Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

Como Resolver Problemas De Matemáticas | Consejos Paso A paso

Los problemas de matemáticas pueden ser solucionados de distintas maneras, hay un método general para visualizar, plantear y para solucionar los problemas de matemáticas, lo cual puede ayudarte a solucionar inclusive el problema más difícil. Utilizar estas estrategias puede ayudarte a optimizar tus habilidades matemáticas en particular. Para saber como resolver problemas de matemáticas debes seguir leyendo este post y aprender acerca de algunas estrategias para resolver problemas de matemáticas.

Como resolver problemas de matemáticas.

matemática

Interesante artículo: Excusas Para No Ir A Clase Y Lograr Quedarte En Casa!

Debes comprender el problema.

Debes saber si es un problema de palabras simple, de fracciones, una ecuación o un sistema de ecuaciones. Trata de determinar la categoría que se sujeta mejor al problema de matemáticas antes de que avances. Debes tomarte el tiempo necesario para la identificación del tipo de problema, ya que esto es fundamental para resolver problemas de matemáticas.

Leer el problema de manera cautelosa.

Inclusive si el problema da señales de ser simple, debes leerlo con bastante cuidado. No sencillamente vayas a echar un vistazo al problema y te dispongas en resolverlo. Si el problema que debes solucionar es un poco complejo, quizás vayas a necesitar leer nuevamente el problema en unas cuantas ocasiones antes de lograr comprenderlo completamente. Solamente debes tomarte un tiempo y no vayas a continuar hasta que poseas la certeza sobre todo aquello que el problema te está pidiendo que hagas.

Parafrasea un poco el problema.

Con la finalidad de ayudarte a entender el problema al que te vas a enfrentar, puede ser bastante útil escribirlo o mencionarlo con tus propias palabras. Sencillamente, puedes escribirlo en una hoja aparte, mentalizarlo o decirlo, si te ves en una situación en la que no alcanzas decirlo en voz alta o no puedes, como estando en medio de un examen. Trata entonces de contrastar lo que has dicho o escrito con el original problema y de ese modo asegurarte de representar el problema con más exactitud.

Puedes dibujar el problema.

Si crees que eso te va a ayudar con el tipo de problema al que actualmente te enfrentas, genera una representación visual del problema, y que de ese modo te ayude a determinar lo que necesitas hacer luego. Tu dibujo no tiene que ser precisamente elaborado, sencillamente puede ser una forma o varias formas con sus números. Puedes consultar el problema a medida que vas dibujando y contrasta el dibujo con el problema luego de que culmines. Trata de hacerte la siguiente pregunta: “¿El dibujo es capaz de representar el problema con mucha exactitud?”.

Puedes dibujar un diagrama de Venn, debes saber que un diagrama de Venn tiende a mostrar las relaciones que existen entre todos los números del problema. Los diagramas de Venn se caracterizan por ser bastantes útiles para resolver problemas de matemáticas de palabras.

  • Haz un gráfico o un cuadro.
  • Organiza los componentes de tu problema en una línea.
  • Encárgate de dibujar formas sencillas con la finalidad de representar las características que tienden a ser más complejas del problema.

Disponte a buscar patrones.

En ocasiones, sencillamente puedes lograr identificar un patrón o varios patrones en un problema de matemáticas solo con leerlo de manera meticulosa. También podrías generar una tabla con el objetivo de que te ayude con la identificación de un patrón o de ciertos patrones en el problema. Debes anotar cualquier tipo de patrón que logres identificar en el problema. Los mismos te pueden ayudar a solucionar el problema e inclusive a llevarte directamente a una respuesta.

Examina la información.

Debes contrastar lo que has escrito con el problema al que te enfrentas y de ese modo asegurarte de que hayas logrado copiar los números u otro tipo de información con exactitud. No vayas a pasar a la fase de planificación hasta que finalmente tengas la certeza de que posees toda la información citada y que comprendas el problema completamente. Si no alcanzas a entender el problema, trata de tomarte un momento y de ese modo notar varios ejemplos en tu libro de texto o en la web. Ver la manera en la que otras personas han logrado resolver correctamente los problemas similares te puede ser de gran ayuda para comprender lo que el problema te pide que realices.

Trata de desarrollar algún tipo de plan.

Determinar todas las fórmulas que vas a necesitar para resolver el problema.

Si el problema llega a ser particularmente complejo, entonces existe la posibilidad de que quizás necesites más de una. Debes dedicar un tiempo para revisar los conceptos que se encuentran en el libro de texto los cuales te ayudarán en la resolución del problema.

Escribe todo lo que debes hacer para lograr obtener la respuesta.

