Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

Hazle Frente A Una Persona Controladora ¡Dile Adiós A Eso!

No es fácil tratar con una persona controladora. Las personas que controlan pueden ser muy manipuladoras y suelen sentirse aislados de los demás. Afortunadamente, hay muchas maneras de tratar con una persona controladora. En este momento, trate de mantener la compostura y evitar reaccionar. Más adelante, establezca límites claros para que la persona no se vaya a dirigir fuera de su zona de confort una vez más. Además debe trabajar en el manejo de sus emociones. Usted tendrá que trabajar en el cuidado de sí mismo para evitar ser atrapado por una persona controladora.

Aprende como salirle al paso a una persona controladora con estos interesantes consejos que trae eruportal para ti, estamos seguros que al leer estos pequeños métodos obtendrás resultados realmente sorprendentes que te harán continuar con tu vida como si nada hubiese pasado.

Persona Controladora

Cuando se encuentra en frente o tratando con una persona controladora debe evitar reaccionar al mal comportamiento. La persona que controladora a menudo esta en busca de una reacción. También pueden no responder bien a cualquier resistencia o a la crítica. Si, por ejemplo, el sujeto se muestra agresivo o enojado, es probable que esto sea contraproducente. En lugar de combatir el fuego con fuego, trate de mantener la calma.

Por ejemplo, si su compañero de cuarto o pareja sentimental arma un drama porque no consiguió su toalla en el lugar de siempre, en vez de enfrentarlo, trate de establecer un dialogo en el que ambos expresen el malestar, recuerde que no se debe responder con agresividad porque eso solo empeorara la situación, sobre todo si tiene seguridad de que está tratando con una persona controladora.

Lee también: Aprenda Cómo Concentrarse En Su Tarea Con Estos Sencillos Pasos

persona controladora

1| Encuentro difícil

Trata de empatizar. Aunque nunca se debe excusar el mal comportamiento de otra persona, a veces puede ser útil para al menos ver de dónde vienen. Las personas con problemas de control pueden tener problemas emocionales subyacentes. Comprender esto puede ayudar a determinar la forma de abordar mejor las necesidades de la persona para el control. En este momento, trate de averiguar lo que la persona es en realidad en cuando intentan ejercer control.

Por ejemplo, usted vive con su novia, que tiende a ser muy controladora. Ella ve que dejó algunas envolturas  en la encimera de la cocina por unos minutos mientras tomaba una llamada telefónica. Y de inmediato de dice algo como: ¿Por qué es necesario tomar esa llamada telefónica antes de limpiar tu desorden?- El lío probablemente no es realmente el problema aquí. Trate de preguntar por qué el orden de sus acciones era tan importante para ella para obtener una mejor comprensión del tema y luego dar cualquier información que pueda ser necesaria. Por ejemplo, usted podría responderle con algo como: ¿Había una razón por la que debía limpiar antes de tomar la llamada telefónica?

-Niéguese a discutir

La persona controladora a menudo es excitada por las luchas de poder. Una persona que controla querrá nada más que los demás lo apoyen en un argumento que  probablemente no vaya a ninguna parte. Tienen una necesidad de sentir que están ganando. Para evitar darles esa satisfacción, absténgase de entrar en una lucha de poder con ellos.

También puede simplemente negarse a discutir. Por ejemplo, si muestran aperturas significativas de comenzar una pelea con usted, entonces usted podría decir algo como: Creo que tenemos que hablar de esto, pero prefiero hablar de ello cuando los dos estemos un poco más tranquilo. ¿Podemos hablar de esto mañana por la noche? – A la larga, tendrá que hacer frente a los problemas subyacentes en su relación y hablar de los límites establecidos.

-Mantenga la compostura lo mejor que pueda

La última cosa que quiere hacer con un controlador es conseguir terminar enojado o molesto. Hay gente que controla el amor para estremecer las actitudes de las personas, ya que esperan que puedan romper a alguien con el fin de conseguir sus objetivos. Trabajar en la limitación de las reacciones emocionales es de gran ayuda a la hora de hacerle frente a una persona controladora.

