Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

Inventos más antiguos de lo que imaginas – ¡Te sorprenderás!

Vivimos en una época de numerosos avances tecnológicos pero a menudo tendemos a pensar que todo lo que nos rodea es fruto de esa vorágine de nuevos inventos e ideas que ha acompañado al rápido desarrollo industrial de las últimas décadas.

Asumimos que muchos de los aparatos que forman parte de nuestra vida cotidiana son de reciente creación, pero no es así: algunos de ellos tienen su origen en ideas que surgieron hace muchísimos años, en ocasiones siglos.

  1. Los teléfonos móviles e inalámbricos

Para muchos el teléfono móvil empezó a formar parte de nuestras vidas hará un par de décadas. Teníamos una idea de lo que eran los aparatos telefónicos sin cable gracias a los famosos “yuppies” de los años ochenta, o por las series de televisión de esa época en las que aparecían enormes teléfonos inalámbricos en los coches descapotables de los protagonistas.telefono

Fuente: Wikimedia

Tanto los teléfonos móviles como los inalámbricos vienen de mucho más atrás que los años ochenta. En 1880 Alexander Graham Bell, a quien comúnmente se le atribuye la invención del teléfono, trabajó junto con su colega Charles Sumner Tainter en un aparato que llamaron “fotófono”, un teléfono que no necesitaba cable porque funcionaba con luz; una idea que todavía se sigue trabajando para poder aplicarla a la tecnología wi-fi. Se llegó a emitir y recibir sonido con rayos de luz pero el fotófono no prosperó porque era difícil mantener la estabilidad de la señal lumínica.

En 1922 hubo un invento a medio camino entre el móvil y el streaming. En realidad era una especie de radio sin cable enchufado a la pared que permitía recibir mensajes de personas que estaban a grandes distancias. El aparato no estaba atado a ningún lugar pero el receptor tenía que cargar con la radio y con un paraguas que hacía de antena, por lo que no resultaba demasiado cómodo y nunca llegó a cuajar.

2) Las tragaperras

Las máquinas tragaperras también son un invento que normalmente atribuimos a los coloridos años 70 y 80 pero la verdad es que provienen del siglo XIX.

Es cierto que las tragaperras tal y como las conocemos ahora, con distintas temáticas y variantes, tuvieron su boom a partir de los años 60, pero la primera máquina de este tipo data de 1895. La diseñó Charles Fey en San Francisco y se llamó “Liberty Bell”. Fue tan popular que a principios del siglo XX ya había varios modelos de tragaperras “Bell”.tragaperras

     Fuente: Wikimedia

Antes de esta versión simple de las tragaperras, en Brooklyn, Nueva York, Sitman & Pitt inventaron un juego que se cree que fue el precursor de las máquinas de frutas. Con una moneda se accionaba una serie de cinco tambores que contenían cartas de póker; la idea era obtener la mejor mano y el premio dependía del establecimiento, normalmente era bebida gratis.

Fuente: Pixabay

3) Las lentes de contacto

La idea original de lo que son unas lentes de contacto se le atribuye a uno de los grandes inventores de la Historia: Leonardo da Vinci. En 1508 el genio italiano ya creía que los defectos ópticos en el ojo humano se podían corregir al poner la córnea en contacto directo con agua.

Hubo que esperar bastante para poder concretizar esta idea. La historia de las lentillas se origina a partir del siglo XIX y cuenta con muchos protagonistas, por lo que no se sabe muy bien si fue el alemán F.A. Müller en 1887 o si fueron el óptico parisino Edouard Kalt y el fisioterapeuta suizo Adolf E. Fick quienes las descubrieron primero, pero la cuestión es que se inventó la primera lente de contacto hecha puramente de cristal. Ésta cubría todo el ojo, también la parte blanca, y era obviamente muy pesada. No fue hasta 1948 cuando el californiano Kevin Tuohy patentó unas lentillas hechas enteramente de plástico y que sólo cubrían la córnea tal y como Da Vinci había imaginado.

Fuente: Wikimedia

4) Las máquinas expendedoras

Todos tenemos claro que la Antigua Grecia es responsable de muchas de las bases de nuestra sociedad actual, pero seguramente te sorprenderá saber que también lo es de la primera máquina expendedora de la Historia.

maquinas expendedoras

Para evitar que se robase agua sagrada de los templos, los griegos inventaron una máquina en la que había que introducir una moneda que, con su peso, accionaba una palanca y hacía que cayese una botella con agua bendita. De ahí a las barritas de chocolate sólo ha habido cientos de años de Historia…

5) Facebook

La historia de cómo Mark Zuckerberg convirtió la idea de un joven universitario en un auténtico imperio es bien conocida, y si no siempre se puede recurrir a la película que David Fincher dirigió en 2010. Sin embargo, esa idea no era del todo original.

facebook

Fuente: Pixabay

Ya en la década del 1560, existió algo llamado “libro de amigos” (en latín ‘alba amicorum’) que usaban los jóvenes nobles que se iban de casa para mantener amistades y hacer otras nuevas. Se trataba literalmente de libros que servían para dejar mensajes, compartir canciones o incluso hacer declaraciones de amor. Igual que la de Facebook, la historia del ‘alba amicorum’ empieza en un ambiente universitario, en el área de lo que ahora son los Países Bajos, con unos libritos en los que estudiantes y profesores dejaban un pequeño texto cuando se conocían. A partir de ahí iban ampliando la red de contactos tanto a nivel de amistad como sentimental o profesional, como si fuera una mezcla de Facebook y Linkedin pero en el siglo XVI.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.