10 Remedios Caseros Para Curar Las Almorranas

Las almorranas, también conocidas como hemorroides son las venas hinchadas alrededor de la abertura anal o el canal anal. Pueden ser dolorosas y persisten durante mucho tiempo causando angustia. Los principales síntomas incluyen sangrado durante el movimiento intestinal y picazón. ¿Sabes cómo curar las almorranas? Te damos algunas ideas.

La primera cosa que la gente hace para curar las almorranas es obtener un medicamento sin saber sus posibles efectos secundarios. Afortunadamente, hay una serie de remedios caseros que son tan eficaces y proporcionan alivio rápido.

10 Remedios Caseros para Curar las Almorranas

1.- Compresa fría

Una compresa fría ayudará a las almorranas a encogerse y volverse más pequeñas en tamaño. Esto ayuda a reducir el dolor y proporcionar un alivio inmediato de la picazón. Será más fácil pasar las heces una vez que se reduce la hinchazón.

Envuelve un poco de hielo en un paño limpio y aplica directamente sobre las hemorroides. Hacer esto varias veces ayudará a constreñir los vasos sanguíneos y reducir las almorranas con eficacia.

2.- Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana puro y natural es altamente beneficioso para curar las almorranas. Para las hemorroides externas, toma una bola de algodón y remójala con vinagre de sidra de manzana. Aplica directamente en las almorranas para un alivio instantáneo.

Ten en cuenta que la aplicación directa puede causar una sensación de escozor durante algún tiempo, pero que disminuirá la picazón y el dolor al instante. Para las hemorroides internas, el consumo de una cucharadita de vinagre con agua, puede proporcionar alivio de dolor y sangrado.

3.- Aceite de árbol de té

Estudios recientes revelaron los beneficios del aceite del árbol del té en la reducción de la inflamación y curar las almorranas naturalmente. Debido a que es muy fuerte, siempre debe diluirse mezclándolo con un aceite portador. Añade una o dos gotas de aceite de árbol de té con un aceite portador como aceite de ricino o aceite de almendras dulces y aplica directamente sobre el área inflamada con la ayuda de un hisopo de algodón limpio.

Hacer esto regularmente reducirá las hemorroides hasta que se curen completamente. Otros aceites esenciales que pueden tener un efecto curativo son aceite esencial de lavanda y aceite esencial de romero.

4.- Aloe vera

El gel de aloe vera se puede encontrar en los productos comprados en las farmacias. También se puede cosechar directamente desde el interior de las hojas de una planta de aloe. El aloe vera tiene propiedades antiinflamatorias que se sabe que son eficaces en el tratamiento de condiciones inflamatorias de la piel.

Para las hemorroides internas, corta gel de aloe vera desechando todas las espinas y congelándolo. Para las almorranas externas, sólo aplica el gel extraído de las hojas de aloe para calmar e hidratar las venas hinchadas.

5.- Jugo de limón

Los antioxidantes presentes en los limones ayudan a curar las almorranas. Aplica directamente en el área inflamada. O consume jugo de limón con jengibre y miel para cosechar los beneficios nutricionales de la fruta. Esta ayuda a reducir el dolor y la inflamación.

6.- Aceite de oliva

El aceite de oliva es otro gran ingrediente que ayuda a curar las almorranas. Tiene propiedades antiinflamatorias que alivian el área y reducen el malestar. Además, aumenta la elasticidad de los vasos sanguíneos reduciendo el trauma de pasar las heces duras.

El consumo de pequeñas cantidades de aceite de oliva con alimentos de forma regular puede mejorar la funcionalidad del movimiento intestinal. Esto es debido a la presencia de ácidos grasos monosaturados en el aceite de oliva.

7.- Hamamelis

Si tienes hamamelis en tu casa, probablemente sabes cómo deshacerse de las hemorroides rápido. Esto reduce, dolor, la picazón y el sangrado hasta que las almorranas desaparecen. Aplica regularmente una pequeña cantidad de hamamelis en el área inflamada para aliviar el problema.

8.- Baño caliente con Sal de Epsom

Los baños calientes pueden ayudar a calmar la irritación de las hemorroides. Puedes utilizar un baño de asiento. Esto es una pequeña bañera de plástico que se ajusta sobre un asiento de inodoro. O puedes tomar un baño de cuerpo entero en la bañera.

De acuerdo con Harvard Health, tomar un baño caliente durante 20 minutos después de cada movimiento de intestino será más eficaz. La adición de sales de Epsom al baño puede proporcionar un mayor alivio al reducir el dolor.

9.- Ropa suelta de algodón

Cambia la ropa apretada hecha con poliéster con algodón ultra-transpirable (especialmente ropa interior de algodón). Esto puede ayudar a mantener el área anal limpia y seca. Además puede potencialmente reducir los síntomas. Evita el uso de detergentes perfumados o suavizantes para reducir la irritación.

10.- Toallitas

El uso de papel higiénico después de una evacuación puede agravar las hemorroides existentes. En su lugar, el uso de toallitas húmedas puede ayudarte a mantenerte limpio sin causar más irritación. Para una ayuda adicional, puedes encontrar toallitas con calmantes. Así como toallitas anti-hemorroides con ingredientes como hamamelis o aloe vera.

Asegúrate de que las toallitas que elijas no tienen alcohol, perfume u otros irritantes en ellas. Estas sustancias podrían agravar los síntomas en lugar de aliviarlos.

Cómo Prevenir las Almorranas

Los cambios en el estilo de vida y en la dieta son la mejor manera de prevenir las almorranas. Comer muchos alimentos ricos en fibra (especialmente de las plantas) y beber mucha agua son esenciales para su prevención. Esto es porque mantienen el proceso digestivo en movimiento correctamente y previenen el estreñimiento.

Hacer ejercicio regularmente y evitar sentarse durante largos períodos de tiempo también puede ayudar. La forma más efectiva de evitar el estreñimiento es ir al baño cuando sientas el impulso por primera vez. Retrasar el movimiento intestinal permite que el intestino reabsorba el agua de las heces. Esto hace que las heces sean más duras.

¿Cuándo debes visitar a un especialista?

Las almorranas suelen ser bastante fáciles de tratar en casa. En casos muy raros, las hemorroides podrían causar complicaciones. La pérdida de sangre crónica de una almorrana podría causar anemia, que es una escasez de glóbulos rojos. Las hemorroides internas también pueden hacer que el suministro de sangre se reduzca. Esto resulta en hemorroides estranguladas, que pueden causar dolor extremo.

Si los tratamientos en casa no han sido efectivos después de más de dos semanas, haz una cita con tu médico. Tu médico puede diagnosticar y curar las almorranas. Puede darte una receta para cremas medicinales, ungüentos y supositorios. Si estos tratamientos no funcionan, pueden recomendar tratamientos como la cirugía para eliminar las hemorroides.

También debes hacer una cita con tu médico inmediatamente si notas sangrado rectal por primera vez. O si el sangrado rectal aumenta.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *