Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

Cómo Saber Si Tienes Fiebre Con Y Sin Termómetro Y Cómo Bajarla De Inmediato

Dolor de cabeza, malestar, cansancio generalizado… Todos estos pueden ser signos de que tengas fiebre, en otras palabras, que la temperatura de tu cuerpo se encuentre más alta de lo común llegando a sobrepasar los 36,5°C; de hecho, cuando una persona llega a los 37°C se considera que tiene unas décimas de fiebre, y por lo tanto, tiene que guardar reposo para poder recuperarse y estabilizar la temperatura. A continuación te mostramos cómo saber si tienes fiebre. ¡No te lo pierdas!

La mejor forma que existe de medir la temperatura es a través del uso de un termómetro pero, ¿qué pasa si no tienes uno a la mano? También te mostraremos cómo medir la fiebre sin termómetro con algunos trucos y tips que pueden ayudarte a reconocer fácilmente el estado de tu salud; asimismo, también te daremos consejos para que puedas bajar la fiebre rápidamente y sentirte mucho mejor.

También puedes leer sobre: Fiebre reumática, ¿De qué se trata esta enfermedad? 

¿Cuáles son los síntomas de la fiebre? – Cómo saber si tienes fiebre

Para saber si tienes fiebre sin utilizar un termómetro necesita presentar los siguientes signos:

– Si presenta calosfríos (tiritar, escalofríos).

– Suda mucho y sin motivo alguno.

– Se siente muy caliente.

– No hace calor y se ve un poco “chapeado”.

– Está tranquilo, no angustiado y su corazón late bastante de prisa.

Cómo saber si tienes fiebre

¿Qué hacer ante la aparición de alta temperatura?

Compre un termómetro y mida la temperatura.

Si la temperatura del paciente es entre 37.5 a 38.5 °C:

1. Destápelo.

2. Aplique compresas de agua fría.

3. No lo exponga al sol.

4. Póngalo en un espacio fresco y bien ventilado.

5. Si es posible dúchelo con agua templada.

6. Dele de beber abundante líquido.

Si no cede a esto: Dele dos tabletas de acetominofen (Datril, Tempra, Tylenol, Winasorb).

Si la temperatura del paciente es de 38°C:

1. Destápelo.

2. Aplique compresas de agua fría.

3. No lo exponga al sol.

4. Póngalo en un lugar fresco y bien ventilado.

5. Si es posible báñelo con agua templada.

6. Dele de beber abundante líquido.

Si no cede a esto: Consulte a su médico de cabecera.

Recuerde siempre: En las personas adultas la fiebre no pone en peligro la vida, por lo cual no se recomienda bajar demasiado rápido la temperatura.

También puedes leer sobre: Remedios para bajar la fiebre ¡Consejos y advertencias!

Cómo saber si tienes fiebre sin termómetro

• Palpar zonas como la frente o el cuello

Una de las mejores maneras de medir la fiebre sin termómetro suele ser palpando y comprobando la temperatura corporal a través del tacto. Es uno de los modos más tradicionales que hay de conseguirlo y, para ello, tendrás que tocar áreas como la frente o el cuello y valorar si el calor que emana de su cuerpo es más alto que de lo común.

Para realizar esta comprobación, una buena manera es tocando también la frente de otra persona que se encuentre bien y comparar si tu temperatura es más alta que la del otro, si así es, es posible que tengas algunas décimas.

Muchas personas, en lugar de palpar con las manos, lo realizan con los labios. ¿Por qué? Se debe a que el calor de las manos puede ser un poco engañoso, ya que es una extremidad del cuerpo que se puede enfriar fácilmente y desde la que se suele escapar el calor, en cambio, los labios siempre van a estar a una temperatura equilibrada que será la de tu cuerpo. Por lo tanto, comprobar la temperatura con los labios es una excelente forma de poder medir la fiebre sin termómetro.

• Controla las pulsaciones para saber si tienes fiebre

Otra manera de medir la fiebre sin termómetro es a través del control de las palpitaciones y de la frecuencia cardíaca de la persona que se encuentra mal. Viendo el número de latidos del corazón por minuto podremos saber con certeza si una persona tiene la temperatura más alta de lo común y, por lo tanto, padece de fiebre.

