Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

Te Enseñamos Cómo Trabajar Con Fondant Para Decorar Hermosos Pasteles

En el mundo de la pastelería no solo los sabores son importantes. Presentar una torta de buena manera también nos asegura parte del éxito. Entre las técnicas más utilizadas para la decoración de pasteles y ponquesitos se encuentra el fondant. Hoy queremos mostrarte algunos datos interesantes sobre esta técnica de decorado y cómo hacerlo paso a paso. Aprende con nosotros cómo trabajar con fondant.

¿Qué es el fondant?

Antes de saber cómo trabajar con fondant aprendamos de qué se trata. El fondant es en realidad lo mismo que la pasta de azúcar. Puede ser comprado en simple color blanco llano y puedes colorearlo tú mismo con un colorante en gel de cualquier color. La otra alternativa es comprar un fondant ya coloreado que puedes encontrar en una variedad de diversos colores. También puedes mezclarlos para hacer tus propios colores, pero ten cuidado: se aconseja un poco de experimentación y comprensión de la teoría del color.

Usar el fondant

El fondant es increíblemente versátil. Puedes utilizarlo para cubrir y decorar un pastel, o modelar el follaje, los objetos y las criaturas para que aparezcan en un pastel. Además es muy fácil de trabajar. Puedes comprarlo ya listo para moldear lo que te da más tiempo para la planificación de tu diseño.

El fondant se ha convertido en el material favorito de los decoradores profesionales. Pero para obtener los mejores resultados es importante familiarizarse con la forma de hacer el fondant maleable para lograr lo que quieras. Por eso es una genial idea aprender cómo trabajar con fondant.

Aprende Cómo hacer Pasteles de Chocolate

Almacenamiento del fondant

Este material de pasta de azúcar se puede guardar en un envase hermético por hasta nueve meses. Incluso se puede congelar para que puedas mantenerlo durante mucho más tiempo. El fondant es más fácil de manipular cuando se ha calentado, por lo que puedes ponerlo en el microondas durante unos segundos para que sea más versátil.

7 Sencillos pasos para sacar lo mejor del fondant

Te mostramos algunos trucos para que sepas cómo trabajar con fondant de manera correcta:

  1. El fondant que viene listo para para trabajar puede sentir un poco duro y quizás quebradizo. La clave está en la preparación, por lo que primero amasa el fondant hasta que tenga la consistencia deseada.
  2. Asegúrate de que la superficie del pastel tenga la forma que quieres y que tiene una superficie uniforme. Puedes utilizar crema de mantequilla como una especie de adhesivo, o mermelada es una buena alternativa.
  3. Siempre es crucial agregar azúcar glas a la superficie de trabajo para evitar que el fondant se pegue.
  4. A medida que los enrollas asegúrate de mantener el fondant girando en la superficie, agregando un poco de azúcar al rodillo si es necesario. Ten cuidado de no dejar secar el fondant demasiado.
  5. Una vez que es del tamaño deseado, utiliza el rodillo para apoyar la hoja de fondant a medida que cubres suavemente el pastel. Haz esto lentamente para evitar que se creen burbujas de aire.
  6. Gira la torta para ir ajustando la capa de fondant con un movimiento de tus manos hacia abajo.
  7. Una vez que estés feliz con la cubierta, utiliza un cuchillo afilado para cortar el exceso. Asegúrate de que el fondant llegue a la base de la torta. (Un plato giratorio de pastel es una ventaja cuando se trata de recortar el fondant.)

Atrévete a hacer algo diferente, descubre este exquisito Pastel de Naranja

Cómo trabajar con fondant en 10 Simples Pasos

En solo 10 pasos aprenderás con nosotros cómo trabajar con fondant para hacer hermosos pasteles decorados:

1.- Cubre la torta con una capa lisa de crema de mantequilla, ganache o mermelada. Así la preparas para la cobertura de fondant. El pastel debe estar nivelado, así que asegúrate de suavizar cualquier grumo o protuberancias.

Sugerencia útil: Recuerda, debes poner el fondant antes de que la crema de mantequilla se fije y se seque. Cuando está húmedo es cuando actúa como pegamento para que el fondant se fije a tu torta.

2.- Antes de comenzar a rodar y amasar el fondant, espolvorea el rodillo y la superficie de trabajo con azúcar o harina de maíz (prefiero el último). El fondant se secará rápidamente, por lo que tendrás que trabajar rápido para evitar que se agriete.

Sugerencia útil: Puedes añadir una pequeña cantidad de glicerina al fondant para suavizar ligeramente.

3.- El fondant es sensible a la temperatura. Si tienes las manos calientes esto tiende a hacer que el fondant se vuelva pegajoso. Cuando esto pasa te sentirás tentado a utilizar la harina de maíz. Enfría las manos bajo el agua fría y mantén la harina de maíz poca.

Sugerencia útil: cuando no estés usando el fondant (incluso por un minuto), ponlo en una bolsa de plástico con cierre hermético para evitar que se seque.

4.- Mueve el fondant alrededor mientras lo trabajas para asegurarte de que no se pegue a la superficie. Levanta y gira y espolvorea harina de maíz extra si es necesario. Pon el fondant en una bola para formar un círculo levemente más grande que la superficie que deseas cubrir. No quieres que sea muy delgado, ya que se romperá muy fácilmente. El grosor ideal del fondant para cubrir un pastel es de 3mm. Nadie quiere una manta gruesa de fondant para esconder el delicioso pastel dentro.

Colocar el Fondant

5.- Levanta con cuidado el fondant de la mesa de trabajo y cubre el pastel, centrándolo lo mejor que puedas. Ten cuidado de no empujar tu dedo a través del fondant. Alternativamente, puedes enrollarlo en el rodillo y luego desenrollarlo sobre el pastel.

Sugerencia útil: Si se forman burbujas de aire al amasar el fondant, pincha las burbujas con una aguja y frota ligeramente la burbuja hasta que el aire sea expulsado.

6.- Deja que el fondant se incline hacia abajo, y luego suavízalo con un aplanador de fondant para evitar las arrugas. Debe adherirse a la crema de mantequilla. En esta etapa comienza a estirar el fondant, suavízalo hacia abajo y luego repite. Una vez cubierto corta el exceso de fondant con un cortador de pizza (o cuchillo).

Sugerencia útil: YouTube tiene algunos buenos tutoriales en vídeo de fondant, que son útiles para mostrarte este paso.

Ahora a Decorar con Fondant

7.- ¡Ahora viene la parte divertida! Decora el pastel con tus formas de fondant pre-preparadas. Use una pequeña cantidad de agua, o huevo batido y un pincel de pastelería para pegarlos a la torta. Las letras del alfabeto son una manera divertida y fácil de incluir el nombre de tu hijo en la parte superior de la torta.

8.- Tu pastel ya está completo, pero hagas lo que hagas, ¡no lo pongas en la nevera! El fondant sudará en la nevera. Una vez que el pastel está cubierto lo debes almacenar en un lugar fresco. De hecho, el fondant bloquea la humedad por lo que alargará la vida útil de un pastel.

9.- Después de servir, trata de no pensar en cuántas horas de trabajo fueron demolidas por un grupo de niños de tres años en menos de cinco minutos.

10.- No te dejes intimidar por cuadros perfectos. No necesitas dominar el fondant para crear un pastel espectacular. No hay tal cosa como el pastel perfecto. En la actualidad, los decoradores de pastel profesionales sólo saben cómo camuflar o corregir los errores que cometen.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.