Para Volverte Erudito

Como Se Reproducen Los Hongos En La Naturaleza!

Los hongos o también llamados fungi, (cuyo término proviene del latín, que literalmente es “hongos”) se designa a un conjunto de organismos eucariotas entre los que se encuentran las levaduras, los mohos y también los organismos productores de setas. Estos se clasifican en un reino diferente al de las plantas, protistas y animales. En este post conocerás como se reproducen los hongos y todas sus características.

Los hongos se distinguen de las plantas en que son heterótrofos; y en que tienen paredes celulares se diferencian de los animales, al igual que las plantas, no obstante compuestas por quitina, en lugar de celulosa, y en que estos se alimentan por absorción, al igual que las plantas. Actualmente se ha descubierto que algunos organismos que parecían hongos en verdad no lo eran, y también que organismos que no lo parecían sí lo eran en realidad, si llamamos “hongo” a todos aquellos organismos que derivan del que adquirió ancestralmente aquella capacidad de conformar una pared celular de quitina.

Como se reproducen los hongos.

Bien referente a como se reproducen los hongos, estos sobre todo se reproducen por medio de esporas, las cuales son dispersadas en un estado latente, que solo se interrumpe cuando se encuentran en condiciones favorables para su pronta germinación. Cuando se dan estas condiciones, germina la espora, surgiendo una primera hifa de ella, y por cuya ramificación y extensión se va constituyendo un micelio. Es verdaderamente espectacular la velocidad de crecimiento de las hifas de un hongo: llega hasta los 5 mm por minuto en un hongo tropical. Sin exagerar, se puede decir, que es posible incluso ver crecer a ciertos hongos en tiempo real.

Se producen en esporangios las esporas de los hongos, ya sea de manera asexual o como resultado de un proceso de reproducción sexual. La producción de esporas en este último caso es precedida por la meiosis de las células, de la cual las esporas mismas se originan. Se denominan meiosporas las esporas producidas a continuación de la meiosis. Ya que la misma especie del hongo es pues capaz de reproducirse ya sea  asexual o sexualmente, tienen las meiosporas una capacidad de resistencia que les cede el sobrevivir en las condiciones más adversas, en tanto que las esporas que son producidas asexualmente sobre todo cumplen con el objetivo de propagar el hongo con la máxima extensión y rapidez posible.

El micelio vegetativo de los hongos (aquel que no cumple con las funciones reproductivas), posee un aspecto muy simple, esto porque prácticamente no es más que un conjunto de hifas dispuestas sin orden. Se manifiesta la fantasía creativa de los hongos solo en la construcción de cuerpos fructíferos, los cuales, como lo indica el nombre, funcionan para portar los esporangios que las esporas producen.

los hongos

Interesante artículo: Que Es Una Bacteria – Todo Sobre Estos Microorganismos! Parte 1.

Que son los hongos.

Bien, ya que hemos descrito como se reproducen los hongos, sepamos más sobre ellos. Se encuentran los hongos en hábitats bastante diversos: pueden estos ser tanto pirófilos (Pholiota carbonaria) como  coprófilos (Psilocybe coprophila). Se pueden clasificar según su ecología, en cuatro grupos: liquenizados, saprofitos, micorrizógenos y parásitos. Pueden ser los simbiontes: Los hongos liquenizados basidiolichenes: Ascolichenes y Omphalina ericetorum: Hongos micorrízicos y Cladonia coccifera: siendo específicos: Lactarius torminosus (solamente micorriza con abedules) y los no específicos: Hebeloma mesophaeum. Sus representantes en la mayoría de los casos, son poco conspicuos esto por su tamaño diminuto; suelen estos vivir en suelos y juntos a los materiales en descomposición y además como simbiontes de animales, plantas u otros hongos.