Realiza una lista paso a paso de todas las cosas que tienes que hacer para solucionar el problema. Esta lista te va a ayudar a mantenerte bien organizado y además concentrado a medida que vas resolviendo el problema. También puedes utilizarla para calcular la respuesta del problema antes de que verdaderamente lo resuelvas.

Debes trabajar un problema que sea más fácil.

Si existe un problema que es aún más fácil a tu disposición, el cual es similar al que tratas de solucionar, entonces debes trabajar primero en tal problema. El tratar de solucionar un problema más fácil que requieren unos cuantos de los mismos pasos y fórmulas te beneficiara y te ayudará a superar el problema más difícil.

Realiza una deducción bien fundamentada acerca de la respuesta.

Debes tratar de estimar la respuesta antes de comenzar verdaderamente a resolverlo. Identifica todos los números y los otros factores que deben ayudar con tu cálculo. Verifica el cálculo y la manera en la que lo hayas hecho y de esa manera determinar si has pasado por alto anexar algo.

Hora de resolver el problema de matemática.

Debes seguir el plan.

Tienes que completar los pasos que ya has identificado en su debido orden en el que los has anotado. Nuevamente vuelve a echarle un vistazo a cada una de las respuestas en tanto vas trabajando y de ese modo garantizar la exactitud.

Trata de comparar las respuestas con cada uno de tus cálculos.

A medida que vas completando cada uno de los paso, puedes también comparar tus respuestas con los cálculos que ya has propuesto para cada uno de los pasos y con el cálculo general de la resolución del problema. Debes hacerte la siguiente pregunta: ¿Todas mis respuestas concuerdan o simplemente se parecen bastante a mis cálculos? En el dado caso de que no lleguen a concordar, entonces trata de considerar la razón. Revisa nuevamente las respuestas y de ese modo ver si has completado todos y cada uno de los pasos de manera correcta.

Puedes intentar un plan distinto.

Si tu plan no llega a funcionar como quieres, entonces vuelve nuevamente a la fase de planificación y haz un nuevo plan. No te vayas a desanimar si esto pasa, los errores vienen a ser comunes cuando recién te encuentras aprendiendo a hacer algo, y pues lo indicado es que aprendas de ellos. Tienes que aceptar los errores y seguir adelante, trata de no insistir mucho en ellos ni tampoco de enojarte.

Reflexiona un poco acerca del problema.

Cuando ya hayas solucionado el problema de manera correcta, entonces nuevamente vuelve a ver el proceso. Trata de tomarte un tiempo para reflexionar acerca del problema y en la manera en la que lo hayas solucionado, ello te ayudará a enfrentar un problema parecido la próxima vez. Además también te ayudará con la identificación de cualquier concepto que requieras para lograr aprender más acerca de eso y practicar.

Cómo resolver problemas de matemáticas verbales en álgebra.

A pesar de que la mayoría de las personas creen que las matemáticas solamente consisten en los números, hay muchísimos problemas acerca de la vida real, los cuales se pueden solucionar con la ayuda de las matemáticas. Para lograr que los estudiantes se lleguen a familiarizar con este tipo de problemas, se incluye de manera frecuente los problemas verbales en muchísimas mallas curriculares de álgebra. Aunque, los problemas verbales podrían llegar a presentar un reto verdadero si es que no alcanzas saber cómo descomponerlos y hallar los números que se encuentran detrás de la historia. Solucionar problemas verbales viene siendo el arte de modificar las palabras y las oraciones en expresiones matemáticas y posteriormente aplicar las técnicas convencionales del álgebra para lograr solucionar el problema.

problemas de matemáticas

Importante que sepas: Los 7 Mejores Libros De Psicología Para Tu Crecimiento Personal Y Emocional ¡Conócelos!

Pasos que debes seguir:

Primero debes escribir el problema para que empieces a trabajarlo.

El escribir el problema verbal puede llegar hacer mucho más fácil su descomposición, a ver supongamos que posees el siguiente problema verbal:

María se dirigió a una librería, le gustó un libro y decidió comprarlo por $ 30. En tanto que se encontraba en la librería, María halló otro libro el cual le pareció interesante y procedió a comprarlo por $ 10 menos que tres veces de lo que terminó gastando por el primer libro. ¿Basándose en el enunciado averigua cuál es el precio del segundo libro que María compró?”

Debes escribir este párrafo en tu cuaderno para que te sientas libre de subrayarlo y adquirir la información útil.

Trata de descubrir lo desconocido para que de ese modo comiences a buscar la respuesta.

