13 Instrumentos Para Medir El Tiempo Más Conocidos!

A lo largo de la historia, se han creado diferentes instrumentos para medir el tiempo, algunos  de estos con una mayor precisión que otros, pero todos con un sistema distinto totalmente. Podemos mencionar entre los aparatos para medir el tiempo: velas, reloj de sol, cronometro, reloj mecánico, reloj de arena y reloj de agua.

En este post estaremos desglosando los diferentes tipos de instrumentos para medir el tiempo, más antiguos en el mundo, los que fueron para su momento histórico un gran avance en tecnología, y dejaron plasmado que tan avanzada era una civilización, ya que se tales civilizaciones fabricaban estos aparatos con el fin de establecer un estándar de organización en sus diferentes labores. También veremos los que actualmente son conocidos.

Los instrumentos para medir el tiempo.

tiempo

1. Reloj de sol.

El reloj solar o reloj de sol es un instrumento utilizado desde tiempos muy remotos para medir el paso de las horas, minutos y segundos (o sea el tiempo). Emplea la sombra proyectada por un estilo o gnomon sobre una superficie que posee una escala para indicar la posición del Sol en el movimiento diario. Se pueden medir distintos tipos de tiempo según la disposición del gnomon y la forma de la escala, siendo el más habitual el tiempo solar aparente.

Reloj de sol

Interesante artículo: Espectaculares Puentes De Leonardo Da Vinci!

Historia del reloj de sol.

Les debemos a los antiguos egipcios la división del día en 24 horas, así como también la división del año de 365 días. Es posible bastante posible que el sistema de horas se instaurara en aquellas sociedades por motivos religiosos, ya que la palabra egipcia correspondiente a hora también equivalía a “deber sacerdotal”, palabra de la propia raíz que “vigía de las estrellas” (o también conocido como vigía del tiempo). Desempeñaban sus deberes sacerdotales estos vigilantes de las estrellas anotando la aparición de los decan (estrellas determinadas o constelaciones) en el horizonte oriental.

Aproximadamente hacia 2400 a. C. ya utilizaban los escribas sumerios un calendario: dividieron en 12 partes el año, dividieron también el día, y lo hicieron llevando a cabo el mismo patrón de divisiones. Constaba su año de 12 meses y cada uno de ellos tenía de 30 días. Constaban sus días de doce danna (duraría cada danna dos de nuestras horas) cada uno de 30 ges (duraría cada ges 4 de nuestros minutos).

Historia del reloj de sol

2. Reloj de arena.

Es el reloj de arena un instrumento mecánico que sirve para medir un periodo determinado de tiempo. Tiene este dos receptáculos de vidrio conectados permitiendo de este modo un flujo regulado de material, que normalmente es arena fina, desde la zona superior a la zona inferior, hasta que ya termina de hacerlo, y tan solo requiere de la energía potencial de la gravedad para su normal funcionamiento.

Una vez que está vacío el contenedor superior, puede ser invertido para empezar a cronometrar nuevamente. Incluyen los factores que influyen en el tiempo medido, la cantidad y calidad de arena, la anchura del cuello y el tamaño de los contenedores. No obstante las fuentes discrepan sobre el mejor material, incluyen como alternativas a la arena la cáscara de huevo en polvo y el polvo de mármol.

Ya que es fijo el periodo que mide, aunque con algunas ligeras variaciones, hoy día está en desuso, sustituyéndole el reloj de pulsera para conocer la hora, y también el cronómetro para medir el tiempo preciso que  transcurre entre dos sucesos. Son ornamentales en los tiempos modernos, los relojes de arena, o se usan cuando es suficiente una medida aproximada, como en los temporizadores de huevo para juegos de mesa o para cocinar.

Reloj de arena

3. Reloj de fuego.

Es el reloj de fuego un instrumento para medir el tiempo, esto en relación a la velocidad de consumo de un combustible. Se ubica la primera referencia a este tipo de sistema de medición en la antigua China hacia el siglo V d.C. Y es esto gracias a un poema de You Jiangu en el cual se menciona su importancia.

Reloj de fuego

Lo tipos de relojes de fuego.

Eran los tipos más comunes de relojes de fuego:

La vela:

Se han usado velas desde la Edad Media en las iglesias, esto con el fin de controlar los tiempos de vigilia, eran comunes también en la sociedad de la Antigua Roma, con regulares marcas a lo largo de la cera para regular el tiempo ya transcurrido con una mayor precisión.

Es un este dispositivo muy curioso y relativamente simple ya que funcionan según sea consumido la vela por el fuego, estas son marcadas según corresponda para hacer un seguimiento de las horas. Fueron las velas usadas en la edad media como instrumento de medición del tiempo, hoy en día aún se siguen usando por en las iglesias. Es el reloj de vela un dispositivo que se usaba para el tiempo, este se basa en la regularidad de la fundición (en general de la cera) de las velas que se encuentran encendidas.

