Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

Qué Porcentaje Del Cerebro Usamos – Todo Sobre Esta Computadora Biológica!

La palabra cerebro proviene del latín cerebrum, su raíz indoeuropea “ker”, que quiere decir cabeza, en lo alto de la cabeza y “brum”, que significa llevar; asumiendo el significado arcaico de lo que se lleva en la cabeza. Es un término bastante general y asume el proceso de centralización y de cefalización del sistema nervioso de gran complejidad del reino animal. Sigue leyendo este post y entérate qué porcentaje del cerebro usamos los seres humanos.

Se encuentra el cerebro situado en la cabeza; y por lo general, cerca de los órganos principales de los sentidos como lo son: audición, visión, gusto, equilibrio y olfato. Por lo tanto corresponde, al encéfalo de humanos y de otros vertebrados y se subdivide en cerebro anterior, en cerebro medio y cerebro posterior. Se entiende como cerebro en otros animales, como los invertebrados bilaterales, como una serie de ganglios alrededor del esófago en la zona más anterior del cuerpo, comprendidos por el deutocerebro, el protocerebro y el tritocerebro en los antrópodos, ganglio cerebral, pedial y pleural, en los moluscos gasterópodos y masas subesofágica y  upraesofágica  en los moluscos cefalópodos. Poseen también cerebros bastante arcaicos o simples bilaterales como nemátodos, platelmintos o hemicordados.

Existen también bilaterales que demuestran muy pocos rasgos distintivos de cefalización como los briozoos o bivalvos. En varias especies de invertebrados no existe un cerebro, esto por carecer completamente de sistema nervioso, como los placozoos, los poríferos y los mesozoos, y también otros, no obstante si poseen un sistema nervioso, peso carecen de rasgos definidos de centralización al mostrar simetrías no bilaterales como los ctenóforos, cnidarios o equinodermos.

Qué porcentaje del cerebro usamos.

Se creyó durante las primeras etapas de la psicología, que la mente se debía separar del cerebro. Aunque los científicos posteriormente realizaron experimentos que llegaron a determinar que era la mente un componente en el funcionamiento cerebral, esto por la expresión de ciertos comportamientos basados en el desarrollo del organismo y en su medio ambiente externo. Son muy difíciles de comprender; los mecanismos por los cuales dan lugar a la actividad cerebral a la conciencia y al pensamiento, a pesar de los rápidos y múltiples avances científicos, los cuales muchos son acerca de cómo funciona el cerebro, peso esto sigue siendo un misterio.

Actualmente, son comprendidas con más detalle las operaciones de las células cerebrales individuales, aunque la manera en que cooperan entre los conjuntos de millones han sido bastante difícil de descifrar. Igualmente, tratan los enfoques más prometedores al cerebro como una computadora biológica, diferente totalmente en el mecanismo de las computadoras electrónicas, aunque en el sentido que adquieren la información de todo el mundo circundante, la almacenan y la procesan de diferentes formas.

Aunque, pese a ser unos de los órganos, se han desarrollado pues una serie de conceptos erróneos que satisfactoriamente han llegado a ser asimilados por la sociedad como correctos; como es el caso de la notable inquietud de qué porcentaje del cerebro usamos, pues se dice que los humanos solamente alcanzamos a usar un 10 % del cerebro y que personas de la talla de Einstein y de Galileo Galilei usaban alrededor de un 20 %.

el cerebro

Interesante artículo: La Importancia Y Las Funciones Del Hemisferio Derecho Del Cerebro.

Un órgano importante llamado cerebro.

Ya que hemos dado la información más común, en cuanto a que porcentaje del cerebro usamos, desde un punto de vista evolutivo y también biológico, la función del cerebro como órgano, es llevar un control centralizado sobre los demás órganos del nuestro cuerpo. Actúa el cerebro sobre el resto del organismo, por medio de la generación de patrones de actividad muscular o por la secreción de  sustancias químicas que se conocen como hormonas. Este control centralizado permite unas respuestas rápidas y coordinadas ante los cambios que se presentan en el ambiente. Varios tipos básicos de respuestas, como los son los reflejos pueden ser mediados por la medula espinal o por los ganglios periféricos, aunque un sofisticado control intencional de la conducta sobre los fundamentos de la información sensorial compleja, requiere pues la capacidad de integrar la información de un cerebro centralizado.

Es el cerebro de los vertebrados el órgano más complejo del cuerpo. En un típico humano la corteza cerebral (que es la zona más grande) se estima que contiene unos 10 mil millones de neuronas y contiene todo el cerebro entre 86 y 100 mil millones de neuronas, transmitiendo por medio de la sinapsis sus mensajes a otras neuronas. Se comunican estas neuronas con otras por medio de largas fibras de protoplasmas denominadas axones, las cuales transportan trenes de impulsos eléctricos llamados potenciales de acción a zonas distantes del cerebro o del cuerpo teniendo receptores específicos como blanco.

