Para Volverte Erudito

Te Enseñamos Como Hacer Aceite De Coco En Casa ¡Es Mucho Más Fácil De Lo Que Crees!

El aceite de coco se puede utilizar en la cocina y como ingredientes de muchos remedios caseros. Independientemente de cómo deseas utilizar el aceite de coco, puedes hacerlo en casa con sólo unos pocos artículos y un coco fresco. Además de ahorrar dinero haciendo tu aceite de coco en casa, tendrás la tranquilidad de saber que no hay añadidos de colores, sabores o conservantes en él. Para que puedas disfrutar de todos los beneficios de este ingrediente, te mostramos como hacer aceite de coco.

El Aceite de Coco en la salud

Antes de hablar acerca de como hacer aceite de coco, hablemos un poco de su historia como alimento saludable.

Este es un ejemplo perfecto de un alimento saludable que fue injustamente demonizado en el pasado. Se dice que es malo para la salud porque es muy alto en grasa saturada. Pero como sabemos, la grasa saturada no es tan mala y lo que nos queda es un aceite de cocina perfectamente saludable.

El aceite de coco es una de las fuentes más ricas de grasas saturadas que se pueden encontrar. Con alrededor del 90% de las calorías como grasa saturada. La grasa saturada fue injustamente demonizada hace unas décadas por unos cuantos científicos sesgados pero altamente influyentes. Sin embargo, nuevos estudios muestran que no hay asociación entre la grasa saturada y las enfermedades del corazón.

Los estudios iniciales sobre el aceite de coco que supuestamente demostraron que era insalubre utilizaban aceite de coco refinado e hidrogenado que contenía grasas trans. Estos estudios no tienen ninguna relevancia para el aceite de coco sin refinar, orgánico y virgen que se encuentra comúnmente en las tiendas de alimentos naturales de hoy. Y ciertamente no aplica para el hecho en casa.

Como hacer aceite de coco en casa

Verás que aprender como hacer aceite de coco es muy fácil. Sigue esta receta paso a paso y disfruta de los resultados!

Conoce los Beneficios del Aceite de Coco

Lo que necesitarás:

  • Una licuadora para mezclar la piel de los cocos. Preferiblemente una de 850W de potencia o 600W. También puedes pedir que te los muelan en el mercado. Pero asegúrate de que limpian su máquina muy bien antes de usarlo para moler el coco.
  • Tabla de cortar para cortar la carne del coco.
  • Un objeto contundente para romper el coco. Por ejemplo un martillo o hacha pequeña.
  • Olla original de acero inoxidable para cocinar el coco hasta que el aceite se filtre. No utilices ollas antiadherentes o revestidas para esto. Porque durante la cocción, el aceite de coco llegará a altas temperaturas.
  • Tazones.
  • Tamices.
  • Agua caliente mezclada a una temperatura cómoda. Mantenla tan caliente como puedas manejar cómodamente con tus manos desnudas. Extraer la leche de coco con agua moderadamente caliente te da más aceite que cuando se extrae con agua tibia.

Si te preguntabas como hacer aceite de coco y pensabas que necesitabas algún artefacto extravagante, ya ves que no! Todo es fácil de encontrar

Preparación para obtener aceite de coco

  1. Rompe los cocos con un objeto fuerte y contundente.
  2. Cuando hayas terminado, saca la carne del coco de la cáscara con ayuda de un cuchillo. Si el coco está bien maduro, la carne de coco debe salir de la cáscara fácilmente.
  3. Enjuaga los pedazos de coco a fondo y cortarlos en trozos pequeños para ayudar a tu licuadora.
  4. A continuación, hierve un poco de agua y mezcla con agua fría. La idea es que el agua llegue a una temperatura cómoda para manejar.
  5. Muele en la licuadora las piezas de coco con el agua caliente diluida hasta que esté suave. Dependiendo de la cantidad que estás haciendo, puede que tengas que moler en partes.
  6. Vierte en un tamiz para separar la leche de coco del bagazo. A continuación, presiona con las manos para exprimir la última gota de la leche.
  7. Muele el bagazo por segunda vez para obtener más leche de coco.
  8. Utiliza un tamiz con una malla bien fina para eliminar las partículas más diminutas de la leche de coco.
  9. Cuando hayas terminado, cubre el tazón de leche de coco. Esto debes mantenerlo en la nevera durante la noche.

No te pierdas de conocer las Propiedades de la Leche de Coco

Al retirar la mezcla la mañana siguiente:

  1. Verás que el aceite de coco se ha separado del agua. Lo verás maravillosamente flotando en la parte superior como un lago congelado.
  2. Toma el aceite de coco blanco cocido y colócalo en una olla de acero inoxidable seca y limpia. El agua restante en el tazón todavía tiene un poco de sabor a coco. No tienes que deshacerte de esto. Se puede utilizar para hacer un delicioso arroz con coco o cualquier otra receta que pida algo de leche de coco en sus ingredientes.
  3. Cubre la olla y comienza a cocinar a fuego medio o bajo. Si observas alguna señal de humo en cualquier momento mientras cocinas, reduce el fuego a muy bajo.
  4. Mantén un ojo en la olla y revuelve de vez en cuando. Cocina hasta que notes algunos trozos de coco carbonizados en el aceite. Puede que este proceso tarde cerca de 1 hora y 15 minutos.
  5. Coloca la olla a un lado para que el aceite de coco se pueda enfriar a una temperatura cómoda.
  6. Tamiza con un paño de gasa o un tamiz de cocina para eliminar los trozos carbonizados. Si todavía notas cualquier pedazo carbonizado en el aceite de coco ya tamizado, tamiza otra vez con una toalla de papel.
  7. Almacena en tu armario y utilízalo cuando lo desees.

¡Eso es todo! Utiliza el aceite de coco para cocinar, para el cabello o el cuerpo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.