La mecha:

Es la mecha de igual funcionamiento que el de la vela graduada aunque más regular en su consumo y también más práctica, según el libro editado a Leipzig (en el año 1726) les fue bastante fundamental a los soldados alemanes en la Primera Guerra Mundial en las largas noches de guardia en las que el sigilo era imprescindible. Eran también comúnmente utilizadas por los mineros, con el fin de retrasar el encendido de la mecha “rápida” de los explosivos.

Barras de incienso.

En oriente, una elaboración de resinas aromáticas vegetales, a las que se añaden a menudo aceites esenciales de origen vegetal o de origen animal. Gradualmente esta barra de incienso se quemaba cortando unos hilos colocados de forma sucesiva a lo largo de la longitud de un canal, caer un trozo de metal al cortar los hilos hacía sobre una bandeja a regulares intervalos, causando un “clang”, generando pues una cada intervalo regular señal.

4. Reloj de Agua.

Fue el reloj de agua uno de los instrumentos para medir el tiempo muy famoso pasa su epoca. También se le reconoce como clepsidra a cualquier tipo de mecanismo usado para medir el tiempo mediante el flujo regulado de un líquido desde o hacia un recipiente graduado, dando pues dos tipos distintos de relojes según la dirección del flujo.

Datan las clepsidras de la antigüedad egipcia y se utilizaban especialmente en la noche, cuando perdían su utilidad los relojes de sol. Consistían los primeros relojes de agua en una vasija de cerámica que hasta cierto nivel contenía agua, con un orificio de un tamaño adecuado en la base para asegurar a una velocidad determinada la salida del líquido y, por consiguiente, en un tiempo ya prefijado. Disponía el recipiente en su interior de ciertas marcas, de tal manera que indicaba los diferentes períodos el nivel del agua, ya sea diurno y nocturno.

También se usaron los relojes de agua por los atenienses para señalar el tiempo determinado a los oradores. Posteriormente fueron anexados con el mismo fin en los tribunales de Roma y además se ustilizaban en las campañas militares, esto para señalar las guardias nocturnas. El reloj de agua de Egipto, modificado más o menos, siguió siendo el más eficiente de los instrumento para medir el tiempo durante varios siglos.

5. Reloj de vapor.

Es un reloj de vapor, un reloj movido total o parcialmente por un motor de vapor. Existen sólo unos pocos en funcionamiento, la mayoría fueron diseñados y construidos por el relojero canadiense Raymond Saunders con el fin de ser exhibidos en espacios públicos. Se hallan os relojes de vapor construidos por Saunders en Indianápolis, EUA; Otaru, Japón; y las ciudades canadienses de Port Coquitlam, y Vancouver, ambas en Columbia Británica.

No obstante se les ha dado habitualmente un aspecto de antiguedades del siglo XIX, son fenómenos recientes los relojes de vapor inspirados por Saunders en el año 1977 en Gastown, Vancouver. Es una excepción el reloj de vapor montado en el siglo XIX, por el ingeniero británico John Inshaw en Birmingham para dar a demostrar la versatilidad de la fuerza que tiene el  vapor.

Reloj de vapor

6. El reloj de bolsillo.

Se inventaron los relojes de bolsillo en Francia a mediados del siglo XV, poco más tarde de aplicarse a la relojería el muelle espiral. En un principio tenían forma cilíndrica, variando bastante y con raros caprichos, y desde el inicio del siglo XVI se fabricaron en Núremberg con profusión y con forma ovoidea, de donde se deriva el nombre de huevos de Núremberg, creyéndose fabricados en esta ciudad italiana  y alemana.

El reloj de bolsillo

7. El reloj digital.

Se denomina reloj digital a uno de los instrumentos para medir el tiempo que indica la hora mediante por medio de números, por oposición al reloj analógico que lo hace por medio de manecillas. Normalmente es electrónico el funcionamiento de los relojes digitales, si bien hay emuladores informáticos que pueden representar en la pantalla de una computadora tanto los relojes analógicos como los relojes digitales.

El reloj digital

8. El reloj atómico.

Es un reloj atómico un tipo de reloj que para poder alimentar su contador usa una frecuencia de resonancia atómica normal. Las referencias atómicas de frecuencias mejores (o relojes) modernas se establecen en físicas más avanzadas, que implican átomos fríos y fuentes atómicas. Mantienen las agencias de normas nacionales una exactitud de 10-9 seg. por día​ y una precisión que es igual a la frecuencia del transmisor de la radiodifusora que bombea el máser.

Mantienen los relojes atómicos una escala de tiempo estable y continuo, y se conoce como el Tiempo Atómico Internacional (TAI). Se difunde otra escala cronológica para uso cotidiano: el Tiempo Universal Coordinado (UTC). Deriva el UTC del TAI, aunque se sincroniza utilizando segundos de intercalación con el Tiempo Universal, el cual prácticamente se basa en la transición día–noche, esto según las observaciones astronómicas.