Trate de tomar una respiración profunda al interactuar con una persona controladora. Usted puede tratar de sintonizar su cerebro y pensar en algo relajante, como un entorno de playa, mientras que están hablando con usted. Si tiene que reaccionar, diga frases evasivas para ganar algo de tiempo. Por ejemplo, «No estoy seguro de eso. Déjame pensar en ello.»

Debes leer: Tres Consejos Importantes Para Pasar Menos Tiempo En La Computadora

una persona controladora

2| Establezca límites claros

Recuerde que usted tiene los derechos básicos. En cualquier situación dada, usted tiene derechos. Usted no quiere renunciar a estos derechos ya que hay que interactuar con una persona difícil. Las personas que controlan tienen una manera de conseguir las cosas dentro de su cabeza y no es más que provocando que usted se olvide de sus derechos básicos como ser humano. Recuerde que merece ser tratado con decencia.

Todo el mundo tiene el derecho fundamental a ser tratado con respeto, además  se le debe permitir expresar sus opiniones, usted puede decir no sin sentirse culpable, y puede demostrar que tienen opiniones diferentes.

Si usted ha estado tratando con una persona controladora a largo plazo, puede haber olvidado que tiene estos derechos. Antes de interactuar con alguien, recuerde sus derechos. Manténgalos en cuenta al establecer límites.

Por ejemplo, un novio controlador puede esperar que pase todo el tiempo con él en lugar de salir con los amigos. Si no desea quedarse en casa y ver una película una noche, su pareja controladora hará que se sienta culpable por esto. Mientras se prepara para hacer valer sus límites, piense en algo como: Tengo derecho a decir no sin sentirme mal en lo absoluto.

– Dígase a sí mismo que usted tiene el control

El primer paso para el establecimiento de límites es recuperar su control. No se puede controlar las acciones negativas de otra persona, pero se puede controlar cómo reacciona personalmente a ellos. Usted siempre tendrá opciones en lo que respecta a cómo se enfoque límites.

A menudo, las personas suelen aguantarse o temen acercarse a una persona controladora. También puede trabajar en evitar que la persona lo controle por completo. Es posible, por ejemplo, no ir a eventos familiares si tendrá que compartir con su padre que por años ha sido controlador.

Libérese de estos patrones. Decide las acciones que tomarás para hacer valer tu independencia y derechos.

– Sea claro acerca de sus límites

Cuando una persona es controladora siempre están tratando de estimular los límites de los que les rodean. La gente que controla disfrutan sabiendo que han roto las barreras de alguien. Establezca límites personales a esta gente que trata de ganar terreno en su vida. Deje claro los comportamientos que esta y no dispuesto a soportar y permitir.

Reconozca cuando se puede y no se puede tolerar y aceptar una actitud excesiva de una persona controladora. Hay ciertos comportamientos pequeños, como tener reglas acerca de dónde colocar los platos sucios o ropa, que puede estar dispuesto a seguir. Sin embargo, otros problemas pueden ser más difíciles de tolerar.

Piense en las cosas que la persona hace que se encuentran más allá del punto de la razón. Por ejemplo, no le importa poner el teléfono lejos cuando estás en una cita con su novio. Sin embargo, se espera que se tenga el teléfono fuera de la vista, incluso si los dos están viendo tv en la sala de la casa. Hágale saber que esta regla no es razonable para usted.

– Exprese sus límites directamente

Usted debe ser  muy claro al establecer límites. Incluso puede ser útil escribir sus límites en un pedazo de papel y presentar esto a la persona controladora. Indique sus límites personales tan claro como le sea posible. Dile a la persona, en términos muy claros, lo que va y no va a soportar en el futuro.

