Para Volverte Erudito

Cómo Hacer Un Semillero | Tutorial Paso a Paso Para Crear Un Semillero!

¿Te has preguntado alguna vez Cómo hacer un semillero, y qué es?, ¿sabías qué los semilleros fueron muy populares en tiempos victorianos?, sigue leyendo para saber a que se debió su popularidad y para conocer todo acerca de ellos.

¿Qué es un semillero?

Una vez planteada la idea de cómo hacer un semillero, y llevada a cabo la tarea, cuando este está instalado puede ser usado para cosechar cultivos utilizados en preparar ensaladas durante el invierno, para tener cierta ventaja en la siembra de semillas durante la primavera (por hasta un mes), y para cultivar melones y cualquiera de la familia de las cucurbitáceas en verano.

Un semillero provee calor inferior, utilizando estiércol en lugar de electricidad como fuente de calor, lo que permite acelerar el crecimiento de plántulas y plantas tiernas.Cómo hacer un semillero facilmente

Partes esenciales de un semillero

  • La fuente de calor: estiércol fresco dispuesto en una capa de 60 a 90 cm de profundidad. Conforme el estiércol se descompone, este va generando calor. Se debe hollar bien el estiércol para compactarlo, de esta forma se asegura una liberación de calor más uniforme.
  • El medio de cultivo: una mezcla de suelo vegetal y composta de jardín (en una proporción de 1:1), esta se dispone encima del estiércol en una capa de 15 a 30 cm de grosor.

¿Qué se puede sembrar cuando nos planteamos cómo hacer un semillero?

Las semillas pueden ser sembradas directamente en la capa de suelo vegetal, o en bandejas colocadas encima. Luego de construir tu semillero, pequeños cultivos que se obtienen a partir de semillas, como el rábano, se pueden sembrar directamente en el campo bien trabajado y labrado finamente.Cómo hacer un semillero paso a paso

Al comienzo pueden sembrarse bandejas de guisantes, frijoles, nabos y coliflor, para luego ser trasplantados fuera. Calabacines pueden ser plantados directamente en el semillero, la idea es que experimentes con distintos cultivos orgánicos y analices con cuales te va mejor.

Inconvenientes de cómo hacer un semillero

Un semillero dura solamente hasta 2 meses antes de que su contenido tenga que ser removido y reemplazado con materiales frescos.Cómo hacer un semillero tu mismo

De cualquier manera, el material en la parte superior se descompondrá bien y se puede utilizar directamente en el jardín luego. Las capas inferiores tendrían que ser mezcladas con estiércol de nuevo para madurar.

También te puede interesar leer: 5 Tips Para Saber Como Cuidar Una Orquídea En Casa ¡¡Muy Fácil!

Cómo hacer un semillero

Cómo hacer un semillero tomando en cuenta los fundamentos del diseño

El diseño básico de cualquier semillero es un marco de crecimiento superficial  o medio de cultivo, colocado en la parte superior de una pila de fermentación de paja y estiércol fresco.

Como cualquiera que haya removido un montón de composta sabe, la fermentación de los desechos genera calor. El estiércol es un almacén de energía térmica, y el truco no está sólo en la generación, sino en el mantenimiento de calor; cualquiera puede hacer un semillero, pero el truco es saber cómo mantenerlo útil.

Estiércol por si solo se quemará en un par de semanas, pero si se mezcla con una cantidad igual de paja, hablando en volumen, la liberación de energía almacenada se extiende hasta por dos meses en lugar de dos semanas, proporcionando calor constante y suave, que continuará hasta que el del propio sol se haga cargo.

Los semilleros se pueden construir por encima o por debajo del nivel del suelo, y pueden estar situados ya sea en un lugar protegido en el jardín, o en el interior de un invernadero.

Un pozo hundido aprovecha el aislamiento adicional proporcionado por el suelo, reduciendo al mínimo la pérdida de las radiaciones de calor, pero el riesgo de anegamiento hace que el modelo sobre el nivel del suelo sea una mejor opción en muchos casos.

Un lugar protegido contra una pared orientada al sur o al abrigo de una valla o un seto, ayudará a regular la temperatura de los marcos al aire libre, y proporciona protección frente a lo peor del viento y el clima.

Más aún satisfactoria, si el espacio lo permite, es situar el semillero dentro de un invernadero, donde se va a obtener la ventaja adicional de que en caso de ocurrir cualquier pérdida de calor del semillero, esto solo lograra elevar la temperatura ambiente en el invernadero, lo que al final igual resulta favorecedor.

Los semilleros, al igual que los montones de composta, no vienen en una forma o tamaño particular, y sus fundamentos deben ser comprendidos para que todo funcione. Lo que verdaderamente es esencial comprender, es que todo el proyecto depende de la forma en que se trata el estiércol.

Cómo hacer un semillero construyendo el marco y la base

El cómo hacer un semillero se puede dividir en tres partes: la construcción de la estructura y la base, la preparación del estiércol, y, por último, el montaje que incluye la siembra de las semillas.

Para el agricultor en casa que es consciente de los costos, el tamaño total del semillero probablemente será determinado por el tamaño de la madera disponible, otros materiales y el espacio.

La parte delantera del marco debe ser varias pulgadas más baja que la parte posterior para proporcionar caída a la lluvia y hacer el mejor uso de la luz solar disponible, y la tapa debe tener bisagras en la parte posterior del marco para permitir un fácil acceso.

La tapa más simple está hecha de viejas ventanas de madera, pero una solución más práctica, aunque menos pintoresca, consiste en utilizar láminas para techos de policarbonato provistas en un marco ligero.

