Para Volverte Erudito

Como Fumar Un Cigarro – 2 Pasos Sencillos Que Debe Seguir!

Fumar puede parecer algo sencillo, aunque consiste en algo más que inhalar el humo. Ya sea que fumes o que quieras saber fumar sin verte para nada extraño o como principiante, en este post te enseñaremos como fumar un cigarro. Seguramente ya sabes, que fumar cigarrillos regularmente implica un riesgo significativo de salud. Debes tener en cuenta que existen consecuencias negativas para la salud que se asocian al consumo (inclusive poco frecuente) de cigarrillos y que no seguir de fumando es muy complicado gracias a la naturaleza adictiva de la nicotina que se localiza en los productos de tabaco.

Como fumar un cigarro:

Fumar Un Cigarro

Interesante información: Como Ser Director De Cine – 5 Pasos Que Debes Conocer!

1- Encendido del cigarrillo.

Primero debes sacudir la marquilla ya que existen ciertos rituales previos al fumar, y entre estos el principal viene siendo la sacudida y de ese modo comprimir el tabaco. Lo consigues volteando un paquete de cigarrillo cerrado y golpeándolo en seco entre unas tres y seis veces bien sea contra una mesa o con la palma de tu mano. Esto va a provocar que se comprima el tabaco suelto y en teoría causa que el papel queme un poco más suavemente.

Abrir el paquete.

Muchos poseen un papel de aluminio recubriendo los cigarrillos, aunque otros tienen además un celofán y de ese modo evitar la humedad. Debes Quítalos. En este momento, muchas personas quitan el primer cigarrillo, lo gira con la finalidad de que el tabaco quede mirando hacia arriba y seguidamente vuelve a introducirlo en el paquete. Para muchos, esto es para la buena suerte, para otros es solamente un ritual que han aprendido de otro fumador. De cualquier forma, el cigarrillo de la suerte debe ser el último que vayas a fumar.

Agarra un cigarrillo.

Un paquete de cigarrillo completamente nuevo suele estar empaquetado de manera ajustada. Debes invertir el paquete y golpearlo contra tu dedo para hacer que varios cigarrillos se asomen fuera del paquete. Cuando ya uno haya salido lo suficiente para que puedas agarrarlo, entonces tómalo. Un paquete ya comenzado va a ser mucho más fácil el seguir tomando más cigarrillos. Tiene un alto contenido de perspicacia cuando sujetas el cigarrillo con tus dientes y tus labios en lugar de utilizar tus dedos.

Sujetar el cigarrillo.

Ya sea que lo hayas tomado del paquete con la boca o con tus dedos, al final vas a estar sosteniendo el cigarro. Esta es una elección enteramente personal prácticamente aquí no hay reglas, aunque sí que hay varias técnicas comunes que tienes que conocer:

  • Clásica: toma el cigarrillo entre tu dedo índice y tu dedo mayor, tiene que ser entre el primer y el segundo nudillo y tiene que estar la palma de tu mano de frente a ti.
  • Sofisticada: es igual que la clásica aunque los dedos de tu mano deben estar apuntando hacia arriba.
  • Casual: el cigarrillo se pone detrás del segundo nudillo del dedo mayor y sostenido con el índice alrededor. La mano siempre debe estar relajada y con la palma de frente hacia ti.
  • Euro I: El cigarrillo se toma entre el dedo pulgar y dedo el índice, la palma debe ver hacia afuera, al igual que el cigarro.
  • Euro II: El cigarrillo se toma entre el pulgar y el índice, con la palma mirando hacia ti, el filtro debe estar apuntando directo hacia ti. Esta es la manera con la que siempre descubrían a los espías nazis en las películas (y como dado interesante haciendo lo contrario era como descubrían a los espías estadounidenses).
  • Interna: El cigarrillo se sujeta entre el dedo pulgar y el dedo índice, aunque el cigarrillo se esconde dentro de la mano, invertido y debe estar apuntando hacia la muñeca. Es muy útil emplearla cuando no deseas que sea obvio que te encuentras fumando.
  • Femenino: Se sujeta el cigarrillo entre el primer y el segundo nudillo de tus dedos índice y mayor. La mano se encuentra relajada y además curvada hacia atrás.
Lee Tambien:  Cómo Hacer Su Vida Más Interesante - 3 Lecciones Que Lo Guiaran

Coloca  el cigarrillo en tu boca.

Si tomaste el cigarro con la boca, y ya lo tienes ahí está bien. En cuyo caso de que aún no, coloca la parte que tiene el filtro entre tus labios. Varias personas prefieren fumar de un lado de la boca o del otro, aunque otros desde el medio. Si deseas saberlo, antes de proceder a encender un cigarrillo en público, disponte a practicar con un bolígrafo o con un lápiz para que observes de qué forma te sientes más cómodo. Si quieres fumar cigarrillos sin filtro, en teoría no existe ninguna diferencia en tomarlo del extremo que desees. Usualmente, se fuma desde el extremo que posee el logo o la marca impreso.

Enciéndelo.

