Para Volverte Erudito

Miedo a los Hombres : Conoce Estos 5 Tips que Te Ayudaran a Mejorarlo.

¿Tienes miedo a que algún hombre se te acerque?, ¿sufres de miedo a los hombres ?. Las mujeres soñamos algunas con encontrar el amor de nuestras  vidas, algunas con un hombre que sea un príncipe, que nos hagas sentir amadas, necesitadas, consentidas.  Y una mínima se refugia en oraciones como  “todos los hombres son iguales” o “todos buscan lo mismo”. Tratando  de alguna manera cubrir el temor, que aunque es irracional se hace inmanejable, pudiendo hacerse crónico y generando síntomas como la angustia, la depresión, la ansiedad, la angustia o enrojecimiento frente a una situación de acercamiento emocional o amoroso.

La persona que sufre de androfobia, así se llama este trastorno que surge como  la fobia a los hombres, evitan al máximo las situaciones que le generen  estos síntomas. Usan toda su genialidad y  creatividad creando listas con diferentes pretextos. Aunque son lógicos y creíbles, poco a poco marcan distancia de citas, reuniones y todo encuentro que pueda tener algún tipo de connotación que se aproxime a lo sexual. Con el simple hecho de pensarlos, y de imaginarse  que esos encuentros puedan darse, aparecen los síntomas. Es allí donde la persona resuelve evitando el conflicto y toda aquella situación que pueda surtir malestar, creando el famoso efecto rebote perdiendo la libertad de sentimientos, creando limitaciones. 

Puedes leer mas sobre fobias aqui 6 Señales Para Saber si Tienes Miedo a Enamorarte: ¿ Filo-Fobia?

Miedo a los hombres.

Qué es y cuáles son las causas

La androfobia en si es el temor exagerado, que llega a sentir una mujer delante de un hombre por su simple presencia. Que se acrecenta a lo máximo cuando tienen que enfrentar una situación amorosa, de compromiso o emocional. Este trastorno se presenta por lo general entre los 18 y 40 años. Estas mujeres se caracterizan por ser obsesivas, ansiosas y hasta negativas. Esto las hace pensar que no son los suficientemente equilibradas para mantener una relación en otro nivel. Se dan cuenta que sufren y padecen con estas características, pero  prefieren frente a este tipo de situaciones que generan angustia y una ansiedad terrible, evitarlas utilizando el repertorio de excusas, que ya ha creado. Todas son lógicas.  Pero las mismas comienzan a hacerse menos creíbles a medida que pasa el tiempo.

Entre las causas  posibles  de este trastorno, encontramos:

-Violencia emocional verbal familiar y/o en el vínculo de la pareja de los padres;

-Vínculo negativo con el padre o una figura paterna ausente;

– Abuso sexual.

-Malas experiencias en vínculos de pareja (rupturas traumáticas reiteradas)

Causas posibles del miedo a los hombres

Estrategias para controlar las emociones por el miedo a los hombres

Existen nuevos  tratamientos psicoterapéuticos para tratar este tipo de trastornos con un buen pronóstico de recuperación. La Programación neurolinguistica así como la terapia cognitiva-conductual, trabajan de manera directa sobre los procesos cognitivos. El sufrimiento emocional de cada persona  tiene que ver, en mayor medida, con cómo le da interpretación en las situaciones que vive así como en la forma de sentir, pensar y accionar. Tiene que ver con los modelos en la familia, así como los valores, y la cultura de cada uno.

Por esto, estos tratamientos intentan focalizarse  en que el paciente aprenda  a trabajar técnicas especificas para detectar,  descubrir y modificar los pensamientos que abruptamente pueden aparecer, de manera automática, como creencias irracionales y sus diferentes tipo de distorsión a nivel cognitivo para de esta manera  para poder empezar a manipular los diferentes síntomas que se presentan y producen  angustia  limitando su vida.  Así mismo y de igual forma se estudia profundamente las causas posibles en su historia de vida.

Contola las emociones frente al miedo a los hombre

Tres ejercicios psicológicos que te ayudaran

Recrea tu propio  estilo.

No hay una única manera  de darle frente a las situaciones que nos agobian o que nos pueden producir ansiedad, todos somos modelos diferentes, y siempre para ti la correcta  será la que tu crees. Reinvéntate, con objetivos en los cuales creas poder comprometerte. Como por ejemplo,  en vez de buscar justificaciones, sal con un objetivo a una cita, puedes ponerle tiempo, hoy solo me tomare dos horas. Así estas enfrentando el miedo a,  y con un tiempo no mayor a dos horas.  Conéctate solo con las sensaciones que te gusten, e indiquen si el cumple con tus parámetros. Bajará la ansiedad, como primer paso, y así se empezara a trabajar en tu fobia.

Escribe  tus propias historias de corazones emocionados.

Trata de escribir concretamente  lo positivo de alguna historia de amor, en donde te ves libre ¿Qué sentiste en ese momento? Y la historia de amor mas difícil, la que te pudo haber afectado mas,  hoy desde otra óptica, desde la distancia, ¿en qué parte hubieses actuado diferente en la historia? Quedarte adherida al dolor, al miedo, no te permite mejorar ni reflexionar, no te permite hacer conexión con tus cualidades. Esa es la llamada esencia del cambio.

