Para Volverte Erudito

Leucocitos En La Orina – Que Son, Como Se Clasifican Y Que Significan!

Los leucocitos, llamados también de piocitos, son los glóbulos blancos, o sea nuestras células de defensa. La presencia de los leucocitos en la orina suele indicar que existe alguna inflamación en la vías urinarias. Sugiere en general, infección urinaria, aunque los leucocitos en la orina pueden estar presente en varias otras situaciones, como en  los traumas, utilización de sustancias irritantes o cualquier otra inflamación no provocada por un agente infeccioso. Podemos decir y simplificar que los leucocitos en la orina significan pus en la orina.

Como también son células, pueden los leucocitos ser contados en la sedimentoscopia. Valores normales se encuentran debajo de las 10 000 células por mL o 5 células por campo. Presentan algunos dipsticks un cuadradito para detección de leucocitos, el resultado normalmente viene descrito como “esterasa leucocitaria”. Es lo normal estar negativo.

Los leucocitos en la orina.

Para saber la causa de los leucocitos en la orina, es necesario saber que son los leucocitos. Prácticamente son un conjunto heterogéneo de células sanguíneas, estas son ejecutoras de la respuesta inmunitaria, interviniendo pues en la defensa del organismo contra extrañas sustancias o agentes infecciosos (antígenos). Producen de la médula ósea y en el tejido linfático. Son los leucocitos producidos y derivados en la médula ósea de unas células multipotenciales, conocidas estas como células madre hematopoyéticas. Se encuentran en todo el organismo, los glóbulos blancos incluyendo en la sangre y en el tejido linfoide. La sola presencia de los leucocitos en la orina indica que hay alguna inflamación en la vías urinarias.

Hay cinco​ diferentes y diversos tipos de leucocitos, y algunos de ellos (incluyendo neutrófilos y monocitos) son fagocíticos. Se distinguen estos tipos por sus características funcionales y morfológicas. Suele ser un indicador de enfermedad el número de leucocitos en la sangre. Fluctúa el recuento normal de glóbulos blancos entre 4 y 11 x 109/L, y se suele expresar como 4000-11 000 glóbulos blancos por microlitro. ​ Aproximadamente conforman, el 1 % del volumen sanguíneo total de un adulto sano. ​ Se le llama leucocitosis al aumento del número de leucocitos por arriba del límite superior, y se le llama leucopenia al decrecimiento por debajo del límite inferior.

La palabra leucocitos, viene del griego leukós “blanco”, y kytos “bolsa”, son también llamados glóbulos blancos. Deriva el término “glóbulo blanco” de la apariencia de una muestra de sangre luego de ser centrifugada. Se encuentran los leucocitos en el “buff”, una delgada capa y blanca típicamente de células nucleadas que se encuentran entre las células rojas y el plasma sanguíneo. Si hay un gran número de neutrófilos en la muestra sanguínea, puede aparecer verde el “buffy coat”, ya que producen éstos una enzima que contiene hemo denominada mieloperoxidasa.

leucocitos

Interesante artículo: Venas Del Cuerpo Humano – Los Conductos Que Transportan Nuestra Sangre!

Características de los leucocitos.

Son los leucocitos células móviles que se hallan en la sangre transitoriamente, forman así, la fracción celular de los elementos figurados de la sangre. De la serie blanca son los representantes hemáticos. No contienen pigmentos a diferencia de los eritrocitos (glóbulos rojos), por lo que se les califica de glóbulos blancos.

Son células con mitocondrias, núcleo y otros orgánulos celulares. Mediante pseudópodos son capaces de moverse libremente. Oscila su tamaño entre los 8 y 20 micrómetros. Varía su tiempo de vida desde varias horas, meses y hasta años. Pueden estas células salir de los vasos sanguíneos por medio de un mecanismo llamado diapédesis (alargan su contenido citoplasmático), les permite esto desplazarse fuera del vaso sanguíneo y poder mantener un contacto con los tejidos del interior del cuerpo humano.

Como se clasifican los leucocitos.

Todos los leucocitos son células nucleadas aunque, por otra parte, distintos tanto en forma como en función. Se clasifican en dos linajes principales los glóbulos blancos: el mieloide (neutrófilos, eosinófilos, monocitos y basófilos) y el linfoide (linfocitos B, linfocitos T y las células natural killer (células NK).

Como se clasifican los leucocitos

Los neutrófilos.

