Para Volverte Erudito

9 Causas que pueden provocar el Dolor en los Pezones

A la gran mayoría de las mujeres en algún momento de la vida nos han dolido los pechos y los pezones. El incremento de nuestra sensibilidad al roce o la presión suele suceder al final de los ciclos menstruales y durante el embarazo, no obstante; también puede ocurrir en otros momentos. Conoce en este nuevo e interesante artículo por qué ocurre el dolor en los pezones. ¡No te lo pierdas!

El dolor en los pezones es algo muy común que lo sufran las mujeres a lo largo de la vida, y como bien dijimos antes, especialmente durante el embarazo por los cambios hormonales y la preparación de los pechos para la futura lactancia.

El cuerpo de una mujer suele ser una maravilla biológica. No obstante, esta maravilla biológica necesita bastante cuidado y atención para estar siempre sana. Existen muchos temas de salud, que llevan a muchos problemas que son un poco desagradables para las mujeres. Por ejemplo, el dolor en los pezones es una queja muy común.

La gran mayoría de las mujeres poseen los problemas de pezones, así como de la secreción clara, la secreción de leche y, en ciertas ocasiones, un dolor llamado y conocido como mastalgia. Pero, ¿cuáles podrían ser las posibles causas? Aquí te lo mostramos a continuación.

Aliviar el dolor en los pezones

Las principales causas del dolor en los pezones

1. Durante la ovulación

Como ya lo hemos mencionado anteriormente en los primeros parágrafos, el cuerpo de una mujer suele ser una maravilla biológica. Luego de llegar a la pubertad, una niña empieza a tener los períodos regulares. Este ciclo menstrual se origina hasta que el óvulo sea fertilizado y dé lugar a un embarazo.

El proceso de la producción del óvulo en las trompas de Falopio de los ovarios se le conoce como la ovulación. El cuerpo da a conocer los distintos signos, que indican que va a empezar a ovular. Entre las múltiples señales, empieza el dolor en los pezones. Los senos se vuelven mucho más sensibles y los pezones se vuelven sensibles al tacto. Esta manifestación se origina luego de aproximadamente dos semanas después de la ovulación y en algunos casos indica el embarazo en una mujer sexualmente activa.

También puedes leer sobre: Los síntomas de sospecha y certeza del embarazo.

2. Secreción

La secreción es cuando sale una especie de líquido por alrededor de la mama. No suele ser un problema grave y desaparece por sí solo. Pero si va acompañado de dolor en los pezones es importante acudir a un médico. No tiene por qué ser una señal de cáncer de mama.

En ciertas ocasiones, los recién nacidos también padece de secreción del pezón. Las principales causas que pueden originar la secreción son el embarazo, lesión de la mama, infección, obstrucción del conducto mamario, dejar de amamantar, tener pequeños tumores no malignos en la mama, entre otros.

3. Irritación

Los pezones suelen ser una parte muy sensible de la mujer, por lo que es bastante fácil que se irrite por cosas de poca importancia como pueden ser un cambio en el gel de baño, una crema para el cuerpo, detergente en la ropa, entre muchas otras cosas.

4. Lactancia

No es nada raro que por los cambios hormonales una mujer sufra de dolor en los pezones cuando esté preparándose para la futura lactancia.

5. Cambio en la forma del pezón

En muchas ocasiones, debido a la regla los pezones suelen sobresalir o cambian un poco de dolor, lo que puede ocasionar dolor en los pezones.

En otras ocasiones, puede que la mujer sienta como el pezón se mete hacia adentro. Aunque no se sabe del todo cuál es la causa, se puede deber a unos tumores no malignos que no tienen nada que ver con el cáncer de mama.

6. Mastitis

Es algo bastante común en las mujeres durante las primeras semanas de lactancia a causa de una infección.

El dolor en los pezones será muy molesto para la mujer, y es muy probable que también sienta dolor en los senos.

7. Enfermedad de Paget

Es un tipo de cáncer bastante extraño, que según los especialistas sólo afecta al 5% de las mujeres. El pecho de la mujer se le puede volver escamoso y rojizo, pudiendo presentar también picazón o rastros de piel seca. No es extraño que sea confundido con la dermatitis.

8. Menstruación

Durante la menstruación, a las mujeres se les inflaman los senos, así como también los pezones. Por lo que es muy probable que presente dolor en ellos.

9. Práctica sexual

Durante la práctica sexual, no es para nada raro que a una mujer se le inflen los pezones. No obstante, durante el acto es probable que por el movimiento o la realización de prácticas salvajes los pezones se dañen un poco y aparezcan grietas o heridas en los pezones que provoquen dolor a la mujer.

Causas del dolor en los pezones cuando tienes un bebé

Que causa el dolor en los pezones

1. Colocación incorrecta del bebé en el pecho

Es un problema bastante común que el bebé no agarre una porción suficientemente grande del pecho. Lo correcto es que su boquita cubra la mayor cantidad posible del círculo oscuro que rodea al pezón (la areola).

Si cuando tu bebé deja el pecho observas que el pezón tiene la forma de un lápiz labial nuevo, o si notas una raya o borde que cruza el pezón por en medio, eso significa que tu bebé necesita agarrar una parte más extensa de la areola. Una asesora en lactancia o una enfermera especializada te pueden ayudar a colocar bien a tu bebé en el pecho.

