Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

El Hilo Rojo Del Destino, Antigua Leyenda Japonesa Que Une El Amor.

Los japoneses poseen la creencia de que las personas que están predestinadas a conocerse se consiguen unidas por el hilo rojo del destino, el cual esta atado al dedo meñique.

Cuenta una antigua leyenda japonesa que nos habla del amor, que las personas que se encuentran destinadas a estar juntas están conectadas por este hilo rojo. Este hilo jamas desaparece y permanece de forma constante atado a sus dedos, a pesar de la distancia y del tiempo.

Te sugerimos leer: 25 Consejos Que Te Ayudarán A Diferenciar El Amor De La Amistad

el hilo rojo del destino

No importa lo que te tardes en conocer a esa persona tan importante, ni importa por ende el tiempo que pases sin siquiera verla, ni siquiera importa si te encuentras viviendo en el otro lado del mundo: el hilo por ley se puede estirar hasta el infinito pero jamas se llegara a romper. Su dueño es solo el destino.

Entonces sigamos profundizando en esta gran y en tan mágica leyenda. 

“Jamas podrás escapar de lo que dice tu corazón,
así que es mucho mejor que escuches lo que él tiene que decirte…”

-Paulo Coelho-

El hilo rojo del destino que se encarga de conectarnos.

Se dice que este hilo rojo esta contigo desde que naciste  y te acompañará por siempre, tensado en mayor o incluso menor medida, puede ser más o puede ser menos enredado, a lo largo de tu vida.

Así es que se dice, que el abuelo de la luna, durante cada noche sale a conocer a todos los recién nacidos y a amarrarles un hilo de color rojo en su dedo. Un hilo que se encargara de decidir su futuro, un hilo que sera el  que guiará estas almas para que jamas se pierdan… Una de las versiones de la leyenda lo cuenta así:

Hace mucho pero mucho tiempo, un emperador japones se enteró de que en una de las provincias cercanas a su reino vivía una bruja que era poderosa, tan poderosa que podía ver las vidas de todos, quien tenía la enorme capacidad de llegar a ver el hilo rojo del destino y fue entonces cuando la mandó a venir frente a él, ante su magnifica presencia.

Cuando la bruja al fin arribo, el emperador le ordenó de manera abrupta que buscara el su otro extremo del hilo rojo que llevaba atado a su meñique y lo llevara de esta forma ante la mujer que sería su esposa. La bruja accedió sin chistar a esta petición y empezó a seguir y seguir el recorrido del hilo.

Durante esta búsqueda pudo llegar hasta un mercado, en donde conoció a una pobre campesina quien tenia a una bebé en sus brazos y ofrecía la venta de sus productos. Al llegar hasta donde al fin estaba la campesina, se detuvo delante de ella y la invitó a levantarse  en pie.

Hizo entonces que el joven emperador se aproximara y le dijo: «Aquí es donde finaliza tu hilo», pero al oír esto el emperador se enfureció, creyendo que no era mas que una burla de la hechicera. Este empujó brutalmente a la campesina que aún en sus brazos llevaba a la pequeña bebé y la hizo que cayera, haciendo con esta acción que la bebé se hiciera una herida enorme en su frente. Después, ordenó a sus guardias que apresaran a la bruja y luego le cortaran la cabeza.

Después de muchos años, llegó el momento en que este joven emperador tenia que casarse y su corte le dio como recomendación que lo mejor era que lo hiciera con la hija de un general que era muy poderoso. Este aceptó y arribo el día de su boda. Y en el momento de observar por primera vez el rostro de su esposa, la cual entró al templo con un flamante vestido y un velo que la tapaba totalmente…

Al levantárselo, pudo observar  que ese en hermoso rostro tenía una gran cicatriz la cual de forma muy peculiar estaba en su  frente, recordandole lo pasado años atrás, cuando era aun un niño petulante. Era la cicatriz que él mismo había hecho al rechazar a su destino unos años antes. Un destino que la hechicera lo había  colocado en frente suyo y que decidió por voluntad propia descreer.

La enseñanza de la leyenda del hilo rojo del destino según la tradición japonesa tiene que ver de alguna manera con la comprensión que tenemos del destino y el papel de forma preponderante que juega el sentimiento del amor en este hilo. Nos demuestra claramente cómo los amores que se destinan son precisamente eso, no podemos escapar jamas de la persona que nació justamente para amarnos.

Un hilo rojo que va directo al corazón.

Esta leyenda se encuentra tan profundizada en las culturas milenaria orientales que millones de personas intentan llevar unidas a ellas un hilo de color rojo que es verdadero. Aunque no existe la claridad sobre si el origen de la leyenda es chino o japonés ( se cree más en su origen japones).

Se dice que la leyenda empezó al conocer que la arteria ulnar la cual conecta el dedo meñique (otras fuentes nos hablan del dedo anular, lo que tiene mucha más tradición dentro de nuestra cultura occidental) con el corazón, el cual es fuente de vida y es concebido eternamente como el hogar del amor…

Un hilo rojo del destino, al que no podremos jamas imponer nuestros propios caprichos ni tampoco nuestra ignorancia, un hilo rojo que no podremos jamas llegar a romper ni deshilachar. Un hilo rojo que va directo al corazón, que se encarga de conectar a los amores que son eternos, a los más profundos, esos que son símbolos  del antes y para los que no existen un después.

