Para Volverte Erudito

No Puedo Bajar De Peso – 3 Formas De Hacerlo Rápidamente!

No puedo bajar de peso, es una de las expresiones que les escuchas a muchas chicas. Es por ello que en este pots te vamos a estar dando 3 formas que puedes utilizar para bajar de peso rápidamente creando un plan de alimentación bajo en calorías, al que puedes seguir durante mucho tiempo sin tener efectos secundarios. Además, después de conseguir las medidas que deseas con este plan te alimentación, podrás mantener ese peso que tanto deseas.

No puedo bajar de peso: Métodos.

No Puedo adelgazar

No dejes de leer: Como Se Puede Llevar Una Dieta Baja En Potasio Y Sodio!

1- No te estreses.

Si eres de esas mujeres que se la pasa diciendo no puedo bajar de peso y vive estresada por ello, déjame decirte que el estrés es uno de los causantes del aumento de peso; no te estreses más, con las técnicas y consejos que se te dará a continuación conseguirás el peso que buscas.

Saca tiempo y haz ejercicios.

No importa que tan ocupada estés, es de suma importancia que apartes un tiempo para hacer ejercicios; pues estos, son fundamentales a la hora de bajar de peso. Aunque no lo creas el más mínimo ejercicio que hagas, así sea caminar en lugar de conducir, te puede ayudar a bajar de peso. Si eres una mujer con muchas ocupaciones y sientes que el tiempo no te da para agarrar una hora y hacer tus ejercicios; aprovecha el tiempo y mientras haces los quehaceres de tu casa realiza algunos ejercicios. Hacer los quehaceres de tu casa a diario y realizar ejercicios mientras los haces será muy bueno para adelgazar a un más rápido.

Caminar al supermercado es una excelente forma para bajar de peso, aunque lo hagas una vez por semana, es bueno, solo tienes que aumentar el ritmo al que caminas normalmente. Incluso el baile te deja sus beneficios, pues mantienes  tu cuerpo en movimiento y quemas calorías. Realiza bailo-terapia con un grupo de amigas o hazlo tu sola, lo importante es que realices actividades que impliquen mantener el cuerpo en movimiento.

Si consigues hacerte un tiempito para realizar tus ejercicios, puedes comenzar con caminatas y con trotes, pues no es para nada recomendable realizar ejercicios pesados cuando se tiene tiempo sin haber realizado alguno. Lo que significa, que debes comenzar con ejercicios ligeros como caminar, trotar, saltar la cuerda, abdominales, andar en bicicleta, entre otros. A medida que va pasando el tiempo puedes ir aumentando la intensidad de los ejercicios y añadir ejercicios que te exijan más esfuerzo físico.

Se realista.

Sé realista contigo misma y con los tipos de ejercicios que comenzarás a hacer, sobre todo si quieres bajar de peso y mantenerte con un peso agradable. La mejor forma para dar inicio a una rutina de ejercicios; es elegir ejercicios que puedas hacer y disfrutar mientras los realizas; existe una variedad de ejercicios ligeros con los que puedes iniciar tu rutina de ejercicios y que al mismo tiempo puedes disfrutar haciéndolos sola o en compañía de alguien más. Los juegos como el voleibol, el tenis, entre otros, pueden sin duda alguna formar parte de las actividades que puedes realizar para bajar de peso.

Entre las actividades que puedes realizar de manera individual, están: nadar, andar en bicicleta, trotar, caminar, correr, bailar, abdominales, sentadillas, entre otros. La zumba es un tipo de baile que requiere de mucho movimiento por lo que es una excelente opción para adelgazar.

Entrenamiento cardiovascular.

Si quieres obtener mejores resultados deja de decirte a ti misma: no puedo bajar de peso, ten siempre mente positiva, mentalízate ya con unos kilos menos y ten mucha confianza en ti, comienza a trabajar para lograrlo con una mente fuerte, enfocada todo momento. Crea una rutina de ejercicios aeróbicos combinando la intensidad moderada alta para mejorar el entrenamiento cardiovascular.

