Para Volverte Erudito

Aprende Cómo se Come la Chirimoya y Aprovecha sus Beneficios

Aunque tal vez sea poco conocida en algunos países del mundo, la chirimoya suele ser una de las frutas que podemos saborear durante la época de invierno y que además ofrece un sinfín de ventajas para nuestra salud. Esta fruta supone un gran aporte calórico, lo cual es muy recomendable para los niños, deportistas, embarazadas, madres en etapa de lactancia y para las personas mayores. Si quieres conocer más sobre esta fruta, no dejes de leer este artículo donde te mostramos todo lo referente además de Cómo se come la chirimoya.

Es una fruta bastante característica de este tiempo, de un tono color verde apagado. Tiene forma redonda, adornada con unos huecos pequeños en su piel que le hacen parecer una bola gigante de golf. En el interior, se encuentra una pulpa blanca con muchas pepitas de gran tamaño, lo cual deben ir retirándose cuando se van comiendo.

¿De qué manera se come la chirimoya? Pues es algo muy sencillo, pero para aquellas personas que no la han probado, lo que tienes que hacer es abrirla por la mitad, retirar el rabito que posee en la parte superior y utilizar una cucharilla, como si se tratase de un yogurt. El único inconveniente suele ser el cuidado con las pepitas.

La chirimoya, no sólo es la fruta de temporada, con ella se realizan otros postres, como helados o batidos. No es muy frecuente el consumo de otra manera que no sea al natural, pero si eres creativa, segura que encontraras forma de incluirla en la dieta con otras formas.

El sabor de la chirimoya suele variar un poco en función de su punto de maduración, y cuanto más madura esté la fruta, más dulce se encontrará su pulpa. Es aconsejable que la consumas siempre al punto justo, ya que el sabor se intensifica y no resulta tan meloso.

Como en la gran mayoría de las frutas, la chirimoya principalmente se compone de agua, pero contiene tanto azúcares e hidratos de carbono lo cual es necesario moderar su consumo. Para los que tienen una dieta estricta, deben tener en cuenta que la cantidad de calorías que posee la chirimoya es bastante elevada.

Asimismo, la chirimoya suele ser una buena fuente de vitaminas y minerales, destacando su composición en vitamina C y en potasio, lo cual es vital para regular el sistema nervioso y muscular. Además, también posee un elevado contenido en fibra, necesario para la regulación y el buen funcionamiento del tránsito intestinal.

¿ Cómo se come la chirimoya ?

1. Piensa primeramente en la fruta de la pasión. La chirimoya es una fruta de piel rugosa muy parecida a una fruta de la pasión. Puedes pelar la fruta y comerla cruda así como lo harías con cualquier otra fruta.

2. Cómela como postre. La chirimoya también tiene la consistencia de un flan de manzana y se puede usar como un sustituto para las recetas de manzanas de natilla. Puedes pensar en hacer pasteles, tartas o crumbles para darte un capricho.

3. Utilízala en un plato sabroso. Las manzanas han sido vinculada notoriamente con las chuletas de cerdo durante muchas décadas, pero también suelen ser una gran adición a cualquier plato de pollo. Agrega manzanas picadas al arroz, cous cous o pilaf para una crujiente dulzura.

4. Haz puré de manzana. El puré de manzana no sólo suele ser un gran desayuno o una merienda saludable, sino que también es ideal para los alimentos de bebé y los productos horneados. Colocar puré de manzana en los panes y galletas les da un nivel de humedad que ningún otro ingrediente le puede proporcionar.

Formas de comer la chirimoya

¿Cuál es el poder saciante de la Chirimoya?

¿Cómo se explica esto? Pues al consumir una chirimoya, la fibra que tiene hace que los azúcares de descompongan con lentitud, por esta razón podemos sentirnos saciados por mucho más tiempo sin ganas de comer algo más.

Además, esta fruta también es recomendada a las personas que sufren de estreñimiento, por su gran efecto laxante.

Las propiedades de la Chirimoya

• Prevenir el cáncer

La chirimoya, lo cual tiene su origen en los andes sudamericanos, específicamente en el Perú, no deja de sorprender a la comunidad científica y tal como lo ha demostrado un estudio médico lo cual fue galardonado en el año 2007, es un fruto privilegiado para combatir las células cancerígenas. Si usted quiere evitar enfermarse de cáncer o conoce a una persona con este padecimiento, no dude en animarlo a consumir chirimoya.

Según el estudio realizado por los estudiantes de medicina de USA, “el extracto de semillas de chirimoya posee una actividad antitumoral, comparable a anticancerígenos de uso médico”.

Su don anti cancerígeno disminuye y elimina las células malignas de 12 tipos de cáncer abarcando el de cuello uterino, colon, próstata, mama, pulmón y el de páncreas. Lo más importante, los pacientes con esta enfermedad se sienten más fuertes y sanos en todo el proceso del tratamiento, perfeccionando su calidad de vida.

• Crecimiento y vitamina C

El consumo de la chirimoya suele ser bastante recomendable en la etapa de crecimiento de los niños debido a que contiene minerales, proteínas y azúcares.

Además por su alto contenido en vitamina C facilita la curación de muchas enfermedades: reumáticas, artríticas y digestivas como la gastritis.

