Para Volverte Erudito

Muelas del Juicio ¿Por Qué Salen y Duelen? Aclaramos tus dudas.

¿Te están saliendo las muelas del juicio ? ¿Tienes inquietudes con respecto a estas muelas? Te invito a leer el siguiente artículo y estés informado sobre las mismas.

Las muelas del juicio, terceros molares o cordales suelen salir entre los 17 y 21 años de edad. También puede que no aparezcan nunca, o en edades más tempranas o mucho más tarde de lo mencionado. En algunos casos no llegan a erupcionar las cuatro muelas, a veces erupcionan sólo algunas de ellas o ninguna.

Conoce un poco más sobre las muelas del juicio

Se les llaman muelas del juicio debido a que a la edad en que éstas aparecen, se supone que las personas tienen un juicio más desarrollado y completo que cuando aparece el resto de los dientes permanentes.

Existen cuatro cordales, dos arriba y dos abajo. Se sitúan en la última posición los dientes, al fondo de la boca. Las muelas del juicio suelen afectar a otros dientes al desarrollarse, empujándolos o saliendo “torcidos”. La anatomía de ellas tiene mucha variedad, pueden tener entre una y cuatro raíces, entre uno y seis conductos (canal por donde pasa el nervio dental).

terceros molares

Tal vez te pueda interesar leer: Elimina El Sarro De Tus Dientes de Forma Natural

¿Para qué sirven las muelas del juicio?

Digamos que hace miles y miles de años servían para triturar mejor los alimentos, crudos tal vez. Hoy en día, en cambio, no sirven para mucho, y en ocasiones lo que hacen es complicar la higiene bucal. Como parte de la evolución, estas muelas pueden llegar a no desarrollarse en absoluto. Es por eso que escuchamos de personas a las que sólo les salen 1, 2, 3 o ninguna.

Las cordales pueden ser útiles cuando has perdido (o extraído) una muela vecina y la del juicio ocupa su lugar de forma aceptable y sana.

cordales

Es posible que también quepan en la boca perfectamente y puedas limpiarla sin ninguna dificultad. Lo principal es que tu odontólogo la evalúe y decida qué hacer y qué es lo mejor para ti. Muchas veces no hacer nada es lo mejor para ti.

Algunos pacientes son operados para su extracción, con el fin de garantizar que cuando aparezcan, no muevan la posición de los demás dientes. En especial aquellos que han recibido tratamiento con Ortodoncia.

Síntomas causados por la aparición de las muelas del juicio

muelas del juicio

Según la posición y situación de la muela en la zona, se favorecerá o no la retención de residuos de comida y bacterias. La invasión de bacterias junto con la imposibilidad de cepillar, para eliminar las bacterias, terminan provocando una infección. Luego de esto, el organismo va a reaccionar defendiéndose y provocando una inflamación de los tejidos circundantes a la muela.

  • La cara puede llegar a inflamarse también.
  • La piel puede ponerse dura, roja y caliente (conocido como celulitis, flemón). 
  • En ocasiones, puede llegar a dificultarse la apertura bucal (llamado trismus).
  • Posiblemente te muerdas la carne (encía) que se encuentra inflamada.
  • Dolor que puede extenderse al oído, cabeza, ojo, ángulo de la mandíbula, piso de boca, garganta, etc.
  • Dolor al tragar cuando el dolor es irradiado a la garganta.

Las muelas del juicio que están erupcionando duelen debido a una inflamación, no porque hagan presión y estén “empujando”. Esa sensación de “empuje” se debe a la inflamación de la zona. Esto hace doler todo el costado de la mandíbula y hacia adelante.

Tratamiento para las muelas del juicio

muelas del juicio

Lo primero que debes recordar es que en internet no encontrarás la solución, sólo habrá información. Yendo al odontólogo, sí la encontrarás.

Si tienes dolor o molestia en la zona de las cordales, lo mejor que puedes hacer es ir a un odontólogo. El especialista examinará tus encías y quizás realice una radiografía para monitorear su crecimiento y ver si hay espacio en la boca para ellas.

En caso de no haber suficiente espacio, que estén saliendo torcidas o que exista una infección, deberán ser extraídas por un cirujano maxilofacial mediante una pequeña intervención. Esto se hace para así evitar que muevan el resto de los dientes y afecten la mordida del paciente o causen problemas mayores.

¡No te preocupes! Si tu médico te indica que deben extraerte las muelas del juicio, no te asustes ni te estreses. Confía en él. Recuerda que es un especialista en el área. Él se encargará de explicarte todo lo que implique y lo relacionado al procedimiento de tu caso como tal. Ten en cuenta que si tu odontólogo te indica que lo más recomendable es extraer las cordales, entonces hazlo. Es importante que sigas esta sugerencia para así poder garantizar tu salud bucal.

Si presentas varios de estos síntomas mencionados anteriormente, probablemente el odontólogo te indicará un antibiótico y un analgésico-antinflamatorio. Claro está, con recomendaciones específicas para tu caso.

Quizá puedas necesitar un colutorio antiséptico (una solución más viscosa que un enjuague bucal) también.

