Para Volverte Erudito

El Tomate Es Una Fruta, No Verdura – Entérate El Porqué De Esta Conclusión!

El tomate, tomatera o jitomate tiene como nombre cientifico Solanum lycopersicum, es esta una especie de planta herbácea del género Solanum y de la familia Solanaceae; es además nativa de Centro y Sudamérica y su utilización como comida se habría originado hace unos 2500 años en México. Proviene el nombre de la palabra náhuatl tomatl. El tomate es cultivado en el mundo entero con el fin de su consumo tanto fresco como procesado de distintos modos (puré, salsa, zumo, enlatado, deshidratado). Sigue leyendo este post y aprende porque el tomate es una fruta.

El tomate es una fruta, No una verdura.

Es una fruta la parte de la planta que contiene las semillas. Por tal razón, el tomate es una fruta botánicamente hablando, a pesar de que el mismo no se suela servir en el postre. Viene la confusión de que en el siglo XIX llegó esta controversia popular a la Corte Suprema de Estados Unidos. En el año 1887, se aprobó una ley que establecía impuestos a las hortalizas que son importadas, aunque no a las frutas.

Refutaron las compañías que importaban tomates que se encontraban exoneras del impuesto ya que el tomate es una fruta. Citaron diccionarios para dar rigor a su argumento, y testimonios de biólogos que evidentemente y sin ningún problema demostraron que el tomate, al ser fruto del ovario de una flor, es sin duda una fruta.

Alegó el gobierno que el tomate al servirse en ensalada o como parte de los almuerzos y no como postre, por tal razón era una hortaliza. Pues por tal razón, los importadores tenían que pagar. Y el debate aún se encuentra servido en nuestros días.

El tomate

Interesante artículo: Aprende Cómo Hacer La Mejor Salsa De Tomate Italiana Con Esta Sencilla Receta

La historia del tomate.

La historia del tomate

Los orígenes del tomate.

Lo conocían los mexicanos o aztecas como xīctomatl, “un fruto con ombligo”. Utilizaban los aztecas y otros pueblos de Mesoamérica la fruta en su cocina. Es desconocida  la fecha exacta de la domesticación se estima de unos 500 años antes de Cristo que ya estaba siendo cultivada en el sur de México y en otras áreas de Mesoamérica probablemente.

Existen evidencias arqueológicas que han demostrado, que el tomate verde, una especie que produce una fruta ácida y que se consume todavía en México, fue utilizado como alimento desde tiempos prehispánicos. Esto hace creer que el tomate también fue cultivado y utilizado por los pueblos originarios mesoamericanos desde mucho antes de la llegada de los españoles. Es muy posible que luego de la llegada de los españoles el tomate se cultivara y consumiera mucho más que el tomate verde, esto por su apariencia colorida y su mayor tiempo de vida luego de ser cosechado.

Lo utilizaron para su consumo los mayas y otros pueblos de la región, y se cultivaba en México meridional, y en otras áreas probablemente hacia el siglo XVI. Entre las creencias del pueblo, eran bendecidos con poderes adivinatorios los que presenciaban la ingestión de semillas de tomate. El tomate grumoso y grande, una mutación de una fruta más pequeña y más lisa, fue originado y alentado en la Mesoamérica. Indica Smith que es este el antepasado directo de varios tomates modernos cultivados. Distribuyeron los españoles el tomate a lo largo de sus territorios en el Caribe luego de la conquista de América. También lo llevaron a Filipinas y entró por allí al continente asiático.

Los orígenes del tomate

Su llegada a Europa.

Fueron los tomates amarillos los primeros en cultivarse en Europa, posteriormente, los de color rojo se lograron hacer más populares. Pudo haber sido ​el conquistador español, Hernán Cortés el primero en transferir el tomate pequeño amarilla a Europa luego de haber capturado la ciudad azteca de Tenochtitlán, actualmente Ciudad de México, en el año 1521. Apareció la primera discusión del tomate en la literatura europea en una base de hierbas escrita en el año 1544 por Pietro Andrea Mattioli, quien era un médico y botánico italiano, el mismo sugirió que un nuevo tipo de berenjena se había  hecho notable en Italia, que era de un color rojo sangre o color dorado cuando se encuentra maduro y además puede ser dividida en segmentos y se consume como una berenjena, es decir, cocinado y condimentado con sal, aceite y pimienta negra. Aunque no fue hasta diez años después, que los tomates fueron nombrados en la impresión como pomi d’oro o “manzana de oro” por Mattioli.

De acuerdo con varias referencias, los primeros tomates que en Italia se cultivaron eran de color amarillo y en el año 1554 fueron descritos por Piero Andrea Mattioli, botánico italiano como pomo d’oro (manzana dorada); de aquí el proviene el nombre de pomodoro. Se descubrió en Nápoles un libro de cocina con recetas a base de tomate, el mismo fue publicado en el año 1692, aunque el autor aparentemente obtuvo sus recetas de fuentes españolas. Fueron conocidos como pomme d’amour (manzana de amor) en la Francia del siglo XVIII; hoy están más extendidos los de color rojo.

