Portal Multitemático

Pasos Para Usar Patines De Cuatro Ruedas Y Patines En Líneas!

El patinaje sobre ruedas es una actividad que para algunos es de ocio pero divertida, para otros es solo un medio de transporte divertido y para los apasionados un deporte competitivo. Sin embargo, tienes que aprender a usarlos adoptando la posición correcta, deslizándote y sobre todo tienes que saber cómo detenerte. Sigue leyendo este post y aprende a usar los patines de cuatro ruedas y los patines en líneas, en menos de lo que crees estarás patinando por la pista.

Patines de cuatro ruedas y en línea: Lo básico.

Sin nunca antes has usado patines lo ideal es que uses tu equipo de patinaje. Todo el equipo de patinaje es esencial pero lo único que realmente necesitarás es un par de patines que se ajusten a tus pies y te queden bien. Para obtener los patines tienes varia opciones, puedes comprar un par en una tienda deportiva, alquilar unos en una pista de patinaje o conseguir unos prestados; las tallas para usar los patines de cuatro ruedas y los patines en líneas son las mismas que las tallas de zapatos que usas. El equipo de patinaje lleva lo siguiente:

Patines

Un casco.

El casco es fundamental cuando se va a iniciar recién con el patinaje; al principio todos suelen caerse unas cuantas veces, por lo que ponerte el casco te ayudará a sentirte más cómodo y te protegerá de alguna lesión que puedas causarte en la cabeza.

Rodilleras y muñequeras.

Cuando inicias con el patinaje y te caes lo primero que se verá afectado son tus manos y rodillas, es por ello que se recomienda usar las rodilleras y muñequeras mientras aprendes a patinar de este modo estarás evitando lastimarte las manos y las rodillas.

Ponte los patines.

Introduce los pies en las botas de los patines y presiona la lengüeta hacia la parte baja de las espinillas. Una vez hecho esto jala las correas ajustables que están a lo largo de la parte frontal de las botas, introdúcelas por las hebillas en el lado opuesto y ajusta los patines de modo que te queden ceñidos y cómodos. Los patines no deben quedarte demasiado sueltos, si esto pasa tus pies se resbalaran, pero tampoco deben quedarte demasiado rígidos, pues si te quedan así te cortaran la circulación, lo que significa que debes ajustarlos solo lo suficiente. Asegúrate de usar los patines del tamaño correcto. Puedes usar tanto patines de cuatro ruedas como los patines en líneas, usa los que te hagan sentir más cómodo.

Ponte de pie.

Usa un objeto cercano que te sirva para mantener el equilibrio mientras te paras, este objeto puede ser una pared o una silla; en caso de que no tengas nada para apoyarte mientras te levantas coloca un pie delante de ti, pon las manos en el piso y ve incorporándote mientras usas un pie a la vez teniendo siempre cuidado de no perder el equilibrio, sobre todo si estas usando los patines en línea; si usas los patines de cuatro ruedas tendrás un poco más de equilibro que al usar los patines en línea.

Si no te sientes muy seguro de poder mantenerte de pie con los patines, práctica parándote en el césped o en una alfombra antes de pasar al concreto. Cuando ya te sientas más seguro prueba parándote en el concreto y ten cuidado de que tus pies no se deslicen solos.

Adopta la posición correcta.

Separa un poco tus pies más o menos a la altura de los hombros, dobla tus rodillas quedando un poco de cuclillas. Baja tu parte trasera e inclínate solo un poco hacia adelante adoptando una posición de semi cuclillas que debe cómoda. Cuando comiences a  patinar, el equilibrio será clave para que no te caigas y esta es la posición correcta para evitarlo. Cuando practiques por primera vez en la pista, puede que sientas que aún no tienes control en los patines incluso puede que pierdas el equilibrio y te caigas algunas veces antes de sentirte más cómodo; pero no te desanimes solo sigue practicando la posición hasta que la domines por completo.

Es un poco  difícil pararse perfectamente cuando se está usando patines y más aún si los que usas son los patines en línea. Sin embargo, no tienes de qué preocuparte cuando hayas dominado esa posición y comiences a patinar lo demás se te hará más sencillo.

Camina como pato.

Si los patines que estas usando son los de líneas comienza caminando con los talones juntos y la punta de los pies hacia afuera; hazlo poco a poco, primero con el pie derecho, luego con el izquierdo y así sucesivamente. A medida que vas avanzando sigue en la posición de semi cuclillas. Mantén siempre tus talones debajo de tu cuerpo para que de este modo puedas mantener el equilibrio con facilidad.  Practica hasta que puedas caminar con plena seguridad sin perder el equilibrio.

 Aprender a deslizarte.