Debemos tener en cuenta que, una persona adulta que se encuentra en reposo, suele tener una frecuencia aproximada de 80, en otras palabras, 80 latidos por minuto. Cuando tenemos fiebre, las pulsaciones incrementan unos 10 o 12 latidos por cada centígrado de fiebre, por tanto, si tienes 38° de fiebre, tus pulsaciones pueden ser de 100 latidos por minuto, aproximadamente.

Esta suele ser una de las formas más fiables de poder saber si tienes fiebre sin utilizar el termómetro pero, de todos modos, esto puede variar en el caso de que la persona sea un niño, un mayor o padezca algún tipo de enfermedad.

• Analiza los signos que estás padeciendo

Luego de estas dos mediciones que te hemos dado respecto a la manifestación de fiebre, a continuación te vamos a dar otra manera en la que podrás conocer el estado de tu salud: observar cómo te encuentras. La fiebre origina estragos en nuestro bienestar pues nuestras defensas se encuentran luchando para eliminar el agente nocivo que ha penetrado el organismo.

Por ende, es muy importante que sepas que la fiebre suele provocar síntomas como los siguientes:

Cansancio y fatiga generaliza: debes tener en cuenta que la mayor parte de tu energía se está derivando a la lucha contra el agresor que nos está haciendo enfermar, por este motivo, es bastante norma que te sientas cansado, decaído y con muy pocas fuerzas.

Sensación de dolor en los huesos: otros de los signos más comunes de la fiebre es que te aparezca dolor en los huesos, los músculos y las articulaciones, también es muy frecuente padecer de dolor de cabeza.

Sudores y temblores: estos dos síntomas tienen también que ver con la temperatura de tu cuerpo pues, es tradicional, que con el cambio de temperatura se originen altibajos y podamos o, bien, tener mucho más frío de lo normal, o comenzar a sudar.

Cómo saber si tienes fiebre

¿Cómo bajar la fiebre rápidamente?

Ahora que ya has aprendido cómo saber si tienes fiebre y cómo medir la fiebre sin termómetro, vamos a pasar al siguiente paso y descubrir algunas técnicas que te ayudarán a bajar la fiebre rápido, así, poder recuperar tu rutina lo más pronto que se pueda. A continuación descubriremos los métodos más efectivos que te van ayudar a equilibrar la temperatura de tu cuerpo y conseguir que te recuperes.

• No te abrigues demasiado.

Debes tener en cuenta que tu cuerpo se encuentra mucho más caliente que de costumbre y, por lo tanto, no tienes que taparte en exceso ya que puedes producir que, aún, incremente más la temperatura. Lo mejor es que estés tapado pero con ropa suave y ligera, aunque tengas escalofríos, la razón es que, de esta manera, vas a permitir que las glándulas del sudor puedan eliminar el exceso de calor y obtener un equilibrio mejor.

• Baño de agua tibia.

Darte un baño con un poco de agua tibia te ayudará en gran manera a bajar la temperatura del cuerpo y que puedas sentirte mucho mejor. El agua tiene que estar tibia, nunca fría del todo ya que podría perjudicarte el cambio tan brusco de temperatura. Métete en la bañera durante unos diez minutos y verás cómo, poco a poco, te sentirás mucho mejor.

• Paño con agua tibia.

Con este método obtenemos el mismo objetivo que con el anterior, en otras palabras, bajaremos la temperatura del cuerpo en áreas donde se acumula mayormente el calor, esto suele ser, en la frente, la nuca, las muñecas o los tobillos. Eso sí: no coloques más de dos toallas en el cuerpo ya que podrías descender en exceso tu temperatura, lo mejor es ir zona por zona y quitar las toallas cuando se hayan secado por completo.

Esperamos que te haya sido de gran ayuda este interesante artículo sobre cómo saber si tienes fiebre y, ¡No olvides visitar todo nuestro portal!

También puedes leer sobre: Las fiebres hemorrágicas y sus peligrosos síntomas para que estés siempre alerta. 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.