Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

​El Mindfulness Podría Ayudar a Combatir la Obesidad Infantil.

Cada vez es mucho más evidente que la obesidad infantil es un problema de suma importancia en todas las sociedades pero se ha acentuado mas en las occidentales estos tiempos, con las novedades de la comida chatarra y de los aparatos de ocio.

No solamente la comida a la que tenemos acceso a diario contiene más grasas  e hidratos de carbono  de mala calidad, sino que también es muy frecuente el intentar disipar el estrés que esta asociado al trabajo haciendo viajes constantes a la nevera, algo que era impensable siquiera hace unos pocos siglos atrás

Te sugerimos leer: La Inteligencia Emocional – 3 Recomendaciones Para Que La Identifiques

Nuestro mayor problema es la malnutrición, más incluso que la propia desnutrición, y esta grave herencia parece estar cambiando de forma drástica la salud de las nuevas generaciones, e incluso de las futuras que desde sus primeros años de vida ya aprende hábitos que son poco saludables para ellos.

obesidad infantil

Tanto los hábitos que son y los que están relacionados con una mala alimentación como los que tienen que ver directamente con formas de el ocio pasivo, es decir el uso excesivo de el ordenador, las tabletas y los vídeo juegos, entre otras actividades que no permiten el movimiento de el niño como el ejercicio regular.

En el año 2014, por ejemplo,  ya alrededor de un 15 por ciento de los niños y  de las niñas de el país vasco, España ya  tenían problemas de obesidad infantil, y un 22,3 por ciento,  de sobrepeso grave..

Mejoras permanentes para evitar la obesidad infantil.

¿Cómo poder luchar en contra de la obesidad infantil? Es algo que es muy complicado, teniendo y tomando en cuenta que, además de este hecho estar y ser producido por unas rutinas que son hábitos aprendidos y unas preferencias de el consumo determinadas de ciertos productos.

La obesidad también posee y tiene un que es factor biológico: como lo son la impulsividad y la falta de el control sobre las conductas alimenticias, esto se podría llegar a explicar por una conectividad que es inusual entre ciertas áreas de el cerebro, tal y como pasa por lo general con las diferentes adicciones existentes en el organismo de el se humano.

Si, además, deseamos que los resultados de la intervención acerca de la obesidad infantil se mantengan en el tiempo y espacio, sin que se caiga en temibles recaídas, todo se nos vuelve mucho más difícil y duro, ya que debe de actuarse tanto sobre la conducta como en la forma de trabajar de el cerebro y por añadidura, de todo el sistema neuroendocrino perteneciente a el niño.

obesidad infantil y yoga

Sin embargo, un equipo de conocidos investigadores de la Universidad de Vanderbilt, parece haber logrado encontrar algunas evidencias de que si se puede combatirse la obesidad infantil empleando la práctica de el Mindfulness.

Lo cual se puede haber llegado a hipotetizar a partir de su enorme descubrimiento:

Dicho que los problemas de alimentación en los mas pequeños estarían explicados, de forma efectiva por una descompensación que es producida por el grado de la conectividad neuronal al poder comparar a las áreas que están y son relacionadas con la inhibición y  a las áreas que están y se encuentran relacionadas con la impulsividad.

Estos resultados han sido publicados de forma reciente en la revista  Heliyon.

¿Que es el  Mindfulness y como trata?

El Mindfulness puede llegar a considerarse como una filosofía de vida que incluye a la práctica de la meditación. Juntamente a varias y diferentes técnicas de la relajación, su apogeo es muy reciente. A pesar de que muchas personas dicen que practican la meditación.

Esto es en ocasiones un concepto que llega a ser equívoco, por tanto antes de hablar de el Mindfulness debemos de aclarar primero qué es la meditación.

La meditación es una actividad que es de carácter intelectual en la que se busca el poder lograr un estado de atención que es centralizada en un sentimiento o pensamiento, como la felicidad, la tranquilidad, o la armonía, un objeto como por ejemplo una piedra, la concentración propiamente dicha.

O algún elemento simple de la propia percepción como lo son los latidos de el corazón, la respiración, o el calor corporal. Este estado se recrea en el de el hoy, en el momento presente y pretende el liberar la mente de los pensamientos nocivos que pueden estar allí .

Como el Mindfulness tiene tanto enlace y tanto que ver con la manera en el que manejamos nuestro foco de atención, también se le conoce y llama como atención plena.

mindfullness-obesidad

Mindfulness, partiendo desde la meditación tradicional.

De forma cierta, además de el Mindfulness, también hay una meditación que es de índole religioso y otra que esta orientada al poder ayudar a mejorar la salud, tanto la física como en términos más abstractos la salud psicológica.

