Para Volverte Erudito

Aprende Aquí Los 10 Pasos Para Poder Controlar Tus Emociones.!!

Difícil controlar las emociones, mas difícil aun es controlar tus emociones, ya dijo lo dijo en una ocasión Nietzsche  el conocido  filosofo alemán, quien manifestó que los pensamientos vienen cuando ellos desean, y no cuando nosotros quisiéramos.

De la misma manera, tus emociones tampoco van a aparecer o desaparer cuando tú lo quieras. Pero, ¿es en realidad posible tener algún tipo de control sobre las emociones, o debes resignarte  siempre a que estas dominen tus actos?

¿Alguna vez te has llegado a  preguntar porque alguien es capaz de hablar en público sin enseñar sus nervios mientras que otra persona no puede y literalmente se viene abajo? ¿Por qué hay gente que en una discusión se rinde a la ira mientras otros mantienen claramente la calma?

Aprende un poco mas sobre las emociones Los Colores y las Emociones | Aprende Acerca de la Psicología del Color.

Si bien tiene todo el sentido que te sientas mal y triste, cuando te dan  noticias malas, eso no significa que tu la única opción que tengas sea  rendirte y quedarte llorando en un rincón, dado que esa actitud generalmente hace que las personas se mantengan deprimidas durante más tiempo.  Reconocer que si lo estás,  a la vez que te esfuerzas a hacer algo productivo te ayudará a sentirte mejor.

Intentemos desmitificar varias  creencias falsas  sobre como gestionar las emociones y darte a conocer las técnicas que se han demostrado  en ciertas circunstancias realmente útiles para conseguirlo. Intenta estar atento porque alguna seguramente te sorprenda.

como controlar tus emociones

¿Decides tú cómo entonces como controlar tus emociones?

Existen muchas teorías acerca de esto.  Algunos grandes psicólogos creen que podemos tener el control total sobre nuestras emociones y otros han llegado a creer que no existe  posibilidad alguna de controlarlas.

Sin embargo hay exploraciones que han concluido en que la forma en que tu interpretas las emociones puede cambiar la forma en como llegas vivirlas. La forma en que tu reacciones frente a una emoción en especial esto condicionará cómo actúa ella actúa sobre ti.

  • El orador que sufre solo frente a la idea de hablar y estar en público lo hace porque interpreta sus nervios como angustia como algo negativo, como una señal que emite su cuerpo para que salga huyendo y corriendo de allí.
  • Por otro lado tenemos, a alguien que interpreta de manera diferente esos mismos nervios como, algo así como excitación barbara  y ganas de hacerlo realmente bien,  probablemente por esto tenga más éxito en su intervención o conferencia.

La moraleja en todo esto,  es que tu cuerpo  es el que te proporciona la energía para realizar algo, pero cómo usarla lo decides tú, es únicamente tu desicion. Hay gente que paga mucho dinero y hace horas de cola solo para subirse a un juego mecánico escalofriante como lo es una montaña rusa, mientras que otros por el contrario no se subirían ni soñando. Ambos llegan a sentir los mismos nervios, pero los logran interpretar de manera diferente: diversión vs terror.

Controlar las emociones

Lo que ocurre cuando tus emociones se descontrolan

No puedes para nada evitar sentir algunas emociones. Las emociones existen y están porque tienen una función de tipo evolutiva, son un sentido biológico para la supervivencia. Si nuestros antepasados no hubieran sentido el miedo en algún momento frente de una manada de animales salvajes, seguramente el ser humano no hubiera podido llegar hasta el día de hoy.

Yéndonos entonces a la parte científica, la amígdala es la parte de el cerebro que esta encargada de disparar como balas, las emociones, como si fueran una respuesta de carácter automático, como por ejemplo en forma de huida frente a una amenaza. Por eso se hace tan difícil controlar usando la fuerza de voluntad el origen  real de tus emociones, esto significaría anular la respuesta para la que estás concebido y programado genéticamente.

