar un poco de aceite de oliva extra virgen si te gusta antes de servir.

No dejes de ver esta Receta de Canelones

Listo! Esta es la manera más sencilla y deliciosa de preparar una salsa de tomate italiana. Recuerda, lo más importante es la elección de los ingredientes correctos para que tengas la salsa perfecta! Atrévete a prepararla y nos cuentas en los comentarios cómo te fue.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.