Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

6 Tratamientos Para El Dolor En La Vejiga Y La Cistitis Intersticial

El Dolor En La Vejiga es un síntoma patológico que se  caracteriza por el surgimiento de las sensaciones de dolor de carácter distinto en los departamentos bajos del vientre y la evaluación urinaria siempre se acompaña cualitativa y cuantitativamente, ya que así se permite caracterizar las causas del surgimiento de dicho dolor.

Por sí mismo, el dolor no es la enfermedad, esto sólo representa una señal de alarma. Dependerá la adecuación del tratamiento interpretar de forma correcta los datos.

Dolor En La Vejiga Y Cistitis Intersticial.

La vejiga es el órgano hueco en el abdomen inferior que almacena la orina. A medida que la vejiga se llena, los músculos de sus paredes se relajan para poder expandirse. Cuando la vejiga se vacía durante la micción, los músculos se contraen para exprimir la orina a través de la uretra.

Varios problemas de vejiga diferentes pueden causar dolor. Las tres causas más comunes de dolor en la vejiga son la cistitis intersticial, la infección del tracto urinario y el cáncer de vejiga.

Cistitis Intersticial.

La cistitis intersticial (CI) es una afección crónica en la que la vejiga se inflama e irrita. La inflamación endurece la pared de la vejiga y dificulta que la vejiga se expanda completamente al llenarla con orina. La IC puede ser causada por un defecto en el revestimiento de la vejiga. Las mujeres son mucho más propensas que los hombres a tener la condición.

Síntomas de la cistitis

Un síntoma principal es el dolor, que es más fuerte cuando la vejiga se llena y se alivia cuando la vejiga se vacía. El dolor también se puede sentir más generalmente en la parte inferior de la espalda, el abdomen o la ingle. Las personas con esta condición también pueden orinar con más frecuencia o sentir una necesidad urgente de orinar, sin embargo, sólo pueden pasar un poco de orina cada vez. Los problemas sexuales también pueden estar relacionados con la cistitis intersticial.

A menudo, un diagnóstico de IC se hace descartando otras condiciones que causan síntomas similares, tales como infecciones del tracto urinario, infecciones vaginales, cálculos renales y cáncer. El médico tomará un historial médico y realizará un examen físico. Se le puede preguntar cuántas veces va al baño, si siente la urgencia de ir, y cuando experimenta dolor.

4 Pruebas Que Pueden Realizarse:

  1. Muestra De Orina.
  2. Cistoscopia. 

El médico insertará un alcance largo y delgado (cistoscopio) en la uretra para ver el interior de la vejiga.

  1. Ecografía.
  2. Tomografía Computarizada De La Pelvis Para Descartar Otras Afecciones.

6 Opciones De Tratamientos Para El Dolor En La Vejiga

  1. Tratamientos Orales.

Varios tratamientos pueden ayudar a aliviar los síntomas de dolor de vejiga y la urgencia, pero encontrar el que funciona es a menudo una cuestión de ensayo y error. Aquí hay algunas opciones de tratamiento:

Pentosan polysulfate sodium (Elmiron) es el único fármaco oral que está aprobado por la FDA para el tratamiento de la cistitis intersticial. Sin embargo, este medicamento no funciona para todos, y puede tomar varios meses para que surta efecto.

Otros medicamentos utilizados para tratar IC incluyen la antihistamínica hidroxizina (Vistaril, Atarax), y el antidepresivo tricíclico amitriptilina (Elavil). A veces, se utilizan medicamentos para la convulsión como gabapentina, (Neurontin) y topiramato (Topamax).

Otros tratamientos que se han intentado incluyen medicamentos inmunosupresores como la ciclosporina y azatioprina. Se necesitan más investigaciones para probar la seguridad y eficacia de todos estos tratamientos. Para el dolor leve en la vejiga, los analgésicos sin receta como la aspirina, ibuprofeno o acetaminofén pueden ser útiles. Los medicamentos recetados son a menudo necesarios para la IC.

  1. Instilación Vesical.

Un tubo delgado (catéter) se utiliza para llenar su vejiga con los medicamentos como dimetilsulfóxido (DMSO), heparina, esteroides o un anestésico local. Sostienes el líquido en la vejiga por hasta quince minutos y después lo sueltas. Se cree que este tratamiento reduce la inflamación y disminuye la sensación de dolor.