Gracias a la vitamina C se forma el colágeno lo cual es necesario para los huesos y los dientes, a su vez favorece la absorción de hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. Además, impide el decaimiento y la fatiga, evitando depresiones. Por ser pobre en grasas, disminuye los niveles de colesterol y por la presencia de las vitaminas A y C que contiene, posee efecto antioxidante, lo cual es ideal para mantener nuestra piel joven y bella.

• Positiva para mujeres embarazadas

Las mujeres embarazadas requieren mil microgramos de cobre cada día, y si la madre decide amamantar necesitará aproximadamente mil trescientos microgramos de cobre. Por esta razón y para que el bebé nazca sano y fuerte, se debe consumir regularmente esta efectiva fruta de manera semanal.

• Bueno para el sistema digestivo

Las chirimoyas son ricas en vitamina B6 y potasio, conteniendo un montón de fibras dietéticas, lo cual es bueno para mantener la salud del tracto digestivo, para ayudar a la digestión y para prevenir el estreñimiento. Asimismo, son muy buenas para quemar grasa, debido a que disminuye los niveles de éstas a través de la expulsión de las heces.

• Buena para la piel

Se cree que una pasta elaborada con la carne cremosa, se puede usar como un bálsamo para el tratamiento de forúnculos, úlceras y abscesos. Las chirimoyas pueden ser secadas al sol y después molidas en polvo, para ser puestas en la cara durante toda la noche y así eliminar los granos. Además, este tratamiento es muy efectivo para tratar la disentería y la diarrea.

• Más propiedades de la chirimoya

Otra de sus grandes cualidades es su aporte en hierro, el cual lo transforma una fruta ideal para contrarrestar problemas de anemia.

También posee calcio y fosforo, este último contribuye a reforzar la memoria. Es fuente de potasio y como bien dijimos contiene vitaminas como A y C.

Por su bajo aporte en sodio es muy recomendable para las personas que sufren de hipertensión arterial.

El consumo de la chirimoya

La mejor hora de consumir la chirimoya suele ser en el desayuno, como una merienda, abriendo y extrayendo su pulpa directamente, comerla tal cual, sin necesidad de combinarla con nada, a fin de poder asimilar todas sus propiedades.

¡Cuidado con la chirimoya!

Las personas que presentan insuficiencia renal deben tener un especial cuidado en no exceder su consumo de chirimoya, por ser una fuente alta de potasio. Además si una persona sufre de diabetes es mejor que consulte con un médico la frecuencia de consumo o si mejor debe evitarlo.

La chirimoya en el mercado

La temporada perfecta para conseguir chirimoyas en el mercado son en los meses de invierno, debido a que es en esta época que maduran y disponen de las mejores sensaciones gustativas, olfativas y mayores porcentajes de propiedades nutritivas.

Es recomendable adquirir las chirimoyas cuando aún se encuentran algo verdes, ya que prosiguen su maduración una vez recogidas.

Para conseguir las frutas adecuadas es necesario que presenten una piel sin imperfecciones y con colores verdes oscuros, aunque empezando ya a aclararse. Se deben evitar los frutos pequeños, ya que es posible que contengan un mayor número de semillas, así como también los ejemplares que a simple vista muestren defectos o golpes.

La conservación de las chirimoyas en casa suele ser una tarea ardua y un poco complicada, dado que esta fruta no soporta las temperaturas que bajen de los 8 grados, perdiendo sus propiedades, exponiendo oscurecimiento de la cáscara y transmitiendo texturas arenosas en la boca.

Las chirimoyas se clasifican con distintas denominaciones o categorías en el mercado, pudiendo ser:

Extra: Excelente calidad, tamaño, coloración y desarrollo típico de cada variedad. Son frutos sin defectos.

Categoría I: Son la de buena calidad con forma, desarrollo y una coloración típico de cada variedad. Son admitidas unas ligeras imperfecciones que no alteran el aspecto general. Se incluyen los frutos asimétricos.

Categoría II: Son los de calidad media. Pueden mostrar defectos de forma o coloración, alteraciones y punteado de la epidermis que no superen el 10% del total del exterior de la fruta.

Categoría III: Son los ejemplares no clasificados en las anteriores categorías, pero con la suficiente calidad como para ser ingeridas.

La chirimoya en la mesa

La chirimoya por lo general se consume fresca, desprendiendo un rico e intenso aroma que precede a sabores ácidos y dulzones, definidos como una sensación que asocia las cualidades de las peras, piñas y plátanos.

Las piezas que se ingieren en la Región de Murcia se usan gastronómicamente como postres en las comidas y en cenas invernales. El procedimiento resulta bastante sencillo, debido a que tan sólo es necesario cortar la pieza en dos porciones parecidas y, con una cuchara, comer el interior con mucho cuidado de no tomar la piel y salvando sus numerosas pepitas.

También resulta ser un ingrediente perfecto en los postres como mermeladas, cremas, sorbetes, macedonias con otras frutas, helados o batidos.

El valor nutricional de la chirimoya

Por cada 100 g

• Calorías – 100

• Proteínas – 2,5 g

• Hidratos de carbono – 23,8 g

• Grasas – 0,6 g

Y este fue todo nuestro artículo, esperamos que te haya servido de ayuda saber cómo se come la chirimoya y no olvides visitar todo nuestro portal.

También puedes leer sobre: Cómo preparar queso en casa con estas 3 diferentes recetas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.