Picadura De Garrapata En Perros – Signos, Enfermedades Y Tratamientos

Las garrapatas son parásitos en cualquiera de sus estadios del ciclo biológico, pero lo más común es hallar machos o hembras adultos sobre el cuerpo de nuestros animales de compañía. A continuación te mostraremos un poco más sobre la picadura de garrapata en perros y qué hacer al respecto. ¡No te lo pierdas!

Durante los periodos de lactancia se suelen encontrar en la vegetación o en el suelo esperando a que un posible hospedador pase a su lado; las garrapatas se ven atraídas por el calor que emiten, y se enganchan por contacto directo. Tras un paseo por el pelo de nuestro can, inyectan su aparato bucal en la piel, dejando al aire el resto de su cuerpo, y empiezan a alimentarse de la sangre de su hospedador.

Aunque se pueden ver en cualquier parte del cuerpo, presentan cierta predilección por las zonas ventrales y con piel fina como las orejas, la cara, las ingles, las axilas y entre los dedos.

Quizás también te interese leer sobre: Los alimentos prohibidos para tu perro. 

Signos de que tu perro tiene garrapatas – Picadura de garrapata en perros

Resulta bastante fácil ver las garrapatas pegadas o adheridas a la piel de nuestro can, sobre todo las hembras repletas de huevos que han terminado de alimentarse, de un color grisáceo o marrón y de forma ovalada. La visualización se puede ver dificultada si el perro tiene el pelo largo, aunque posiblemente al acariciarle podamos notar un pequeño abultamiento, y descubriremos la garrapata al apartar el pelo.

Debido a su régimen alimenticio a base de sangre de su hospedador es un poco complicado que originen anemia en nuestro animal, salvo infestaciones masivas. Por lo general, no provocan ningún malestar ni picor, aunque en distintas ocasiones se puede llegar a infectar la herida que produce el aparato bucal de la garrapata, sobre todo si no se ha retirado adecuadamente y gan quedado restos en el interior de la piel del perro.

Garrapata en perros

Transmisión de enfermedades por picadura de garrapata en perros

La verdadera importancia de una contaminación por garrapatas, y sus peores resultados, se deben a la transmisión de enfermedades infecciosas mediante su saliva, debido a que actúan como vectores o vehículos de agentes patógenos, y que además, algunos de ellos afectan también a los seres humanos. No todas las garrapatas los suelen transportar, pero algunas inclusive pueden vehicular más de un agente.

La transmisión de estas enfermedades suelen ser exclusivamente a través de la garrapata, nunca mediante del contacto con nuestro perro. Algunas de las más comunes son:

• Babesiosis (piroplasmosis)

Originada por protozoos que parasitan los glóbulos rojos, provocando fiebre, anemia, anorexia, letargia, ictericia (coloración amarilla de mucosas), y orina oscura. Puede llegar a ser mortal para nuestro can.

• Ehrlichiosis

Provocada por bacterias que atacan directamente a los glóbulos blancos, causan disnea (dificultad respiratoria), apatía, hemorragias, fiebre y vomitos.

• Anaplasmosis

Originada por bacterias que parasitan glóbulos blancos y plaquetas, causa fiebre, letargo, hemorragias, cojeras, vómitos y diarrea.

• Borreliosis de Lyme

Provoca cojera, fiebre, e inclusive enfermedad renal, y puede afectar a los seres humanos.

Tratamiento para la picadura de garrapata en perros

Si hemos hallado una o varias garrapatas adheridas en la piel de nuestro can, debemos retirarlas cuanto antes para así evitar la posible transmisión de enfermedades infecciosas. Para ello, sólo debes conocer la forma segura de hacerlo, con qué instrumentos o medidas cuentas, y qué no debes hacer.

Qué hacer ante la aparición de garrapatas en tu perro

No se recomienda usar técnicas caseras como impregnarlas en alcohol o aceite para tapar los poros por los que respiran y matarlas, ya que esto podría acelerar la inyección de agentes patógenos mediante su saliva. Tampoco se deben quemar o cortar, ni mucho menos aplastar.

Existe una gran diversidad de instrumentos específicos para retirar las garrapatas de la piel de tu can con mucha seguridad, aunque bastaría con unas pinzas y, sin realizar mucha presión, se tracciona con suavidad a la vez que giramos las pinzas. De esta manera evitaremos que queden restos en la piel que puedan provocar una infección.

En caso de que esto suceda o si no tenemos experiencia debemos acudir a un veterinario que nos ayude a retirarlas o a eliminar los posibles restos. Asimismo, desparasitaremos a nuestro can con un producto apropiado por si hubiera quedado alguna garrapata oculta.

También puedes leer sobre: Cómo identificar a un perro deprimido – Tips que te ayudarán a determinarlo. 

Prevención para la picadura de garrapata en perros

• Desparasitación del perro

La desparasitación de los animales de compañía suele ser un punto clave de la medicina preventiva. Dependiendo de la zona en la que vivamos, la climatología, y las costumbres de nuestro animal, la frecuencia y el tipo de tratamiento para prevenir la picadura de garrapata serán distintas. Aunque se pueden hallar garrapatas durante todo el año, las estaciones de mayor prevalencia son la primavera y el verano.

La densidad de población de estos ácaros es mucho mayor en áreas con abundante vegetación, como los jardines, parques, bosques, o zonas de paso de ganado, por lo que prestamos una especial atención si visitamos constantemente estos lugares.

Siempre es recomendable revisar y cepillar a nuestro perro al llegar a casa luego del paseo, y mantener una apropiada higiene en nuestro hogar, incluyendo patios y jardines.

• Antiparasitarios: tipos y modo de empleo

Podemos hallar una gran variedad de antiparasitarios aptos para el tratamiento de las picaduras de garrapatas y su prevención: pipetas, collares, champú, espray, lociones, comprimidos o inyecciones. La elección del más apropiado va a depender de la edad, del peso del animal y del modo de aplicación.

Picaduras de Garrapatas

El espectro de acción suele ser variable, incluyendo todo tipo de parásitos externos (garrapatas, pulgas, mosquitos), e inclusive internos (gusanos). La gran mayoría presentan acción insecticida o acaricida, y repelente. El tiempo que tardan en empezar a actuar oscila entre unos pocos minutos y algunas horas, y la duración de su actividad oscila entre 1 y 8 meses.

Debes tener en cuenta que la opción más efectiva es combinarlos en función de la época del año, si acostumbramos a ir a lugares con más vegetación, y la susceptibilidad individual de nuestro can a ser parasitado. Cualquiera de estos productos pueden ser adquiridos en clínicas veterinarias o tiendas especializadas.

Evita siempre comprar cualquier producto en otros lugares donde no te puedan ofrecer asesoramiento profesional, debido a que algunos productos son ineficaces, e inclusive perjudiciales para la salud de tu perro.

Esperamos que te haya sido de gran ayuda este interesante artículo sobre la picadura de garrapata en perros y, ¡No olvides visitar todo nuestro portal! 

También puedes leer sobre: Los Cuidados Básicos Que Debes Tener Con Tu Cachorro Para Que Crezca Sano Y Feliz.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.