Defienden los neutrófilos al organismo por hongos o contra infecciones bacterianas. Son usualmente los primeros en responder a una infección microbiana; forman el pus su actividad y muerte en gran número. Se refiere comúnmente a los neutrófilos como leucocitos polimorfonucleares (o PMN), aunque, se refiere en el sentido técnico PMN a todos los granulocitos (que incluyen eosinófilos, neutrófilos y basófilos). Poseen un núcleo multilobulado que puede asemejar diferentes núcleos, se deriva de ahí el nombre leucocito polimorfonuclear. ​

Puede el citoplasma parecer transparente por los gránulos que se tiñen de color lila pálido. Se encargan los neutrófilos de fagocitar bacterias y en el pus se encuentran presentes en grandes cantidades. No son capaces de renovar sus lisosomas Estas células (usados durante la digestión de microbios) y mueren luego de haber fagocitado unos cuantos patógenos. ​ Son los neutrófilos el tipo celular más encontrado en las tempranas fases de la inflamación aguda. Transigen del 60 al 70 % de los leucocitos totales en la sangre del ser humano. ​ Es de aproximadamente, 5.4 días a vida media de un neutrófilo circulante.

Los neutrófilos

Eosinófilos.

Ante todo, los eosinófilos, lidian con las infecciones parasitarias. Son también las células inflamatorias que predominan durante una reacción alérgica. Incluyen las causas más importantes de eosinofilia alergias como: rinitis alérgica, asma y urticaria; así como también infecciones parasitarias. Su núcleo en general, es bi-lobulado. Está lleno de gránulos el citoplasma que, con tinción de eosina, toman un color característico de rosáceo-anaranjado.

Basófilos.

Son los basófilos responsables principalmente de las respuestas alérgicas ya que estas liberan histamina, causando vasodilatación. Es su núcleo bi- o tri-lobulado, aunque es difícil de detectar ya que se esconde por el gran número de gránulos gruesos, son característicamente azules bajo la tinción HyE estos gránulos.

Linfocitos.

Son los linfocitos más usuales en el sistema linfático que en el torrente sanguíneo. Se diferencian por un núcleo que fuertemente se tiñe y cuya locación puede ser excéntrica o no, y por poseer poco citoplasma. Incluyen los linfocitos lo siguiente:

  • Células B, que originan anticuerpos capaces de unir, de bloquear, y de promover la destrucción de patógenos así como también de activar complemento.
  • Células T:
    • CD8+ citotóxicas: estas son células T que expresan el co-receptor CD8 y estas son conocidas como linfocitos T CD8+. Unen estas células antígenos presentados en moléculas del CMH clase-I en células infectadas por células tumorales o virus. Presentan CMH clase-I casi todas las células nucleadas.
    • CD4+ cooperadoras: son células T que expresan el co-receptor CD4 y por lo general son conocidas como linfocitos T CD4+. Tienen estas células receptores de células T (TCR) y tambien moléculas CD4+ que, reconocen en conjunto, péptidos antigénicos mostrados en moléculas del complejo mayor de histocompatibilidad (CMH) clase-II por células expositoras de antígeno (CPA). Producen citocinas las células T cooperadoras y llevan a cabo otras funciones las cuales ayudan a coordinar una respuesta inmune apropiada. El conteo de estas células T en una infección por VIH, son el principal índice para identificar la integridad del sistema inmune del individuo. ​
    • Células γδ T: tienen un receptor de células T alternativo (desemejante al receptor de células T αβ que en células T CD4 y CD8 convencionales se encuentra). Más comúnmente se encuentran en tejidos, que en la sangre. Las células γδ T comparten características con las células cooperadoras, las células natural killer y las citotóxicas.
  • Célula Natural Killer: esta célula es capaz de matar células del organismo que no muestran moléculas del CMH clase-I, o que muestran marcadores de estrés como MIC-A (MHC class I polypeptide-related sequence A). La regulación positiva de MIC-A y la disminución de la expresión de CMH clase-I se puede llevar a cabo cuando infectadas por un virus células del organismo están, o cuando son cancerosas.

Linfocitos

Importante que sepas sobre: La Fiebre Y La Alteración En La Temperatura Del Cuerpo Humano!

 

Monocitos.

