Para Volverte Erudito

Como Crear Tu Propia Suerte Con Cosas Que Dan Buena Suerte!

Para lograr tener suerte se necesita más que tréboles, aunque tampoco hace daño poseer alguno. Lograr aprender a aprovechar ciertas oportunidades y a conformar tu propia suerte puede ser la diferencia que existen entre una vida exitosa, feliz y fructífera, y tener que esperar de manera positiva a que algo bueno pase. Debes dejar de esperar y tienes que conocer cuales son las cosas que dan buena suerte y como aprender a crearla.

Crea tu propio éxito, debes tomar la suerte por el cuello simplemente aprendiendo a fijarte metas firmes y cumpliéndolas cuando trabajas con más inteligencia que con más esfuerzo. Para obtener más información debes leer los pasos descritos a continuación.

Situaciones y cosas que dan buena suerte:

la Buena Suerte

Interesante información: Como Jugar A La Ruleta Y Ganar Muchas Veces – Consejos Paso A Paso

Determina lo que la suerte significa para ti.

Muy a menudo nos encontramos pensando en la suerte como algo que se encuentra fuera de nuestro control y aguardamos a que algo o alguien llegue y descienda sobre nosotros desde las nubes y nos mejore la vida. No obstante la fortuna y la fama no llega a aquellos que las esperan de una forma positiva. Aguardar a que llegue la suerte en vez de crearla por tu propia cuenta puede ocasionar tanto negatividad como también resentimiento obligándote a ver la buena fortuna de los demás como si fuera algo que sea resultado de buena suerte en vez de buenas elecciones.

Debes pensar en la suerte como si fuera una emoción más que como un título o un boleto que te otorga el acceso a un club exclusivo. Así como si decidieras ser feliz, bien puedes decidir tener aquella suerte y transformarte en alguien que esté dispuesto a modificar su comportamiento y a generar oportunidades para el éxito en vez de solo esperar a que sucedan los cambios.

Aprovechar las oportunidades.

Si te encuentras ocupado esperando solamente a que las cosas terminen siendo perfectas, entonces tendrás que esperar por muchísimo tiempo. Debes aprender a reconocer las oportunidades cuando estas salgan y mejora tus probabilidades al saber aprovechar las oportunidades que posees.

Si te encargan en el trabajo te encargan un proyecto gigante el cuál no te sientes lo suficientemente preparado para realizar, bien podrías considerar esto como un golpe de mala suerte, molestar a los colegas e inventar muchas excusas donde no hay, o también podrías considerarlo como una oportunidad la cual te permita sobresalir de una excelente manera. Trata de pensar menos en ello como si fuese algo que está relacionado con la suerte ya es una gran oportunidad para tener éxito.

Mantenerte abierto al cambio.

A medida que envejeces, se te hace más simple quedarte atascado en el camino. Lo repetitivo y también lo habitual son cosas bastante cómodas, aunque aprender a aceptar la posibilidad de realizar un cambio, aun cuando sea solo un poco, te mantendrá bastante receptivo a las oportunidades y a la suerte que por sí sola se presenta.

Debes aprender a aceptar todas las críticas y a utilizarla como una oportunidad para lograr mejorar. Si tu jefe normalmente te critica acerca de alguna cosa en lo que te encontraste trabajando con mucho esfuerzo, debes considerarte afortunado. Luego de ello sabrás cómo hacerlo mejor, te aseguro que no lo olvidaras, pero que sea para superación.

Lee Tambien:  Cómo Ser Enérgico Todos Los Días – 14 Pasos Para Que Lo Consigas

Aprovecha las victorias así sean pequeñas.

Cuando algo te vaya bien, debes aprovecharlo. Debes tratar de mantenerte humilde aunque tienes que aprender a disfrutar tanto de las pequeñas victorias como de los pequeños éxitos y de ese modo mantenerte positivo, motivado y muy feliz.

Tales “victorias” ni siquiera requieren ser algo muy grande. Quizás ayer en la noche preparaste la mejor comida que pudiste haber hecho en toda tu vida o te sientes orgulloso de haber salido a correr cuando ni siquiera tenías las ganas de hacerlo. ¡Son cosas de bebes celebrarlas!

No vayas a comparar tu éxito con el de las demás personas. Es sencillo criticarte a ti mismo rediciendo tus logros y diciendo cosas como: “Sí, me otorgaron un bono en el trabajo, aunque mi mejor amigo Bill fue quien inventó la aplicación para iPhone que resultó siendo las más popular de todos los tiempos”. ¿Eso no tiene nada que ver contigo?

Evitar aquellos comportamientos automáticos.

Con el pasar del tiempo, hemos logrado aprender a tomar decisiones y a tener ciertas reacciones automáticas que habitualmente nos mantienen encerrados en ciclos de realimentación de nuestro propio comportamiento. No somos conscientes a menudo de las decisiones que llegamos a tomar y varios elementos del status quo que se encuentran presentes en nuestra vida, los cuales pueden llegar a parecer inalterables son en realidad soluciones simples una vez que llegas a reconocer tus patrones de comportamiento.

