Información Sobre El Sol -Conoce Nuestra Preciada Estrella, Parte 2.

Son las estrellas los únicos cuerpos del universo que son capaces de emitir luces. Es el Sol también nuestra principal fuente de energía, que sobre todo se manifiesta en forma de luz y de calor. Se encuentra el Sol a 150 millones de kilómetros de la tierra. Además es el centro de nuestro sistema solar y es la única estrella que podemos ver con gran perfección. Sigue leyendo este post y entérate de más información sobre el Sol.

Contiene el Sol más del 99, 8 % de toda la materia del Sistema Solar. El mismo ejerce una fuerte atracción gravitacional sobre los planes y provoca que giren a su alrededor. En conjunto con los asteroides, cometas, meteoritos y el polvo conforman el Gran Sistema Solar.

Información sobre el Sol y las estrellas.

Una estrella es una esfera luminosa de plasmas que logra mantener su forma gracias a su propia gravedad. Es el Sol la estrella más cercana a la Tierra. Son otras estrellas visibles a simple vista desde la tierra, pero durante la noche, apareciendo como una diversidad de puntos luminosos que se encuentran fijos en el cielo, por la inmensa distancia de esta.

Las estrellas más prominentes históricamente fueron agrupadas en asterismos y constelaciones, y las estrellas más brillantes pasaron pues a denominarse con nombres propios. Han compilado los astrónomos un catálogo extenso, otorgándole a las estrellas designaciones estandarizadas, aunque, la mayoría de las estrellas en el universo, inclusive todas las que se encuentran fuera de nuestra galaxia (Vía Láctea), son a simple vista invisibles desde la Tierra. La mayoría de hecho son invisibles desde la Tierra inclusive por medio de los telescopios más potentes.

el Sol y las estrellas

Interesante artículo: El Plasma Es Un Estado De La Materia Que Te Sorprenderá. ¡Aprende Que Se Puede Hacer Con El!

El nacimiento de una estrella llamada Sol.

Se formó el Sol hace 4650 millones de años y el mismo tiene combustible para 7500 millones de años más. Luego comenzará a hacerse cada vez más y más grande, por su propio peso se va ir hundiendo y se convertirá en una enana blanca, que puede tardar unos mil millones de años en enfriarse.

El nacimiento de nuestra estrella es una importante información sobre el Sol. El mismo se formó a partir de nubes de gas y polvo que tenían residuos de anteriores generaciones de estrellas. Gracias a la metalicidad de tal gas, de su disco circunestelar fue que surgieron,  y más tarde los asteroides, planetas y cometas del sistema solar. Se producen en el interior del Sol reacciones de fusión en las que se transforman en helio los átomos de hidrógeno,  produciéndose energía irradiante. Se encuentra el Sol en la actualidad en plena secuencia principal, fase en la que se mantendrá por unos 5 000 millones de años más, fusionando de manera estable hidrógeno.
Se transforman cada segundo 700 millones de toneles de hidrógeno en cenizas de helio, transforma este proceso cinco millones de toneladas de materia en energía, dando como resultado que se vuelva el Sol cada vez más liviano.

El nacimiento de una estrella llamada Sol

Información sobre la muerte del Sol.

Llegará un día en que agote el Sol todo el hidrógeno en la región central al haberlo convertido en helio. Será incapaz la presión de sostener las capas superiores y tenderá la región central a contraerse gravitacionalmente,  calentando las capas adyacentes progresivamente. El exceso de energía generada  provocará que las capas exteriores del Sol tiendan a expandirse y  enfríe, y se convertirá el Sol en una estrella denominada gigante roja.

Puede el diámetro llegar a alcanzar y sobrepasar al de la órbita de la Tierra, con lo que cualquier forma de vida se  extinguirá. Cuando la temperatura de la región central aproximadamente alcance 100 millones de kelvin, comenzará a generarse la fusión del helio en carbono en tanto que alrededor del núcleo se sigue fusionando hidrógenos en helio. Producirá ello que se contraiga la estrella y su brillo disminuya a la vez que su temperatura aumenta, convirtiéndose pues el Sol en una estrella de rama horizontal.

Al acabarse el helio del núcleo, se iniciará una nueva expansión del Sol y empezará el helio también a fundirse en una capa nueva alrededor del núcleo inerte, compuesto de carbono u oxígeno, y por no poseer masa suficiente no alcanzará el Sol las presiones y temperaturas de nuevo de una gigante roja, aunque en esta ocasión de la rama asintótica gigante y planetaria, quedando el núcleo solar únicamente y que se transformará en una enana blanca y, posteriormente va a enfriarse totalmente y convertirse en una enana negra. No llegará el Sol a estallar como lo hace una supernova, por no tener la suficiente masa para ello.

