Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

Dolor De Rodilla Después De Correr – Trucos Para Curar Este Desagradable Padecimiento

La rodilla suele ser una de las articulaciones más importantes de todo nuestro cuerpo, ya que sin ella no existiría el desplazamiento normal y es considerada como la palanca del cuerpo. Presenta dos movimientos; flexión y extensión. A continuación te mostramos un poco acerca del dolor de rodilla después de correr. ¡No te lo pierdas!

A pesar de su pequeño tamaño se encuentra formada por multitud de elementos:

Elementos óseos (Epífisis distal del fémur, Epífisis de la tibia, Rótula).

Ligamentos (Cruzado anterior, posterior, lateral externo y lateral interno).

Meniscos

Esta articulación se encuentra trabajando durante todo el día, sea cual sea tu rutina diaria. Y por supuesto, todos los deportistas, esencialmente los ciclistas, saltadores, atletas o esquiadores, abusan de esta articulación incrementando la posibilidad de padecer algún dolor de rodilla, debido a la sobrecarga que esta sufre.

Aunque no seas atleta, pero sí te agrada correr de vez en cuando o de manera constante, has podido experimentar dolor de rodilla después de correr ¿hay que preocuparse? ¡Sigue leyendo este artículo!

También puedes leer sobre: 10 Remedios caseros para el dolor de rodilla ¡Tratamientos y alimentación!

¿Qué significa el dolor de rodilla después de correr?

El dolor de rodillas después de correr es provocado en la gran mayoría de las ocasiones por sobrecarga de algún músculo que envuelve la rodilla o en el mal caso lesión de algún ligamento o menisco. Sea cual sea su casa, lo que hay que tener muy en cuenta es que el dolor de rodilla significa ¡Precaución!

• Corredores novatos = Dolor de rodilla

Si eres novato y estás empezando a correr ¡No te preocupes! Ese dolor de rodilla que te encuentras experimentando es debido a que los ligamentos laterales de la rodilla, están recibiendo muchos impactos los cuales no están acostumbrados o puede también provenir de agujetas de la musculatura que envuelve la rodilla por no estar fortalecida suficientemente, pero sólo serán necesarios un par de días sin volver a correr y… ¡Estarás como nuevo para continuar!

En el caso que el dolor persista es aconsejable acudir a un especialista por si se tiene un daño mayor.

¡Atención! Puedes prevenir estos dolores de rodilla acudiendo previamente a un gimnasio para así fortalecer toda la musculatura que rodea a la rodilla, a la vez que finalizas tu s entrenos en la bicicleta estática o la máquina elíptica que no provocan impacto en las articulaciones y te asegurarás en muy pocas semanas de haber preparado a tu rodilla para cualquier carrera.

• Corredores habituales = Dolor de rodilla

En los casos en los que un corredor presenta las piernas fortalecidas y tiene una experiencia larga en las carreras, un dolor de rodilla después de correr lo más común es que simbolice una sobrecarga, en la gran mayoría de las ocasiones, provocada ésta por un esfuerzo excesivo, que se solventará con siete o diez días de reposo. Es sumamente importante dar el reposo que se necesita hasta que se recupere del daño ocasionado, si no es así se puede agravar y desencadenar en la odiada rodilla de corredor por un desplazamiento de la rótula o en cualquier otra lesión que le obligue estar meses sin colocarse sus deportivas.

La rodilla suele ser una articulación muy importante que todos estamos obligados a cuidar y tomar las precauciones que se necesitan para evitar perjudicarla, ya que ésta nos acompañará toda la vida. Pero principalmente los corredores tienen que protegerla aún más debido a que el impacto habitual que provoca el movimiento de correr es origen de muchos dolores de rodilla. Pero se puede prevenir con los consejos que te daremos a continuación.

¿Cómo curar el dolor de rodilla después de correr?

Para los amantes del running, las rodillas y los pies son los que más sufren debido al constante impacto con el suelo al correr. Pero existen maneras de aliviar y también de prevenir ese dolor para que no sea un obstáculo a la hora de salir a correr.

– Piernas y tobillos fuertes.

Las piernas y los tobillos suelen ser parte fundamental para evitar, en la medida de lo posible, la manifestación del dolor de rodilla después de correr debido a que se fijan mejor al terreno y ayudan a soportar los impactos contra el suelo.

– Cambiar de zapatillas.

Aunque las zapatillas de running son cada vez más resistentes, no hacen milagros ni tampoco duran toda la vida. Cuántos más kilómetros se sumen, pierden bastante eficacia y hay que cambiarlas.

Si el dolor de rodilla después de correr es persistente o es superior a lo normal, un masaje y la visita al fisioterapeuta puede aliviar esta dolencia.

¿Cómo evitar el dolor de rodilla?

Estos consejos son bastante útiles para prevenir el dolor de rodilla ¡Apúntalos!

• Calienta un poco antes de empezar a corree, sobre todo las rodillas.

• Usa unas deportivas.

• Fortalece la musculatura de las piernas en el gimnasio.

• Comprueba que tienes una técnica buena a la hora de correr.

¡Y te puedes asegurar de que tus articulaciones y cartílago presenten una protección extra con sulfato de glucosamina, condroitina y msm! Se encuentra de manera natural en el pelo, piel y articulaciones. Suplementándote obtendrás que tus articulaciones se recuperen y regeneren con mayor facilidad, evitando cualquier lesión o recuperándote de este si es necesario.

Dolor de rodillas después de correr

Trucos para correr sin dolor de rodilla

1. No golpees con el talón

Cuando estiras demasiado la zancada, tus pies se apoyan delante de tu centro de gravedad y suelen aterrizar con mayor fuerza en el talón. Este impacto directamente se traslada a las rodillas, que no están pensadas como amortiguadores. Asimismo, al clavar el talón en el suelo estás frenando tu movimiento hacia delante, gastando de este modo más energía. El modo de evitarlo es adelantar el cuerpo y dejar que el pie aterrice por detrás de tu centro de gravedad.

2. No levantes las rodillas

Muchas revistas de corredores recomiendan levantar las rodillas para incrementar la zancada. No lo hagas, así sólo vas a conseguir echar los pies por delante del cuerpo y golpear con el talón nuevamente. Deja que tus talones se levantes detrás de ti al final de la zancada.

3. No dejes las piernas rígidas

Mantén siempre las rodillas ligeramente flexionadas al apoyar los pies en el suelo. Si la pierna entra en contacto con el suelo completamente estirada incrementa muchísimo más el impacto en el talón y la rodilla.

4. No corras con los pies torcidos

Tus pies tienen que estar siempre alineados con la dirección del movimiento. Si los pies se apoyan en ángulo respecto a tu trayectoria, equivale a que alguien retuerza tus ligamentos de la rodilla tres veces por segundo y lo que asegura es una tendonitis en la cara interna de la articulación.

Si te atreves, piensa en unos zapatos sin amortiguación que imitan correr descalzo. Te obligan a aprender a correr sin impacto.

Esperamos que te haya sido de gran ayuda este interesante artículo sobre el dolor de rodilla después de correr y, ¡No olvides visitar todo nuestro portal! 

También puedes leer sobre: ¿Qué puede causar el dolor de rodilla al flexionar? Todas las causas posibles. 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.