Arma tu plan “B”.

Cierra los ojos e intenta mentalmente recrear las situaciones afectivas en las cuales, bien sea que haces algo o no lo haces al lado de quien te acompañe logra espantarte. Escribe por qué es necesario  que cambies ese hábito que te lleva a una conducta repetida, en qué cambiaría tu vida, qué perderías si no logras cambiarlo.  Tomate 20 minutos por día, lee todo lo que escribiste, esta es una buena manera de automotivarte.  Respira de manera profunda y recrea la escena con los ajustes hechos. Hazlo hasta que tu Plan B, sea tu Plan A.

Te interesara leer sobre 4 Maneras Para Salir de una Depresión Rápidamente!

Ejercicios que pueden liberar el miedo a los hombres.

El miedo a la intimidad emocional

Entre enfermedad y la salud existe un camino llenos de señales y alarmas por diferentes situaciones en las que puedes estar viviendo, como parte de tu destino, como si son naturales, muchas veces no sabes y te cuesta desenredarte de ellas y total terminas adaptándote.

El mejor  ejemplo de esto es el gran temor a la intimidad emocional, que simplemente tiene que ver con crear un  espacio de tipo  emocional dentro de la pareja de total  conocimiento de los ideales, valores, deseos y  proyectos de uno y del otro. Si este espacio no existe se  crea una sensación de soledad, vacío, y no compromiso con la relación. La mayoría de las veces este miedo a tener  intimidad emocional está ligado al miedo de ser abandonadas o rechazadas. Es una extraña y difícil sensación que si te presentas tal cual eres, si te conocen a fondo, no seras elegida. O que se activen tus alarmas emocionales cada vez que alguien te atraiga, a través de frases como “para que intentarlo si sabes cómo termina. ¿Para qué voy volver a sufrir?

Otros de los grandes  temores a la intimidad emocional, es ese  miedo a perderse en los proyectos y sueños  que se realizan en pareja. Muchas pueden ser las razones para  justificar tus miedos, y todas son realmente valederas. Pero lo cierto es que todas se resumen en el quiero pero no puedo,  el no aceptarnos. El hecho de focalizarte en tus zonas débiles una y otra vez hasta aceptar que tu debilidad es tu fortaleza. No hay mejor antídoto para el  auto-miedo es fortalecer  tu imagen emocional.

el miedo a los hombres se demuestra en la intimidad.

Cinco claves para reconstruir tu autoconfianza

1 – Pon en  Práctica la Instropeccion 

Crea hábitos nuevos. Tomate  20 minutos  para escribir las cosas que te pueden haber  afectado   durante ese día y lo negativo que te despertó esa situación. Después , rompe ese papel, tíralo, si sientes alguna sensación gratificante, toma otra hoja y comienza a escribir una lista con tus potencialidades, todas aquellas que descubras. Esto te ayudara a hacer conexión con tus cualidades. Es un gran paso para permitirte comenzar a desarrollarlas, poder perder tus miedos, en este caso el miedo a las relaciones, el miedo a los hombres.

2 – Desactiva los hábitos tóxicos.

Muchos son los hábitos que creamos  y repetimos automáticamente durante el tiempo y la vida. Si no desactivamos algunos de ellos, nos  hacen sentir incapaces de actuar como deseamos hacerlo, dañando directamente nuestra propia confianza y autoestima. Por eso, cuando te dices una y otra vez lo mismo  intenta averiguar y replanteate el para qué lo haces. Esto te ayudara a ese despertar emocional que necesitas.

Moderar los habitos, hara perder el miedo a los hombres.

3 – Revaloriza tus habilidades.

Frente a cualquier adversidad siempre hay dos opciones, aunque el temor nos permite ver a veces solo una. Si eso te sucede intenta recordar donde te ves proactivamente, resolviendo, con fuerza y valor mas allá del miedo, busca fotos, recuerda lo cercano que estuviste de conseguir lo que deseabas, ¿Que sientes cuando recuerdas?  Este ejercicio te ayudar a conectarte con tu creatividad.

4 – Aprende a comunicarte en forma asertiva.

Comparte preocupaciones,  tus sentimientos.  Ser fuerte no es necesariamente ayudar a los demás , o tener respuestas para todos de manera incondicional. Si no se lo complementa con el poder conectarte contigo misma con tus emociones, corres el riesgo de quebrar tu equilibrio psico-emocional y caer en la sobre-exigencia que no te ayudara en nada a superar la baja autoestima.

5 – Reconverti tus emociones negativas.

Los pensamientos negativos están a la orden del día, algunos tienen que ver con los que creamos. Construir tu vida sobre emociones y pensamientos negativos hace que fortalezcas mas tus debilidades, Intenta reconvertirlas confrontándolas con tus cualidades.

Cambiar y perder el miedo a los hombres.

Muchas veces te puedes  sentir angustiada, oprimida, por no haberte permitido otras cosas, por no haber vivido, es totalmente natural te pase. Lo bueno es que siempre puedes elegir entre el dolor como compañero de vida o acomodarte a lo bueno y nuevo que la vida te puede presentar. Finalmente para abrirte a una relación, y perder ese miedo, en este caso a los hombres,  debes primero sanarte. Recuerda que el cambio es una puerta que solo se abre desde adentro.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.