Cómo hacer una maqueta – Consejos para Realizar Una

La construcción de maquetas suele ser un mundo con muchos seguidores a sus espaldas. Este tipo de trabajos requiere de cierta experiencia, un buen aprendizaje y, sobre todo, de muchísima paciencia, de mucho más de la que imaginas. Sin embargo, una vez que ya lo tenemos dominado, es una actividad que puede proporcionar grandes satisfacciones personales, al descubrir y finalizar tu pequeña obra de arte. Y es que eso es este tipo de trabajos, pequeñas obras de arte, llena de cariños y detalles, como lo que podrás encontrar aquí. Sigue leyendo este artículo si deseas saber cómo hacer una maqueta.

En este nuevo artículo te vamos a dar unos muy buenos consejos que podrás aplicar cuando te encuentres frente a una maqueta de un proyecto de restauración o reciclaje sobre una construcción existente pero la cual debe ser remodelada sin afectar el aspecto exterior, es necesario resaltar que este tipo de trabajos son muy comunes cuando se interviene en un edificio que es patrimonio de la ciudad.

Lo que sucede en proyectos como estos es como ya te adelantamos, conservar la fachada del edificio, para la maqueta lo que debes tener es dibujado en 2D la fachada principal del proyecto ya que esa fachada no debe cambiar.

Una vez que ya has definido los materiales que vas a usar para hacer tu maqueta sigue estos pasos. Corta la cartulina que vas a usar para la fachada tamaño carta o A4 e imprime la fachada con líneas uniformes muy delgadas, para darle un poco de carácter a tu fachada corta los vanos de las ventanas y por detrás cúbrelas con papel cebolla para darle un efecto translucido o también para darle profundidad al ingreso principal re franqueando un poco hacia atrás (esto se hace para darle un poco de carácter a la fachada, no olvides que en proyectos como estos lo importante y sobresaliente es el interior del edificio donde se hace la intervención).

consejos para hacer una maqueta

¿Qué es una maqueta?

Una maqueta es la reproducción física “a escala”, en tres dimensiones, generalmente, en tamaño reducido, de algo ficticio o real. Además, también pueden existir modelos de tamaño grande de algún objeto pequeño y hasta microscópico representado en alguna especie de maqueta.

Otras definiciones de maqueta, con variantes en el sistema de presentación son: los dioramas, los vehículos teledirigidos o radiocontrolados, como trenes, barcos, automóviles, etcétera.

El maquetismo puede ser estático (modelo estático) o modelo dinámico o de movimiento (modelos telecontrolados).

La maqueta no solamente puede ser “a escala” sino que también representa la simulación de cualquier cosa en otro material (por ejemplo, la maqueta de un teléfono celular elaborada en cartón), sin el acabado ni la apariencia real.

Ya sean objetos representados de manera individual o dioramas, las maquetas pueden ser de dos tipos:

Físicas: La maqueta es un elemento físico el cual puede ser observado, tocado y manipulado. Estas pueden ser realizadas en diversos materiales que van desde el papel, pasando por el cartón, hasta materiales más complejos como metal o plásticos. Inclusive, en ciertos casos el material puede ser el mismo que el del producto final.

Virtuales: Es decir, maquetas que sólo pueden ser visualizadas a través de imágenes (llamadas popularmente Renders) y/o videos debido a que estas son archivos de computadora y por ende no existen de forma física, y suelen ser realizadas con software especializado para ello. Entre estos encontramos AutoCAD, ArchiCAD, 3DSMAX, MAYA, Revit, etcétera.

Cómo hacer una maqueta – El uso de diferentes tipos de pegamentos

En este artículo también te mostraremos acerca del uso de los distintos tipos de pegamentos en diferentes tipos de materiales para hacer una maqueta, nada más óptimo que usar determinado tipo de material para algún material en específico para lograr la mejor cohesión posible y lograr limpieza en tu maqueta.

Realmente el no saber que pegamento aplicar en un determinado caso puede llegar a ser un poco desconcertante, en las siguientes líneas te daremos algunos tips para pegar determinados tipos de materiales, comencemos con lo más común que son los cartones y las cartulinas.

Pegamento para cartulinas

Las cartulinas son prácticamente papel grueso y de colores, así que lo más recomendable es pegarla con pegamentos libres de agua, como lo es el UHU líquido, los pegamentos ISO como isopor, isocola, isofit, entre otros. También puedes pegar las cartulinas con pegamento de contacto, ese que es de color medio café, espeso y de un olor penetrante.