Acerca a la punta del cigarrillo un fósforo o un encendedor, aspira como si te encontraras bebiendo de una pajilla. No vayas a inhalar ese humo, simplemente chupa unas cuantas veces para lograr que se encienda el tabaco. Los cigarrillos fabricados usualmente encienden de forma rápida y se queman de un modo uniforme.

2- Como fumar.

Inhala el humo.

Una vez que el cigarrillo se encuentra encendido, lleva un poco de humo hacia tu boca. Cuando te encuentras comenzando, trata de evitar llevar mucho humo (ya que de ese modo comenzarás a toser inmediatamente).

Mantén el humo en tu boca unos cuantos segundos.

De este modo conseguirás que se enfríe un poco, lo que es muy beneficioso para tu garganta, ya que no se va a irritar. Además alterará el sabor del humo, lo que para varios no es lo más conveniente a medida que adquieras experiencia lo iras decidiendo mejor.

Aparta el cigarrillo de tu boca.

Cuando te encuentres quitándolo, trata de llevar ese humo a tus pulmones, debes  inhalar un poco más fuerte. Esto va a ayudar a evitar la irritación de tu garganta y también desencadenar el reflejo de la toz. Debes saber respecta a como fumar un cigarro, que es muy diferente a fumar un canuto, ya que en esos casos inhalas de manera directa a tus pulmones. Una manera alternativa de inhalar se conoce como la “francesa”: antes de inhalar, trata de expulsar un poco de aire, y en tanto sale de tu boca, intenta absórbelo por tu nariz. Vas a necesitar practicarlo muchas veces hasta dominar la técnica.

A medida que vayas forjando el hábito, tu tolerancia hacia el humo va a ir aumentando. Aquí es donde van apareciendo los problemas: cuanta más tolerancia posees al humo, más simple te resultará fumar. Cuanto más fumas, más nicotina (la sustancia que es adictiva) ingresas a tu cuerpo. Para lograr sentir lo mismo que sentiste con tu primer cigarrillo, requerirás de mucha más nicotina, lo que te va hacer fumar más.

Posicionando tu mano.

Una parte verdaderamente importante del ritual es decidir dónde poner el cigarrillo cuando ya lo quitas de la boca. Des mismo modo que a la hora de fumar, no existen reglas duras que debas seguir, aunque sí que hay varias prácticas comunes, todo es dependiendo del género del fumador.

Lee Tambien:  3 Métodos Para Expandir Tus Habilidades Mentales Y Destacar

Las mujeres usualmente rotan el brazo hacia afuera, logrando de ese modo mantener el cigarrillo a la altura de la boca, con la palma mirando hacia arriba y sus dedos deben estar hacia afuera. Los en cambio hombres flexionan el codo, manteniendo sus palma hacia adentro, y también bajándola hasta llegar a la altura de la cintura.

Exhalar el humo.

En tanto posicionas tu mano, exhala el humo por medio de tu nariz o de tu boca. No existe una forma correcta o una incorrecta de lograr hacer esto, aunque sí que descubrirás qué es lo que en verdad prefieres. Varios dicen que expulsar el humo a través de la nariz les permite sentir mejor el sabor del humo, aunque otros no disfrutan demasiado de tal sensación en la nariz. Ciertas personas dejan que el humo se vayas escabullando de su boca, exhalando levemente, en tanto que otros soplan fuerte.

Sacudir las cenizas.

Otra parte ritual de fumar es sacudir bien las cenizas. A medida que el cigarrillo se va quemando, la zona fumada logra permanecer en la punta del cigarrillo, con un poco de firmeza. Asimismo, llegado a determinado punto, simplemente la gravedad la hace caer. Si te encuentras caminando por la calle, no va a ser ningún problema. Si por el contrario, te encuentras en un lugar cerrado, la gran mayoría de las personas evitan dejar que caigan las cenizas al suelo, por lo que es bueno tener un cenicero a mano.

Apagar el cigarrillo.

Una vez que hayas culminado, vas querer deshacerte de él de una forma segura. La manera correcta de hacerlo es aplastándolo en el propio cenicero hasta que el mismo deje de quemar. Si te encuentras en la calle, apriétalo contra alguna superficie ininflamable hasta que se apague y seguidamente échalo a un recipiente. Nadie se quiere encargar de tus colillas: es algo verdaderamente grosero y además socialmente inaceptable.

Ya que sabes como fumar un cigarro, es menester que sepas que cuanto fumes del cigarrillo depende absolutamente de cuánto tú quieras fumar. Obviamente, no lo vas a fumar más allá del filtro, y si no tuviese filtro, vas a tener que parar antes de quemarte los dedos.

Muchas personas lo fuman hasta que se encuentras muy cerca del filtro o hasta que ya no posee tamaño para meterlo en la boca. Otros en cambio prefieren botarlo cuando se encuentra por la mitad, para que sea el humo un poco más limpio y fresco.