Sus principios aunque elementales son muy similares y parecidos, puesto que el origen de la meditación, con todas las ramas  existentes en la actualidad, se desarrolló en las religiones orientales como lo es el budismo entre otras.

Te puede interesar leer: 3 Beneficios: Salud Y Valor Nutricional Del KIWI ¡Te Sorprenderás!

Sin embargo, podemos llegar a entender el Mindfulness como un giro de índole pragmático a la concepción de la meditación tradicional.

Es decir, que las propuestas de la investigación y de la práctica de el Mindfulness tienen el objetivo principal de ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas en unos términos que son muy concretos, y no están vinculadas a ninguna religión o una filosofía de vida que sea determinada.

Por lo tanto, la práctica de el Mindfulness está desvinculada de  las creencias religiosas y de las filosofías de la vida concretas; es sencillamente una práctica que puede llegar a convertirse en una herramienta para poder mejorar la calidad de vida de las personas de una manera que sea demostrable.

El enfoque científico de el Mindfulness, para la obesidad infantil.

Practicar el Mindfulness significa creer que eso va a servir para poder mejorar la calidad de vida en algunos aspectos, pero no implica el creer en ideas que están relacionadas con el dualismo, los espíritus, la hechicería, la brujería, los dioses o la vida incluso después de la muerte.

Es por eso que con mucha frecuencia se emplea el término Mindfulness para poder hablar acerca de una especie de meditación que es basada en los principios de la ciencia.  Es una versión que es sistematizada y aconfesional de la propia meditación, es capaz de ser moldeada por todos los descubrimientos científicos.

Obesidad en niños

Esto es muy importante no solo porque logra desvincular el Mindfulness de la religión. Sino que también lo es porque lo ayuda a transformar en una herramienta cuya modalidad de aplicación se encuentra relativamente bien consensuada y  por lo tanto, es posible investigar con ella desde distintos equipos científicos y en cualquier parte de el mundo sabiendo que todas las personas han seguido los mismos criterios al tiempo de realizar Mindfulness.

Es decir, que esto permite el comparar algunos casos y cruzar los datos de diversas investigaciones, además de poder garantizar de que todos los equipos de la investigación han hecho lo mismo. Aunque esto es algo que es difícil de conseguir a la hora de tener que investigar acerca de la meditación en general, porque esta al ser un arte cada persona puede desarrollarla de distinto manera.

De este forma, mientras que en la meditación a secas hay distintas formas de interpretar la tradición, en el Mindfulness esto se trata de crear una herramienta que sea avalada de manera científica.

De hecho, si se ha llegado a demostrar a que ayuda a poder prevenir las recaídas por ejemplo en la depresión esto es porque se concibe como un recurso que debe ser empleado para ayudar a intervenir sobre los objetivos concretos.

Aunque también existen personas que lo emplean en su día a día de forma simple solo por pasar por esa experiencia.

Un enfoque que es pragmático y va orientado a los objetivos.

Por lo tanto, esta filosofía de vida puede ser adaptada a diversos contextos y hasta entornos, porque su enfoque es de tipo pragmático y no depende de ningún dogma religioso.

Yoga para meditar

Lo que es mucho más importante, su popularidad ha hecho que se esté creando una biblioteca de clase de literatura científica en la que se incluyen muchos y distintos estudios que exploran el gran potencial de el Mindfulness en distintas facetas como lo son:

  • El autocontrol en los niños y en las niñas,
  • El Desarrollo de la resilencia.
  • Los recursos de afrontamiento en personas con enfermedades.
  • Los niños con obesidad infantil y sobrepeso.
  • La mejora en los niveles que son objetivos de la salud, entre otros.

Es esta monitorización de tipo científica es lo que ha llevado a mucha gente a querer preguntarse: ¿qué es el Mindfulness? A continuación te daremos a aprender sus claves y sus ideas principales.

«Tu cuerpo vive y esta en el presente. ¿Y tu mente donde esta?»  Es una pregunta que aunque retórica nos acerca a la filosofía de el Mindfulness.

Ideas básicas acerca de el Mindfulness.

Desde las diferentes técnicas de la meditación se proponen enfoques también distintos: unas trabajan de manera exclusiva en la concentración mientras que otras se focalizan en la conciencia plena y en la autoaceptación.

La primera podría tener la etiqueta genérica de la meditación mantra, mientras que la segunda solo responde a las técnicas de el Mindfulness.

¿Qué es el Mindfulness?

Es el objetivo de lograr un profundo estado de la conciencia durante toda la sesión, y se emplean varias técnicas de tipo concretas para poder alcanzarlo. Perseguimos el poder conseguir que nuestra conciencia se consiga relajar y no elabore ningún tipo de juicios acerca de todas nuestras sensaciones, de los sentimientos o de los pensamientos.