No obstante, cuando fructifican, producen esporocarpos que son llamativos (son las setas un ejemplo de ello). Hacen una externa digestión de sus alimentos, produciendo enzimas, y que luego absorben las moléculas disueltas que resultan de la digestión. Se le llama osmotrofia a esta forma de alimentación, la cual es muy similar a la que se proporciona en las plantas, aunque, a diferencia de aquellas, son orgánicos los nutrientes que toman. Vienen siendo los hongos, los descomponedores principales de la materia muerta tanto de animales como de las plantas en numerosos ecosistemas, y como poseen estos un papel ecológico muy relevante en los ciclos biogeoquímicos.

Tienen los hongos una gran importancia en la economía: ya que son las levaduras las responsables de la fermentación del el pan y la cerveza, y se da la recolección y también el cultivo de setas como las trufas. Desde el año 1940 se han empleado para producir antibióticos industrialmente, así como también enzimas (proteasas en especial).

Que son los hongos

Los hongos en la naturaleza.

Se presentan los hongos bajo dos formas principales: hongos levaduriformes y hongos filamentosos (llamados “mohos” antiguamente). Tiene dos porciones el cuerpo de un hongo filamentoso, una vegetativa y otra reproductiva. La parte que es vegetativa, la haploide y que generalmente no presenta coloración, se encuentra compuesta por filamentos que se llaman hifas (microscópicas usualmente); conforma el micelio2 un conjunto de hifas (comunmente visible). Las hifas a menudo se encuentran divididas por tabiques que se llaman septos.

Los hongos levaduriformes (o como se conocen simplemente levaduras) siempre son unicelulares, y son de forma casi esférica. En ellos no existe una distinción entre cuerpo reproductivo y vegetativo.

Entre el esquema de los cinco reinos de Margulis y Wittaker, pertenecen los hongos por una parte al reino protista (los hongos con zoosporas y los hongos ameboides) y el resto al reino Fungi. En parte pertenecen al reino Protozoa (los hongos ameboides), esto en el esquema de ocho reinos de Cavalier-Smith, al reino Chromista (o sea los Pseudofungi) y al reino Fungi que son todos los demás.

Los hongos en la naturaleza

La diversidad de los hongos.

Tienen los hongos una distribución cosmopolita y además poseen un amplio rango de hábitats, que ciñen ambientes extremos como las áreas con extremada salinidad y los desiertos. Expuestas a una radiación ionizante, o incluso en los sedimentos de los fondos marinos. Son resistentes a la radiación UV algunos líquenes, también  cósmica presente en los viajes espaciales. Son la mayoría terrestres, no obstante algunos, como el Batrachochytrium dendrobatidis son rigurosamente acuáticos. Es responsable este quítrido del desnivel en las poblaciones de anfibios; una de sus fases vitales, o sea la zoóspora, le cede dispersarse en el agua y además acceder a los anfibios, a los que parasita. Hay especies acuáticas que son propias de las áreas hidrotermales del océano.

Actualmente se han descrito unas 100.000 especies de hongos,  no obstante la diversidad global no ha sido catalogada totalmente por los taxónomos. Utilizando como herramienta de análisis el ratio que hay entre el número de especies de hongos con respecto al de plantas en hábitats seleccionados, se ha hecho una estima de una diversidad general de 1.5 millones de especies. Ha empleado la micología diferentes características con el fin de establecer el concepto de especie.

Uso de los hongos.

Uso de los hongos

Hongos ornamentales.

Debido a la belleza que los hongos guardan, se han usado muchos con un fin estético y ornamental, inclusive estos se cuelan en ofrendas que, acompañados con ramas y flores, y son ofrecidas en diferentes ceremonias. Todavía en la actualidad es fácil hallar esta costumbre en varios grupos étnicos de México, como por ejemplo: la náhuatl en la sierra de Puebla-Tlaxcala; los tzotziles y tojalabale en Chiapas y los zapotecas en Oaxaca. Son la amanita muscaria y los hongos psilocibios los hongos que destacan entre los más usados con este fin; se ha convertido esta última en el estereotipo de seta, por lo muy llamativa que es, ya que se encuentra compuesta por un talo blanco y por una sombrilla (basidiocarpo) roja, que está moteada de un color blanco.