Una vez que ya sabes caminar con los patines, puedes alargar cada paso que des, déjate rodar un poco; luego empuja con un pie y utiliza el otro para deslízate, cuando se te acabe el impulso repite otra vez los movimientos. Cuando uses el pie derecho inclínate un poco hacia la derecha y cuando uses el izquierdo inclínate hacia la derecha; mientras realizas estos movimientos para aprender a deslizarte re cuerda que debes tener la posición de semi cuclillas.

Una vez te sientas seguro comienza a deslizarte con mayor velocidad, mueve tus piernas para aumentar la velocidad y usa tu cuerpo para que te ayude a aumentarla mientras te inclinas hacia adelante; los brazos te ayudan a mantener el equilibrio y a ganar velocidad al doblar los codos y moverlos hacia atrás y hacia adelante como lo haces cuando corres, solo que estas vez estarás sobre tus patines de cuatro ruedas o los de línea.

patinar

Debes leer: Cómo Hacer Un Disfraz Con Plumas De Pavo Real

Movimientos fluidos.

Convierte cada paso que das en movimientos fluidos, para ello sigue continua poniendo un pie delante del otro, mientras lo haces empuja los pies hacia delante y hacia fuera. Mientras realizas los movimientos transfiere tu peso a la pierna para comenzar a deslizarte. Levanta los patines lo suficiente para bajarlos  y hacer el siguiente movimiento, de este modo estarás dejando que el impulso te lleve hacia delante.

Practica como detenerte.

Los patines están equipados con un freno ubicado en el talón del patín (si son patines en líneas) y en la parte frontal (si son patines de cuatro ruedas). Para detenerte, debes deslizarte con los patines en paralelo siempre mantente la posición de semi cuclillas, inclínate un poco hacia adelante, ubica el patín derecho solo un poco más adelante del izquierdo, eleva la punta del patín derecho y presiona fuerte el talón. Mientras más fuerte presiones, te detendrás con mayor rapidez y eficacia.

Al momento de usar los frenos en los patines debes hacerlo con un movimiento lleno de seguridad, si lo haces están do inseguro y no ejerces la fuerza necesaria para poder frenar, puedes perder el equilibrio y caerte. Si al principio te parece un poco difícil puedes ayudarte presionando tus manos sobre la rodilla derecha para ayudarte a conseguir la fuerza que necesitas para frenar.

Avanza a tu propio ritmo.

Por tu seguridad, es importante que tomes las cosas con calma; no te apresures a ir demasiado rápido recuerda que estas aprendiendo algo que probablemente nunca antes lo has hecho. A medida que vas avanzando con las prácticas te sentirás cada vez más seguro y cómodo con los patines. Puedes intentar diseñar tu propia guía de entrenamientos para mejorar tus habilidades; por ejemplo: puedes intentar practicar en un día como deslizarte, el siguiente como frenar, el que le sigue podrías intentar hacer giros y así sucesivamente hasta que domines todas las técnicas.

Aprende a caer del modo correcto.

Apenas sientas que estas por perder el equilibrio, inclínate levemente hacia un lado y deja caer tu cuerpo gradualmente, tratando de mantener siempre la cabeza lejos del piso. De este modo, será el trasero y los muslos quienes absorberán la mayor parte del impacto. Evita a toda costa caer hacia delante o hacia atrás, ya que esto sucede podría traer como resultado un golpe muy desagradable. Es cierto que no siempre se ve venir una caída, sin embargo, tienes que estar preparado para reaccionar lo más rápido posible.

 Cuando aprende a patinar por primera vez, es normal espera muchas caídas. Pero una vez que sucedan y tu miedo comience a atenuarse y puedes poner toda tu concentración y esfuerzo en mejorar tus habilidades y divertirte mientras lo haces. Nuca trates de usar los brazos para agarrarte o tratar de sostener tu peso cuando vas a caer, ya que hay muchos huesos pequeños en los brazos y pueden romperse fácilmente si llegas a tener una mala caída

Probar maniobras especiales.

Patina hacia atrás.

Si aún no te has dado cuenta cuando patinas hacia adelante, te impulsa colocando los pies en forma de “V” y luego comienzas ejerciendo presión en los talones. Por lo que para patinar hacia atrás, tienes que colocar los pies en forma de  una “V” invertida, es decir, tener juntas las puntas de los patines y separar los talones. Para patinar hacia atrás también debes mantene la posición de semi cuclillas y si antes ejercías presión en los talones para agarrar impulso, ahora debes ejercer presión en la punta del pie; comienza con el pie derecho mientras el otro pie está elevado, luego baja el pie izquierdo y ejerce la misma presión en la punta del pie mientras levantas el pie derecho, repite estos movimientos poco a poco.