Las emociones

Esta clase de respuesta emocional es necesaria. Mas sin embargo, en algunas personas no  se manifiesta correctamente regulada y puede pasar que:

  • Se active en situaciones donde no existe una amenaza de tipo real, llegando a provocar ansiedad.
  • O por el contrario se sea incapaz de poder desactivarse con el paso de el tiempo, como sucede en la depresión. Por algún motivo, el cerebro entrara en modo de supervivencia y se quedara anclado ahí.

Cuando estás en la fase de huida-lucha y la amígdala ha logrado tomar el mando de tus actos, generalmente ya es demasiado tarde. Por eso tienes que aprender a actuar antes y rápido. Tienes que habituarte a detectar aquellos pequeños signos que te van a  indicar que vas en camino de no poder lograr dominar tus emociones.

Esta es la única manera en que serás capaz de frenar el proceso o por lo menos retrasarlo antes de que se haga demasiado tarde. Una vez las emociones te llegan a dominar,  no seras si no un poco más que una bestia acorralada.

Como controlar tus emociones

La verdad sobre las emociones negativas

La mas reciente teoría es que hay 4 clases de emociones básicas que han ido evolucionado hacia el resto de los sentimientos hasta hacerse más complejos. Estas emociones son conocidas como enfado, alegría, tristeza y miedo.

Existen algunas situaciones a las que jamas lograras acostumbrarte. Si  en  todo  sientes que te va mal,  es muy difícil que puedas dejar detrás de ti,  esa sensación de ansiedad o miedo. Sin embargo, y con mucho pesar hay que decir que  las emociones positivas desaparecen al pasar el tiempo. No importa cuanto dinero hayas ganado en la lotería o cuán enamorado puedas estar las emociones positivas como lo es el placer siempre terminan en el tiempo minimizándose.

De hecho, en estudios se ha logrado determinar que la emoción que puede durar más es la tristeza. En realidad, puede durar hasta 4 veces más que la hermosa alegría.

En base a esto parece realmente necesario poder manejar la intensidad de tus emociones para no llegar a sufrir tanto. A continuación puedes encontrar una lista de las diferentes técnicas que no han demostrado ningún tipo de eficacia y las que sí lo han logrado.

Encuentra mas aquí acerca de las emociones La Música y Las Emociones, ¿Afecta la Música a Nivel Emocional?.

Lo que no funcionara en tus emociones

Lo que no funcionara para controlar tus emociones

Estas técnicas se han viralizado a través de  boca a boca y mediante diferentes autores que no se han molestado en ningún momento en comprobar si tienen base científica real. Por eso la utilidad de cada una de ellas para dirigir tus emociones es menos que  dudosa.

1. Intentar no pensar en lo que te preocupa

De la misma manera que decirte que no  pienses en una ardilla voladora esto provocará que termines pensando en ella por una clase de efecto rebote, en distintos estudios se ha demostrado que es sumamente difícil lograr apartar las emociones lejos de nuestra cabeza.

En el caso de las personas que sufren de depresión, a las que con constancia les asaltan los pensamientos negativos, se ha logrado comprobar que es contraproducente intentar anular esas ideas porque terminan regresando con  mucha más fuerza todavía.

2. Relajarte y respirar hondo.

Es rutinario  que nos recomienden el relajarnos y el intentar respirar hondo cuando estamos muy molestos o muy ansiosos. Proviene esto de una tradición ancestral,  como la que se practica en el yoga, y como la de respirar  en  una bolsa de plástico mientras sufrimos un ataque de pánico.

Pero se nos presenta un inconveniente, respirar hondo y tratar de modular el diafragma no suele funcionar,  porque el componente de orden físico de las emociones suele ser mas que poco importante. Piensa en ello. En la mayoría de los casos en que te enfadas mucho, por ejemplo, te encontrabas  tranquilo antes de volverte iracundo. Probablemente llevabas un buen día hasta que alguien te lo ha dañado, ¿o no?. Si,  estar previamente  en relajación no ha logrado evitar que te molestaras, ¿por qué la gente podría creer que se puede conseguir una vez ya estés bravo?

