Para Volverte Erudito

Aprende Cómo Hacer Compost Casero En 3 Simples Pasos, Para Nutrir El Suelo De Tu Jardín

El compost es el suplemento más importante que puedes darle al suelo de tu jardín. El compostaje es una forma sencilla de agregar un humus rico en nutrientes que alimenta el crecimiento de las plantas y restaura la vitalidad al suelo agotado. También es gratuito, fácil de hacer y bueno para el medio ambiente. En este artículo te vamos a explicar cómo hacer compost casero paso a paso.

El tiempo o el dinero invertido en el suelo de tu jardín siempre trae los mejores beneficios: plantas saludables y vigorosas y grandes cosechas. Y cuando guardas los desperdicios y desechos de la cocina serás doblemente recompensado. Hacer tu propio compost con los materiales correctos y un buen equipo es la mejor manera de tratar tu suelo además de reutilizar y eliminar menos basura.

5 Beneficios del Compost

  1. Acondicionador del suelo: Con el compost, estarás creando un humus rico para el césped y el jardín. Esto agrega nutrientes a tus plantas y ayuda a retener la humedad en el suelo.
  2. Recicla residuos de cocina y jardín: El compostaje puede desviar hasta el 30% de los residuos domésticos de la basura.
  3. Introduce organismos beneficiosos al suelo: Los microorganismos en el compost ayudan a airear el suelo. Además descomponen el material orgánico para el uso de las plantas y evitan las enfermedades de las mismas.
  4. Bueno para el medio ambiente: El compostaje ofrece una alternativa natural a los fertilizantes químicos.
  5. Reduce los residuos de vertederos: La mayoría de los rellenos sanitarios se están llenando rápidamente; Muchos ya han cerrado. Un tercio de los residuos de rellenos sanitarios se compone de materiales compostables.

Te mostramos las mejores Plantas colgantes para Exterior

3 Elementos esenciales para aprender cómo hacer compost casero

Es hora de hablarte de un pequeño secreto: la preparación del suelo de esta manera es el proyecto de jardinería perfecta de la persona perezosa. A diferencia de malas hierbas que requieren mucho tiempo y esfuerzo físico, un montón de compost se encargará de sí mismo. Hazlo bien, y transformará tus crecientes expectativas.

Esto es lo que necesitas tener para hacer compost casero:

1. Contenedor.

Estamos tratando con material orgánico en descomposición, así que la estructura no necesita ser sofisticada. Sólo necesitas algún tipo contenedor que pueda mantener todos los ingredientes juntos para que las bacterias beneficiosas que descomponen la materia vegetal puedan trabajar eficazmente.

Los contenedores de compost son de dos tipos, estacionarios y giratorios. Ambos tipos deben tener su contenido girado periódicamente para proporcionar oxígeno y combinar los materiales en descomposición. Los estacionarios pueden ser tan simples como una jaula bien ventilada hecha de secciones de cerca de alambre. Un recipiente bien diseñado conservará el calor y la humedad, permitiendo resultados más rápidos.

También hay cubos para compost giratorios. Estos aceleran el proceso produciendo compost en semanas, no meses o años. Selecciona uno basado en la cantidad de materia vegetal que tienes a disposición.

Cuando utilices el método estacionario, ubícalo en un lugar soleado para que tenga tanto calor como sea posible. Si está a la sombra todo el día, la descomposición seguirá ocurriendo, pero será mucho más lenta.

2.- Ingredientes correctos.

Un compost debe tener una combinación de materia vegetal marrón y verde, además de un poco de humedad para mantener las buenas bacterias. El papel triturado, virutas de madera y hojas secas son ideales para los elementos marrones. Los desperdicios de cocina y recortes de hierba son perfectos para los complementos verdes.

3. Recuerda algunas tareas simples.

El cuidado de una pila de compost es extremadamente básico, pero un poco de cuidado hace una gran diferencia. Agrega el material regularmente para dar a las bacterias algo de comida fresca y suficiente aislamiento para mantener el proceso caliente.

Da vuelta a la pila con una pala cada semana o dos para cerciorarte de que todos los materiales se mezclan. Después de haber mezclado las cosas, toma un puñado para ver si está ligeramente húmedo. Poca humedad retardará el proceso de descomposición y demasiada te dejará con un lío viscoso.

Te enseñamos Cómo cuidar Orquídeas en Casa

¿Qué materiales se deben añadir para hacer compost casero?

Residuos ricos en nitrógeno (verde):

  • Recortes de césped
  • Hierbas
  • Conchas de frutas y verduras
  • Hojas de ortiga
  • Bolsas de té

Residuos ricos en carbono (marrón):

  • Podas
  • Ramas podadas
  • Papel o periódico
  • Cartulina
  • Paja
  • Aserrín
  • Ropa de cama para mascotas
  • Toallas de papel
  • Bolsas de papel

También puedes agregar:

  • Cáscaras de huevo
  • Fibras naturales (lana o algodón)
  • Cenizas de madera (no demasiado)

No agregues:

  • Plantas enfermas
  • Malezas perennes
  • Comida cocinada
  • Cítricos
  • Carne cruda
  • Productos lácteos
  • Papel brillante, de color o impreso
  • Ceniza de carbón
  • Heces de gato o perro
  • Hojas de otoño

Cómo hacer Compost Casero Paso a Paso

Paso #1

Coloca tu contenedor de compost directamente sobre el suelo. Los gusanos y otros microorganismos acelerarán el proceso de compostaje. Averigua qué contenedor es mejor para ti. Uno que tenga alambre de pollo en la base mantendrá a los roedores fuera. Agrega una mezcla igual de materiales verdes y marrones.

Paso #2

Acelera el proceso girando tu montón de desechos ocasionalmente con un tenedor de jardín para airearlo. Debes ir mezclando los ingredientes externos al interior. Cubre el contenedor para mantenerlo libre del agua de lluvia.

Paso #3

Cuando la mezcla se vuelva marrón y desmenuzable y tenga un olor ligeramente dulce, el proceso está completo. Esto tomará alrededor de seis meses si la mezcla se ha estado mezclando con regularidad, pero puede tomar mucho más tiempo.

Hacer Compost Casero es realmente bastante sencillo. Es una excelente manera de nutrir el suelo de tu jardín mientras ahorras en los residuos de tu cocina y jardín. atrévete a intentarlo!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.