Este tipo de personas son difíciles por naturaleza, tanto así, que son capaces de hacer todo lo posible para ignorar o malinterpretar sus límites. Por lo tanto, cuando se pone fuera de sus límites, refrésqueles la memoria y sea directo una vez más.

– Sea firme cuando sea necesario

Una persona controladora es poco probable que acepte las fronteras de inmediato. Recuerde, ellos disfrutan de empujar a las personas fuera de su zona de confort para conseguir su propio camino. Cuando sea necesario, tendrá que recordar a la gente el control de sus fronteras. Sea claro y firme en caso de violación de sus fronteras.

Ser asertivo no significa ser agresivo. Significa respeto o dejarle saber a alguien cuando se ha violado un límite determinado. Mantenga la calma y reafírmese a sí mismo cuando surge un problema.

Puedes leer: Como Plantar un Árbol De Manera Correcta Para Que Prospere Y Crezca Sano

la persona persona controladora

3| Gestión emocional

Mantenga sus expectativas realistas.Una persona controladora no cambia con facilidad de la noche a la mañana, incluso después de hacer valer sus límites, usted puede encontrarse con luchas de poderes frecuentes. Trate de mantener sus expectativas en el registro. Es probable que siempre tengan problemas con una persona controladora, así que no esperes un gran cambio.

No se puede cambiar a otra persona. Si usted ha intentado todo lo posible para abordar la forma en que su comportamiento es perjudicial, una persona controladora no cambiará a menos que quieran. Al interactuar con una persona controladora, recuérdese que probablemente tendrá que repetir límites y desconectarse de la crítica.

– Recuérdese a sí mismo que no es nada personal

Este tipo de personas que tienden a controlarlo todo por lo general tienen algo que hacer bajo la manga. Problemas interpersonales subyacentes, como una tendencia a la inseguridad, a menudo se manifiesta en una necesidad de control. Al ser confrontado por una persona controladora, recuerda que no se trata de ti. Es probable que no esté haciendo nada malo en la situación. La otra persona solo tiene una intensa necesidad de controlarlo todo para sentirse seguro de sí mismo. Si usted sabe por qué la persona está controlando, trate de acordarse de esto en el momento. Esto puede ayudarle a recordar que no se trata de ti.

– Cuídate

Esto es especialmente importante si usted tiene que interactuar con una persona controladora sobre una base regular. Por ejemplo, si usted vive con una persona controladora o una pareja romántica de control, recuerde que es necesario el autocuidado. Cuando se está atendiendo las necesidades de alguien que tiene que estar constantemente bajo control, es posible que descuide su propio cuidado personal.

Usted tiene derecho a cuidar de sí mismo. Permítase darse tiempo para hacer ejercicio, comer bien, participar en pasatiempos divertidos, y hacer las cosas que te hacen feliz. Trabaje en hacer tiempo para sus propias necesidades personales, incluso si tiene que desconectarse de la crítica para hacerlo.

– Limitar las interacciones

A veces, la mejor manera de tratar con una persona controladora es alejarse de ellos. Trabaje en evitar a la persona si sus interacciones con ellos se han convertido en algo molesto para usted. Esto hará que su vida sea mucho más fácil.

Si vive con una persona controladora, trate de limitar su tiempo con ellos o los espacios de comida y otros períodos cortos juntos. Si  trabaja con una persona controladora, trate de limitar su tiempo con esa persona en la oficina. Por ejemplo, es posible mantener conversaciones de charla y tratar de elegir los proyectos que no requieren ejecutar en equipo con esta persona. Ahora, si usted tiene un miembro de la familia controlador, deberá igualmente limitar las interacciones con ellos en eventos familiares.

De igual forma, si una relación se está convirtiendo en perjudicial para su bienestar, lo mejor es alejarse. Algunas personas son simplemente demasiado tóxicas para estar dispuestos a cambiar. Si alguien viola continuamente sus límites, ponga fin a la relación. La vida es demasiado corta para pasarla alrededor de personas que son hirientes y controladoras al extremo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.