¿Has recomendado en algún momento a alguien que intentara relajarse cuando estaba molesto? Te podrás dar cuenta de que no suele funcionar muy bien. Es como si en lugar de oír a quien  ha sufrido una injusticia le recomendaras que se callara y solo se tomase un tranquilizante.

Con esto no se quiere decir que emplear con  habito las técnicas de relajación, sea un mal habito. De hecho meditar es muy útil. Pero intentar relajarse una vez ya han invadido las emociones,  es ir a tratar el síntoma y no la causa.

Control en las emociones

3. Liberar la tensión por otras vías

Hubo un espacio en el tiempo,  en que se estuvieron de moda las actividades para lograr liberar emociones. Los talleres donde la gente se solía reunir para gritar, victimizarse o llorar o eventos donde directivos de aspecto agresivo se ponían a realizar terapias como  romper platos.

Pues bien, resulta entonces que los estudios de orden psicológicos más actuales sugieren que este tipo de ayuda no funciona. Incluso puede llegar a ser negativa, rendirse a la tentación de destrozar todo puede llegar a incrementar tu agresividad en corto plazo.

Lo mismo ocurre con el ejercicio físico sino lo sabias, aunque es bueno para tu corazón, no es en realidad capaz de tranquilizar tus emociones. Las emociones no se encuentran contenidas dentro de nuestro cuerpo y ellas necesitan salir como si nosotros fuéramos unas ollas a presión. Lo que si necesitan es ser comprendidas para así evitar que nos hagan daño.

4. Presionarte para tener pensamientos positivos

Existe un poco de controversia referente a el efecto de los pensamientos de tipo optimista para ayudar a regular las emociones. Si bien no se establece que son capaces de llevarte de un estado negativo a uno positivo, sí que pueden ayudar  a reducir la intensidad de una emoción de índole negativa.

Las emociones se procesan  en su mayoría a nivel  de el inconsciente para luego entonces pasar al terreno consciente, donde las puedes percibir. Esta en la causa,  de que cuando logras ser consciente de ellas con frecuencia ya es demasiado tarde.

Sin embargo, busca la parte positiva en cada situación, así podrás evitar que sigas auto-saboteándote. Si en vez de pensar No voy a poder con eso comienzas a creer, es un poco complicado, pero se que lo puedo manejar, logras evitar que tus emociones negativas se acrecienten.

Manejar emociones

Lo que sí funciona para controlar tus emociones

La inteligencia emocional verdadera necesita que identifiques y comprendas tus propios estados de ánimo. Esto implica reconocer porqué y cuando estás nervioso, triste o enfadado, y actuar así sobre las causas y no solamente en  los síntomas.

Aunque, en aquellas ocasiones en las que observes que sin remedio te diriges hacia un estado emocional muy negativo, las técnicas siguientes pueden ser muy útiles y eficaces para frenar o detener esa reacción en cadena.

1. Intenta recordar tus virtudes y éxitos

Que reafirmes tus virtudes y tus puntos fuertes es una de las estrategias mas usadas para gestionar tus sentimientos. Consiste entonces en pensar sencillamente en lo que te ha provocado dicha emoción, pero reduciendo su potencia negativa.

Por Ejemplo, en lugar de molestarte porque llegaste tarde al trabajo puedes cambiar y pensar que, dado que llegas a tiempo siempre, no es tan grave.

La gente que posee mayor control emocional usa la autoafirmacion cuando la magnitud de sus emociones todavía aun es baja y tienen así tiempo para indagar acerca de otro punto de vista de la misma situación. Curiosamente, se ha comprobado que esta estrategia funciona mejor en las mujeres.  Así la próxima vez que sientas que estas perdiendo el control sobre tus emociones, recuerda  aquellas cosas de las que te  sientes orgulloso en tu vida, y podrás así controlar tus emociones.

