Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

Cómo Recordar Algo Que Olvidaste – 2 Métodos Que Te Ayudarán

¿Alguna vez te has encontrado en una habitación sin poder recordar lo que realmente querías allí? ¿O era el nombre de una cosa que tienes en la punta de la lengua”, pero simplemente no podía recordarlo? Nuestro cerebro es responsable de recopilar, procesar y almacenar grandes cantidades de información, pero a veces puede interferir con este proceso, lo que nos lleva incluso a olvidar cosas que acabamos de pensar. Afortunadamente, hay algunos métodos que puede utilizar para ayudar a su memoria a saltar y recordar algo que olvidaste, sigue leyendo nuestro encarte y aprende como debes reaccionar ante esto.

Recordar Algo Que Olvidaste

1.- Estimula tu memoria para recordar algo que olvidaste

Comprenda las fases del proceso de memoria. Para poder recordar algo, su cerebro tiene que pasar por tres etapas: registrar la información, consolidar la información y recuperar la información. Si algo sale mal en una de estas fases, será difícil para ti recordar algo que realmente quisieras recordar.

  • En la fase de grabación, la información que acaba de aprender se almacena primero en su memoria a corto plazo, antes de que se borre nuevamente o se codifique y almacene como un recordatorio a largo plazo. Si realiza una acción sin prestar atención, como dejar las gafas en alguna parte sin pensar antes de salir de la habitación, probablemente ya haya olvidado los detalles de esa acción y la ubicación exacta cuando vuelva a buscar sus gafas.
  • En la fase de fortificación, la información que ha aprendido se transfiere a la memoria a largo plazo. La probabilidad de que esto suceda es tanto mayor si esta nueva información está relacionada con otras memorias a largo plazo, si tiene algún significado (por ejemplo, relacionado con eventos históricos o importantes) o si hay una impresión sensorial fuerte asociada con ella.
  • En la fase de recuperación, la información almacenada en su memoria se recupera al reactivar el patrón neuronal utilizado para el almacenamiento. Si siente que algo está “en su lengua”, su proceso de memoria a menudo se encuentra en esta fase, y hay algunas maneras en que puede acelerar esa fase, estimular su memoria y reavivar recuerdos.

Rastrea tus pasos. Diversas investigaciones han encontrado que muchos recuerdos son “contextuales”, lo que significa que muchas personas pueden recordar más fácilmente cierta información cuando se encuentran en un entorno que se asemeja al entorno en el que se grabó y utilizó la información, fue aprendido.

  • Por ejemplo, si pensaste en algo en la sala de estar y te olvidaste de él hasta que llegaste a la cocina, deberías volver a la sala de estar. Si regresas al contexto familiar, es probable que te ayude a encontrar y recuperar la información olvidada.

Reconstruye tu tren de pensamiento. Si no puedes regresar físicamente al lugar donde creías haberlo olvidado ahora, intenta imaginar dónde estuviste, qué hiciste y cómo se relacionaron tus pensamientos. Como muchos recuerdos se almacenan a lo largo de patrones neuronales superpuestos similares, la reconstrucción de su tren de pensamiento podría ayudarlo a restaurar el pensamiento olvidado, ya que presenta ideas similares relacionadas con la nueva memoria.

Restaure los factores ambientales originales. Por ejemplo, si escuchó una canción en particular o miró una página web en particular cuando pensó en la idea que había olvidado, puede recuperar más fácilmente la información olvidada restaurando las características ambientales específicas de esa situación, al hacerlo podrá recordar lo que olvidaste.

Piense en algo o hable sobre otra cosa que no tenga nada que ver con su memoria. Dado que su cerebro almacena tanta información a lo largo de los mismos patrones neuronales superpuestos, a menudo sucede que el proceso de recordatorio “se atasca” y recupera información coherente pero “incorrecta”. Por ejemplo, puedes pensar en todos los otros actores que alguna vez jugaron Batman, pero no en el nombre del actor en particular en el que estás pensando, si está pensando en otra cosa, es posible que pueda “restablecer” el proceso de recuperación de su recordatorio.

Relájate. El miedo o la preocupación a menudo le impide recordar la información más simple, si no quieres pensar en nada, no debes molestarte; Tome algunas respiraciones profundas para calmarse, y luego intente de nuevo para restaurar el pensamiento olvidado.

Te recomendamos que leas más sobre este tema en particular: Falta De Concentración: Qué Es, Síntomas Y Causas

Algo Que Olvidaste

2.- Mejora tu memoria

Crea “pistas sorprendentes” si quieres recordar algo. Es más probable que su cerebro codifique la información adquirida en la memoria a largo plazo cuando está vinculada a información distintiva que puede servir como una “pista”, “señal” o punto de partida para el proceso de la memoria. Una indicación de este tipo puede ser casi cualquier cosa, pero siempre es una buena estrategia vincular activamente la nueva información con cosas que puede recordar fácilmente.