Pegamento para maderas

Las maderas también las puedes pegar con los pegamentos descritos anteriormente, pero, lo más recomendable es que, si necesitas que tu pieza de madera quede pegado de modo inmediato uses UHU líquido, lo cual es un buen pegamento que mantendrá unidas las piezas sin ningún tipo de problema, ahora que lo ideal para madera es pegar con pegamento de carpintero, pero el pegamento de color blanco algo espeso que utilizan los niños en el jardín para hacer sus manualidad, suele ser ideal para la madera una vez pegada con este pegamento, la única forma en que logras separar ambas piezas es rompiendo una de ellas es fortísimo, el inconveniente es que debes esperar a que se seque por lo menos unos 30 minutos como mínimo, para esto las piezas que deseas unir debes prensarlas para que se sequen en la posición en la que tu dispongas.

Prepárate para un corte a 90° muy prolijo

Lo primero en lo que haré mención antes de darte los tips para cortar el material con el que estés trabajando es, sobre la importancia que tiene el corte a 90° en una maqueta. Si lo que en realidad deseas es un pegado a la perfección no basta sólo con usar un buen pegamento y presionarlo con firmeza, pero lo que en realidad importa en este caso es que el corté este bien hecho, para que de esta manera no exista espacios que queden feo en tu maqueta, y será mucho más notorio si la unión forma una arista, si el corte es a 90° en una pieza ortogonal tu pieza quedará muy bien pegada e impecable.

¿Cómo hacer estructuras de madera?

Es posible que en algún momento de tu vida te veas en la necesidad de elaborar una maqueta que contenga estructura vista, se le llama estructura vista a toda estructura ya sea de hormigón, madera o metal que esté sin ningún revestimiento y que muestre de manera sincera el armado de la mencionada estructura, en este artículo también te daremos algunos consejos de cómo realizar estas maquetas.

Existen varios materiales con los que se puede trabajar este tipo de maquetas; madera, metal, cartulinas, cartones, entre muchos otros, en esta oportunidad voy a darte el ejemplo de cómo trabajar con maquetas que sean de madera.

Para elaborar cualquier maqueta que sea de estructura vectorial, lo primero que debes tener es el plano impreso de lo que vayas a hacer, si tienes que hacer una cercha por ejemplo, la imprimes a la escala que necesites y la hoja impresa la debes pegar en tu mesa de trabajo con la ayuda de masking-tape.

¿Cómo hacer maquetas de conjunto?

Si lo que quieres es hacer una maqueta de conjunto acá te daré algunos consejos que debes tener muy en cuenta a la hora de hacer tus maquetas de conjunto, maquetas de sitio o maquetas a escalas menores.

Las maquetas de conjunto suelen ser las maquetas que realizas cuando necesitas mostrar el entorno en el cual está emplazado tu proyecto, esta maqueta te sirve para ver como ya lo hemos mencionado, la relación que tiene tu proyecto con el entorno inmediato que lo rodea, para así poder apreciar el impacto que causa en ese medio ambiente, para poder apreciar si es que se mimetiza con el entorno o más bien destaca y es agresivo con el mismo entorno, en fin lo que tu consideres que tu diseño proyecta en un determinado tipo de lugar.

Estas maquetas por lo general son trabajadas a escala 1:500 o 1:100, si tu proyecto está emplazado en un sitio urbano estará rodeado por casas, edificios o lugares públicos, estos se los realiza generalmente como volúmenes puros sin mayor detalle, lo que se desea obtener es que lo que se destaque sea tu proyecto y no el resto que le rodea.

¿Cómo hacer algunas texturas en tus maquetas?

Si estás trabajando con cartulina dúplex y quieres elaborar la textura de cerámicas en el baño o la cocina de tu proyecto puedes hacer lo siguiente: Lo primero que debes tener es un marcador, este marcador debe ser metálico y de punta más o menos redonda, por ejemplo también puedes usar una pinza que ya no sirva y le limas la punta para que quede un milímetro más o menos y con la punta un poco redondeada.

Ahora toma la pieza de cartulina dúplex y marca el tamaño de la cerámica que necesites de acuerdo a la escala a la que estés trabajando, hazlo en la parte brillosa de la cartulina, luego toma una regla metálica y procede a marcar haciendo presión con el marcador que fabricaste, sólo debes darle una pasada con algo de presión y mucha seguridad, debes repetir este proceso hasta marcar todas las cerámicas que tengas, puedes dejarlo así como quedo o puedes aplicarle algo de color.