Consejos y recomendaciones:

  • Debes tener cuidado de no prender el cigarrillo desde el filtro.
  • Los cigarrillos mentolados, además de poseer el aroma del tabaco, también tienen un agradable sabor a menta y generan una refrescante sensación, similar a la que tienen varios remedios contra el resfrío.
  • La mayoría de los fumadores no suelen dejar el cigarrillo en la boca, ya que es muy complicado respirar bien, y también el humo puede quemar la nariz y los ojos. No obstante, algunos sí que lo hacen.
  • Una parte del humo va a permanecer en tus pulmones durante unas cuantas horas, hasta ser absorbido o ser exhalado solo respirando de forma normal.
  • Los fumadores son capaces de tolerar tanto la nicotina como los demás químicos que contienen los cigarrillos, así como los efectos fisiológicos que tiene sobre ello el propio monóxido de carbono.
  • Cuando comiences a fumar, prueba diferentes marcas y tipos de cigarros y de ese modo descubrir el que más te agrade.
  • Aspirar poco humo sin que inhales puede ser prácticamente casi lo mismo a fumar, y el humo no va a llegar a tus pulmones. El humo va a ser más denso y no saldrá con mucha fuerza como si este saliera desde tus pulmones.
  • Fumar es algo peligroso, debes asegurarte de que todos los cigarrillos se encuentren bien apagados cuando finalmente dejes de fumarlos y toma las precauciones que sean necesarias en tanto fumas y de ese modo evitar accidentes.
  • Nunca vayas a fumar ni encender tus cigarrillos cerca de combustibles o algunas otras sustancias que sean inflamables.
  • Fumar puede llegar a generar malformaciones congénitas, nacimiento prematuro y además abortos espontáneos en aquellas mujeres que estén embarazadas.
  • Los fumadores novatos pueden llegar a experimentar síntomas que son asociados con la intoxicación nicotínica en tanto que es sus cuerpos se acostumbra el organismo a tolerar la nicotina. Estos síntomas incluyen mareos, incremento de la presión sanguínea, náuseas y pulso cardíaco. Si estás empezando a fumar, ten cuidado en fumar mucho en solo poco tiempo, ya que podrías terminar vomitando.
  • Aparte de los riesgos hacia la salud, fumar suele dejar en ti un aroma que ciertas personas encuentran repudiable. Un fumador acostumbrado deja de percibirlo ya que siente menos el humo.
  • El humo causa que las personas a tu alrededor resulten fumadores pasivos. Determina un lugar en la casa para que puedas fumar si eso es posible, aunque lo mejor es que fumes afuera. En muchos países, el fumar en sitios cerrados y en las oficinas ha sido prohibido. Debes respetar los carteles que dicen: “Prohibido fumar”.
  • Los fumadores experimentan un aumento de apetito gracias a los efectos de la nicotina y necesidad de satisfacción oral.
  • La nicotina incrementa la acidez estomacal, lo que puede ayudar a empeorar los inconvenientes intestinales, y hasta generar úlceras.
  • Aunque los efectos físicos de la nicotina son muy placenteros, al mismo tiempo que estos suceden existen otros que son psicológicos que suceden sin que haya ninguna sensación perceptible. El cerebro se encuentra recibiendo una falsa recompensa al efecto de la nicotina. El cerebro responde a tal recompensa desarrollando una especie de respuesta fuerte y además primitiva que termina siendo: la adicción a la nicotina. Se suceden ciertos cambios físicos. Cuando se encuentran bajos todos los niveles de nicotina, el fumador se siente tanto deprimido como ansioso. Esto se debe a que el cerebro se encuentra intentando compensar la liberación de tales químicos de recompensa.
  • El tabaco es un elemento cancerígeno y puede causar cáncer de pulmones, de garganta, laringe, esófago, páncreas, de boca y también en otras zonas del cuerpo.
  • Fumar incrementa la presión arterial y también el pulso cardíaco. Esto te sitúa frente a un mayor riesgo de sufrir de algún ataque cardíaco.
  • Fumar minimiza tu capacidad de saborear y de oler con el pasar del tiempo.
  • La nicotina es tanto física como psicológicamente adictiva. Ambas adicciones pueden iniciar con el primer cigarrillo. Los cigarrillos poseen aditivos que incrementan estos efectos, y muchas personas tienen a ser incapaces de dejar de fumar pese a tratar de hacerlo muchas veces.
  • Los adultos que le compran cigarrillos a personas menores de edad podrían ser multados o, dependiendo de las leyes del país, enviados a cumplir pena de prisión.
  • No vayas a fumar con el estómago vacío, ya que esto podría causar una sensación de náusea.
  • Fumar incrementa la bronquitis crónica, las chances de enfisemas y algunas otras enfermedades pulmonares. Los fumadores son mucho más susceptibles a infecciones de pulmones y de garganta esto se debe a que el revestimiento de los pulmones y de la garganta se irritan gracias al humo.
  • Fumar puede provocar problemas sexuales también reproductivos tanto en los hombres como en las mujeres. Los hombres pueden llegar a experimentar problemas de erección y minimizar su fertilidad, en tanto que en las mujeres pueden padecer de una menopausia anticipada o incluso sufrir de infertilidad.
Lee Tambien:  Regalos Románticos Para Un Novio: 17 Recomendaciones Para Cautivar

Cigarro

No te vayas sin leer: Como Localizar A Una Persona | 16 Consejos Útiles Que Te Ayudarán

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.