La mezcla de estiércol y paja puede estar contenida dentro de un soporte de madera o ladrillo, o libre. Si se deja libre, los lados deben estar en pendiente suavemente, y deben cubrirse con algo para evitar la pérdida de calor, la erosión a causa de la lluvia pesada, o daños al ser golpeado con el pie mientras se está atendiendo las plantas.

Hileras de hierba invertida son una solución ideal, pero sacos o viejas bolsas rellenas con tierra pueden hacer el trabajo en caso de apuro.

La profundidad mínima de la pila terminada debe ser de 60 cm, pero lo óptimo es de 90 cm, en cuanto a la longitud y la anchura mínima debe ser de 60 cm x 90 cm, con el fin de mantener una temperatura uniforme.Cómo hacer un semillero en pocos pasos

Tradicionalmente, la pila de estiércol, ya sea libre o encerrada en una base de ladrillo o madera, era de 30 a 46cm más grande en toda su superficie que el marco que se asentó en la parte superior de la misma, con el fin de garantizar una temperatura uniforme dentro del marco.

Sin embargo, en un pequeño invernadero o jardín esto sería un lujo, por lo que se aconseja hacer esta pila de unos escasos 15cm más ancha, y chequear constantemente las plantas que crecen en las regiones más frías alrededor de los bordes.

Hemos de tener en cuenta al construir el semillero, que es necesario poder alcanzar todas las plantas que se siembren en él, por lo que no se debe hacer el marco demasiado grande.

El semillero puede ser tan profundo y amplio como se quiera a partir de las consideraciones antes mencionadas, siempre y cuando la proporción entre el estiércol y el medio de cultivo sea de 3:1.

Si en efecto deseas hacer tu semillero más profundo, debes saber que las temperaturas pueden superar los óptimos 24˚C y las plantas pueden quemarse. Sin embargo puedes enfriar esto al añadir agua, hojas y/o desechos de jardín a la mezcla. Se recomienda controlar las temperaturas regularmente con un termómetro.

Te recomendamos leer también: 8 Tips Básicos Para Cuidar Un Cactus De Interior

Lo más importante de cómo hacer un semillero: preparar el estiércol

Esta parte del proceso toma nueve días y dará lugar a una mezcla lista para colocar en la base del semillero o para colocarla en una pila de bordes libres.

Para empezar, ten una cantidad adecuada de paja vieja y estiércol de caballo fresco, el más fresco es el mejor, y usando un rastrillo mezcla los dos bien, rompe los grumos e incorpora la mayor cantidad de aire a la mezcla que te sea posible.Cómo hacer un semillero y preparar el estiércol

Rocía la mezcla con agua, con ayuda del rastrillo forma una pila ordenada y déjala así por tres días para que comience la fermentación.

Al tercer día gira el montón, nuevamente incorporando tanto aire como sea posible, y si está seco lo rocías con agua. Para lograr un calor uniforme, es importante que la paja y estiércol se distribuyan uniformemente, y que no se dejen grumos. Una vez más, deja el montón fermentar durante tres días antes de repetir el procedimiento.

En el noveno día, repite el proceso y luego con la ayuda del rastrillo coloca la mezcla de fermentación en su posición final, en capas de 15cm de grosor cada una, haciendo presión para que quede firme en su lugar. Ya que el aire es un ingrediente clave en el proceso de fermentación, la pila debe ser firme, pero no debe estar excesivamente compactada.

Una vez que la base ha sido rellenada (o la pila de bordes libres se ha formado), deja que se caliente durante tres o cuatro días. Puedes insertar un palito en el centro de la pila y dejarlo allí para que actúe como un termómetro improvisado.

Al principio, la temperatura va a aumentar bruscamente, pero luego va a caer y se nivelara hasta proporcionar un calor suave y consistente.

No cedas a la tentación de terminar tu semillero antes de que este proceso de calentamiento y enfriamiento se haya completado, ya que la temperatura muy alta puede dañar la química del suelo vegetal (medio de cultivo) si se añade demasiado pronto.

Comprueba la temperatura al extraer el palito, si puedes sostenerlo cómodamente en tu mano el estiércol está listo.Cómo hacer un semillero de forma sencilla

Ahora es el momento de terminar el semillero colocando el suelo vegetal. Chequea el estiércol durante los primeros días para ver si todavía está escapando vapor de la pila. Si es así, deja la tapa abierta para permitir que escape y espera hasta que todo el vapor haya desaparecido antes de la siembra.

Durante el primer año, el suelo que se utiliza puede ser cualquier buen corte libre de turba o una mezcla de plántulas colocada en la parte superior del estiércol fresco con una profundidad de 15 cm.

Después de eso, el suelo puede estar formado por los restos de estiércol del año anterior, bien mezclado con la misma cantidad de marga de jardín y labrado de forma fina.

Pon tus plantas en el semillero, cierra la tapa y coloca en los espacios vacíos trozos fijos de una vieja cortina o material plástico, de esta forma contendrás todo el valioso calor que es irradiado cada noche en el interior.

Si lo que hiciste fue fijar la cortina a un listón de madera, puedes simplemente enrollarla hacia arriba cada mañana. Durante el día, regula la temperatura mediante la apertura o cierre de la tapa.

¡Esperamos te haya resultado de gran utilidad nuestro artículo sobre cómo hacer un semillero! Te invitamos a hacer el tuyo aplicando todos estos conocimientos, además recuerda visitar nuestro portal completo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.