Patinar hacia atrás es mucho más difícil que hacerlo hacia adelante, puesto que no puedes ver detrás de ti y obligatoriamente debes voltear para ver de vez en cuando; incluso puede resultar un poco más difícil mantener el equilibrio mientras intentas patinar hacia atrás. Pero no te desanimes, empieza lentamente y calcula cómo puedes hacer para voltear el cuerpo un poco de modo que puedas ver atrás sin caerte. Evita a toda costa inclinarte hacia atrás, pues este es el motivo por que muchas personas se caen. No te apresures a querer patinar hacia atrás tan rápido, inicia con pasos cortos y practica todos los días, pronto veras buenos resultados.

 ¿Qué lleva mucha práctica? Pues claro que sí, pero con el tiempo podrás deslizarte hacia atrás. Cuando ya te sientas más confiado y domines los pasos cortos, significa que estás listo alarga los pasos que des con los patines, recuerda siempre que debes hacer presión con la punta de los patines y que estos deben formar una “V” invertida, además de estar en la posición de semi cuclillas.

Haz el talón-punta.

Para este truco debes alinear los patines y patinar sobre el talón de uno de tus pies y la punta del otro. Antes hacer el truco, deslízate lo suficiente para ganar impulso, luego levanta la punta del pie más fuerte para que puedas patinar sobre el talón mientras que con el otro pie arrastrándose justo detrás, levantas el talón del patín que se arrastra de tal modo que patines sobre el talón de un patín y la punta de otro.

Giro cruzado.

Lo primero que debes hacer es deslízate para ganar impulso. Una vez que estés listo para girar, hazlo colocando un patín frente al otro y a su vez usarlo para dirigirte en otra dirección. Por ejemplo: si vas a girar a la izquierda, pones el patín derecho frente y un poco al patín izquierdo, voltea tu cuerpo en esa dirección y empuja con tu patín derecho a la izquierda. Para ayudarte un poco más voltea los hombros en la misma dirección que quieras ir e inclínate para hacer ese giro y para mantener el equilibrio. Cerciórate de tener las rodillas un poco dobladas cuando te estés inclinando para que te sientas más estable.

Prueba saltar.

Deslízate suficiente para ganar impulso, luego junta los patines, te agachas y saltas. Primero hazlo a una distancia corta, a medida que vas ganando confianza practica saltando un poco más alto y lejos. Cuando ya domines los saltos podrías probar hacer un giro con vuelta; esta es una manera elaborada que puedes usar para cambiar de dirección.

Perfecciona tus habilidades.

Entrena en una pista de patinaje.

No hay una mejor manera de mejorar tus habilidades que practicar con frecuencia. Para ello busca una pista de patinaje y practica varias veces a la semana. Desplázate con mayor velocidad, patina hacia atrás, gira y salta. Practica todo lo que puedas hasta que no tengas complicaciones para hacer ninguno de los movimientos. Además, recuerda que la práctica hace al amaestro y que mientras más practiques tu equilibrio se ira perfeccionando.

Compra patines especiales.

Hay distintos tipos de patines a la venta, por lo que si pretendes avanzar con el patinaje debes invertir en un par de patines que se acoplen a tus necesidades específicas para que te ayuden a llegar al nivel de patinaje que deseas alcanzar. A continuación daré algunas opciones:

  • Patines de interior: Si quieres practicar en el interior de una pista especial, puedes comprar tu propio par de patines para que no tengas que alquilar unos cada vez que vayas. Practicar en este tipo de pistas te puede ayudar mucho a mejorar patinar hacia atrás e incluso puedes mejorar los saltos.
  • Patines de exterior: Los patines de exterior tienen ruedas diseñadas para ser durar y soportar condiciones más duras en las que puedas patinar. Estos patines podrás usarlos sobre asfalto y materiales de carreteras.
  • Patines de velocidad: Estos están diseñados para ir mucho más rápido que los patines comunes; son excelentes si te encanta volar por la pista de patinaje o en la calle. Puedes conseguirlo en patines de cuatro ruedas y en los patines de líneas.

Consejos y recomendaciones.

  • Cuando te pongas los patines asegúrate de amarrarte bien los cordones, sino tienes cuidado podrían desamarrarse, perder el equilibrio si los pisas y caerte.
  • Asegúrate de que los patines te sean de tu talla. Si usas la talla más grande que la tuya, puedes tener problemas para mantener el equilibrio.
  • En caso de ir a una pista de patinaje, usa las barras ubicadas a los lados para apoyarte, si lo llegas a necesitar.
  • Practicar como mínimo dos o tres veces a la semana, esto te ayudará a mejorar.
  • Ten mente positiva; si te pones nervioso o tiemblas, las probabilidades de caer aumentarán así que mantente sereno.

Patines en linea

Infórmate sobre: Como Hacer Nudos Corredizos