Desde una visión filosófica, lo que hace que el cerebro sea especial en comparación con los otros órganos, es que genera la estructura física de la mente. Al igual que como argumentaba Hipócrates: deberían los hombres saber que del cerebro y solamente que del cerebro vienen las alergias, la risa, el placer, el ocio, el dolor, las penas, las lamentaciones y el abatimiento. Aunque del corazón figurado y de las emociones proceden varias sensaciones concretas como el gozo, el conocimiento y el amor.

Un órgano importante llamado cerebro

Fuentes de información del cerebro.

Los neurocientíficos, en conjunto con investigadores de las disciplinas afines, estudian como el cerebro humano funciona. Se han expandido estas investigaciones de manera considerable en las últimas décadas. Se considera una iniciativa del gobierno de los Estados Unidos la “Década del cerebro” en la década de 1990, en gran medida esto ha contribuido a un aumento en la investigación.

Proviene de varios métodos experimentales, la información sobre la estructura y la información del cerebro humano. Proviene de estudios hechos en animales la mayoría de la información sobre los componentes celulares del cerebro y su funcionamiento, usando diferentes técnicas. Sin embargo, algunas técnicas se usan en seres humanos principalmente.

EEG.

Es posible registrar la cantidad de actividad eléctrica de la corteza, por medio de la colocación de electrodos en el cuero cabelludo, esta técnica es conocida como electroencefalografía (EEG). Mide la EEG los cambios de masa en la población que hay en la actividad sináptica de la corteza cerebral,  aunque puede solo detectar los cambios en áreas grandes del cerebro, con poca sensibilidad para la actividad subcortical. Pueden los registros con EEG detectar eventos que tienen a durar solo unas pocas milésimas de segundo. Tiene la EEG buena resolución temporal, aunque una pobre resolución espacial.

EEG

MEG.

Además de medir el campo eléctrico en torno al cráneo, es posible medir directamente el campo magnético en una técnica muy conocida, la magnetoencefalografía (MEG). Tiene esta técnica la misma resolución temporal que el EEG, aunque una mejor resolución espacial, pero esta no muy buena como la resonancia magnética. La gran desventaja de la MEG es que, los campos magnéticos generados por la actividad neuronal es muy débil, es el método solo capaz de recoger señales cercanas a la superficie de la corteza, entonces solo las neuronas que se encuentran situadas  en lo más profundo de los surcos o los pliegues corticales, tienen dendritas orientadas de tal modo que dan lugar a campos magnéticos detectables fuera del cráneo.

MEG

Imagen estructural y funcional.

Existen varios métodos para detectar los cambios de actividad cerebral en el flujo sanguíneo cerebral por medio de imágenes tridimensionales de los cambios locales. Son los antiguos métodos PET y la SPECT, que dependen de la inyección en el torrente sanguíneo de marcadores radioactivos. El más reciente de los métodos, es la imagen por resonancia magnética funcional o IRMf, esta tiene considerablemente una mejor resolución espacial y este no implica ninguna radiactividad. Utilizando de los más poderosos imanes que se encuentran disponibles en la actualidad, la IRMf logra localizar los cambios de actividad cerebral en pequeñas regiones como un  milímetro cúbico.

Prácticamente el inconveniente es que es pobre la resolución temporal: cuando la actividad cerebral aumenta, responde el flujo sanguíneo con un retraso de 1 a 5 segundos y tiene una duración de unos 10 segundos. Por  tal razón, la IRMf es pues una herramienta bastante útil para saber cuáles regiones del cerebro se encuentran involucradas en una determinada conducta, no obstante da muy poca información sobre la dinámica temporal de sus respuestas. Una de las ventajas más importantes de la IRMf es que, dado a que no es invasiva, puede ser utilizada fácilmente en los seres humanos.

Imagen estructural y funcional

Te invito a leer: Las Venas Del Cuerpo Humano – Los Conductos Que Transportan Nuestra Sangre!

Los efectos del daño cerebral.

Una de las fuentes de información clave sobre las funciones de las regiones cerebrales vienen siendo los efectos del daño. En los humanos, los accidentes cerebrovasculares durante mucho tiempo han  proporcionado un natural laboratorio, para estudiar los efectos del daño cerebral. La gran mayoría de los accidentes cardiovasculares son generados por un coágulo de sangre alojado en el cerebro y que se encuentra bloqueando el suministro sanguíneo local, causando un daño o la destrucción del tejido cerebral cercano: es muy amplia la gama de posibles obstrucciones, dando lugar de este modo a una gran diversidad síntomas apopléjicos. Se va limitando el análisis de los accidentes cerebro vasculares por el hecho de que a menudo el daños se produce en múltiples regiones del cerebro, y no a lo largo de las fronteras bien delimitadas, lo que hace difícil generar conclusiones firmes.

Los efectos del daño cerebral

El cerebro y el lenguaje.