  1. Distensión De La Vejiga.

Mientras duermes bajo anestesia, el médico llenara tu vejiga con un líquido para estirar sus paredes. Distensión de la vejiga es una técnica utilizada para diagnosticar la IC, pero también ayuda a aliviar el dolor de algunos pacientes, posiblemente porque aumenta la capacidad de la vejiga o interfiere con los nervios que transmiten señales de dolor de la vejiga.

También te remendamos que leasDolor De Riñón – ¿Cómo Saber Con Exactitud Que Estoy Teniendo Problemas De Riñón?

  1. Estimulación Nerviosa.

Para algunos pacientes, una técnica llamada estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) ayuda a aliviar el dolor y la necesidad de orinar. Los electrodos colocados sobre la piel o implantados en el cuerpo envían impulsos eléctricos a los nervios que controlan la vejiga. Esta técnica puede ayudar a fortalecer los músculos que controlan la vejiga, y puede desencadenar la liberación de sustancias químicas que bloquean el dolor.

  1. La Acupuntura.

Investigaciones limitadas han demostrado que la acupuntura puede proporcionar alivio a algunas personas con cistitis intersticial.

  1. La Cirugía.

Si otros tratamientos no funcionan y el Dolor En La Vejiga no desaparece, el médico puede recomendar la cirugía como último recurso.

Los Siguientes Cambios De Estilo De Vida También Pueden Ayudar A Aliviar IC:

La Dieta.

Ciertos alimentos, como tomates, cítricos, café, chocolate o alcohol, pueden empeorar los síntomas de IC para algunas personas. Para identificar qué alimentos, si los hay, irritan la vejiga, mantén un diario de lo que comes durante el día. Cuando tengas brotes de dolor en la vejiga, ve si puedes encontrar un patrón en tu dieta.

Reconstrucción De La Vejiga.

Este método puede ayudar si estás constantemente sintiendo la necesidad de orinar. Mantén un diario de cuando usas el baño. Poco a poco intenta aumentar el tiempo entre los viajes al baño, por ejemplo, en incrementos de diez minutos. Eventualmente podrás pasar períodos de tiempo más largos sin orinar.

Manejo Del Estrés.

Las personas con IC suelen reportar un empeoramiento de los síntomas relacionados con un mayor estrés físico, mental o emocional.

Ejercicios Del Piso Pélvico.

Aprieta y suelta repetidamente los músculos que controlan la micción para ayudar a fortalecer estos músculos. Un médico o enfermera puede ayudarte a encontrar los músculos adecuados para hacer ejercicio.

Infección Del Tracto Urinario

El tracto urinario es normalmente estéril, pero a veces las bacterias pueden penetrar a través de la uretra, que conecta la vejiga con el exterior del cuerpo. Una infección del tracto urinario puede afectar cualquier parte del sistema urinario, incluyendo la vejiga, los uréteres, la uretra y los riñones. Sin embargo, es más común en la vejiga (cistitis). Las mujeres son mucho más propensas que los hombres a desarrollar una infección de la vejiga.

Los Síntomas De Una Infección De La Vejiga Pueden Incluir:

  1. Dolor o ardor al orinar.
  2. Necesidad urgente de orinar.
  3. Dolor o sensibilidad en el abdomen.
  4. Orina turbia o con mal olor.
  5. Fiebre baja.

Dolor al orinar

Los médicos diagnostican las infecciones del tracto urinario mediante la toma de una muestra de orina y la prueba de bacterias. Los antibióticos se pueden prescribir durante unos días para tratar una infección de la vejiga. Además, es recomendable tomar muchos líquidos para eliminar las bacterias del tracto urinario.

Cáncer De Vejiga.

Así como el cáncer se puede formar en otros órganos, puede desarrollarse en la vejiga. El tipo más común de cáncer de vejiga es el carcinoma de células de transición, que comienza en la capa más interna del tejido que recubre la vejiga. Además del dolor de vejiga, otros síntomas del cáncer de vejiga pueden incluir:

  • Sangre en la orina.
  • Dolor al orinar.
  • Dificultad para orinar.
  • Micción frecuente o necesidad urgente de orinar.
  • Dolor de espalda.