Hongos ornamentales

Hongos alimenticios.

Seguramente el primer empleo directo que se le otorgó a los hongos es el de alimento. Se ha discutido mucho sobre el valor nutritivo de ellos. A la mayoría se les puede considerar con una elevada calidad ya que contienen una buena proporción de proteínas, vitaminas y una escasa cantidad tanto de carbohidratos como de lípidos.

Tenemos dentro de los hongos más consumidos a: Lactarius deliciosus, Boletus edulis, Amanita caesarea y Russula brevipes. Son los otros hongos que se consumen notablemente los siguientes: A. bisporus y Agaricus campestris, conocidos comúnmente como “champiñones” u “hongos de París”; se debe la importancia de estos a que vienen siendo de las pocas especies que pueden cultivarse de manera industrial y artificialmente.

El crecimiento de diferentes hongos inclusive sobre algunos alimentos pueden también elevar el nivel nutricional de estos; en los estados mexicanos de Tabasco y Chiapas por ejemplo, se ingiere una bebida fermentada que es a base de maíz molido, que popularmente se le conoce con el nombre de “pozol” o como atole agrio, existen estudios realizados que muestran que al incrementar los días de fermentación del mismo, se aumenta la forma microbiológica, principalmente proporcionando sobre todo proteínas y aminoácidos.

Hongos alimenticios

Importante que sepas sobre: El Enigmático Mar Muerto – El Punto Más Bajo De La Tierra.

Los hongos enteógenos (también conocidos como hongos alucinógenos).

Los hongos enteógenos (o sea los que contienen propiedades psicotrópicas) cobran una importancia particular en Mesoamérica, esto porque se encuentran distribuidos ampliamente. Los hongos alucinógenos, llamados también como hongos psilocibios, al igual que con los individuos del género Claviceps, han sido últimamente usados por la industria farmacéutica con el fin de extracción de productos cuyos fines son psicoterapéuticos (psilocinas y psilocibinas) y algunas especies del género Monera también. Varios hongos que son reportados como tóxicos, en realidad son enteógenos.

Hongos medicinales.

Desde el descubrimiento de la penicilina (hallazgo que se le acredita a Fleming) como un metabolito del mecanismo antagónico que los hongos poseen contra otros microorganismos, se ha desarrollado pues una gigante industria para el descubrimiento, la separación y la comercialización de antibióticos nuevos. Destacan entre los hongos medicinales más importantes algunas especies del género Penicillium, como el Penicillium chrysogenicum y el Penicillium notatum, de los que se extrae la penicilina, Trametes versicolor (o Coriolus v.), Ganoderma lucidum, Agaricus blazei, Cordyceps sinensis y Grifola frondosa, entre muchos otros.

Hongos medicinales

Hongos contaminantes.

Resultan un problema grave para el ser humano los hongos contaminantes; cabe mencionar dentro de las setas las que parasitan y además pudren la madera, como Coniophara o las comúnmente llamadas como “orejas”. Aunque, el mayor perjuicio es obtenido de los hongos microscópicos, sobresaliendo los mohos que además pueden atacar y degradar tanto diferentes materiales como alimentos. Los mohos y hongos que parasitan alimentos y materiales de construcción producen sustancias que, en determinadas concentraciones, pueden resultar tóxicas para el hombre y los animales.

Hongos contaminantes

Hongos venenosos.