En un inicio se creía que el Sol terminaría absorbiendo a Mercurio, a Venus y a la Tierra al transformarse en una gigante roja, la enorme pérdida de masa que sufrirá en ese proceso hizo que se pensará por un tiempo que la órbita de la Tierra al igual que la de los demás planes del Sistema Solar posiblemente se expandiría y salvaría de ese destino a nuestro planeta. Aunque, postula un artículo reciente que no ocurrirá ello y que las interacciones mareales, asimismo como el roce con la materia de la cromosfera solar, harán que sea absorbido nuestro planeta. Apunta otro artículo posterior en la misma dirección.

Información sobre la muerte del Sol

Información sobre el Sol y sus capas.

Al igual que toda estrella, posee el Sol una forma esférica, seguro ya sabias esta información sobre el Sol, además a causa de un movimiento lento de rotación, también tiene un leve achatamiento polar. Al igual que cualquier cuerpo masivo, toda la materia que los conforma es atraída hacia el centro del objeto debido a su propia fuerza gravitatoria.  Aunque el plasma que conforma el Sol se encuentra en equilibrio, ya que la ascendente presión en el interior solar compensará la interacción gravitatoria, lo que producirá un equilibrio hidrostático. Se producen estas enormes presiones producto a la densidad del material en su núcleo y a las grandes temperaturas  que en él se dan gracias a las reacciones termonucleares que acontecen allí.

Además existe de la contribución puramente térmica, una que de origen fotónico. Se trata pues de la presión de radiación, que para nada es despreciable, esta es causada por el ingente flujo de fotones que se emiten en el centro del Sol.

Han sido identificados en la construcción del astro rey casi todos los elementos químicos terrestres (azufre, aluminio, cadmio, bario, carbono, calcio, cobalto, cerio, cromo, cobre, estroncio, estaño, galio, helio, germanio, hidrógeno, magnesio, indio, nitrógeno, níquel, manganeso, oro, nitrógeno, paladio, platino, plata, plomo, radio, potasio, sodio, silicio, titanio, talio, vanadio, tungsteno, zinc y circonio) y otros diferentes compuestos (como el cianógeno, el amoniaco y el óxido de carbono) han sido identificados pues, por lo que se ha concluido que si se calentará nuestro planeta hasta llegar a la temperatura del Sol, tendría un aspecto luminoso casi igual al Sol. Inclusive el helio fue descubierto primero que el Sol y posteriormente se constató su presencia en nuestro planeta.

Presenta el Sol una estructura en capas esféricas semejante a las capas de una cebolla. Las fronteras físicas y las diferentes químicas entre las diferentes capas son verdaderamente difíciles de establecer. Aunque, se puede determinar una función física que es para cada una de las capas diferente.

La astrofísica en la actualidad dispone de un modelo de estructura solar que satisfactoriamente explica la mayor parte de los fenómenos observados. Dado este modelo, se encuentra formado el Sol por: 1) el núcleo solar, 2) la zona radiante, 3) zona convectiva, 4) la fotosfera, 5) la cromosfera, 6) la corona, 7) las manchas solares, 8) granulación y 9) el viento solar.

Información sobre el Sol y sus capas

Información sobre el Sol y el sistema solar.

Orbitan los planetas y los asteroides alrededor del Sol, en un mismo plano aproximadamente y llevando órbitas elípticas (en sentido antihorario); aunque existen excepciones, como el cometa Halley, que se mueve en sentido horario. Se denomina plano de la elíptica, aquí plano, y los demás planetas aproximadamente orbitan en el mismo plano.  Aunque varios objetos orbitan con un gran grado de inclinación respecto al mismo, como Plutón que tiene una inclinación al eje de la eclíptica de 17°, así como una importante parte de los objetos del cinturón de Kuiper. Dado sus características, se clasifican los cuerpos que forman parte del sistema solar de la siguiente forma:

  • El Sol: es una estrella de tipo espectral G2 que contiene más del 99,85 % de la masa de todo el sistema. Y con un diámetro de 1 400 000 kilómetros, se compone esta de un 75 % de hidrógeno, de helio un 20 % y un 5 % de carbono, oxigeno, hierro y otros elementos.
  • Los planetas: se encuentran divididos en planetas interiores (los cuales también son llamados terrestres o telúricos) y los planetas exteriores o gigantes. Entre estos últimos se encuentran Júpiter y Saturno, los cuales se denominan gigantes gaseosos, en tanto que Urano y Neptuno se suelen nombrar como gigantes helados. Todos los planetas gigantes poseen un anillo a su alrededor.
  • Los planetas enanos: son los cuerpos cuya masa les permite tener una forma esférica, aunque no es la suficiente para haber expulsado o atraído a todos los cuerpos a su alrededor. Son: Plutón, Makenake, Ceres, Eris y Haumea.
  • Satélites: son cuerpos mayores que orbitan a los planetas; son algunos de gran tamaño, como la Luna, en la Tierra; Titán en Saturno o Ganímedes en Júpiter.

