Para Volverte Erudito

Las Fiebres Hemorrágicas y sus Peligrosos Síntomas, ¡¡Hay que estar ALERTA!

Las fiebres hemorrágicas víricas constituyen un grupo no muy definido de síndromes clínicos, en los que las manifestaciones hemorrágicas resultan comunes o muy destacadas en los casos graves. Tanto los agentes etiológicos como las manifestaciones clínicas de los síndromes son diferentes, pero la coagulopatia intravascular diseminada puede ser una característica patogénica común.fiebres hemorragicas

¿Que son las fiebres hemorragicas?

¿Como se producen?

Los virus transmitidos por artrópodos (arbovirus) (tabla 268-1) causan seis fiebres hemorragicas. Cuatro mas se deben a togavirus de la familia Flaviviridae: enfermedad del bosque de Kyasanur, Omsk, dengue y fiebre amarilla. Existen tres originadas por componentes de la familia Bunyaviridae: los virus Congo, Hantaan y del valle del Rift. Otras cuatro son provocadas por virus de la familia Arenaviridae: Junin, Machupo, Guanarito y Lassa. Dos agentes causales forman parte de la familia Filoviridae: son los virus Ebola y Marburg. Los Filoviridae son virus ARN filamentosos con envoltura, en ocasiones ramificados, a diferencia de cualquier otro virus conocido.fiebres hemorragicas

Con algunas excepciones, los virus causantes de fiebres hemorrágicas se transmiten a los seres humanos a través de un vector no humano. El ecosistema específico requerido para la supervivencia del virus determina la distribución geográfica de la enfermedad. Aunque en general se cree que todas las fiebres hemorrágicas víricas son transmitidas por artrópodos, siete de ellas se pueden contagiar a través de la contaminación ambiental causada por animales o células de animales, o a partir de personas infectadas. Se han producido infecciones en laboratorios y hospitales por muchos de estos virus. La fiebre de Lassa y las fiebres hemorrágicas argentina y boliviana parecen ser mas leves en los niños que en los adultos.

Tipos de fiebres hemorrágicas

  1. Fiebre hemorrágica de Crimea-Congo
  2. Enfermedad del bosque de Kyasanur. Fiebre hemorrágica de Omsk.
  3. Fiebre del valle del Rift.
  4. Fiebre hemorrágica argentina.
  5. Fiebre hemorrágica boliviana.
  6. Fiebre hemorrágica venezolana.
  7. Fiebre de Lassa.
  8. Enfermedad de Marburg
  9. Fiebre hemorrágica Ébola. Fiebre hemorrágica con síndrome renal (FHSR).
  • Síntomas de alerta ¿Has presentado alguno de ellos?

  • Fiebre hemorrágica de Crimea-Congo.

El periodo de incubación es de 3-12 días, y da paso a una fase febril durante 5-12 días, y a una convalecencia prolongada. La enfermedad comienza de forma brusca, con fiebre, cefalea intensa, mialgias, dolor abdominal, anorexia, nauseas y vómitos. Después de 1-2 días, la fiebre puede ceder, hasta que el paciente muestra enrojecimiento de la cara o del tronco e inyección conjuntival. A continuación se desarrolla un segundo periodo febril, durante 2-6 días, con enantema hemorrágico en el paladar plano y un exantema petequial fino en el tórax y el abdomen. Con menos frecuencia existen grandes áreas de purpura, y hemorragias en las encías, la nariz, el intestino, los pulmones o el útero.fiebre de ebola

La hematuria y la proteinuria son relativamente infrecuentes. Durante la fase hemorrágica suele producirse taquicardia, con disminución de los tonos cardiacos y en ocasiones hipotensión. Suele haber hepatomegalia pero no hay ictericia. En los casos prolongados, pueden presentarse signos en el sistema nervioso central, como delirio, somnolencia y disminución progresiva del nivel de conciencia.En las fases iniciales se observan leucopenia con linfocitosis relativa, trombocitopenia progresiva y anemia cada vez mas intensa. En la convalecencia puede existir hipoacusia ypérdida de memoria. La mortalidad es del 2-50%.