Saber qué acontece en nuestro fuero interno en cada momento. El Mindfulness consigue separar a la persona de todos sus pensamientos para poder reconocerlos y así poner en duda los patrones mentales, otorgando un gran peso en el aquí y el ahora mediante una atención total de el momento presente.

mindfulness

¿Cuándo practicarlo?

Idealmente, el Mindfulness debería de practicarse al menos durante media hora al día, aunque es recomendable el empezar con sesiones que sean muchos más cortas, que no sean de más de diez minutos, para ir aclimatando a la mente y las nuevas sensaciones e ir construyendo de poco a poco los estados mentales de la meditación.

Por eso es tan importante practicarlo para ayudar en la obesidad infantil. Si nos propasamos con el tiempo desde el principio, es muy fácil que finalicen los niños de forma frustrada al dedicar mucho rato de forma continua a algo que aún no saben como hacer bien, y terminen cansándose y abandonando la rutina.

Por lo tanto, aprender a hacer el Mindfulness puede llegar a requerir cierto tiempo de mucha práctica hasta que sean totalmente capaces de poder meditar en casi cualquier circunstancia en la que sea necesario.

Otro ámbito de aplicación para el mindfulness

La clave, según estos investigadores, estaría en poder identificar el problema de la obesidad infantil cuanto antes y así poder desarrollar junto a ellos un programa de mindfulness, que puede llegar a ser combinado con otras medidas para poder atajar el problema.

Esta podría ser otra de las funciones que son relacionadas con el ámbito de la salud en la que el mindfulness ha sito totalmente útil.

Estas mejoras podrían llegar a estar explicadas por las modificaciones de la conectividad neuronal que parecen estar y ser asociadas a la práctica de esta actividad y que ayudan a predisponer a un comportamiento que es menos impulsivo a un mejor control incluso de la propia conducta.

MINDFULLNESS Y LA OBESIDAD

Y es que, según los investigadores de la Universidad Vanderbilt, existen muchos y diferentes motivos para poder pensar que practicar el Mindfulness ayuda a poder reequilibrar la cantidad de conexiones que estan asociadas a la inhibición y también a la impulsividad, haciendo que unas no lleguen a tener un dominio absoluto sobre las demás.

Así pues, si la obesidad infantil estuviese de alguna forma relacionada con esta clase de descompensación, el Mindfulness podría llegar a ser muy útil para  poder combatirla. Para eso, sin embargo, tenían que estar muy seguros que este tipo de desequilibrio de las conexiones neuronales se explicase al menos en parte la aparición de la obesidad en los niños y  las niñas. Y para resolver esta gran incógnita diseñaron una investigación.

¿Cómo se realizó esta investigación?

El equipo de estos científicos obtuvo datos acerca de 38 niños y niñas de edades que oscilan entre los 8 y los 13 años de edad, de los cuales 5 presentaban obesidad infantil y 6 factores de sobrepeso. En los datos que fueron recopilados sobre estos niños y estas niñas se incluía su peso.

Sus respuestas en el Child Eating Behaviour Questionnaire (CEBQ) en los que figuraban los datos sobre todos sus distintos hábitos alimenticios y también las imágenes por resonancia magnética (IRM) de sus cerebros.

A partir de todos estos datos, pudieron llegar a comprobar que tanto los problemas de peso como los diferentes hábitos que estaban relacionados con la obesidad infantil estaban correlacionados con unos patrones en la conectividad entre las tres zonas de el cerebro principales:

  • La parte inferior de el lóbulo parietal, la cual esta relacionada con la inhibición de la propia conducta;
  • La parte anterior de el lóbulo frontal, la cual se encuentra asociada con la impulsividad;
  • Y por ultimo con el núcleo accumbens, el cual se encuentra asociado a la sensación de la recompensa.

En concreto, en los niños y las niñas con problemas de sobrepeso, las regiones de el cerebro relacionadas con la impulsividad estaban mucho mejor conectadas con el resto de  las áreas de el cerebro que las áreas asociadas a la inhibición.

Cerebro obeso

Lo contrario sucedía en los individuos que son más capaces de evitar los problemas de obesidad y los hábitos que conllevan a estos, ya que la región que esta relacionada con la inhibición estaba mucho mejor conectada con el resto de las redes neuronales que la zona que esta asociada a la impulsividad.

Por lo tanto podemos resumir que el hecho de ocupar el tiempo y la mente de los niños con obesidad infantil y sobrepeso los puede llegar a ayudar, a asumir otra clase de hábitos que los ayudaran a mejorar, de forma precisa a los hábitos alimenticios que son los que le traen los problemas relacionados que están asociados en este articulo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.