Comparten los monocitos la función de “aspiradora” (o sea fagocitosis) con los neutrófilos, aunque son más longevos y además, una función extra: demostrar partes de patógenos a linfocitos T con el objetivo de que éstos puedan ser reconocidos de nuevamente y ser eliminados. Abandonan el torrente sanguíneo los monocitos para convertirse en macrófagos de tejido, que se encargan de atacar microorganismos y de remover restos de células muertas. Los monocitos a diferencia de los neutrófilos, son capaces de reemplazar su contenido lisosomal y se cree que es mucho más larga su vida activa. Tiene su núcleo forma de riñón y no poseen gránulos y contienen abundante citoplasma. Una vez que abandonan los monocitos el torrente sanguíneo e ingresan a algún tejido corporal, pasan por cambios que admiten la fagocitosis (o sea se diferencian) y se convierten en macrófagos.

Leucocitos fijos.

Migran algunos leucocitos a los tejidos del organismo para residir permanentemente ahí y no en la circulación sanguínea. Estas células a menudo, tienen nombres específicos dependiendo de en qué tejido se instalen;  son ejemplo los macrófagos fijos de hígado, que se conocen como células de Kupffer. Siguen jugando estas células un importante papel en el sistema inmune.

  • Histiocitos.
  • Mastocitos.
  • Microglia.
  • Células dendríticas (aunque suelen estas migrar a nódulos linfáticos locales al ingerir antígenos).

Leucocitos fijos

Los trastornos.

Existen dos principales categorías de trastornos que involucran a los glóbulos blancos: las leucopenias y los trastornos proliferativos. ​ Hay un aumento en el número de leucocitos en los trastornos proliferativos; es comúnmente reactivo este aumento (cuando se debe a una infección, por ejemplo) aunque puede ser canceroso, también. En las leucopenias hay un decremento en el número de leucocitos. Son cuantitativos ambos trastornos. Se ha observado que los procesos apoptóticos en leucocitos podrían estar relacionado con generación de radicales libres en la mitocondria desde un cambio en la homeostasis del calcio intracelular. Entran en una categoría distinta los trastornos cualitativos de los glóbulos blancos; el número de leucocitos en éstos es normal, aunque no funcionan adecuadamente las células.

Leucopenias.

Puede causar una baja en los glóbulos blancos de la sangre una gama de trastornos. El tipo celular disminuido prácticamente es el neutrófilo. El decremento en este caso, puede ser llamado granulocitopenia o neutropenia. Se puede encontrar una reducción del número de linfocitos en casos más raros (llamada linfopenia o linfocitopenia).

Neutropenia.

Puede ser adquirida o intrínseca la neutropenia. ​ Una baja de los niveles de neutrófilos, se ve por medio de una prueba de laboratorio y se puede deber al descenso de la producción o a un incremento de la remoción de la circulación sanguínea de las mismas células. ​ Se enlistan a continuación varias posibles causas de neutropenia (no es exhaustiva la lista).

  • Radiación.
  • Quimioterapia: medicamentos, sulfas u otros antibióticos, benzodiacepinas, fenotiazidas, antitiroideos, quininas, anticonvulsivantes, quinidinas, indometacinas, tiazidas, procainamida.
  • Toxinas: alcohol, bencenos.
  • Cualquier infección grave.
  • Síndrome de Kostmann, trastornos intrínsecos – síndrome de Fanconi, Chediak-Higashi, neutropenia cíclica.
  • Inmunodeficiencia: trastornos de la colágena, SIDA, artritis reumatoide.
  • Misceláneo: inanición, hiperesplenismo.
  • Disfunción de células sanguíneas – anemia megaloblástica, fallo medular, mielodisplasia, leucemia aguda, reemplazo medular.

Se asocian los síntomas de la neutropenia con la causa subyacente del decremento de neutrófilos. Por ejemplo, es la causa más común de neutropenia adquirida la neutropenia inducida por drogas, por lo que además el paciente, puede presentar síntomas de toxicidad o sobredosis al medicamento. También el tratamiento se enfoca a manejar la causa subyacente de la neutropenia. Es una de las consecuencias más graves de la neutropenia, que aumenta el riesgo de adquirir infecciones.

Neutropenia

Debes saber sobre: Azúcar En La Sangre – 3 Formas De Detectar Señales De Alerta!

Linfocitopenia.

Se precisa como una cuenta linfocitaria total y menor a 1.0×109/L, son las T CD4+ las células más comúnmente afectadas. Al igual que en la neutropenia, puede la linfocitopenia ser de origen adquirido o intrínseco y pueden haber varias causas​ (la lista no es exhaustiva).