  • Enfermedad del bosque de Kyasanur y fiebre hemorrágica de Omsk.

Después de un periodo de incubación de 3-8 días, ambas enfermedades comienzan de forma brusca con fiebre y cefalea. La del bosque de Kyasanur se caracteriza por mialgias intensas, postración y afectación bronquiolar; muchas veces se presenta sin hemorragia, pero en ocasiones esta puede localizarse en el tracto gastrointestinal y ser intensa.

En la fiebre hemorrágica de Omsk se producen epistaxis moderada, hematemesis y un enantema hemorrágico, pero sin hemorragias profusas; la bronconeumonía es frecuente. En ambas afecciones se encuentran leucopenia y trombocitopenia graves, dilatación vascular, aumento de la permeabilidad vascular, hemorragias digestivas y también petequiales subserosas e intersticiales. La enfermedad del bosque de Kyasanur se puede complicar con degeneración aguda de los túbulos renales y daño hepático focal. En muchos pacientes se origina un cuadro febril recurrente, tras un periodo afebril de 7-15 días. Esta segunda fase adopta la forma de una meningoencefalitis.

  • Fiebre del valle del Rift

 La mayoría de las infecciones ha aparecido en adultos con una enfermedad similar a la fiebre dengue. El comienzo es agudo, con fiebre, cefalea, postración, mialgias, anorexia, nauseas, vómitos, conjuntivitis y linfadenopatias. La fiebre dura 3-6 días y a menudo es bifasica. La convalecencia suele ser prolongada.

En la epidemia de 1977-1978, muchos pacientes fallecieron después de mostrar signos como purpura, epistaxis, hematemesis y melena. Esta enfermedad afecta a la úvea y a la capa coriorretiniana posterior, tras lo que se produce cicatrización macular, oclusión vascular y atrofia óptica, con el resultado final de perdida visual permanente en una alta proporción de  pacientes que tienen la forma leve o grave de la enfermedad. En la autopsia se encuentra degeneración eosinofila extensa de las células parenquimatosas del hígado.

  • Fiebres hemorrágicas argentina, venezolana y boliviana, y fiebre de Lassa.

El periodo de incubación suele oscilar entre 7 y 14 días; la enfermedad aguda dura 2-4 semanas. El cuadro clínico varia desde la fiebre indiferenciada hasta la enfermedad grave característica. La fiebre de Lassa suele ser clínicamente grave en personas de raza blanca. El comienzo a menudo es gradual, con fiebre progresiva, cefalea, mialgias difusas y anorexia.

Durante la primera semana, entre los signos se encuentran con frecuencia dolor de garganta, disfagia, tos, ulceras orofaringeas, nauseas, vómitos, diarrea y dolor torácico y abdominal. El dolor pleuritico puede persistir 2-3 semanas. En las fiebres hemorrágicas argentina y boliviana, y con menos frecuencia en la fiebre de Lassa, aparece un enantema petequial en el paladar blando, 3-5 días después del comienzo, y más o menos al mismo tiempo en el tronco. La prueba del torniquete puede ser positiva.

  • Enfermedad de Marburg y fiebre hemorrágica de Ébola.

Después de un periodo de incubación de 4-7 días, la enfermedad comienza bruscamente, con cefalea frontal intensa, malestar general, somnolencia, mialgia lumbar, vómitos, nauseas y diarrea. Una erupción maculopapular comienza 5-7 días mas tarde en el tronco y la parte superior de los brazos.