El tomate no se empezó a cultivar en Gran Bretaña sino hasta 1590 de acuerdo con Smith. Fue John Gerard uno de los primeros cultivadores, quien fue un herborista y botánico inglés. Fue publicado en el año 1597 el libro titulado Hierbas, de Gerard, y en gran medida fue plagiado de fuentes continentales; es también en Inglaterra una de las referencias más antiguas del tomate.

Supo Gerard que el tomate se consumió tanto en España como también en Italia. Aunque, él afirmaba que era tóxico (contienen glicoalcaloides tóxicos las hojas y los tallos del tomate, aunque la fruta es segura). Eran influyentes los puntos de vista de Gerard, y se consideró el tomate no apto para ser consumido (pero no necesariamente tóxico) durante varios años en Gran Bretaña y sus colonias norteamericanas. Aunque, en el siglo XVIII se consumió extensamente el tomate en Gran Bretaña, y antes del fin de ese siglo indicó la Enciclopedia Britannica que el tomate era “de uso diario” en sopas, aderezos y caldos. Se conocieron los tomates originalmente como “manzanas de amor”, basado posiblemente en un inadecuada traducción de nombre italiano pomo d’oro o “manzana dorada”.

Su llegada a Europa

La importancia del tomate.

Es el tomate un alimento con poca cantidad de calorías. De hecho, aportan 100 gramos de tomate solamente 18 kcal. Es agua la mayor parte de su peso y son los hidratos de carbono el segundo constituyente en importancia. Tiene azúcares simples que le dan un ligero sabor dulce y varios ácidos orgánicos que le otorgan aquel sabor ácido característico. Es el tomate una importante fuente de ciertos minerales (como el magnesio y el potasio). Destacan de su contenido en vitaminas la B1, B2, B5 y la C. También presenta carotenoides como el licopeno (es un pigmento que da el color rojo característico al tomate). Son antioxidantes la vitamina C y el licopeno con una función protectora del organismo humano. Es el tomate una de las fuentes principales de vitamina C, durante los meses de verano.

Los productos basados en el tomate

Las dos principales categorías de tomate para consumo son el tomate procesado y el tomate fresco y son las siguientes sus características principales:

Tomate fresco:

Es agua la mayor parte del peso fresco del fruto, siendo solamente un 5 % los sólidos. Consisten estos sólidos en sustancias insolubles en agua, tal como son las paredes celulares, y solubles en agua como ácidos orgánicos y azúcares. La cantidad de ácidos (cerca de un octavo del total de sólidos) y la cantidad de azúcares que se encuentran presentes en el fruto (cerca de la mitad del contenido total de sólidos) establecen el sabor del tomate. Una cantidad alta de azúcares y una concentración alta de ácidos es la mejor mezcla para lograr un muy buen sabor.

Tomate fresco

Tomate procesado:

Son los tomates procesados aquellos que se enlatan o los que se cocinan con el fin de obtener pasta de tomate o salsas. Son más firmes las variedades que se usan con esos objetivos y de las de gruesas paredes que las de los tomates para consumo fresco. De esa manera conservan su forma luego de la cocción. Es un proceso bastante costoso la remoción de agua del tomate, por tal razón en la industria se prefieren las variedades que muestran un alto contenido de sólidos insolubles en agua. Los productos que se incluyen en esta categoría son diversos:

Zumo de tomate:

Es el zumo que es obtenido de los tomates triturados. Se le usa generalmente para beber, solo o en cócteles combinado con otras bebidas, es el Bloody Mary el más famoso de los cuales. El zumo de tomate que muchas veces, se adquiere en los comercios viene con varios aditivos, tales como ajo en polvo, sal, cebolla en polvo entre otras especias.

Zumo de tomate

Importante que sepas: 7 Beneficios De La Vitamina C Que Ayudan A Mejorar La Salud

Tomates secos o deshidratados:

Son estos tomates cortados a los que se les ha extraído el agua y separado las semillas. Se los escalda en el proceso, en agua a ebullición los tomates cortados y sin semillas, luego se los escurre y se tratan con una solución de salmuera o de metabisulfito de sodio. Se los seca al sol más tarde sobre mallas plásticas hasta que se vuelvan quebradizos.

Tomates secos o deshidratados

Concentrados de tomate:

Se entiende por concentrado de tomate según el Codex Alimentarius, al producto que es preparado por medio de la concentración del zumo que es obtenido de tomates rojos convenientemente maduros y sanos que ha sido filtrado o sometido a otras operaciones con el fin de eliminar del producto terminado las semillas, la piel y otras sustancias duras o gruesas. Deberá ser igual o mayor al 7 % la concentración de sólidos solubles naturales totales. Se distinguen dos productos distintos. Es el puré de tomate el concentrado de tomate que contiene al menos el 7 %, aunque no más del 24 % de sólidos solubles naturales totales, en tanto que la pasta de tomate es el concentrado de tomate que posee un contenido igual o mayor al 24 % de sólidos solubles naturales.

