Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

Dos Practicas Lecciones Que Te Ayudarán A Dejar De Ser Una Persona Complaciente

Si usted es por lo general una persona complaciente y sientes que la gente siempre está aprovechándose de ti, es hora de que le pongas un parado a eso para siempre. No permitas los demás jueguen con tu buena fe y demuestra que también tienes carácter para ubicar a la gente que cree poder jugar la pelota contigo.

Deja de pensar en lo que te haría felices a los demás y centrarte en lo que tú necesitas. Es hora de cambiar el enfoque que tienes sobre otros para sí mismo. Después de todo, puede ser difícil de mejorar su propia vida cuando está demasiado ocupado en solucionar los problemas de terceros.

Una cosa es ser una persona complaciente y otra es ser tonto y dejarse pisotear por los demás, así que no dejes de leer estas prácticas lecciones que eruportal pone a tu disposición, no solo para que redirecciones tu vida, sino para que aprendas a priorizar las cosas que realmente valen la pena.

Persona Complaciente

Aprende a decir no. No invente excusas, simplemente exprese sus razones cuando no desee hacer o quiera algo. Empieza poco a poco encontrando algo pequeño para decir no, y dígalo con firmeza. Puedes incluso decirlo cortésmente, pero en serio… Usted se sorprenderá, el mundo no se derrumbará a su alrededor por expresar su negación. La gente rara vez se ofende, así que no haga mente a ello, además tenga en cuenta que decir no, no significa que ya no es una persona complaciente.

Lee también: 5 Trucos Efectivos Que Te Ayudarán A Conquistar A Un Hombre Con Palabras Sutiles

la persona complaciente

1| Soluciones a corto plazo

Pide lo que quiere. Si todo el mundo va a ver las películas, y la mayoría de las personas en el grupo que desean ver una película en particular, pero usted prefiero ver algo más, expréselo! Esto no significa que van a ver la película que desea necesariamente, pero quién sabe, tal vez hay otros en ese grupo que preferirían ver su elección, y terminan complaciéndolos a todos.

No hay nada de malo en expresar su opinión, y no tiene por qué significar que usted está haciendo una demanda. Con recordar a la gente que usted es un individuo con sus propias preferencias ya es un gran paso adelante.

Incluso puede pedir a alguien que le ayude a hacer algo que le permitirá tener más claridad a la hora de hablar. En última instancia, debe recordar que nadie puede leer su mente. Si considera que hace mucho por los demás, pero nadie hace nada para usted, tal vez es porque no expresan sus necesidades o deseos. No es justo que la gente se haga ideas sobre una respuesta suya. Si te preguntan lo que quieres, o si hay una decisión tomada, simplemente no deje de ser usted y hable con plena confianza.

-Haga algo por sí mismo

Hacer una cosa que tenía ganas de hacer o el sentir miedo porque que a alguien más no le vaya a gustar. Al diablo con eso. ¡Hágalo de todos modos! Si su deseo es teñirse el cabello, conseguir un nuevo aspecto, degustar una golosina que le guste, ir de vacaciones, o ir a ver esa película que tanto desea, pero que nadie quiere ver, entienda que son sus gustos y por cumplirlos no le hará daño a nadie, deje de ser una persona complaciente con los demás, sobre todo si no se siente bien consigo mismo.

Haga lo que haga, hágalo por sí mismo, y no se preocupe por lo que piensen los demás. No se deje atrapar por los demás, haga las cosas a su manera. Recuerde que existen infinidades de cosas que realmente puede hacer por sí mismo, independientemente de lo que piensen quienes le rodeen. Las opiniones de otras personas son un factor extra en nuestras vidas, pero no debe ser el factor determinante.

-Compromiso

Si bien no es bueno ser una presa fácil, no es mejor ser un matón manipulador o un rebelde imprudente. No debe llegar a ser totalmente egoísta. De hecho, muchas personas que quieren agradar tienen una baja autoestima. Lo mismo ocurre con aquellos que son egoístas. Lo mejor es desarrollar buenas habilidades de autocuidado que incluyan habilidades de asertividad saludables.

Se puede escuchar a los demás, pero en última instancia, lo que haces es su elección. ¡Mantén un equilibrio!

A veces las necesidades de otras personas deben ser lo primero. Cada vez que hay un conflicto de deseos, trate de llegar a una solución que satisfaga los deseos de ambas partes, o mejor aún, una situación ganar-ganar, donde ambas partes  pongan aún más de lo que esperaban.