En cada problema verbal hay al menos un factor no conocido que por lo general se pregunta al finalizar el problema. Usualmente, esa incógnita viene siendo la solución del problema. En el problema verbal por ejemplo, si te pones a leer de manera cuidadosa el final del enunciado se pregunta sobre el precio del segundo libro. Es por ello que en este problema lo que no se sabe y es lo que precisamente se desconoce, es el precio del segundo libro que María compró.

Debes tratar de representar lo desconocido con alguna variable.

Para que el cálculo se pueda hacer más fácil, bien puedes representar la incógnita con alguna variable, en este caso usaremos la “x”. Y “x” es igual al precio del segundo libro. Una variable se puede considerar como un identificador del factor que se desconoce, que sin ningún problema se puede utilizar en las ecuaciones matemáticas. En el ejemplo se utilizó la letra “x”, aunque puedes seleccionar cualquier otra letra o mezcla de letras que más te gusten.

Elige toda la información numérica que te da el problema.

La información numérica viene siendo aquella información que sale como número. En nuestro problema de ejemplo, la primera cifra que se ve es $ 30, la cual representa el precio del primer libro que María compró. La siguiente cifra que se nota es $ 10, la cual es la diferencia del precio, pero entre tres veces el precio del primer libro y el verdadero precio del libro desconocido.

Identifica qué relación existe entre las distintas cifras.

Ahora debes, identificar cual es la forma en que se relacionan los distintos números entre sí y transforma estas relaciones en expresiones numéricas. Por ejemplo, Jane halló otro libro el cual le pareció muy interesante y procedió a comprarlo por $ 10 menos que tres veces de lo que ya había gastado en el primer libro.

Ya sabes que el precio del primer libro es de $ 30. Entonces debes sustituir eso en el enunciado, de la siguiente forma: Jane halló otro libro el cual le pareció bastante interesante y lo compró por $ 10 menos que tres veces de $ 30.

Prosigue  con la descomposición del problema cambiando los números por relaciones algebraicas. Transforma todo el problema en una ecuación algebraica para que de ese modo puedas solucionarlo. Nuevamente, ya sabes que lo desconocido viene siendo el precio del segundo libro, es por ello que puedes sustituir la “x” por el precio del segundo libro que ya se compró. Del anterior paso, ya sabes que el segundo libro tiene un valor de $ 10 menos que tres veces $ 30. Si utilizamos toda esta información, vamos a obtener: “x = $ 10 menos que tres veces $ 30”.

Transforma las palabras en operaciones matemáticas y proceder a completar la ecuación.

Ahora tendrías que transformar las palabras que te indican funciones matemáticas, y esas palabras son: “más”, “menos” y “veces”, en sus respectivos símbolos matemáticos.

  • “Menos que” quiere decir sustracción, es por ello que tienes que reemplazar tal palabra por una resta (-).
  • Ahora posees x = tres veces $ 30 – $ 10.
  • Además, tres veces $ 30 viene siendo es equivalente a (3 * $ 30).
  • Tu ecuación final tiene que aparecer de la siguiente forma: “x = (3 * $ 30) – $ 10.

Ahora el problema se ha transformado absolutamente de problema verbal a una sencilla expresión algebraica.

Finalmente trata de resolver la ecuación algebraica que obtuviste en el último paso.

La ecuación algebraica es bastante sencilla y se puede solucionar de la siguiente forma:

  • x = (3 * $ 30) – $ 10
  • x = $ 90-$ 10
  • x = $ 80
  • Ya sabemos que x = precio del segundo libro que María compro, es por ello que el precio del segundo libro es de $ 80.

Consejos recomendaciones.

  • Puedes buscar la ayuda de tu profesor o de algún tutor de matemáticas, esto en el dado caso de que te trabes o si ya has intentado unas cuantas estrategias sin lograr éxito alguno. Existe la posibilidad que tu profesor o el tutor de matemáticas pueda identificar de manera sencilla lo que se encuentra mal y te ayude a comprender de qué manera corregirlo.
  • Los problemas verbales en algunas ocasiones pueden poseer más de una incógnita y también más de una variable.
  • La cantidad de variables va a ser siempre igual a la cantidad de incógnitas que tengas.
  • Trata de practicar todo lo que puedas, para que de esa manera ganes mucha experiencia en la comprensión y resolución de los problemas verbales.
  • En tanto te encuentres resolviendo los problemas verbales, debes leer siempre con mucho cuidado cada una de las oraciones y tratar de obtener de manera precisa toda la información numérica.
  • La relación que hay entre la incógnita y los distintos parámetros numéricos surgen como palabras, por ejemplo: menos que, más que, añadido a, veces, entre otras.

resolver la ecuación algebraica

No dejes de leer: Como Saber Si Debes Estudiar Psicología. 10 Características para Reconocerlo!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.