Para Volverte Erudito

Cómo Relajar La Mente – 12 Consejos Para Calmar Tus Pensamientos

A veces, la afluencia del trabajo y las tareas pendientes son estresantes para muchos de nosotros. Nuestros cerebros probablemente se agotarán por lo que necesitamos recordar cómo relajar la mente.

Es muy fácil tener la mente tan llena de pensamientos que te sientes como si estuvieras a punto de colapsar. Definitivamente hay días en los que vas un millón de millas por minuto en diferentes direcciones. Esos días hacen casi imposible callar nuestra mente o enfocarse en cualquier cosa. El estrés y la preocupación obstruyen los procesos mentales y nada sale como debería.

Esto provoca aún más estrés, a veces hasta el punto en que la mente se agota y no puede funcionar o tomar la decisión más simple. Pero puedes aprender cómo aclarar tu mente completamente controlarla. Aprender a relajar la mente lo hace todo mejor!

12 Consejos para relajar la mente

relajar la mente

1.- Meditar

Esta es la mejor manera para relajar la mente. Ya sea que elijas la meditación tradicional o el uso de ritmos biauriculares, la meditación ayuda a relajar el cuerpo y la mente. Además de limpiar el desorden mental y liberar sustancias sensibles al sistema. Con el tiempo, la meditación te entrena para callar tu mente y relajarla.

La forma más fácil de meditar es utilizar las ondas cerebrales. Simplemente usa tus auriculares, coloca una pista de tus mantras favoritas y relájate. Puedes relajarte incluso más rápido si te centras en la banda sonora en lugar de permitir que tu mente siga rondando. Eso es todo lo que hay que hacer, en realidad.

Concéntrate en la música, y cuando tu mente divague, vuelve a enfocarte en la música. Tu cerebro y cuerpo se relajan con cada minuto que pasa. Y gradualmente tu mente lo hará también.

2.- Yoga

Como una forma de meditación en movimiento, el yoga es una excelente manera de relajar la mente. Porque cuando estás concentrando en mantener una postura perfecta en cada asana, no puedes estar concentrado en las divagaciones de la mente.

relajar la mente

3.- Haz algo “sin sentido” y repetitivo

Puedes relajar la mente lavando los platos, doblando la ropa, rastrillando las hojas, dando un paseo, montando en bicicleta, remando, nadando, corriendo, barriendo. Cualquier cosa que no requiera muchas facultades mentales y que tengan un patrón repetitivo es maravillosa.

Si hay un parque cerca, ve a caminar. Y si puedes hacerlo directamente en la naturaleza, aun mejor!

4.- Come bien

Evita los estimulantes y los alimentos que te hacen hiperactivo. Eso significa, reducir el café, refrescos, azúcar e ingredientes artificiales. Toma mucha agua, té de hierbas y come alimentos frescos y enteros en lugar de alimentos procesados.

Muchas personas son alérgicas a los aditivos alimentarios y no lo saben porque los síntomas pueden no ser obvios. Sin embargo, el cerebro se ve tan afectado por los alimentos como cualquier otra parte del cuerpo. Así que ten en cuenta esto a la hora de escoger tu dieta.

5.- Usa la aromaterapia

La aromaterapia ayuda a relajar al cerebro y el cuerpo a través de estímulos olfativos. La lavanda es un olor calmante maravilloso. Puedes utilizarlo como aceite de baño o tenerlo en casa en forma de velas o aceites.

6.- Si tienes mascotas, juega con ellas y hazles cariño

Muchos estudios han demostrado que acariciar a un perro o gato baja la presión arterial. Además, libera oxitocina, una sustancia que además es liberada durante la lactancia y el orgasmo. Su función principal es crear un vínculo emocional. Jugar con tu mascota es una excelente además de divertida manera de relajar la mente. Quitará tus preocupaciones diarias y moverá el enfoque de tu cerebro a un lugar más placentero.

relajar la mente

7.- Haz algo que amas

Cuando nos ocupamos en hacer algo que amamos nos sentimos felices y liberamos estrés. Busca algo que te apasione hacer como algún deporte o alguna forma de arte. Utiliza esos momentos como liberadores de estrés. Lograrás relajar la mente porque estarás muy concentrado en disfrutar aquello que te hace feliz.

8.- Garabatea

Incluso si no sabes dibujar en absoluto, garabatea. Las formas que garabateas sin poner mucha atención pueden o no significar algo. Hacer esto relajará y enfocará tu mente simultáneamente.

9. Si es invierno y tienes una chimenea, siéntate y mira fijamente en las llamas

Esto es algo que los humanos han estado haciendo desde los albores del hombre. Es increíblemente calmante. En realidad es un tipo de meditación en la que se usa mirar las llamas como punto de concentración. En otros tipos de meditación se usan sonidos o la respiración, pero la realidad es que cualquier cosa en la que podamos concentrar la mente puede servirnos como meditación.

10. Toma una siesta de 10 minutos para recargar energía

Establece un cronómetro y no hagas esta siesta en un lugar demasiado cómodo que te deje queriendo dormir por más tiempo. Una siesta como esta le da a tu cerebro la oportunidad de cerrarse durante unos minutos. Es increíble lo energizante y relajante que puede ser una siesta de 10 minutos. Y lo efectiva que puede resultar para relajar la mente.

relajar la mente

11. Elige tus pensamientos

Esto requiere mucha práctica, pero cuando tienes un pensamiento que hace que te sientas estresado, no estás en la obligación de darle ninguna atención. Simplemente ignóralo y oblígate a pensar en otra cosa. Alguna cosa. Cualquier cosa.

Si das un pensamiento toda tu atención, se vuelve importante en tu mente. Y a la mente le gusta repetir las cosas importantes. Ignóralo y reemplázalo con un pensamiento que te haga feliz. Repite eso con suficiente frecuencia y tu mente elegirá automáticamente ese pensamiento feliz en lugar de otro porque lo consideras digno de atención!

12.- Visualiza

Esto es como ir mentalmente de vacaciones. Alista tu imaginación y con fuerza, lleva a tu mente a otro lugar. Imagina una escena que te haga feliz y te de tranquilidad. Aférrate a esa imagen y a los buenos sentimientos que te da. Cada vez que tu mente quiera volver a trabajar, dile, “no, todavía estamos de vacaciones” y ve de vuelta a ese lugar feliz.

13. Sólo di “más tarde”

Cuando un pensamiento persistente sigue apareciendo, primero relájate contando desde 10 y respirando profundamente; entonces, imagina el problema que tu mente está pasando, y di “Este no es el momento de resolver ese problema. Lo resolveré más tarde”. Puedes decirte eso a ti mismo en cualquier momento para detener ese monólogo molesto. Con el tiempo se detendrá.

No tienes que ser esclavo de una mente frenética y fugitiva, puedes controlarlo usando estas técnicas. Irás mejorando gracias a la práctica hasta que finalmente, serás capaz de relajar la mente y mantenerte relajada, feliz y centrado todo el tiempo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.