Son los cuerpos menores:

  • Los asteroides: son los cuerpos menores mayormente concentrados en el cinturón de asteroides entre las órbitas de Júpiter y Marte, y otra más allá de Neptuno. No les permite tener una forma regular su escasa masa.
  • Objetos del cinturón de Kuiper: son unos objetos helados exteriores en órbitas estables, los mayores de los cuales son Quaoar y Sedna.
  • Cometas: son unos objetos helados que provienen de la nube de Oort.
  • Meteoroides: son objetos menores de 50 metros de diámetro, sus pesos son mayores que las partículas de polvo cósmico.

Información sobre el Sol y el sistema solar

Importante que sepas de: La Atmósfera De La Tierra – ¡Conoce El Gran Escudo Del Planeta!

Información sobre el Sol y los planetas.

Se componen los ocho planetas del sistema solar de la siguiente manera:

  • Mercurio.
  • Venus.
  • La Tierra.
  • Marte.
  • Júpiter.
  • Saturno.
  • Urano.
  • Neptuno.

Son estos planetas cuerpos que giran formando órbitas alrededor de la estrella,  y poseen suficiente masa para que la gravedad supere las fuerzas del cuerpo rígido, de manera que asuman una forma de equilibrio hidrostático (esférica estéticamente), y han aseado la vecindad de sus órbitas de planetesimales.

Son los planetas interiores Mercurio, Venus, la Tierra y el planeta Marte y poseen una superficie sólida. En tanto son los planetas exteriores: Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, también son denominados planetas gaseosos porque en sus atmósferas poseen gases como el hidrógeno, el helio, y el metano, y con certeza no se conoce la estructura de su superficie.

La Unión Astronómica Internacional, excluyó a Putón como planeta del sistema solar y fue clasificado como planeta enano.  A inicios del año 2016 se publicó un estudio según el cual puede que exista un noveno planeta en el sistema solar, al que se le nombró provisionalmente como Phattie. Tal estudio se centró en la explicación de las órbitas de uno de los muchos objetos en el cinturón de Kuiper,  que se diferencia mucho con las órbitas que se calculan. Por lo tanto originalmente se originó la idea de la existencia de un objeto no conocido que perturba dichas órbitas. Usando modelos matemáticos, se hicieron simulaciones en computadora, y se concluyó que el posible planeta tendría una órbita excéntrica a una distancia de aproximadamente 700 y 200 unidades astronómicas del Sol, y tardaría unos diez o veinte mil años en dar tan solo una vuelta.

Información sobre el Sol y los planetas

Información sobre el viento solar.

Es la heliosferera  la región que se extiende desde el sol hasta más allá de Plutón y que permanecen bajo la influencia del viento solar. Es pues en esta región donde se extienden los efectos de las tormentas geomagnéticas, también donde se extiende el medio del campo magnético solar.  Protege la heliosfera al sistema solar de las radiaciones que provienen del medio interestelar y se extiende su límite a más de 100 unidades astronómicas del Sol, límite que solo es superado por los cometas.

Información sobre el viento solar

Información de la eyección de la masa coronal.

Esta es una información sobre el Sol bástante importante, y se trata de una onda de viento solar y de radiación que se desprenden del Sol, un periodo denominado Actividad máxima solar. Es esta onda bastante peligrosa ya que es capaz de dañar los circuitos eléctricos, los sistemas de comunicación y los trasformadores. Se dice que hay una tormenta solar cuando esto ocurre.

  • El Sol cada 11 años entra en un ciclo turbulento (la actividad máxima solar) que representa el periodo más propicio para que sufra el planea una tormenta solar. Tal proceso acaba con un cambio de polaridad solar, que no se debe confundir con el cambio de polaridad terrestre.
  • Es una potente tormenta solar capaz de paralizar completamente la red eléctrica de las ciudades grandes, esta situación podría durar semanas, meses e incluso hasta años.
  • Actualmente estamos en el ciclo solar 24, que inició en enero de 2008.
  • Pueden las tormentas solares causar interferencias en las señales de radio, dañar los sistemas de navegación aéreos, afectar las señales telefónicas e inutilizar satélites completamente.
  • Las ciudad de Quebec , en Canadá, para el 13 de marzo del 1989, fue azotada por una fuerte tormenta solar. Y como resultado de ello, se vieron seis millones de personas afectadas por un gran apagón que llegó a durar 90 segundos. Estuvo paralizada la red eléctrica de Montreal durante más de nueve horas. Los daños provocados del apagón, en conjunto con las pérdidas originadas por la falta de energía, alcanzaron los cientos de millones de dólares.
  • Una intensa tormenta solar afectó a la mayor parte de la tierra, entre los días 1 y 2 de septiembre del año 1859. Las líneas telefónicas de Estados Unidos y las del norte de Europa quedaron inutilizadas y se generaron varios incendios. Además, una gran aurora boreal, se pudo observar en lugares tan alejados de los polos como el Caribe, sur de Europa y Hawái, e incluso hasta en Colombia, que se encuentra muy cerca del ecuador terrestre.

Información de la eyección de la masa coronal

También podrías leer: Venus – ¡El Planeta Más Caluroso Del sistema Solar!


También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.