Recuerda: El problema son las bacterias, y deben ser combatidas por antibióticos bien usados.

La infección continuará avanzando mientras te tomes cualquier cosa que consigas por ahí y no haga nada. Normalmente, suelen tomarse cosas recomendados por otros que solo calman, pero no atacan la causa del problema.

¿Duele la extracción de las muelas del juicio?

La extracción se realiza después de una aplicación de anestesia local. Si el profesional trabaja con cuidado, solo vas a sentir un pequeño pinchazo de la anestesia por la aguja, luego de eso, nada más.

Te lo voy a poner de una forma muy sencilla: una extracción normal de las muelas de juicio no duele.

por qué duelen las muelas del juicio

Por lo regular, es más el temor que se tiene culturalmente al odontólogo debido a los viejos métodos que utilizaban (que por suerte hoy es totalmente diferente) que otra cosa. Si llegas a sentir algo es simplemente eso, una sensación, pero dolor, para nada. Lo normal es que sientas presión o una vibración (dependiendo del instrumental utilizado), pero no dolor.

¿Qué hacer después de la extracción de las muelas del juicio?

Por supuesto, tendrás que seguir las instrucciones del profesional, recuerda que él es el más indicado para darlas. Esas indicaciones muy probablemente sean las mismas que vamos a darte a continuación. Éstas son básicas para el cuidado post-extracción.

muelas del juicio

  • Hielo para la inflamación: si se te inflama el lado donde te hicieron la extracción, coloca una bolsa con hielo durante 5 minutos cada 30 minutos o 1 hora, por 2 días. Esto ayudará a que la inflamación disminuya más rápido.
  • Dieta blanda y fría: Es importante que sigas esta recomendación, pues recuerda que tus tejidos están sensibles y debes evitar lastimarlos. Además de eso, comer cosas frías (como helados o gelatinas) te ayudan a la cicatrización. También se recomienda evitar todo tipo de granos, arroz o alimentos pequeños que puedan quedarse retenidos en la herida. La retención de alimentos evita que haya una correcta cicatrización y puede provocar infección. También evita la utilización de pitillos al tomar algo.
  • En caso de haber sangrado: el sangrado leve después de la extracción es normal luego de las 24 horas. Con “leve”, me refiero a alguno que otro coágulo y no un sangrado constante. Para disminuir el sangrado te recomiendo morder levemente con la encía una gasa estéril. Humedécela en agua bien fría y muerde por 45 minutos. Esto ayudará a detener la hemorragia, acelerando la coagulación. Si notas que la hemorragia no se detiene, comunícate con tu odontólogo tratante.
  • No fumar ni tomar alcohol: El humo del cigarrillo provoca que se irriten mucho las heridas bucales. Aparte, el alcohol va a impedir que los medicamentos antibióticos hagan efecto. No te conviene, así de simple.
  • No enjuagar la boca hasta que pasen 12 horas: Sabemos que probablemente sientas un sabor, pero necesitas que la herida cierre. Si te enjuagas rápidamente, quitarás de tu saliva las enzimas que aceleran la coagulación. Por eso se recomienda enjuagarse la boca 12 horas después de la cirugía, antes no. Hacer suaves buches de agua tibia con sal y bicarbonato también es buena opción. Nota importante: Evita escupir. Simplemente abres tu boca y dejas caer lo que haya. La fuerza que aplicas al escupir, puede ocasionar sangrado.
  • Higiene bucal: Es indispensable que mantengas una muy buena higiene bucal cepillándote con mucha cautela en la zona cercana al área de la intervención. Recuerda que debes evitar que queden alimentos en la zona para prevenir infecciones. Una buena opción es usar una jeringa con agua limpia y aplicar un poco de ésta agua a presión en la zona para ayudar a remover los alimentos.
  • No molestar la herida: Evita molestarla con la lengua, dedos, pañuelos, etc., ya que esto podría originar sangramientos posteriores.
  • Paños calientes: Al tercer día de la intervención, coloca pañitos salientes sobre la piel en la zona. Haz esto durante 5 minutos en intervalos de 30 minutos o una hora, por 2 días. La colocación de estos pañitos ayudará a la circulación en la zona y, por supuesto, a bajar la inflamación.
  • No tomar sol ni hacer esfuerzo físico: Evita tomar sol, hacer ejercicios, levantar objetos pesados o cualquier otra cosa que implique esfuerzo físico. Esto también puede ocasionar hemorragias. Evita hacer esto por lo menos los primeros 5-6 días posteriores a la intervención.

Recuerda: Es normal que exista inflamación los días inmediatos a la cirugía. No te alarmes. Esto es un mecanismo de defensa de tu organismo. También es normal que exista cierto dolor, pero éste disminuirá los días siguientes. Poco a poco. Paciencia. Si esto no sucede así, comunícate con tu especialista.

Ya sabes todo lo importante relacionado a las muelas del juicio. Espero se hayan resuelto tus dudas. Ahora comparte este artículo con familiares y amigos. Probablemente te lo agradecerán.

Antes de irte, te recomiendo que pases por el siguiente artículo y lo leas: Cómo Aliviar el Dolor de Muelas: 6 Remedios Caseros

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.