  • Por ejemplo, si tiene una conversación con un amigo en una cafetería y ella le dice que está a punto de celebrar su cumpleaños, podría tratar de vincular la nueva información de esa conversación con otra que ya está firmemente integrada en su memoria: ” Melissa me dijo que tiene un cumpleaños el 7 de junio. Eso es exactamente una semana después del cumpleaños de mi madre”.
  • Estas pistas también pueden ser información sensorial. Por ejemplo, los olores desencadenan recuerdos vívidos y fuertes para muchas personas, como cuando el olor a galletas en el horno te recuerda los días de tu infancia en la casa de tu abuela. Si la memoria está asociada con un olor, en este caso, tal vez el olor a café o los panecillos de canela en la cafetería, puedes intentar recuperar la memoria con un toque de fragancia familiar, es una excelente opción al momento de recordar algo que olvidaste.

Vincular recuerdos con una ubicación específica. La memoria humana reacciona fuertemente a las propiedades contextuales del entorno en el que se aprendió originalmente la información; puedes aprovechar este enlace si tu cerebro codifica la nueva información para una mejor recuperación más adelante.

  • Usted puede pedir que recordar, como verbalmente al lugar donde lo aprendiste, vincular la nueva información: “Cuando nos encontramos en esta nueva casa de café en la calle de Viena, me dijo que en Melissa tiene un séptimo cumpleaños en junio”.

Repita la nueva información de inmediato. Si usted es como muchas personas, el nombre de un nuevo conocido casi inmediatamente después de que se presentó a ti, recuerda una vez más, usted debe tratar de reproducir la información inmediatamente después de recibir verbal. Si usted es la nueva información con tantas pistas como sea posible – se parece a la persona, lo que están usando, donde se encuentra – conectar, usted será capaz de recordar fácilmente más tarde.

  • Si es así, por ejemplo, en una fiesta un amigo le presenta a otra persona llamada Maikel, ellos sonríen con usted y se van directo a estrechar su mano y le dicen: “Estoy muy contento de conocerte, me llamo Maikel. ¡Tú camiseta tiene un bonito tono azul! “. Al proporcionarle a su cerebro varias pistas e información sensorial, puede almacenar mejor la nueva memoria.

Construye un “bloqueo de memoria”. Los bloqueos de memoria son un método mnemónico popular para recordar algo que olvidaste, un recordatorio para vincular información con el contexto del entorno, en cuyo caso, todos estos contextos están en su imaginación. ¡Incluso el famoso (aunque ficticio) detective Sherlock Holmes usó esta técnica especial!

  • Se necesita un poco de práctica para perfeccionar esta técnica, pero luego puede ser extremadamente útil para almacenar de manera confiable la información que desea recordar. Esta técnica se basa en el método de crear vínculos creativos o incluso absurdos entre lugares y recuerdos.

Evite aprender en situaciones estresantes. Si bien esto no siempre es posible, si puede evitar el aprendizaje de nueva información en situaciones estresantes, como temprano en la mañana antes de un examen importante, podrá recuperar esa información mucho más tarde.

Asegúrate de descansar lo suficiente. El sueño, especialmente la fase REM (“movimiento del ojo rápido”), es extremadamente importante, por lo que la información puede procesarse, consolidarse y almacenarse de manera correcta y sostenible. Con la privación aguda del sueño, sus neuronas ya no pueden disparar correctamente, lo que dificulta que su cerebro codifique y recupere información.

Bebe suficiente agua. Pruebe con otro método y cree firmemente que lo ayudará, luego lo recordará también.

Te recomendamos aprender más acerca de este interesante tema: Aprende Cómo Recordar Vidas Pasadas – Una Guía Para Hacerlo Paso A Paso En Casa!

recordar

Consejos finales para recordar algo que olvidaste

  • Si dices tus tareas en voz alta, si vas de una habitación a otra, te puede ayudar a recordar más tarde. Por ejemplo, si vas al baño para obtener tus tabletas de vitaminas, debes seguir diciéndote a ti mismo, “Voy a tomar mis tabletas de vitaminas”, hasta que llegues a tu destino y hagas el trabajo.
  • Use un cuaderno, calendario o aplicación en su teléfono para recordarle cosas importantes, como citas médicas y cumpleaños. ¡Incluso el mejor recuerdo está contento por un poco de apoyo!
  • Para recordar mejor algo, intente recrear los sonidos, la ubicación o el fondo de la situación en la que aprendió la nueva información.
  • Aunque las drogas que se dice que son compatibles con la memoria (p. Ej., El ginkgo) son muy populares, existe poca evidencia que respalde su memoria. Además, estos agentes pueden causar efectos secundarios nocivos, como adelgazamiento de la sangre y sangrado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.