Virtudes para controlar emociones

2. Distrae tu atención hacia un asunto concreto

Las personas que logran gestionar sus emociones también han utilizado la distracción para poder bloquear sus estados emocionales antes de que se haga demasiado tarde. Y parece que esto resulta muy eficaz cuando se prevé que van a  tener que experimentar emociones muy intensas y no cuentan con suficiente tiempo para poder usar otras estrategias.

Como habrás escuchado, una forma muy usada y efectiva para calmar a un niño pequeño, que no  se calma ni deja de llorar es cambiar su atención. ¿Has visto el muñeco? suele ser estrategias para disminuir su nivel de excitación si logramos mantener su atención durante el tiempo que sea  suficiente.

La técnica de la distracción consiste entonces en desvincularte de esa emoción negativa centrando la atención en pensamientos  de tipo neutros. De esta manera evitarás que la emoción agarre demasiada intensidad.

Por ejemplo, si el jefe de tu empleo, cuestiona acerca de tu profesionalidad, en lugar de pensar que pueda terminar despidiéndote podrías empezar a pensar en la celebración de su cumpleaños que tienes el viernes. Es sencillo pero eficaz. Aunque a largo plazo probablemente no es la mejor estrategia, la distracción si funciona, especialmente si logras centrar tu atención en algo que sea concreto en lugar de dejar que tu mente este vagando.

Desviar la atencion

3. Piensa en tu futuro más inmediato

Las emociones que son  muy intensas pueden llegar a provocar que te olvides de que existe un futuro y que tus acciones van a ocasionar una reacción. Aunque en el momento sólo seas capaz de vivir el presente y tu enfado, nervios o frustración y estos te parezcan tan importantes, ¿ piensa acaso seguirás sintiendo eso en una semana?

Pensar en el futuro más cercano es muy útil para lograr mantener el autocontrol, tal y como se obtuvo en el experimento que se hizo popular mediante el libro Inteligencia Emocional. En el cual, los niños que se resistieron a comer un dulce  a cambio de recibir otro obtuvieron mejores calificaciones en las pruebas  escolares y  por ende mejores trabajos en los  años futuros.

4. Medita habitualmente para controlar tus emociones

La meditación ha logrado demostrar a través de la ciencia su eficacia para poder prevenir los pensamientos negativos de tipos repetitivos y no sólo mientras haces la meditación, sino también a largo plazo ya que es capaz de disminuir el nivel de la actividad en la amígdala de forma duradera.

La meditación también tiene grandes estudios para su utilidad en la reducción de la ansiedad. Como por ejemplo, en  cuatro clases de meditación de 20 minutos de duración fueron suficientes para reducir la ansiedad en un 39%. Intentar relajarte solamente cuando te vengan las emociones no sera muy eficaz. Sin embargo, meditar de manera regular y aprender a respirar correctamente sí que pueden reducir la intensidad de tus emociones negativas cuando estas vuelvan a aparecer.

Calmar emociones

5. Date permiso para preocuparte más tarde

Anteriormente se explico que  intentar suprimir un pensamiento o una emoción provoca un efecto rebote, dado que vuelve de nuevo  y con más fuerza. Sin embargo, intenta posponerla para luego esto puede funcionar.

En un estudio psicológico, se pidió a los participantes que presentaron pensamientos ansiosos que pospusieran esa preocupación durante al menos 30 minutos. A pesar de ser una manera alternativa de evitar pensar en eso, lo que se logro demostrar es que después de ese período de tiempo las emociones regresaron con una intensidad muchísimo menor. Así pues,  intenta darte permiso para preocuparte mas tarde. Te preocuparás menos.

6. Piensa en lo peor que te puede pasar

¿Conoces la película Sin Perdón, Unforgiven del actor Clint Eastwood?

En ella, el personaje que lleva por nombre William Munny, pese a estar acabado y viejo, es el mejor pistolero de el oeste. Y no lo es por su puntería ni por su velocidad. Como él mismo dice en la película lo es porque cuando las balas comienzan  a volar, él  logra controlar sus emociones y mantener así la calma.