  • Disfunción de médula ósea: anemia aplásica.
  • Inmunodeficiencia severa combinada: Inmunodeficiencia heredada, ataxia-telangiectasia, inmunodeficiencia variable común, síndrome de Wiskott-Aldrich, inmunodeficiencia asociada a timoma, inmunodeficiencia con enanismo de extremidades cortas, polimorfismo genético, deficiencia en la purina fosforilasa de nucleósido.
  • Enfermedades infecciosas:virales (SIDA, encefalitis del Nilo, SARS, herpes, hepatitis, otras), bacterianas (tuberculosis, neumonía, fiebre tifoidea, sepsis, rickettsiosis), parasitarias (fase aguda de malaria).
  • Radiación.
  • Medicamentos: quimioterapia.
  • Cirugías mayores.
  • Misceláneo: oxigenación por membrana extracorpórea (por sus siglas OMEC), trasplante de riñón o médula ósea, falla renal, hemodiálisis, quemaduras graves, pancreatitis severa aguda, enfermedad celiaca, enteropatía, carcinoma, ejercicio vigoroso.
  • Nutrición/dieta: deficiencia de zinc, abuso de alcohol.
  • Inmunopatología: lupus eritematoso sistémico, artritis, síndrome de Sjögren, dermatomiositis, miastenia gravis, granulomatosis de Wegener, vasculitis sistémica.

Los síntomas y el tratamiento de la linfocitopenia al igual que en la neutropenia, se dirigen a la causa subyacente del canje de la cuenta celular.

Trastornos proliferativos.

Es conocido como leucocitosis a un incremento en el número de glóbulos blancos en la circulación sanguínea. Es causado este incremento comúnmente por inflamación. Hay cuatro causas principales: sobreproducción celular en la médula ósea, incremento en la liberación de células almacenadas en la médula ósea, minimización de la capacidad de adhesión a la pared de vasos sanguíneos, baja de captura por los tejidos. Puede la leucocitosis afectar una o varias líneas celulares y puede ser basofílica, neutrofílica, eosinofílica, linfocitos o monocitosis.

Trastornos proliferativos

Neutrofilia.

Es la neutrofilia el aumento de la cuenta total de neutrófilos en la circulación periférica. Varían los valores normales de acuerdo a la edad. Puede la neutrofilia ser causada por una afección directa a las células sanguíneas (enfermedad primaria). Puede también ocurrir como consecuencia de una patología subyacente (secundaria). Son secundarios a la inflamación la mayoría de los casos de neutrofilia.

Causas primarias.
  • Anomalía de Pelger-Huet.
  • Condiciones con neutrófilos funcionales: neutrofilia crónica idiopática, neutrofilia hereditaria.
  • Síndrome de Down.
  • Urticaria familiar.
  • Deficiencia de adhesión leucocitaria.
Causas secundarias.
  • Inflamación crónica: en especial artritis reumatoide juvenil, enfermedad de Still, artritis reumatoide, colitis ulcerativa, enfermedad de Crohn, infecciones granulomatosas (como lo es la tuberculosis), y hepatitis crónica.
  • Infecciones.
  • Tabaquismo.
  • Cáncer: por factores de crecimiento secretados por la invasión de la médula ósea o por el tumor.
  • Inducida por medicamentos: corticoesteroides.
  • Estrés: ejercicio, postquirúrgico.
  • Puede estimular la médula ósea, la destrucción incrementada en la circulación periférica. Esto puede ocurrir la púrpura trombocitopénica idiopática y en la anemia hemolítica.

Eosinofilia.

Es considerada como menor a 0.65×109/L la cuenta eosinofílica normal. Es la cuenta mayor en recién nacidos y con la edad varía, la hora (es mayor en la noche y menor en la mañana), el ambiente, el ejercicio y la exposición a alergenos. Nunca la eosinofilia es un hallazgo normal en los estudios de laboratorio. Se enlistan a continuación, algunas de las causas de eosinofilia.

  • Reacciones alérgicas: asma.
  • Infecciones: parasitarias, bacterianas y micóticas.
  • Dermopatías autoinmunes: psorasis, pénfigo.
  • Hemopatías: leucemia mieloide crónica.
  • Idiopática.
  • Iatrogénica: sulfamidas, estreptomicina.
  • Familiar: Síndrome de hiper-IgE, Síndrome de Wiskott-Aldrich.

Eosinofilia

No dejes de saber sobre los: Cromosomas Del Ser Humano… ¡Lo Que Debes Saber De Tus Células!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.