Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

Aprende Cómo Hacer La Respiración Abdominal – Tres Tips Que Te Mostrarán Lo Fácil Que Es

La respiración abdominal puede ayudar a fortalecer los músculos del diafragma y dar lugar a que la respiración sea más eficiente en general. En el ejercicio también puede ser un método calmante, sobre todo cuando realiza esos  intervalos donde pasa entre  5 o 10 minutos ejecutando una rutina y donde evidentemente debe centrarse únicamente en su respiración. Además se puede practicar la respiración abdominal sentado o acostado, ya que no es algo limitativo, pues el cuerpo sin oxígeno no puede funcionar.

Aunque la respiración abdominal básicamente se usa durante rutinas de ejercicios o cuando se canta profesionalmente, para muchos aplicarla resulta bastante difícil, pero es más fácil de lo que piensan, así que sitúen su mirada en esta publicación de eruportal y descubran como pueden ponerla en práctica de forma sencilla y eficaz.

Respiración abdominal

Antes de practicar la respiración abdominal, preste atención a sus patrones normales de respiración., es decir, haga un balance de su respiración normal. La respiración abdominal debe trabajarse para alterar el ritmo normal y el tamaño de sus respiraciones para promover la relajación.

Lo primero que debe hacer es cerrar los ojos y prestar atención a su respiración. Trate de concentrarse en su respiración lentamente y bloquee los otros estimulantes como ruidos u olores. Si es posible, haga esto en una habitación cerrada lejos de las distracciones.

¿Siente que respira con su pecho o con el abdomen? – ¿Su respiración se siente lenta? – ¿Rápida? -¿Son sus respiraciones demasiado superficiales? – Analice si hay algo acerca de su respiración que se siente anormal. Hacer ejercicios de respiración abdominal ocasionales puede ayudarle a regular su respiración normal.

Lee también: Las Semillas De Chía: Conoce Sus Propiedades Y Contraindicaciones

hacer la respiración abdominal

1| Practicar la respiración abdominal

Si desea poner en práctica la respiración abdominal acostada, el primer paso a seguir será acostarse sobre su espalda y relajar el cuerpo. Encuentre una superficie plana y acuéstese sin dudarlo. Debe recostarse sobre su espalda con las rodillas ligeramente dobladas y los pies apoyados contra la superficie. Si necesita soporte adicional, ponga una almohada debajo de las piernas para mantener las rodillas hacia arriba.

-Coloque las manos en la posición correcta

Una vez que estés acostado, tendrá que colocar sus manos de una manera que permita hacer un seguimiento de su respiración. Coloque una mano en la parte superior del pecho y la otra justo debajo de la caja torácica. Relaje sus manos tanto como sea posible, permitiendo que los codos descansen en el suelo, la cama o sofá.

-Inhale y luego exhale

Ya ubicado en la posición correcta, se puede comenzar el ejercicio de respiración. Tendrá que inhalar y exhalar lentamente.

Inhale por la nariz. Usted debe inhalar en el abdomen, por lo que la mano sobre el estómago debe moverse hacia arriba, mientras que la mano en el pecho debe permanecer  lo más quieta posible. No es necesario contar pero se debe inhalar hasta que no pueda tomar más aire cómodamente.

Al exhalar, apriete los músculos del estómago. El aire debe ser empujado a través de su estómago a medida que exhala. Respire a través de los labios fruncidos y deje salir pausadamente su respiración. Una vez más, la cuenta es innecesaria. Sólo exhale hasta que sienta que ya no le queda aire dentro de sus pulmones.  Continuar este ejercicio durante unos 5 a 10 minutos.

-Repita el ejercicio durante toda la semana

La respiración abdominal tiene varios beneficios. En primer lugar permite el fortalecimiento del diafragma, ralentiza su tasa de respiración, disminuye la demanda de oxígeno y eventualmente permitirá que su respiración sea más eficiente de modo general. Haga el ejercicio de 3 a 4 veces al día durante 5 a 10 minutos, hasta que logre aumentar la duración en el tiempo.