2. Herida provocada por el uso del extractor

Usar incorrectamente un extractor de leche también puede perjudicar tus pezones. Podría ser que las copas extractoras son muy pequeña para tus pezones. Algunas mujeres utilizan el nivel de extracción muy alto y eso las lastima un poco. Pregunta a una asesora en lactancia cuál es el mejor extractor para ti y también pídele que te enseñe a utilizarlo como es debido.

3. Infección conocida como candidiasis o algodoncillo

En caso de candidiasis o algodoncillo, tendrás los pezones y areolas resecas, rojizas o agrietadas, y te picarán o arderán. Puede que observes puntos blancos en la boquita de tu bebé, no sólo en la lengua sino también en el interior de las encías y las mejillas. (Es probable que tengas una infección por hongos aunque no se observen estas áreas blanquecinas).

Si crees que podrías tener una infección en tus pezones, lo recomendable es que te comuniques con tu médico, el pediatra de tu bebé y una asesora de lactancia para que así puedan evaluar y tratar mejor el problema.

4. Ampolla de leche

Sucede cuando una capa delgada de la piel crece sobre un conducto de leche, lo cual ocasiona que el conducto se tape. La ampolla se observa como un punto amarillo o blanco en el pezón y puede ocasionar dolor al tacto. El dolor también se puede sentir atrás del punto. Lo mejor es que consultar con un asesor de lactancia o a tu médico para tratar la ampolla, tendrán que quitarla, de otro modo tardará semanas en sanar sola.

5. Bebé con lengua atada o frenillo corto

Algunos bebés suelen tener el frenillo corto (un pedacito de piel que se encuentra debajo de la lengua) y esto impide el completo movimiento de la lengua y no les deja sacarla lo suficiente como para cubrir la encía inferior.

Si el pediatra de tu bebé determina que tiene el frenillo corte, puede ser solucionado con una cirugía menor. De este modo el médico te podrá decir si la lengua de tu bebé era la causa del dolor en los pezones o no.

6. Ampolla de pezón

Una ampolla de pezón suele ser una ampolla amarilla o ensangrentada sobre el pezón que provoca un intenso dolor mientras se amamanta. Habitualmente, la causa de esta ampolla es la succión a partir de una mala colocación del bebé al pecho. También son provocadas por utilizar un extractor en potencia demasiado fuerte.

Infórmate sobre el dolor en los pezones, es lo mejor

Para tu información, es posible que el médico especialista te pida hacerte algunos de estos análisis y exámenes para así descartar un mal mayor.

• Mamografía.

• Biopsia de mamas.

• Cultivo de secreción del pezón para identificar la infección.

• Estudio y análisis de la secreción del pezón.

• Biopsia con agua fina: se inserta una aguja pequeña en la mama para extraer el líquido.

Independientemente de los motivos por los que duelen los pezones, la prevención es sumamente importante. Evita beber menos café, refrescos de cola, chocolate, y consume más alimentos ricos en vitamina E y B; consume menos alimentos grasos y más fibra vegetal.

Recuerda siempre que debes hacerte una autoexploración de los senos cada mes de tres a cinco días luego del período, cuando el tejido mamario suele ser menos sensible. ¡Cuida tu salud y hazte una revisión regular!

Remedios caseros para el dolor en los pezones y los tratamientos más eficaces

El tratamiento para el dolor en los pezones rara vez pasa por algo serio, pues a no ser que se trate de algún cáncer se trata de una inflamación simple muy normal y corriente. Lo mejor para que pase el dolor es dejarlo pasar. No obstante, podemos probar estos remedios caseros para el dolor en los pezones:

• Latelilla

La latelilla se encuentra dentro de la cáscara de los huevos. Lo único que debes hacer es colocarlo dos o tres veces al día sobre los pezones y el dolor disminuirá.

• Leche materna

Si luego de amamantar al bebé sientes el dolor de pezón, puedes usar algo de la leche para masajear el pezón para que así se cure la irritación. Es bastante efectivo.

• Manzanilla

Hervir en agua dos cucharadas de manzanilla durante unos cinco minutos y deja que se enfríe. Humedece una bola de algodón y pasa suavemente por los pezones.

• Consuelda

Prepara una papilla con la consuelda y aplícalo sobre el pezón que tienes dolorido. Suele ser bastante útil si han aparecido grietas.

• Vitamina E

Perfora una pastilla de vitamina E para conseguir el líquido del interior. Utiliza este líquido para masajear los pezones. Veras como sentirás mucho alivio.

También puedes leer sobre: Beneficios de la vitamina E para el rostro, piel y cabello.

Como bien hemos dicho anteriormente, el dolor en los pezones desaparece solo. En el caso de que éste persista por más de un día, cosa que en las madres que están dando el pecho es muy frecuente, acuda al médico para así descartar que se trate de un posible cáncer.

Aunque sólo en muy pocos casos el dolor en los pezones suele ser un claro síntoma de cáncer de mama, es indispensable revisar la apariencia de las mamas para ver si existen significativos cambios en su forma o se encuentra nódulos al palparlas. De ser así, se debe consultar al ginecólogo inmediatamente para confirmar o descartar el padecimiento de esta enfermedad.

Nunca olvides la importancia de realizarte autoexámenes de senos en tu hogar y de realizarte las pruebas ginecológicas de manera periódica.

Esperamos que este interesante artículo te haya sido de gran ayuda, de ser así, no olvides visitar otros de nuestros artículos para que estés al tanto de las distintas dolencias.

También puedes leer sobre: 5 Causas que puede provocar el dolor en los muslos. 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.