Lee Tambien:  Perder 5 Kilos En Una Semana Es Posible: Sigue Este Plan Y Lo Lograrás

Es importante que además del entrenamiento cardiovascular, realices una rutina de entrenamiento con resistencia. La combinación de ambos tipos de entrenamiento es perfecta cuando se quiere bajar de peso, puesto que a medida que vas perdiendo grasa vas ganando masa muscular y vas tonificando tu cuerpo.

Haz de tu rutina de ejercicios algo interesante.

En la variedad está la clave para tener una vida saludable y mantenerte motivada a realizar tus ejercicios. Hacer los mismos ejercicios todos los días, puede llegar a aburrirte e incluso lesionarte. Varia los ejercicios que realizas todos los días, para que no te a burras mientras mantienes tu cuerpo activo pero al mismo tiempo le das el descanso que necesita; si un día realizaste actividades que requieren de mucho esfuerzo físico, al día siguiente procura realizar ejercicios más ligeros. Puedes intentar añadir la rutina de baile para hacer la semana aún más interesante.

Si mantienes la variedad de ejercicios vas a conseguir muchos beneficios y siempre vas a estar motivada. Pensar en todas las cosas buenas que esto te dejará también es una buena manera para motivarte, pues conseguirás adelgazar, tendrás una buena apariencia física y tu estado de salud mejorará muchísimo.

Realiza ejercicios levantando peso.

El entrenamiento con pesas y el de resistencia beneficia tanto a las mujeres como también a las hombres; pues los ayuda a mantenerse delgados, a desarrollar músculos y acelerar el metabolismo, algo que es muy bueno cuando se quiere adelgazar. La combinación de los ejercicios aeróbicos y el de entrenamiento con pesas, incrementa de manera significativa la quema de calorías, es por ello que estamos insistiendo en que los combines.

Descansa suficiente.

El descanso es fundamental a la hora de perder peso. Primero que nada, mientras duermes tu cuerpo recupera y obtiene la energía necesaria para realizar las actividades físicas al día siguiente, evitas lesionarte por cansancio y por si no lo sabias durante la noche el cuerpo quema muchas calorías, lo que significa que si no tienes el descanso que necesitas, tu cuerpo no va a trabajar como corresponde. Además no dormir suficiente genera ansiedad, lo que provoca que comas más de lo normal y aumentes de peso.

2- Limpia tu organismo.

Limpieza a base de jugos.

Limpiar tu organismo para eliminar esas toxinas que no te dejan bajar de peso es sin duda una excelente opción; las limpiezas duran máximo dos días, no puedes exagerarlas, pues de hacerlo se consideraría un ayuno extremo. Lo recomendable es hacerla un día, dos si consideras que es necesario; este tipo de limpieza se le conoce como la dieta de Hollywood, y consiste en ingerir únicamente jugo de frutas naturales y de vegetales  crudos, nada de comida o bocadillos saludables. Con esta limpieza eliminarás muchas toxinas de tu organismo y una vez que termines te sentirás más saludable y lista para comenzar tu dieta regular.

Prepárate con antelación para aquel día que hayas elegido en hacerte la limpieza. Sal y compra las frutas y las verduras que consideres necesarias para este día. A los jugos de frutas no le agregues nada de azúcar y procura que la mayoría de los jugos que bebas sean de vegetales, a estos solo puedes añadirles una pequeña cantidad de azúcar. No debes exagerar y dejar el jugo dulce, pues lo que se busca es que los jugos sean lo más natural posible. También puedes comprar un paquetito de limpieza para el organismo, algunos de los más conocidos y populares son:

  • Cooler Cleanse.
  • Life Juice.

Limpieza máxima.