El reloj atómico

Importante que sepas: Quién Inventó El Teléfono – Historia, Función Y Evolución De La Telefonía, Parte 2.

9. El reloj inteligente.

Es un reloj inteligente un reloj de pulsera que se encuentra dotado con funcionalidades que van más allá de las de un reloj convencional. Desempeñaban los primeros modelos funcionalidades muy básicas, no obstante los actuales ya son capaces de acceder a internet, recibir y realizar llamadas telefónicas, recibir y enviar SMS y emails, recibir notificaciones de teléfonos inteligentes e inclusive consultar las redes sociales. Muchas de las esas funcionalidades que integran ya se encuentran disponibles en los teléfonos inteligentes, aunque los relojes inteligentes gozan de ciertas ventajas en lo que respecta a comodidad. Es además uno de los instrumentos para medir el tiempo más utilizado actualmente.

Pueden estos dispositivos incluir características como un giroscopio, acelerómetro, brújula, pulsómetro, altímetro, barómetro, geomagnetómetro, altavoz, micrófono, geolocalizador (GPS), etc. Cuentan ademas con mecanismos de conectividad como el WiFi, Bluetooth, NFC, redes celulares y USB.

El reloj inteligente

10. El reloj electrónico.

Un reloj electrónico Es un reloj en el que la el fundamento de tiempos es electrónica o electromecánica y también la división de frecuencia. Es un reloj digital un tipo de reloj que basa su funcionabilidad en la electrónica digital para así marcar el tiempo. Su invención fue en el año 1956, se supuso el con el reloj digital una gran revolución en el campo de la relojería ya que se logró fabricar relojes mucho más precisos y baratos que los de funcionabilidad mecánica.

Muchos relojes digitales para representar la hora, utilizan los siete segmentos VFD, LED o LCD, para conformar cada uno de los números. También incluyen estos relojes otros elementos, AM para indicar si la hora es por la mañana o PM por la tarde, así como también está activada la alarma y a qué hora se encuentra programada. Son muy pequeños los relojes digitales, útiles y muy baratos. Por estas razones se han agregado a la mayoría de equipos electrónicos. Se utilizan muchos relojes digitales como despertadores donde tienen incorporado una radio.

El reloj electrónico

11. El reloj binario.

Es usualmente un reloj binario en el cual visualiza el tiempo sexagesimal tradicional no obstante en un formato binario. Originalmente mostraban cada dígito decimal del tiempo sexagesimal como un valor binario, aunque los relojes binarios actualmente también muestran horas, minutos y segundos como números binarios. La gran mayoría de los relojes binarios son digitales, aunque también existen versiones analógicas. También existen los verdaderos relojes binarios, estos indican el tiempo por medio de sucesivas particiones del día por la mitad en lugar de utilizar horas, minutos y segundos. También existen relojes similares, basados en el código binario Gray.

El reloj binario

12. El reloj de Atmos.

Es Atmos el nombre comercial de un reloj mecánico elaborado por Jaeger-LeCoultre en Suiza cuya particularidad reside en que el mismo no necesita que le den cuerda para poder funcionar, ya que toma la energía de la presión atmosférica y los cambios de temperatura. Puede funcionar sin intervención humana durante años.

Es su fuente de energía una cápsula que está herméticamente sellada la cual contiene una mezcla de líquido cloroetano y de gas que en una cámara de expansión se expande cuando sube la temperatura, comprimiendo un resorte en espiral; el gas se cuando la temperatura desciende condensa y el resorte se descomprime. Enrolla el muelle real ese movimiento constante. Una variación de presión de 3 mmHg o un sólo grado de variación de temperatura en un rango de 15 a 30 grados celsius  es suficiente para lograr tener operativo el reloj durante dos días.

El reloj de Atmos

13. El reloj de péndulo.

Se caracterizan los relojes de péndulo por usar un peso oscilante para medir el tiempo. Radica la ventaja del péndulo para medir con exactitud el tiempo, es que el mismo se trata de un oscilador armónico: se producen sus ciclos de balanceo en intervalos de tiempo iguales, únicamente dependiendo de su longitud (quitando los efectos de la resistencia al movimiento).

Desde que se inventó en el año 1656 por Christiaan Huygens hasta la década de 1930, fue el reloj de péndulo el sistema de cronometraje más preciso disponible, por lo que se hizo generalizado su uso. En el transcurso de los siglos XVIII y XIX, los relojes de péndulo, se encontraban omnipresentes en hogares, oficinas, fábricas y en estaciones de ferrocarril, sirvieron como principal referencia para la programación de la vida diaria, el transporte público y los turnos de trabajo. Permitió su precisión adoptar el ritmo de vida propio y más rápido de la Revolución Industrial.

El reloj de péndulo

No dejes de saber sobre los: 12 Rascacielos Más Altos De Europa – Conoce Que Tan Grandes Son!

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.