Que Son Las Cosquillas – ¿Como Se Generan Y Por Que Las Sentimos? Ven A Ver!

Son las cosquillas reacciones nerviosas que en diversas partes del cuerpo tenemos ante toques de alguna persona u objeto exterior. Ya que son las cosquillas causantes de risas que pueden ser muy placenteras al inicio, en un periodo prolongado es capaz de generar molestia. Pueden como forma de coqueteo ser utilizadas, también como fetiche o a modo de tortura. Se usa en el caso de los animales muchas veces en los juegos de las crías y para generar vínculos cercanos entre familias.

En la etapa de la adolescencia se usa como forma de coqueteo. Puede ser un fetiche en algunas personas, y pueden tener diversas variaciones. Estimulan las cosquillas el deseo sexual y es en ciertas personas más agudo que en otras este estimulo. Aunque nos produzcan cascada de risas las cosquillas y hasta cierto placer que nos recorre el cuerpo, se ha encargado la ciencia de demostrar que tal respuesta cerebral es tan solo un producto de la activación de un mecanismo de defensa.

Las Cosquillas

Que Son Las Cosquillas.

Son las cosquillas una sensación que se experimenta en alguna parte del cuerpo, cuando se es ligeramente tocado, y consiste es una conmoción desagradable, que involuntariamente suele provocar la risa. Pueden producirse también cuando se efectúa presión en algunas zonas, y en especial cuando alguna otra persona con un vínculo afectivo lo hace. También se genera por condicionamiento cuando el sujeto cree que va a ser tocado. Ya que son las cosquillas muy placenteras al cabo de un tiempo se vuelven desagradables. Se activa la corteza somatosensorial cuando las cosquillas se producen.

Se cree que fortalecen y relajan los músculos. Ya que las cosquillas en los pies estimulan los musculas de las piernas, tibia y pie. Al funcionar de esta manera, son pues muy buenas para los atletas y corredores. Las costillas, las axilas, las palmas de la mano, el paladar, el cuello y las plantas de los pies son aquellas zonas cuya estimulación por medio de cosquillas producen risa.

provocar la risa

No dejes de saber sobre: El Ave Más Pequeño Del Mundo… ¡Te sorprenderás De su Tamaño!

Estudios De Las Cosquillas.

Estudios científicos recientes han demostrado que las cosquillas contribuyen a una parte importante del juego, de tal manera que cuando se hacen cosquillas a una persona no solo ríe sino que también intenta escapar y luego procura devolverlas. Obedece el proceso de dar cosquillas y recibirlas obedece a una especie de programación neurológica que procura vínculos personales. Lo mismo sucede con el sexo. Es en definitiva una actividad innata comunicadora, ya que son las cosquillas funcionales hacia otra persona. Prueba de ello es que una persona difícilmente se hace cosquillas a sí misma.

 Se ha demostrado en algunos estudios que no es posible autoinducirse cosquillas producto a un mecanismo cerebral que los movimientos propios anticipan y que la sensibilidad provocada por el tocamiento bloquea. Aunque, con la ayuda de un robot a control remoto que se pueda mover con ligeros retrasos a las órdenes recibidas si es posible que se produzca la inducción.

Se les ha denominado también a las cosquillas, como una reacción del miedo, por lo que el cerebro logra hacer que el musculo atacado se mueva bruscamente, aunque esto no evita que, en extremas ocasiones, cause risa indebidamente; es decir: implica, más bien miedo a las sensaciones extrañas infligidas por otro individuo.

Varios posibles orígenes de las cosquillas se han estudiados, no necesariamente son incluyentes y pueden ser considerados como complementarios; no son las cosquillas un comportamiento exclusivo del hombre, también se presentan en múltiples animas, siendo muy comunes en los mamíferos, de lo cual se especula y se espera que su origen es más antiguo que el hombre, y no se deben al origen del mecanismo las peculiaridades del mismo, sino más bien a las adaptaciones posteriores.