Para aplicarle color a tus pisos de cerámica toma la pieza que ya marcaste y coloca un poco de pintura al óleo del color que necesites o desees sobre un pedazo de algodón empapado en aguarrás o cualquier disuelven y dale varias pasadas sobre la cartulina, lo que debes lograr es que la pintura quede bien marcada en las partes que marcaste con el marcador metálico y la parte de la cerámica debe quedar con un color muy bajito, prueba variando la cantidad de pintura y también la cantidad de disolvente y dale varias pasadas sobre la cartulina, lo que debes lograr es que la pintura quede bien marcada en las partes que marcaste con el marcador metálico y la parte de la cerámica debe quedar con un color bastante bajo, puedes probar variando la cantidad de pintura y también la cantidad de disolvente que vayas a poner en el algodón, si te quedo con un color muy fuerte con un poco de disolvente y algodón puede quitarle un poco el exceso y darle el acabado que deseas.

Cómo hacer maquetas – Consejos para pegar sin manchas

La manera en la que pegas una maqueta es decisivo para poder lograr pulcritud en el acabado de la misma, si observas una maqueta en la que el pegamento se nota, de seguro te dará una mala impresión, a continuación te mostraremos algunos tips para evitar este tipo de inconvenientes.

Una maqueta en la que el pegamento no se nota es una maqueta con éxito, no es difícil lograr esto, los factores que debes tomar en cuenta para que no ocurra son: ponle especial interés a la parte que si se va a ver de una pieza que estés pegando, a la parte que va a quedar adentro y que no se verá colócale un poco más de pegamento para asegurar que no se separen, trabaja con la ayuda de una jeringa para tener mayor precisión de la cantidad del pegamento que utilizas y para tener control de donde lo colocas.

Lo más práctico que puedes conseguir es una jeringuilla de 5 ml, que te la venden en cualquier farmacia, antes de introducir el pegamento en la jeringa corta la punta con la ayuda de un alicate de corte, ya que necesitas colocar el pegamento de frente y el agua de la jeringuilla se encuentra orientada hacia un costado, coloca el pegamento quitando la parte que se desliza, no lo hagas como lo hacen los médicos pues te tomará años, quítale el aire tal cual como lo hacen las enfermeras para que al pegar la presión no te sorprenda.

Consejos para hacer una buena maqueta arquitectónica

Aprender a hacer una maqueta arquitectónica no es fácil, es fruto de prueba y error a lo largo de la carrera de arquitectura. Con forme vayas avanzando, serás un poco más asertivo a la hora de comprar un material, no desperdiciarás y te ahorrarás unos cuantos centavos. De ninguna manera te desesperes si al principio la exactitud no es tu fuerte, como dicen “la práctica hace al maestro” y lo que se necesita es practicar mucho, tener mucha paciencia y amor por tu proyecto. En ciertas ocasiones las soluciones ideales se dan en último momento, sin embargo, es muy importante planear bien la ejecución con tiempo suficiente.

Debes conocer tu forma de trabajar, cada persona es diferente, aproximarse a saber cuánto te tardas en hacer tal o cual cosa y organizar tu tiempo es la clave para conseguir un resultado satisfactorio.

1. Es bueno que tengas una clara idea de cómo hacer tu maqueta, pero no siempre es así, también hay que realizar un boceto de cómo ideamos la maqueta para no dar pasos en falso y saber desde el principio hacia dónde vamos y cómo hacerlo. Además, también tendrás que experimentar con diferentes materiales y saber cuál es el más apropiado para tu proyecto.

2. Ordenar en las siguientes fases tu elaboración de maqueta te va ahorrar muchos dolores de cabeza y estrés. Es aconsejable designar días específicos para la elaboración de cada uno sin olvidar dejar un espacio de “colchón” por si algo no sale como lo planeado.

• Compra y elección de materiales.

• Ejecución del bastidor.

• Corte y pegado del proyecto.

• Ambientación y detalles finales.

3. Asesórate de algún profesor o compañero que domine la técnica de ejecución de una maqueta, casi siempre tienen ideas mucho más productivas, fáciles y rápidas para elaborar ciertas cosas en las que tú te tardarías el doble. La arquitectura es una disciplina que exige una multi-relación con distintos tipos de personas con cualidades diferentes, lo cual hacen de tu aprendizaje algo mucho más enriquecedor y fructífero.

4. Si planeas corta láser, debes saber qué días abrirá el establecimiento, conocer si tienen mucha demanda y si tendrán listo tu trabajo cuando lo requieres, de lo contrario esto se podría volver contra producente y arruinar tu entrega.

5. Por último, si ya realizaste una maqueta de grandes dimensiones, no se te olvide el cómo la vas a transportar, generalmente las maquetas de más de 80 cm de altura no caben en un auto estándar, prevé si desde el inicio la elaborarás cerca del lugar de entrega o si puedes conseguir una camioneta donde transportar tu maqueta.

También puedes leer sobre: Asegura una carpeta de Windows 7 colocándole una contraseña segura.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.