Esta limpieza requiere de una dieta completamente extrema y es de corto plazo. No es para nada recomendable realizarla cuando se quiere perder peso de manera saludable y a largo plazo. A diferencia del método de limpieza anterior, este método está basado en una dieta de líquido, en este caso el líquido es “limonada” que básicamente es una bebida laxante hecha a base de hierbas. Los ingredientes para preparar la limonada son:

  • Limón.
  • Polvo de pimienta de cayena.
  • Jarabe de alce o miel de maple que lo mismo.

La dieta dura dieciséis días aproximadamente, tales días se dividen de la siguiente manera: tres días de antelación, donde se prepara el cuerpo para la dieta; durante estos días solo debes comer frutas y vegetales crudos. Diez días donde solo vas a ingerir la limonada, sin comer ningún tipo de alimento solido ni jugos, y los tres días restantes donde poco a poco debes comenzar a ingerir alimentos sólidos. Debes tener en cuenta que esta dieta solo sirve para bajar de peso a muy corto plazo, sin embargo, hay quienes la usan y dicen que funciona muy bien como una limpieza desintoxicante.

En este caso, se te recomienda que la uses como una dieta de limpieza para eliminar todas las toxinas negativas de tu organismo, y no como una dieta para bajar de peso rápido; pues los resultados que obtendrás se irán tan rápido como llegaron.

Dieta del agua.

Aunque se llama “dieta del agua”, no quiere decir que sea una dieta donde solo debas ingerir agua, por el contrario; para esta dieta debes seguir comiendo de manera saludable, solo que antes de cada comida tienes que beber un vaso de agua y durante el día tienes que ingerir un total de ocho vasos de agua fría que serían aproximadamente 64 onzas. El agua, debes beberla en intervalos regulares mientras transcurre el día, pero siempre debes tomarte un vaso antes de cada comida, de este modo tu apetito disminuirá y la cantidad de comida que vas a ingerir será menos. Si intentas sustituir la comida por agua puede llegar a ser peligroso, así que no lo hagas.

Ayuno intermitente.

La dieta de ayuno intermitente ha ido creando fama por ser en una dieta relámpago que muchos consideran importante. La idea en la que se fundamenta esta dieta dice que el cuerpo está diseñado para sobrevivir tanto en los momentos de abundancia como los de escasez. Por ello, que sugiere imitar la parte de escasez por lo menos dos veces al día durante la semana. En estos dos días, solo debes ingerir 500 calorías (600 si es un hombre) y comer solo legumbres, vegetales, frutas y semillas.

La dieta está acompañada con régimen de ejercicios que debes seguir todos los días incluyendo los días del ayuno. Para iniciar con esta dieta, comienza haciendo ayunos durante medio día y ve aumentado cada vez más las horas de ayuno, hasta cumplir con los dos días y sin interrupción alguna.

3- Crea un plan de alimentación.

Calorías.

Para crear un plan de alimentación, debes saber cuál es la cantidad mínima de calorías que tu cuerpo necesita para que trabaje como correspondes. Para ello, puedes consultar a un dietista, pues la cantidad de calorías que el cuerpo necesita varían según la edad, el sexo, la altura y las actividades diarias que realiza cada persona. También está la opción de comprar una calculadora que determine la cantidad de calorías que debe consumir una persona. Sin embargo, la consulta al dietista puede ser más beneficiosa, pues con el puedes hablar del peso que deseas perder, de los hábitos alimenticios que tienes actualmente y él te informara como puedes mejorar.

Alimentos para suprimir tu apetito.

Tener una dieta equilibrada te deja muchos beneficios y si incluyes alimentos que te ayuden a suprimir el apetito los resultados serán aún mejores. Algunos de los alimentos más conocidos por saciar el apetito son:

Lee Tambien:  28 Alimentos Que Te Ayudarán Alivian Los Dolores De La Artritis
  • El pomelo.
  • La avena.
  • Las manzanas.
  • Los huevos.
  • El jengibre.
  • Los frutos secos.
  • Verduras de hoja verde.
  • Las papas.
  • El chocolate negro.
  • Alimentos picantes.

Identifica que desencadena tu apetito.