Puede leer: El Deporte Y Su Obsesión Descubre Un Poco Sobre Este Tema

la respiración abdominal

2| Practicar la respiración abdominal sentado

Es probablemente más fácil para que usted pueda practicar inicialmente la respiración abdominal mientras se está acostado. Sin embargo, a medida que vaya mejorando en la actividad podría ser más eficiente poner en práctica estos ejercicios mientras se está sentado. Si usted puede hacer ejercicios de respiración profunda mientras reposa sobre su sofá favorito, podrás hacerlo mientras estés fuera de tu casa. Esto podría ser más conveniente, ya que tendrás la oportunidad de ponerlo en práctica durante el tiempo de inactividad en el trabajo.

Siéntese en una silla cómoda y firme. Mantenga las rodillas dobladas y los hombros y el cuello relajados y listo, puede dar inicio a sus ejercicios de respiración abdominal.

-Coloque las manos en las posiciones correctas

Al igual que con el ejercicio original, tendrá que colocar las manos correctamente. Coloque una mano sobre el pecho y la otra mano en la parte baja del estómago. Sus manos, una vez más le ayudaran a saber si usted está respirando correctamente.

-Inhale y exhale

Una vez que esté sentado con las manos en la posición correcta, puede comenzar a respirar. Al inhalar y exhalar, debe centrarse en la posición de sus manos mientras lo hace.

Inhale por la nariz, asegurándose de que la mano en la parte baja del estómago se eleva mientras que la mano en el pecho permanece relativamente inmóvil. Inhale hasta que no puede tomar más aire de manera cómoda. Contrae los músculos del estómago para exhalar, mientras expulsa la respiración con los labios fruncidos. Continuar este ejercicio durante unos 5 a 10 minutos.

Debes leer: 3 Maneras Muy Buenas De Combinar El Jengibre Y Limón Para Adelgazar

reparación abdominal

3| Respiración abdominal para controlar la ansiedad

Como te hemos venido a lo largo de esta publicación los ejercicios de respiración abdominal consisten es respirar con el diafragma de una manera pausada, y aunque les parezca asombroso estudios recientes han determinado que aplicarlos pueden ayudar con la ansiedad de una forma realmente sorprendente.

Desde el primer instante en que una persona comienza a respirar está dedicando tiempo no solo a un instrumento poderoso de autocontrol de los llamados síntomas asiógenos, sino que ya de por sí podrán darse cuenta de la necesidad de controlar por si mismos tanto su mente como su cuerpo.

Sabemos que quizás te estas preguntando – ¿Por qué la respiración abdominal puede ayudarme con la ansiedad? – la respuesta es sumamente sencilla, cuando estamos ante un ciclo de ansiedad nuestras alarmas respiratorias se activan automáticamente y comenzamos a respirar rápidamente, es decir tomamos grandes cantidades de aire que no nos hacen bien, ya que esto aumenta considerablemente el oxígeno en la sangre ya que respiramos más de lo que gastamos.

Este proceso que te acabamos de mencionar se conoce como hiperventilación, lo cual ocasiona una serie de conmociones internas como el mareo, el ahogo, visión borrosa, aumento del ritmo cardiaco, calor, hormigueo, agotamiento, entre otros síntomas de consideración.  En definitiva todo esto es producido durante un cuadro de ansiedad, es por ello que aprender las técnicas de respiración abdominal es clave para erradicar estas dolencias.

Por si fuera poco, la respiración abdominal aparte de regular tu respiración, aporta mayores sumas de oxígeno a las células y el cerebro, permitiendo de esta forma que llegue una mayor cantidad de aire a los pulmones, oxigena más la sangre, libera la ansiedad y ese molesto nudo estomacal que en ocasiones se forma. Asimismo, hace que las personas se sientas más relajadas y tranquilas, ayudando  a erradicar definitivamente los cuadros de ansiedad, sobre todo si la práctica es constante.

No olvide por nada del mundo que tanto el estrés como la ansiedad tienen la particularidad de alterar tu forma de respirar. Los llamados estados de nerviosismo y angustia constante llevan a las personas a que respiren de una manera rápida y un tanto superficial, esto por lo general viene acompañado de algunas tensiones musculares y posturas erróneas que dificultan más la respiración correcta, es allí donde los ejercicios de respiración abdominal hacen milagros, así que no dude ni un instante ponerlos en práctica.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.