Cosquillas Como Un Sistema Defensivo.

Científicos de la Universidad de Tubinga, fueron los que estudiaron las reacciones cerebrales mientras recibieron el estímulo un grupo de colaboradores, tanto de escuchas cosas graciosas como también el recibir cosquillas. Por medio de escáneres de resonancia magnética, verificaron los investigadores las actividades cerebrales mientras las 30 personas que en el experimento colaboraron, escuchaban chistes y además recibían cosquillas en los pies. Ambos estímulos efectivamente activaron una parte del cerebro denominada cisura de Rolando, la cual se encarga de controlar los movimientos faciales, las emociones y las reacciones vocales.

Aunque evidentemente, era esto bastante previsible para los científicos; lo que no era previsible es que constataron que a diferencia de lo que pasaba en el cerebro solo con las graciosas historias, las cosquillas pudieron producir una estimulación en la zona cerebral que regula la huida y la lucha.

Llevó esto a los científicos a deducir que si las cosquillas no causasen tantas risas, las personas que las reciben podrían reaccionar de una manera agresiva, ya que se habla de una actitud defensiva. La zona del cerebro que se activa con el cosquilleo, es aquella que se anticipa al dolor, por lo que la reacción automática puede llegar a ser hasta torpe para evitar que prosiga. Los investigadores asimismo detectaron que también la riza estimulaba la zona del hipotálamo, lo que establecía un control en la temperatura corporal, el cansancio, el hambre y el comportamiento sexual.

Cosquillas Como Un Sistema Defensivo

Interesante artículo: ¿ Que Es La Suerte? ¡Aprende Si La Buena Suerte Es Cuestión De Fe O De Azar!

Cosquillas Como Torturas.

Pueden convertirse las cosquillas en procedimientos de torturas, de diferentes maneras. Es la más popular la de las plantas de los pies. En generar se ata al individuo o a la víctima a una cama, de manera suave se le hace cosquillas, aunque conforme pasa el tiempo la presión se incrementa hasta sofocar a la víctima y hacerla sufrir.

Se puede usar para esta modalidad de tortura instrumentos como: plumeros, cepillos, plumas, las manos y otros objetos de superficie aterciopeladas o que de alguna manera provoque las cosquillas. El objeto más popular y común para hacer cosquillas es la pluma. En las caricaturas y las series de televisión, por lo general al personaje lo torturan haciéndole cosquillas, siempre con plumas y principalmente en los pies.

¿Por Qué No Podemos Hacernos Cosquillas A Nosotros Mismos?

Llevaron los resultados de los estudios a concluir que las cosquillas forman parte de un mecanismo de defensa, que implica la sumisión del individuo que la recibe. Creen de hecho, que responden a un mecanismo primitivo que se encuentra emparentado con la misma evolución del hombre y además del desarrollo de la autoconciencia.

Está muy lejos de lo que en superficie se experimenta el origen de las cosquillas: en el estremecimiento corporal cuando se siente estimulaciones en las zonas más delicadas, que en este caso son además las más débiles, denominándose estómago y cuello, entre otras.

Este origen de las cosquillas está muy lejos de lo que se experimenta en superficie: el estremecimiento corporal cuando logramos sentir estimulos en las zonas más delicadas, que en este caso, son además las más débiles, llámense cuello y estómago, entre otras. Algunos doctores afirman que cuando se le hace cosquillas a alguien, en verdad se estimulan las fibras nerviosas que causan dolor. Esta es la razón por la que no podemos hacernos cosquillas a nosotros mismos; ya que nos anticipa nuestro cerebro a que no hay alguna necesidad de producir una respuesta de acción, de miedo, huida o lucha.

Por Qué No Podemos Hacernos Cosquillas A Nosotros Mismos

Importante que sepas sobre: Las 9 Aves No Voladoras Más Grandes Del Mundo.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.