Identifica cuales son las actividades que de una u otra manera desencadenan tu apetito y planifícate según la frecuencia en que sueles practicarlas. Para algunas personas las actividades que les despierta el apetito pueden ser: ver una película en la noche o estudiar hasta muy tarde. Si ya identificaste cuáles son esas actividades que despiertan esos antojos en ti, planifícate para ello y compra bocadillos saludables para calmar las ansias y  lo más importante, para que no sabotees tu dieta. Evita comprar los bocadillos que normalmente comías y que en lugar de ayudarte a adelgazar provocaban el efecto contrario.

No saltarse las comidas.

Hay quienes creen que si evitan comer o saltarse alguna comida van a bajar de peso rápidamente, pero esto es completamente falso; por el contrario, lo que consiguen es ralentizar el metabolismo cosa que a la hora de adelgazar no ayuda para nada. Lo ideal es iniciar el día con un desayuno saludable, de esta manera activarás tu metabolismo y mantendrás tu niveles de energía para ayudarte a resistir los antojos durante el día.

Si los antojos persisten, procura tener algún bocadillo sano a la mano; este bocadillo podría ser una manzana, pues además de saciar el apetito te ayudará a mantenerlo a raya por ser un alimento que ayuda a suprimir el apetito.

Comer más vegetales.

Aumentar la ingesta de vegetales te puede ayudar a perder peso, de hecho podrías considerar la posibilidad de comer como un vegetariano unos días a la semana. Sustituir alimentos como la carne por alimentos más nutritivos, como por ejemplo frijoles, el tofu, las lentejas, entre otros; puede ayudarte a reducir significativamente tu ingesta diaria de calorías y lo mejor es que mientras lo haces agregas alimentos con muchos nutrientes a tu dieta.

Elimina de tu lista de alimentos las galletas procesadas, las papas fritas, el pastel, la mantequilla, las golosinas y todos esos bocadillos ricos en azucares que estabas acostumbrada a comer y sustitúyelo por frutas. Puedes hacer combinaciones por ejemplo comer trocitos de queso con algunas uvas, puedes untar mantequilla de maní en galletas integrales e incluso puedes ponerle un poco de pimientón rojo a unas cucharadas de humus. Compra aceite de oliva y sustitúyelo por el que normalmente usas, usa vinagre y limón para darle sazón a las ensaladas y evita agregarle otro tipo de sazonadores.

Evita las bebidas azucaradas.

Evita ingerir bebidas azucaradas, prepara tus jugos bajos en calorías y que sean 100% de frutas naturales, vegetales y agua mineral; en lugar de acompañar tus comidas con bebidas como las gaseosas, las bebidas energéticas, bebidas con saborizantes y todo tipo de bebidas alcohólicas incluyendo el Martini.

Reducir las calorías sustituyendo ese tipo de bebidas por unas más saludables puede ayudarte a perder peso de manera considerable. Por ejemplo: si normalmente te tomas una taza de leche por las mañanas, este puede llegar a tener 500 calorías; lo que significa que en lugar de perder peso lo estarás ganando. En cambio sí sustituyes esta bebida por un simple café negro, puedes llegar a perder 1 libra por semana.

Si no eres muy amante a los jugos naturales y mucho menos a los jugos hecho de vegetales crudos. Simplemente sustituye todas esas bebidas por agua. El agua siempre va a ser una excelente opción y es imposible que no te guste, además realizar este cambio puede ayudarte a perder muchas calorías durante el día. Ingerir agua ayuda a que tu cuerpo use los nutrientes de manera eficaz, lo mantiene con energía, es buenísimo para obtener mejores resultados realizando tu rutina de ejercicios. Sigue nuestras indicaciones y en poco tiempo dejarás de formar parte de ese grupo de mujeres que siempre dice “yo no puedo bajar de peso”.

Bajar De Peso

Importante que leas: La Mejor Forma De Adelgazar Con Dietas Y Ejercicios – 3 Pasos A Seguir!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.