El exantema se convierte en generalizado, con frecuencia hemorrágico, y se exfolia durante la convalecencia. Viene acompañado de enantema rojo oscuro en el paladar duro, conjuntivitis y edema del escroto o los labios mayores. El agravamiento de la enfermedad se acompaña de hemorragia digestiva. En la fase tardía pueden aparecer depresión, con llanto fácil, e hiperalgesia marcada a los estímulos táctiles. En los casos mortales se producen hipotensión, inquietud, confusión y coma. Durante la convalecencia se pueden observar alopecia y parestesias en la espalda y en el resto del tronco

  • Fiebre hemorrágica con síndrome renal.

En la mayoría de los casos, la FHSR se caracteriza por fiebre, petequias, fenómenos hemorrágicos leves y proteinuria también leve, que preceden a una recuperación relativamente fácil. En el 20% de los casos identificados, la enfermedad puede progresar en cuatro fases bastante diferenciadas. La fase febril empieza con fiebre, malestar general y enrojecimiento de la cara y el tronco. Dura 3-8 días y termina con trombocitopenia, petequias y proteinuria.

La fase de hipotensión dura 1-3 días y es posterior a la defervescencia. La perdida de liquido del compartimento intravascular puede causar una hemoconcentración marcada, y aumentan la proteinuria y las equimosis. La fase oligurica, que suele durar 3-5 días, se caracteriza por oliguria con una orina rica en proteínas, un aumento progresivo de la retención de nitrógeno, nauseas, vómitos y deshidratación. Son comunes la confusión, la inquietud extrema y la hipertensión. La fase diurética, que puede durar días o semanas, suele marcar el inicio de la mejoría clínica.

  • Prevención

La vacuna de virus vivos atenuados (Candid-I) para la fiebre hemorrágica argentina es altamente eficaz. Se ha notificado que una forma de vacuna inactivada de encéfalo murino es eficaz para prevenir la fiebre hemorragica de Omsk. Las vacunas inactivadas contra la fiebre del valle del Rift se usan mucho para la proteccion de los animales domésticos y los trabajadores de laboratorio. Otra vacuna inactivada contra la FHSR esta autorizada en Corea, y en China se hace una amplia utilización de las vacunas de virus muertos y vivos atenuados. Una vacuna de glucoproteina en vector vaccinia proporciona protección contra la fiebre de Lassa en los monos.

Las vacunas de glucoproteina de envoltura de virus Ebola-replicon EEV y de glucoproteína de virus Ebola-ADN de adenovirus han protegido a animales de experimentación. Una vacuna recombinante del virus de la estomatitis vesiculosa que contiene glucoproteínas de superficie de los virus Ebola y Marburg es eficaz para prevenir ambas fiebres hemorrágicas. La prevención de las infecciones transmitidas por mosquitos y por garrapatas consiste en el uso de repelentes y de ropas ajustadas que cubran totalmente las extremidades, y el examen cuidadoso de la piel después de la exposición, con eliminación de cualquier vector que se encuentre. Las enfermedades transmitidas desde un entorno infectado por roedores se pueden prevenir con métodos de control de dichos roedores; la eliminación de los desperdicios y de los sitios de crianza es particularmente eficaz en áreas urbanas y suburbanas.

La fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, la fiebre de Lassa, la enfermedad de Marburg y la fiebre hemorrágica de Ebola pueden transmitirse en contextos hospitalarios. Los pacientes deben permanecer aislados hasta que estén libres de virus, o durante tres semanas después de la enfermedad. Se debe desinfectar la orina, los esputos, la sangre, las prendas y la ropa de cama del paciente. Hay que usar jeringuillas y agujas desechables y la aplicación rápida y estricta de protecciones de barrera puede salvar vidas. La tasa de mortalidad entre los trabajadores médicos que contraen estas enfermedades es del 50%. Algunas infecciones por virus Ebola totalmente asintomáticas conducen a una producción intensa de anticuerpos.

Te interesara leer: Que Es Bueno Para Reducir La Fiebre ? ¡Aprende Como Bajar La Temperatura Corporal!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.