Pero  entonces te preguntas ¿cómo así mantener la calma?, bueno  los estoicos y los  samuráis,  se mantenían tranquilos incluso en las situaciones más difíciles, ¿ que cómo lo conseguían?. Pues pensando mucho en la muerte. Obvio no es que te pongas dramático  ni te de por pensar intensamente en lo peor que te podría pasar, pero esto te ayudará a relativizar tus problemas y lograr  mantener el control.

Samurai manteniendo el control

7. Escribe un diario de tus emociones

La escritura  de tipo expresiva consiste en escribir sobre tus sentimientos y pensamientos más profundos, y ha demostrado ser eficaz tanto a nivel físico como psicológico como, es capaz de acelerar la cicatrización de las heridas. Mantener una especie de diario de emociones sobre lo que has sentido en algunas situaciones difíciles sobre todo, te ayudará a reducir lo recurrente de los pensamientos negativos.

8. Tómate un respiro y  hasta un refresco para recuperar tu autocontrol

Tu control  propio no es de tipo infinito. De hecho varias investigaciones han indicado que conforme te expones a emociones y situaciones  este se va consumiendo. Piensa en eso entonces como hacer un sprint. Tras la carrera estáras exhausto y necesitaras tiempo para lograr recuperarte antes de  iniciar de nuevo otra carrera. De la misma forma, si logras hacerte dueño de tus emociones, evita volver a exponerte de nuevo a una situación parecida o será más probable que cedas.

Lo más sorprendente es que  se ha logrado demostrar que mantener el control consume la glucosa, como si  estuvieras haciendo ejercicio. Por lo tanto, te sugerimos que  para recuperar tu autocontrol tienes estas dos estrategias:

  1. Tomar una bebida que sea rica en azúcares, no es juego.
  1. Usar la reafirmación positiva para poder dirigir de nuevo tus emociones .

La clave está en  poder identificar cuándo tus niveles de autocontrol se encuentren bajos y evitar más situaciones emocionales que te puedan tumbar mientas te recuperas.

Tecnicas de relajacion para controlarte

9. Cuando todo falle,  y no puedas controlarte busca un espejo

Sí, por muy sorprendente que te parezca esta estrategia puede ser muy útil para aplacarte cuando estés molesto. Los estudios, los coach en Pnl han logrado demostrar que cuando te ves a ti mismo en reflejo, seras capaz de observarte desde una perspectiva distinta,  más objetiva y por lo tanto podras separarte durante unos minutos de tu emocionalidad.

Cuanto más consciente seas y estés de lo que estás realizando, más capacidad tendrás de controlar tus emociones. Y mirarte en un espejo aumentara tus niveles de autoconsciencia y te podrá ayudar a comportarte de una manera más sociable.

10. Lo más importante: encuentra el motivo de tus emociones

A largo plazo la clave no estará en luchar contra tus emociones, sino en poder reconocerlas y saber por qué ellas ocurren. Por ejemplo:

“Vale, no me gusta sentirme de esta manera pero ahora mismo tengo mucha envidia (estas reconociendo la emoción presente) porque a Andrés le han felicitado por el trabajo que realizo y a mí no (entonces reconoces el por qué).

Lo importante es ser lo mas honesto contigo mismo sobre el por qué de la situación. No hagas como los demás e intentes engañarte. Generalmente nos mentimos haciéndonos pensar y creer que estamos molestos con alguien por su comportamiento y no porque  lo que ha logrado y nosotros no, dado que eso aspirábamos y por ende  ha afectado nuestra autoestima. Conocer la  realidad de tus sentimientos te ayudará a mediar con  la causa.

el espejo para controlarnos

Si deseas aprender en realidad cómo controlar tus emociones debes entender que no hay una solución única. Aunque también se ha logrado demostrar que tu lenguaje corporal es capaz de influir sobremanera en tus emociones, debes encontrar la estrategia más adecuada para ti,  para regular los sentimientos negativos y así entender su origen,  para tratar la causa esa la única manera de evitar que tomen el control de nuestra propia mente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.