La salsa de tomate.

Es elaborada principalmente de la pulpa de los tomates una salsa o pasta, a la que se le añade, acatando el tipo particular de salsa y del país, cebolla, chiles rojos, vinagre, cilantro o zumo de limón y sal o frituras de cebollas, aceite, albahaca, sal, ajo y algunas especias. Puede la salsa de tomate adquirirse envasada en diferentes formas. En diferentes países, tales como Nueva Zelanda, Australia, Estados Unidos, India y Gran Bretaña el término salsa de tomate se refiere generalmente al kétchup. Es el kétchup, conocido también como cátsup, una salsa de tomate condimentada con azúcar, vinagre y sal, además de diferentes especias. Presentan varias diferencias entre sí la salsa de tomate y el kétchup. Contiene la salsa de tomate aceite y el kétchup no, y contiene el kétchup más tipos y cantidad de aditivos que la propia salsa de tomate. El contenido de azúcar en el kétchup, varía entre el 3 y el 10 %, en tanto que en la salsa de tomate se halla en mínimas cantidades (del 0,2 % al 2 %) o se anexa como un aditivo corrector del acidez de los tomates no maduros contenidos en el proceso.

La salsa de tomate

Los tomates silvestres.

Se agrupan en la sección Lycopersicum Wettst del género Solanum el tomate cultivado y las especies silvestres que son relacionadas. El ancestro que es más probable del tomate cultivado es el cherry silvestre o el tomate cereza (identificado usualmente como Solanum lycopersicum var cerasiforme), el mismo crece en manera espontánea en ciertas regiones tropicales o subtropicales de todo el mundo, escapado de accidentalmente introducido o de cultivo.

Se distribuyen enteramente por América las especies silvestres de tomate, vegetando en los Andes sudamericanos partiendo desde el centro de Ecuador a través del Perú y hasta la zona norte de Chile y en las islas Galápagos, donde las especies endémicas Solanum galapagaense y Solanum cheesmaniae crecen. El ancestro silvestre inmediato del tomate cultivado, el Solanum lycopersicum, se encuentra distribuido más ampliamente que las especies de tomates silvestres restantes, ya que habita en México, Colombia, Centroamérica, Venezuela, Bolivia y otros países sudamericanos. Cuando es comparada esta amplia distribución, con respecto a las otras especies relacionadas, debe haberse llevado a cabo por el propio ser humano en tiempos históricos. Habitan en una gran cantidad de hábitats los tomates silvestres, desde el nivel del mar hasta en alturas de más de 3000 msnm, desde las costas áridas del Pacífico, hasta las tierras húmedas y altas de los Andes.

Llevan sus aguas al Pacífico numerosos valles, formados por ríos que, caracterizan las occidentales laderas de los Andes. Crecen a diferentes altitudes las poblaciones de tomates silvestres se hallan aisladas geográficamente entre sí en esos valles estrechos, y se encuentran adaptadas a condiciones de suelo y microclimas bastante particulares. Ha contribuido esta diversidad de hábitats a la gran variabilidad que se puede hallar entre los tomates silvestres.

Los tomates silvestres

El tomate transgénico.

Es la poligalacturonasa una enzima que es responsable de degradar las paredes celulares durante la maduración del tomate y, por tal razón, es su actividad la responsable de la pérdida de firmeza del fruto durante los estadios de postcosecha y, de la relativamente breve etapa de buena calidad del tomate para consumo fresco, en última instancia. Es el tomate “FlavrSavr” un organismo que es genéticamente modificado desarrollado por medio de la denominada tecnología del ARN antisentido, con el fin de aumentar la vida media de postcosecha y, por ende, la calidad del tomate para un fresco consumo. ​

Se ha logrado disminuir en estos tomates la expresión del gen para la elaboración de poligalactruronasa, y por consiguiente, la actividad de esa enzima mediante la maduración, cosecha y poscosecha de los frutos. Prontamente de las evaluaciones de riesgo y del cumplimiento de todos los requisitos necesarios, la FDA aprobó en el año 1994 la comercialización del tomate FlavrSavr, el cual se ha convertido en el primer producto derivado de un cultivo transgénico en ser libre para el consumo humano. ​

En el año 1997 fue retirado del mercado el tomate FlavrSavr ​ y actualmente no existen tomates transgénicos a la venta en ningún país del mundo. Son producto de mejoramiento convencional los verdaderos tomates de “larga vida”.

El tomate transgénico

No dejes de saber sobre:  12 Propiedades De La Granada Para La Salud

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.