En los seres humanos es el hemisferio izquierdo el que generalmente contiene las áreas especializadas en el lenguaje. Es cierto esto para el 97 % de las personas diestras, cerca del 19 % de las personas zurda tienen en el hemisferio derecho sus áreas del lenguaje y hasta un 68 % de ellos tienen ciertas habilidades lingüísticas ya sea en el hemisferio izquierdo como el hemisferio derecho.

Se cree que contribuyen los dos hemisferios al procesamiento y a la comprensión del lenguaje: procesa el hemisferio izquierdo tanto lo semántico como también la sintaxis del discurso, en tanto que el hemisferio derecho procesa el lenguaje emocionalmente, el lenguaje no verbal y la prosodia del discurso, por ejemplo, los movimientos corporales. Han demostrado estudios en la infancia que si sufre un niño una lesión en el hemisferio izquierdo, puede el niño desarrollar el lenguaje en el hemisferio derecho. Cuanto más joven es el niño más viene siendo la recompensa. Se le conoce a este proceso comúnmente como la plasticidad cerebral. De este modo aunque la tendencia natural es que se desarrolle el lenguaje con lateralidad izquierda, es capaz el cerebro humano de adaptarse a difíciles circunstancias, siempre y cuando la lesión se genere a una edad que sea suficientemente temprana.

Como importantes aspectos en la evolución del lenguaje se encuentra el paso al bipedalismo, que fortificó la capacidad para la comunicación gestual, y el desarrollo de la memoria episódica, que deja recordar y comunicar eventos.

El cerebro y el lenguaje

Área del lenguaje.

Es el área de Broca la primera área del lenguaje en el hemisferio izquierdo en ser hallada, nombrada de este modo por Paul Broca, quien mientras estudiaba un trastorno del lenguaje en pacientes con afasia, descubre esta área. No obstante el área de Broca no controla solamente la salida del lenguaje en un sentido motor. Más bien parece estar involucrada generalmente en la capacidad de procesar la gramática en sí, por lo menos los aspectos más complejos de la gramática. Permite distinguir por ejemplo, una oración en voz pasiva de una simple oración sujeto-verbo-objeto (es algo como la diferencia entre: la chica golpeó al muchacho y el muchacho fue golpeado por la chica).

La segunda área del lenguaje en ser descubierta es denominada el área de Wernicke, por Carl Wernicke, quien era un neurólogo alemán que descubrió el área mientras se encontraba estudiando a pacientes que presentaban síntomas similares a los pacientes del área de Broca pero que sufrían daños en una zona diferente del cerebro. La afasia de Wernicke es aquel término usado para el trastorno que ocurre cuando sufre un paciente algún daño en el área del Wernicke.

No solo afecta la comprensión del lenguaje, la afasia de Wernicke. También presentan dificultad al recordar los nombres de objetos, las personas con afasia de Wernicke, respondiendo a menudo con palabras que suenan similares, o nombres de cosas que se relacionan, como si tuviesen dificultades para recordar asociaciones de palabras.

Área del lenguaje

Atlas del cerebro humano.

Más de 100 millones de datos, que se encuentran accesibles y libremente a lo largo de internet, conforman el nuevo atlas del cerebro presentado en EEUU por el Instituto Allen de Ciencias Cerebrales. Un proyecto que permitía a los científicos de todo el mundo indagar sobre los secretos del órgano más conocido y enigmático del cuerpo humano. Con una financiación de 55 millones de dólares, es este proyecto el fruto de cuatro años de trabajo y ya se encuentra a partir de ahora disponible de forma gratuita a través de la web.

Simplemente no existía este nivel de detalle, señala Allen Jones, quien es el director ejecutivo de este organismo dedicado al estudio del cerebro y a las enfermedades neuronales. Sus autores para llevarlo a cabo han contado con donaciones de cerebros hechas por dos varones al instituto estadounidense, que han dejado analizar  que genes se encuentran encendidos en cada región. Con la ayuda de técnicas de imagen, potentes ordenadores y la genética para el procesamiento de datos, ofrece el nuevo atlas online, imágenes en tres dimensiones del órgano, como de la estructura de los nervios que lo conforman, su actividad genética en las diferentes localizaciones o las características de sus células.

Es crucial la identificación de los genes que se encuentran o no activos, para comprender el mecanismo de ciertas enfermedades”, ha denotado el diario The New York Times, el doctor Jeffrey Noebels es otro de los participantes del proyecto, es un profesor del Baylor Collage de Houston del Departamento de Genética Molecular y Humana.

Ha localizado el atlas, desentrañando todos los misterios posibles de los dos cerebros de los voluntarios, por ejemplo 1 000 regiones anatómicas que se cruzaron posteriormente con la información sobre los miles de genes que deberían normalmente estar activos. Explican para su sorpresa, que descubrieron que la similitud entre ambos era de un 94 %.

Atlas del cerebro humano

Importante que sepas de: La Sangre En El Cuerpo Humano! – Conoce Este Gran Fluido Vital.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.