3 Consejos Para Que Manejes A Un Niño En Edad Escolar

Un niño en edad escolar puede  exigir toda su atención durante mucho tiempo, lo cual puede ser realmente agotador. Si notas que tu hijo se convierte cada vez más exigente, siéntese  y hable con ellos en el lenguaje apropiado para la edad sobre las demandas y peticiones.

Enséñeles cómo hacer pedidos amables y aceptar un no por respuesta. Por encima de todo, mantenga la coherencia en su aplicación y consecuencias. Encuentra formas de alabar el comportamiento positivo del niño y hazles saber que usted aprecia ese tipo de comportamientos. El proceso de crianza de un niño en edad escolar no es fácil, pero con dedicación y entendimiento todo  puede salir a la perfección.

Hablar con un niño en edad escolar

Sentarse con su hijo y hablar de su comportamiento es lo primero que usted debe hacer. Mostrarles la diferencia entre una demanda y una petición, y por qué una solicitud es mejor también y fundamental. Expóngales algunos ejemplos y luego pida a su niño en edad escolar sus propios ejemplos, demandas y peticiones.

Por ejemplo, puede enseñarles a pedir las cosas de manera amable, pues no es lo mismo decir mamá tengo hambre a decir mamá necesito que me des de comer porque muero de hambre.  Si su niño hace una demanda, tu deber como padre es exigirles que la hagan de nuevo, pero de forma correcta, solo de este modo podrás guiarlo a ser una mejor persona.

Otra de las cosas que debes dejarle claro a un niño en edad escolar, es que algunas veces puedes decir que si y otras que no. Un no está bien, incluso si el niño está molesto. Explíquele que aunque le diga no, eso no quiere decir que no los ame o quiera, es simplemente una respuesta.

Quizás también te interese leer: Aprende Aquí Los 10 Pasos Para Poder Controlar Tus Emociones.!!

Un Niño En Edad Escolar

1.- Enseñar modales

Nunca es demasiado temprano para empezar el proceso de enseñanza a un niño en edad escolar. Explicar los poderes de la utilización de las palabras por favor y gracias nunca está de más. El uso de estas frases le da oportunidades a su hijo a practicar sus costumbres y utilizar recordatorios suaves en el momento.

Los juegos y los videos pueden ser muy útiles en los modales de enseñanza, ya que su hijo participa y puede que sea más fácil para ellos recordar lo que han aprendido. Busque en línea algunos videos sobre modales y póngalos en práctica con sus niños para reforzar los buenos modales.

Un buen ejemplo cien por ciento aplicable, es enseñarle a su niño en edad escolar los modales en la mesa, para ello puede escoger un tema por noche, es decir, un día puede mostrarle como masticar con la boca cerrada, otro la utilización de los cubiertos y así sucesivamente. Incluso puede crear papeletas con algunos modales y hacer una especie de juego con su niño, al final quien cumpla con más retos es premiado con un rico postre.

Crear reglas de comportamiento

Ayude a su hijo a entender sus expectativas a través de las reglas de la casa. Por ejemplo, usted puede optar por decir que ya no responderá a las demandas, sino únicamente a las solicitudes. Si su niño hace una demanda, redirígelo o utilice una consecuencia. Tener expectativas claras puede ayudar a su niño a tener éxito y hacer cambios significativos a su comportamiento.

Te puede interesar leer: Aprenda A Ser Un Buen Padre – Conviértete En El Mejor Ejemplo De Tus Hijos

Como Enseñar a un Niño En Edad Escolar

2.- Manejo de los problemas de comportamiento

Usted puede ceder a las demandas de su niño en edad escolar por una infinidad de razones: la culpa por no pasar el suficiente tiempo con ellos, el deseo de hacerlos felices de cualquier forma, cumplir todos sus caprichos. Sin embargo, cuando se dice no, le está enseñando a su hijo los límites y la forma de manejar la desilusión. Su hijo puede preguntarse por qué se les niega, de ser así, es bueno que se le dé una breve explicación para que entiendan.