Las Siguientes Pruebas Se Pueden Utilizar Para Diagnosticar Cáncer De Vejiga:

Una Cistoscopia.

El médico inserta un tubo delgado, iluminado llamado un cistoscopio en la vejiga. Durante la prueba, el médico puede retirar las muestras de tejido de la vejiga para ser examinado en el laboratorio para el cáncer (biopsia). También se pueden realizar lavados de la vejiga para verificar la presencia de células cancerosas. Un procedimiento llamado cistoscopia de flourescencia es otra forma en que los médicos pueden detectar el cáncer.

Pruebas De Imagen.

Una tomografía computarizada o resonancia magnética se utiliza para tomar imágenes detalladas de la vejiga, que se envían a una pantalla de ordenador. Tu médico puede inyectar un colorante especial para ayudar a que la vejiga aparezca con mayor claridad. Pielograma intravenoso (IVP) es una serie de radiografías tomadas de los riñones, uréteres y vejiga utilizando un colorante de contraste para resaltar estos órganos.

Análisis De Orina Y Cultivo De Orina.

El médico prueba una muestra de tu orina para detectar bacterias y otras sustancias que pueden indicar enfermedad.

Citología Urinaria.

La orina se examina bajo un microscopio para buscar células anormales.

El tratamiento para el cáncer de vejiga depende de la agresividad del cáncer y de su extensión (metástasis). Si el cáncer es pequeño y no se ha propagado, los tratamientos pueden incluir:

  • La cirugía para extirpar el tumor (la resección trans uretral de la vejiga es más comúnmente realizada).
  • La quimioterapia.
  • Tratamiento intravesical (tratamiento que induce al sistema inmunológico a ir tras el cáncer de vejiga) entregado en la vejiga.
Para El Cáncer De Vejiga Que Es Más Avanzado, Los Tratamientos Pueden Incluir:
  • Cirugía para extirpar parte de la vejiga.
  • Cirugía para extirpar toda la vejiga (cistectomía radical).
  • Quimioterapia antes de la cirugía para reducir el tumor, o después de la cirugía para destruir las células cancerosas restantes.
  • Combinación de quimioterapia y radiación en pacientes que no pueden someterse a una cirugía.

Debido a que el dolor de la vejiga puede tener muchas causas posibles, siempre es una buena idea para recurrir a una cita con el médico para que echa un vistazo.

4 Causas Ocultas De Dolor En La Vejiga

Para las mujeres que sufren de dolor de la vejiga, una infección es a menudo la culpa, pero no es la única causa. El Dolor En La Vejiga puede señalar cualquier cosa, desde una infección menor hasta una condición de salud grave como el cáncer. La buena noticia es que el cáncer de vejiga es raro, y el dolor de vejiga por lo general no es grave.

Pero eso no significa que deba ignorarlo cuando tenga dolor en la pelvis o en el bajo vientre que puede provenir de tu vejiga.

¿Cómo Saber Si El Dolor Es Preocupante O Indica Una Condición Benigna?

Presta atención a los otros síntomas que tengas, sobre todo si tienes sangre en la orina junto con el dolor de la vejiga. «Cuando las mujeres tienen dolor en la vejiga, deben buscar la evaluación». Esto incluiría la búsqueda de signos de infecciones del tracto urinario y cáncer de vejiga, y otras afecciones enumeradas aquí:

  • Infecciones De Las Vías Urinarias (UTIS)

Las infecciones urinarias (a veces llamadas infecciones de la vejiga) golpean a las mujeres con más frecuencia que los hombres, y la anatomía simple es la causa. La uretra femenina está más cerca de áreas que tienen bacterias naturales (como el ano y la vagina). También es más corto que la uretra de un hombre.

También te remendamos que leasInfección De La Orina En El Hombre: Causas Consecuencias y Tratamiento

El dolor de la vejiga de las IU puede ocurrir a cualquier edad. En las mujeres jóvenes, es un síntoma común de infecciones del tracto urinario, junto con orina frecuente y dolorosa. Los síntomas en las mujeres mayores pueden variar, pero normalmente incluyen dolores musculares, dolor abdominal, fatiga y debilidad.