Te puede interesar leer: Cómo Hacer Que Una Chica Se Sienta Especial – 11 Métodos Para Que La Enamores

Como lo es el amor de una madre, el amor de un padre, de un hijo, de un hermano, de un buen amigo, de tu hombre o de tu mujer… Un hilo rojo que simboliza el más puro amor y el interés común…Cada uno puede interpretarlo como mejor lo desee, pero lo que si está totalmente claro es que, en ocasiones, lo que llamamos casualidades son tan fuertes que se conocen como causalidades…

Almas gemelas son las que se llaman, corazones que están entrelazados con una o quizás varias eternidades por vivir…

El hilo existe de manera independiente del momento en que sus vidas se crucen, en el que las personas terminen por conocerse y no puede llegar a romperse en ninguno de los casos, aunque a veces este se pueda mantener más o menos tenso, pero es y sera siempre, una muestra del vínculo de amor que existe entre ellas.

Una historia, una leyenda de amor.

Una de las leyendas sobre este hilo rojo del destino nos cuenta que un anciano que vive en la luna, sale durante cada noche y busca entre las almas que habitan en la tierra, aquellas que se encuentran predestinadas a mantenerse unidas en la tierra, y cuando a fin las encuentra, las amarra con un hilo rojo para que no se pierdan nunca más.

Nunca se podrá romper cuenta la historia.

“Un hilo rojo que aunque invisible se encarga de conectar a aquellos que están destinados y tienen que encontrarse, sin llegar a importar el tiempo, el lugar o las circunstancias. El hilo rojo se puede muy bien estirar, se puede contraer o incluso enredar, pero nunca se va a romper”.

La milenaria leyenda oriental intenta darle un poco de luz al enorme misterio universal que existe sobre las almas gemelas y el amor.

La antigua cultura japonesa ha contemplado la idea de que el futuro o el destino de cada una de las personas se encuentra predestinado desde el mismo momento en que comienza su camino. Explicación la cual toma mucha fuerza con el dogma de que todo y cada uno de los seres humanos se encuentra atado al destino de otra persona por medio de un invisible hilo de color rojo que se consigue amarrado al dedo meñique.

Entonces, dice la historia que todos están predestinados a poder conocer a su otra mitad, a su parte de la naranja que le resta,  a aquello que les falta para que se puedan llegar a complementar.

“Podemos comprender al destino como algo que se encuentra programado para llegar a ser vivido y a la sincronía como una eterna  casualidad que nos llevara a conocer a esa persona que fue la que nació para amarnos. Allí aparece también el libre albedrío. Pero la gran interrogante es si existe algo de esto o simplemente ya todo escrito está y se encuentra guiado por ese hilo rojo del destino”.

Nos explica la conocida Monika Correia Nobre, astróloga y directora de Astroflor. Pero qué es lo que en realidad hace que dos personas se consigan en el momento adecuado y en el lugar indicado, y también lo qué provoca la separación luego.

Para la astróloga, parte de la historia del hilo rojo del destino, nos habla de una herida que nos queda por siempre en la frente, un lugar que desde lo que es simbólico nos habla de que no vamos a poder olvidar jamas a ese amor herido. Siempre existirá un poco de dolor por la gran pérdida del amor que no pudo llegar a ser. Lo cierto es que esa persona que ha coincidido en el otro extremo de su  hilo propio rojo, comprende sin llegar a dudar, que ese otro es justamente la persona que se encontraba buscando.

Las sensaciones que nos pueden comprobar esa buena elección son precisamente la presencia de la paz interior, de la seguridad en sí mismos, la alegría que esta más allá de la simple etapa del enamoramiento, el entendimiento casi por mera deducción a la otra persona y a su conexión, que aún sin compartir un espacio físico sucede.

Ahora claro esta nos quedamos pensando acerca de si… ¿estamos con la persona a la cual le corresponde nuestro hilo rojo del destino?, si esto no es así entonces ¿la persona que es destinada para mi se encontrara con una persona que es la equivocada?, ¿debo terminar mi relación para poder ponerme a buscar la persona que me corresponde?, o ¿debo esperar que ella me encuentre a mí?

Lo importante es arrancar los fantasmas de nuestra mente y aprovechemos todo lo que podemos aprender de cada una de las  relaciones que experimentemos hasta que nos demos cuenta, si estamos con esa persona que sutilmente se roba todas nuestra sonrisas o que comprende, sin ni siquiera hablar, nuestros deseos más íntimos y profundos.

pareja rodeada de amor

Dicen que a lo largo toda de nuestra vida vamos a tener dos grandes amores; uno es aquel con el que te casas o con el que vives para y por siempre, puede que sea el padre o tal vez la madre de tus hijos. Esa persona es la encargada de conseguir la compenetración la cual es máxima para poder estar el resto de tu vida al lado de ella…

Y dicen que existe un segundo gran amor, una persona que siempre perderás. Alguien con quien naciste y estas conectado, llegas a estar tan conectado que la química y sus fuerzas escapan a la razón y les impedirán en todo momento, por siempre, el poder alcanzar un final feliz a la historia. Hasta que cierto día ambos dejarán de seguir intentándolo… Se rendirán finalmente y buscarán a esa otra persona que terminaran encontrando.

Pero les aseguro que no va a pasar una sola noche, sin sentir la necesidad de otro beso suyo, o tan siquiera de discutir por una vez más… Todos saben muy bien de qué les estoy hablando, porque mientras están leyendo todo lo que digo, les ha venido rápidamente su nombre a la cabeza. Se podrán librar de ella o de el, al fin dejarán de sufrir, podrán encontrar la paz que tanto necesitan y le sustituirán por la calma y la paz, pero les aseguro que no podrá pasar un solo día en que deseen que esa persona estuviera aquí para perturbarlos como antes. Porque, muchas veces, se desprende más energía peleando y discutiendo con alguien a quien realmente amas, que haciendo el amor con alguien a  quien solo aprecias”.

Paulo Coelho

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.