Debes ser positivo y muy generoso con tu propio tiempo.

Las personas afortunadas normalmente son aquellas a las que a todos nos agrada tener al lado, ya que su suerte parece beneficiar a todos. Trata de convertirte en el tipo de persona que los demás desean tener al lado al ser más positivo y además muy generoso con el éxito que posees.

Trata de felicitar a los demás cuando realicen un buen trabajo o en el momento que se presente una buena oportunidad. Una pequeña nota de felicitación puede provocar buenos resultados.

Ofrece tus habilidades, inclusive con cosas muy pequeñas. Si te llegas a preguntar por qué razón nadie toca a tu puerta con el objetivo de ayudarte con algo, debes tratar de recordar todas aquellas veces que hiciste lo mismo a lo largo con el paso de los años. La próxima vez, trata de ofrecer tu tiempo o alguna otra cosa, y observa si tu suerte llega a cambiar.

Fijarte metas y trabajar duro por ellas.

Debes establecer tus propios plazos.

Esta es una acción muy especial, es una de las cosas que dan buena suerte. Sin importar si estas son metas laborales, sociales o de emprendimiento, aprender a fijarte precisos plazos puede ocasionar toda la diferencia en el mundo. Inclusive si nadie te está supervisando, aprender a impulsarte en pro de seguir adelante y culminar un proyecto te mantendrá tanto productivo como afortunado. Pensarás que te encuentras por encima de las cosas en vez de tener ciertas dificultades para ponerte siempre al día.

Debes creer en tus metas.

Para lograr completar las cosas, es menester que aprendas a valorar la importancia que tiene la meta, a pensar en que es aquella cosa más importante que posees en determinado instante. Trata a ese nuevo proyecto que has querido hacer como si se fuese de tu mayor objetivo personal. Inicia esa página web que siempre quisiste tener esta misma tarde, no digas más “algún día”.

Seguir hasta el final.

Realizar un trabajo que sea “lo suficientemente bueno” nunca te va asegurar el mayor éxito y suerte. Debes ir más allá, esforzándote rotundamente en tu trabajo y realizando hasta el final todos tus proyectos.

Trata de pasar menos tiempo preocupándote por si has dado o no una excelente impresión en tu primera cita o si tu jefe se encuentra molesto contigo por un correo electrónico que es complicado de interpretar. Trata de abrir canales de comunicación y mantente completamente abierto a hablar sobre tu confusión y también de tus emociones. Luego de ello solo, déjalo ir.

Aumentar las expectativas.

Debes animarte a ti mismo, debes ser la mejor persona que puedas ser. Tienes que impulsarte a luchar por aquellas cosas que en verdad quieres, debes crearás fortuna en lugar de excusas, esa es una de las cosas que dan buena suerte, y es muy verídico.

Trabaja con más inteligencia, en vez de con más esfuerzo.

Aprender a ser eficaz con tus esfuerzos te va a ayudar a mantener tu entusiasmo y tus energías relacionado a tus objetivos. Tendrás el ánimo para realizar más si el trabajo que realices es tan simple como podría ser. Consigue algunos socios, debes aprender a delegar tareas y siempre pedir ayuda cuando la requieras facilitará el trabajo.

Ser proactivo.

Haz los primeros esfuerzos para hacer que todas las cosas sucedan. Si todos simplemente se sientan a quejarse sobre la falta de carritos de comida que existe en la ciudad, podrías esperar a que alguna otra persona tenga aquella idea que tú ya tuviste o solo podrías ponerte manos ponerte manos a la obra. Debes hacerlo ahora, no vayas hacer planes para una fecha imprecisa y además improbable en el futuro, tienes que hacerlo ahora mismo.

Ser asertivo.

Si deseas algo, no debes tener miedo. Al minimizar tus expectativas y evitar aquella escalofriante posibilidad de hallar oportunidades, te niegas a llegar al éxito. Sigue adelante y trata de conseguir lo que quieres.

Ser entusiasta.

Eres un ser vivo que habita el planeta Tierra. Podrías bien ser un ente irreflexivo y extraño flotando en algún trozo de basura espacial. Trata de pensar en lo aburrido que eso sería. Debes aprender a ser entusiasta sobre lo que sucede en tu vida y de las oportunidades que se te presentan. Si no te encuentras satisfecho con la forma en la que suceden las cosas, usa esa insatisfacción como si fuera una oportunidad para realizar lo que quieres y comienza a crear tu suerte.

Rodéate de las personas usualmente que te apoyan.

Las personas que requieren apoyo emocional de tu parte o que dominan tu tiempo con sus propios problemas son las que debilitarán tanto tu energía como tu fortaleza emocional. Debes aprender a apoyar a tus amigos cercanos y traten de ayudarse mutuamente. Inclúyete en las relaciones de mutuo beneficio y trata de mantenerte feliz, saludable y también afortunado.

Usar tanto símbolos como talismanes.

Buscar aquellos insectos de la suerte.