Debes leer: Tres Infalibles Métodos Para Que Enfrentes A Tu Conyugue Sobre Tener Hijos

una persona complaciente

2| Soluciones a largo plazo

Examine sus miedos. ¿Son realistas? ¿Son verdaderamente terribles? Es posible que tenga miedo de que nadie va a gustar de usted, que alguien le dejará, o que se quedará solo si no dice lo que los demás quieren escuchar y se convierte en una persona complaciente. Esa es una prisión que lo ha atrapado a sí mismo, y es el momento de abrir las puertas y salir.

Las personas a su alrededor pueden utilizar lo según su conveniencia, sobre todo si detectan que usted es una persona complaciente, pero si no están dispuesto a aceptar que tiene sus propias necesidades, ¿son realmente personas que vale la pena tener en su vida?

-Evalúa tus límites

La comparación de los límites establecidos en los demás es sumamente necesaria cuando se es una persona complaciente, debes preguntarte ¿Hasta qué punto está usted dispuesto a restringir su apertura a ser utilizado por otros?

Debes tener claro además lo que es un comportamiento aceptable para ti y lo que es inaceptable. Ser capaz de analizar este factor le permite medir lo que se puede hacer por los demás y lo que no se debe hacer por los demás de una manera mucho más objetiva.

¿Es lo mismo para ti y para los demás? –  ¿Cómo se tolera lo intolerable? – ¿Qué se supone es lo normal o lo anormal? – ¿Aceptar lo inaceptable? – ¿Sabe lo que se siente al ser tratados con dignidad y respeto?—todas estas interrogantes deben tener una respuesta cuando se es una persona complaciente, pues de ello depende que tan vulnerable puedes ser ante quienes te rodean.

Aprender a identificar y etiquetar el trato inaceptable de los demás y cómo establecer límites a su conducta cuando violan sus límites será de gran ayuda para usted.

– Considere la fuente

Muchas personas que quieren agradar fueron criadas en ambientes en donde sus necesidades y sentimientos se hicieron a un lado, no se consideran, o incluso fueron maltratados. Ser capaz de identificar y comprender el origen del porque te has convertido en una persona complaciente nos permite entendernos mejor a nosotros mismos, y sirve para eliminar esa absurda idea de complacer a los demás para ser aceptados.

Ante esta situación, quizás puedes preguntarte ¿Debo ser siempre una persona complaciente para pertenecer a la sociedad? –  ¿La única manera de recibir apoyo o respuestas positivas es haciendo lo que los demás quieren? –  ¿Si no soy una persona complaciente los demás me desaprueban, regañan o señalan?

Si es así, aquí hay una noticia de última hora, no todo el mundo quiere ser una presa fácil. Al centrarse en complacer a los demás, se abre la puerta a la manipulación y el abuso. Usted nunca va a llegar a su potencial como individuo si está constantemente aprisionado por las expectativas de otros. Con el tiempo, cuando la gente ha tenido a disposición sus servicios, no van a reconocer que su valor real, pues lo único que les interesa es el número de diligencias que puede hacer por ellos.

Puedes leer: Conoce Cómo Se Puede Revivir Una Amistad Con Estos Tres Sabios Consejos

persona complaciente

– Deja de basar tu autoestima en lo mucho que puedas hacer para otras personas

Es noble que quieras ayudar a los demás, pero es algo que debe hacer porque quiere, no porque siente que tiene que hacerlo para agradar o pertenecer a un grupo de amigos. La voluntad de ayudar a los demás debe venir después de saber cómo ayudarse a sí mismo, como ya te dijimos sea una persona complaciente cuando valga la pena no para captar atención.

Los más grandes actos de bondad son los que hacen por elección, no por miedo o culpabilidad. Si usted está haciendo cosas por los demás, porque después sentirá miedo o culpabilidad si no lo hice, ¿Es una acción realmente justificada? –  ¿Te gustaría que otras personas te ayuden en esas condiciones?

Analízate en todo momento,  se puede ser una persona complaciente sin dejar de lado sus principios y necesidades. No permita que nadie abuse de su persona, si siente que no es aceptado en un entorno siga adelante, quizás su destino no es estar en ese lugar. Esperamos que nuestro artículo haya sido de su ayuda.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.