Solo ciertas variedades de hongos en la naturaleza, son comestibles, son tóxicos el resto por ingestión llegando a causar severos daños multisistémicos e inclusive causar la muerte. Tiene la Micología detallados estudios acerca de estas variedades de hongos. Especies como el Cortinarius orellanus, la Amanita phalloides, Amanita muscaria, Chlorophyllum molybdites, la Lepiota helveola o Galerina marginata, debido a sus tóxicas enzimas causan en el ser humano síntomas como: vómitos, taquicardias y cólicos dolorosos, exceso de sed, sudor frío y caídas bruscas de la presión arterial, además de excreciones sanguinolentas. Contrae la víctima graves lesiones necróticas prácticamente en todos los órganos, especialmente en los riñones y el hígado. Son estos daños muchas veces irreparables y por lo general se requiere trasplante de órganos.

Requiere el conocimiento visual de su morfología específica la identificación de las distintas especies de hongos venenosos. Para su reconocimiento “No existe ninguna regla general válida”.

Hongos venenosos

Debes saber: Cuánto Mide El Everest: ¡La Montaña Más Alta Del Mundo!

Los hongos como parásitos.

Si bien son útiles muchos hongos, pueden otros infectar tanto a plantas como a los animales, enfermándolos y perturbando su equilibrio interno. Causan graves enfermedades en plantas y en animales los hongos parásitos. Algunos causan también enfermedades al ser humano.

Enfermedades vegetales:

Los hongos provocan enfermedades como el tizón del maíz, el cual destruye granos; también son hongos los mildiús, los cuales infectan una gran variedad de frutas. Causan las enfermedades micóticas la pérdida del 15 % de las cosechas en las regiones templadas del planeta. La pérdida puede inclusive llegar al 50 % en las regiones tropicales, donde la humedad alta favorece en el crecimiento de los hongos. Un claro ejemplo sería una enfermedad micótica que es conocida como la roya del trigo, que afecta a uno de los cultivos más importantes en la zona Norte de América.

Se deben las royas a un tipo de basidiomiceto que necesita dos plantas diferentes para así completar su ciclo de vida. Lleva el viento a los trigales, las esporas que produce la roya en el agracejo. Germinan las esporas en los trigales, estas infectan las plantas de trigo y además producen otro tipo de espora que se encarga de infectar al trigo, con lo que se propaga rápidamente la enfermedad. Ya estando avanzada la temporada de cosecha, produce la roya un nuevo tipo de espora resistente de color negro, la cual fácilmente sobrevive al invierno. Pasa esta espora por una fase sexual en la primavera, y reproduce esporas que infectan al agracejo, nuevamente recomenzando el ciclo.

Enfermedades vegetales

Enfermedades humanas:

También infectan al ser humano los hongos parásitos. Puede un deuteromiceto infectar la zona de entre los dedos de los pies y provocar la infección que es conocida como pie de atleta. Forman los hongos un micelio en las capas exteriores de la piel, de manera directa. Produce esto una llaga inflamada donde las esporas fácilmente pasan a otras personas. Cuando infectan los hongos otras áreas, como lo es el cuero cabelludo, causan una llaga escamosa roja que es llamada tiña. Puede una levadura, el microorganismo Candida albicans, trastornar de cierto modo el equilibrio interno del cuerpo humano y generar enfermedad micótica. Crece este en las regiones húmedas del cuerpo, aunque, el sistema inmunológico y otras bacterias que se encuentran compitiendo la controlan normalmente.

Enfermedades animales:

También afectan a los animales las enfermedades micóticas. Un ejemplo es la infección por un hongo entomopatógeno perteneciente al género Cordyceps. Infecta este hongo a los saltamontes de las selvas de Costa Rica. Germinan las esporas microscópicas en el saltamontes y originan enzimas que poco a poco van penetrando el fuerte exoesqueleto del insecto. Se multiplican las esporas y digieren tanto las células como los tejidos del insecto, hasta lograr matarlo. Nacen hifas al final del proceso de digestión, que con una red de material micótico cubre el exoesqueleto en descomposición. Luego de los restos del saltamontes salen estructuras reproductoras, que producen esporas y además propagan la infección.

Enfermedades de hongos enanimales

No dejes de saber sobre: La Cumbre Del Chimborazo – El Punto Más Alto Del Mundo!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.