Es importante que consultes a tu médico porque el tratamiento con antibióticos, como Cipro (ciprofloxacino) o Bactrim (trimetoprim- sulfametoxazol), normalmente puede aclarar una infección del tracto urinario.

Y aunque la infección puede desaparecer sin tratamiento, los antibióticos pueden acelerar la curación y eliminar rápidamente los síntomas incómodos. Se recomienda beber líquidos adicionales y orinar con frecuencia, ya que también ayudará a tratar la infección y el malestar.

  • Cistitis Intersticial.

Más de tres millones de mujeres estadounidenses viven con dolor pélvico relacionado con la cistitis intersticial, según el NIDDK. «La cistitis intersticial es una forma severa de síndrome de dolor de vejiga».

Las úlceras u otros cambios a largo plazo en la pared de la vejiga pueden ser culpables del dolor. El malestar de la vejiga de la cistitis intersticial puede variar de la sensibilidad al dolor severo. Otra pista de que la cistitis intersticial es el culpable: La menstruación tiende a empeorar el dolor de la vejiga.

La cistitis intersticial no es causada por una infección, aunque los síntomas pueden imitar a los de una infección. Mientras que la causa no se entiende, una teoría es que la condición puede estar relacionada con la inflamación.

Las opciones de tratamiento para la cistitis intersticial incluyen distensión o limpieza de la vejiga, toma de medicamentos orales y/ o uso de estimulación nerviosa eléctrica para aliviar el dolor, pero no se conoce ninguna cura. A veces la cirugía es una opción. Tratamiento para los casos más graves, cuando la vejiga está muy marcada, puede implicar la extirpación quirúrgica de la vejiga.

  • Cambios En El Sistema Reproductivo.

El Dolor En La Vejiga en las mujeres también puede ser el resultado de adelgazamiento de la piel vaginal, dice Karl Luber, MD, un uroginecólogo en la Medicina Pélvica Femenina y Centro de Cirugía Reconstructiva en Kaiser Permanente San Diego Medical Center y un profesor clínico en la Universidad de California en San Diego , Escuela de Medicina.

«Esto se llama atrofia y es más común cuando la menopausia priva a los tejidos que rodean la vagina del estrógeno», explica. El estrógeno oral no ayuda, pero una crema de estrógeno vaginal puede aliviar los síntomas. Hablar con tu médico sobre el dolor y el malestar de la vejiga puede ayudar a determinar dónde está realmente el problema.

Causas del dolor en la vejiga

  • Cáncer De Vejiga.

El cáncer de vejiga es raro, especialmente en las mujeres. De los cerca de 74.000 nuevos diagnósticos cada año en los Estados Unidos, cerca de 18.000 están en mujeres, según la Sociedad Americana del Cáncer (ACS). El síntoma más común es la sangre en la orina; Algunas mujeres también experimentan una dolorosa sensación de ardor al orinar.

Los tratamientos de cáncer de vejiga incluyen cirugía, quimioterapia y radioterapia. Según la AEC, la mayoría de las personas necesitan cirugía para extirpar un tumor o tumores. Se eliminan todas o partes de la vejiga en casos graves.

Obtén Un Diagnóstico, No Un Autodiagnóstico

También es importante considerar si el útero y otros órganos del sistema ginecológico podrían estar causando dolor en la vejiga, ya que están cerca de la vejiga. La disfunción del piso pélvico (como la tensión o los espasmos de los músculos pélvicos) se produce comúnmente con el Dolor En La Vejiga y puede empeorar el dolor de la vejiga.

Si ninguna de estas condiciones están presentes y las mujeres tienen Dolor En La Vejiga en curso, que suelen ser tratados por «síndrome de dolor de la vejiga «, que se refiere a las condiciones dolorosas de la vejiga donde otras causas como la UTI y el cáncer han sido excluidos.

La línea de fondo para las mujeres a tener en cuenta: No auto- diagnosticar su dolor de la vejiga. Abordar y tratar el problema puede ofrecer alivio para el cuerpo y la mente.

También te remendamos que leas: Molestias En La Vejiga : Causas, Síntomas, Remedios Y Recomendaciones

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.