En muchas culturas, los insectos y también otros tipos de bichos son considerados como señales de suerte que transportan fortuna. En ocasiones, matar a estos tipos de insectos puede considerarse como un acto que trae mala suerte, es por ello que es una buena idea que estés al tanto de ellos y dejar que sigan con su vida.

Muy a menudo, el hecho de que una mariquita al volar aterrice sobre ti se considera una señal que trae consigo buena suerte y en ocasiones se cree que estos insectos poseen propiedades curativas para las personas enfermas. Trata de utilizar un amuleto o un talismán que este hecho de una mariquita y de ese modo canalizar la suerte de este insecto.

Las libélulas muy a menudo se encuentran relacionadas al agua y también al subconsciente. Muchos son los que creen que el hecho de que una libélula pose sobre ti significa que alguna persona importante se encuentra a punto de cambiar tu vida.

Busca plantas y suerte en la naturaleza.

En muchas culturas, hallar determinado tipo de planta se considera un muy buen augurio. Trata de echarle un vistazo a aquellas plantas de la suerte. Los escolares generalmente recolectan tréboles de cuatro hojas ya que son un signo de buena suerte y de fortuna. Entre las cosas que dan buena suerte, el trébol de cuatro hojas es muy popular.

Lee Tambien:  Que Preguntar A Un Chico Y Como Mantener Una Conversación Fluida.

Hallar bellotas era una muy antigua tradición nórdica, ya que los árboles de roble se encargaban de atraer los rayos, el símbolo de Thor. Es por ello que tener bellotas era una manera de mantenerte a salvo de la ira de Thor. Otras culturas valoran el bambú, como una fundamental ayuda para el crecimiento personal.

En ocasiones se cree que plantar albahacas y consumirlas funciona para despertar pasiones. También posee propiedades antibacteriales y algunos otros beneficios en cuanto a la nutrición. La madreselva, la salvia, el jazmín, el romero y también la lavanda son plantas y hierbas que poseen una variedad de efectos tanto nutricionales como terapéuticos. Todas ellas huelen bastante bien y pueden usarse en una amplia variedad de platos, detergentes y tés, es por ello que además de dar buena suerte, son plantas muy útiles.

Animales de la suerte.

Si posees un animal espiritual o quizás uno con el que sientes una cierta afinidad en particular, lleva algún juguete pequeño u otro objeto el cual canalice tanto su energía como su suerte. Una pata de conejo se conoce como un talismán común para utilizada para la buena suerte y se encuentra relacionado con la fertilidad.

Los cristianos de la antigüedad consideraban que era delfín un animal protector y los marineros generalmente usaban su presencia con el objetivo de presagiar buenas noticias o también un viaje de regreso a casa rápido y sin complicaciones.

Son muchas las culturas, en que las ranas son consideradas como unos animales de la buena suerte, incluso en la antigua Roma y también en Egipto. Los mojave creían que las ranas le otorgaron el fuego al hombre. Las mismas simbolizan inspiración, amistad, riqueza y prosperidad.

Los tigres y también los murciélagos rojos son considerados generalmente en China como animales de buena suerte. Las tortugas tanto marinas como terrestres son partes comunes de los mitos sobre el origen en muchas culturas diferentes y representan animales de la suerte.

Pon es tu casa símbolos de la buena suerte.

Trata de rodearte de tótems de buena suerte en tu hogar, esa es una forma bastante común de sentirte tanto cómodo como próspero en tu vivienda. Las plumas, los atrapasueños y las kachinas son habitualmente considerados como objetos y símbolos de la buena suerte en las distintas culturas indígenas que habitan de los Estados Unidos. En América, estos son simplemente artículos habituales del hogar que se usan para atraer la buena suerte.

Las estatuas de Buda, que pos ciento son unos elementos básicos de muchos restaurantes chinos, se consideran generalmente como un accesorio de buena suerte tanto para un hogar como para un local. Debes practicar feng shui, ya que es una forma de atraer la suerte y la armonía a tu hogar.

Las velas de oración se pueden considerar objetos de buena suerte y también es una fuente de consuelo espiritual. Los caballos son unas criaturas confiables y sus herraduras muy a menudo se consideran unos objetos que traen buena suerte. Habitualmente, se cuelga por encima de las puertas y de ese modo mantiene la buena suerte dentro de la casa y la mala fuera.

Consejos y recomendaciones:

  • Si puedes realizar algo, hazlo quizás sea una oportunidad de empezar a crear tu suerte.
  • El trabajo duro es algo que nos conduce al éxito. Además el trabajo duro se caracteriza en ser proporcional a la suerte.
  • Un tercio de tu vida va a ser de buena suerte, otro tercio de tu vida en cambio será de mala suerte. Y el otro tercio que resta va a depender de la actitud que tomes hacia los sucesos. Debes tratar de elegir poseer aunque sea dos tercios de buena suerte en tu vida.
  • Utiliza alguna pulsera o un collar de buena suerte.

buena fortuna

No dejes de leer: Como Resolver Problemas De Matemáticas | Consejos Paso A paso

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.