No haga caso a sus demandas

Si usted ha hablado sobre las solicitudes frente a las demandas, pero su niño sigue haciendo peticiones como loco, ignórelos por completo para que sepan que usted ya no está dispuesto a caer en su manipulación. Es importante que los niños en edad escolar, entiendan que con berrinches o gritos no es la manera correcta de conseguir lo que quieren y que ya no funciona. Ahora, si el niño hace una solicitud, la respuesta debe ser asertiva.

Centre toda su atención cuando su niño hace una petición. Reforzar sus pedidos amables les ayudará a comportarse de manera más positiva y serán menos exigentes. Alabe su petición y responda en consecuencia, incluso si la respuesta es no.

Maneje los comportamientos públicos

Si el niño está haciendo demandas frente a los demás, hágales saber que esas actitudes no son para nada apropiadas. Cuando un niño en edad escolar o más grande arma un espectáculo delante de los demás para exigirles algo, debe ser reprochado desde todo punto de vista, es decir, debe imponer su autoridad. De experimentar un episodio como ese, debe responder con un rotundo no de inmediato, y demostrar que usted es quien manda.

En el caso de que el niño se vuelva exigente con las compras, debe informarles que se comprará solo lo justo y que no hay espacio para compras extras por más que ello lo deseen. Deje claro que usted va a la tienda por ciertos artículos, y usted no está comprando juguetes u otros artículos para el niño.

Rabietas

Si estás haciendo nuevos cambios en el comportamiento de su niño en edad escolar, espere algunos ataques de rabietas antes de que mejore su comportamiento del todo. Un niño puede poner a prueba sus límites sobre todo si va a cumplir efectivamente sus reglas. Esto puede dar lugar a berrinches o malos comportamientos en el hogar o en público. Pese a esto, muéstrele a su pequeño que usted tiene el control y que hará cumplir las reglas a pesar de lo que ellos hagan.

Presentar un frente unido

Si usted está en un hogar con dos padres, o hay otros adultos que le están ayudando a criar a su hijo, es importante que todos sean consistentes en la aplicación de las reglas. Al no responder a las demandas de su niño en edad escolar, usted puede apostar que van a recurrir a otro en búsqueda de que cumplan sus requerimientos. ahora, si el otro padre cede, esto no sólo permite que el comportamiento empeore, sino que socava la crianza de sus hijos.

Hable en privado con su pareja acerca de cómo va a manejar las demandas y los problemas de comportamiento de su hijo y asegúrese de pasar esta información a cualquier persona que pueda estar interviniendo en la crianza del pequeño.

Tal vez quieras leerTres Métodos Para Adaptarse A Una Nueva Escuela De La Mejor Manera

Cuidar Un Niño En Edad Escolar

3.- Hacer cumplir las reglas

Una vez que establezca una regla, hágala cumplir de forma instantánea. Por ejemplo, si se establece que la hora de dormir será a las 7:30 p.m., no dude en enviar a su hijo a la cama a la hora que previamente se fijó. Un niño exigente puede insistir en quedarse hasta tarde, pero usted debe imponerse y hacer valer sus decisiones.

Como te dijimos con anterioridad, un niño en edad escolar por lo general demanda toda la atención de sus padres, pero sabemos que esto no puede ser posible debido a las múltiples responsabilidades que esto tienen, es por ello que es necesario crear un cronograma de atención, en donde usted incluya por lo menos 30 minutos diarios de su tiempo para hablar y ayudar a su hijo a hacer ciertas cosas.

Al momento de que su hijo haga una demanda y usted no pueda atenderlos, dígales que está ocupado y que por ahora no puede prestarles atención, es mejor decir las cosas antes que hacerlos sentir ignorados.

Refuerce los compartimientos positivos

Un niño puede llegar a ser cada vez más exigente cuando sienten que están siendo desapercibidos o ignorados por sus padres y quieren llamar la atención. Cuando observe que su hijo está teniendo comportamientos positivos, alábales en el acto. Esto puede ayudar a hacer cumplir las conductas positivas que tanto desea.

Puede intentar utilizar un calendario de recompensa y ponerlo en un lugar visible para su hijo, con esto lo motiva a que se comporte de manera correcta, pues por cada buen comportamiento recibirá una recompensa.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *