Para Volverte Erudito

Educando A Las Mascotas: Enseña A Tu Perro Donde Debe Hacer Sus Necesidades

Las mascotas son consideradas alguien más de la familia, pero en el caso de los perros, pueden hacer desastres por toda la casa si no se le educa correctamente. Así que si quieres aprender como enseñar a un perro a que haga sus necesidades en algún sitio, aquí te daré los mejores consejos para que lo consigas.

Te invito a leer: Como eliminar las pulgas en perros y gatos:¡ tratamientos efectivos!

como enseñar a un perro
Enseñar a un perro

Como enseñar a un perro sobre sus necesidades

Las costumbres y los perros

Para los cachorros, o los perros ya adultos, hacer sus necesidades en determinado lugar, es cosa de costumbre. Ya sea que las haga dentro de la casa o fuera, en algún sitio en concreto, siempre será lo mismo para él: tan solo una costumbre.

Como es bien sabido, las costumbres necesitan de cierto tiempo para establecerse, y mientras más veces se pueda repetir una misma acción, mas establecida va a estar la costumbre.

Ya luego de que la acción esta establecida va a necesitar para desaparecer, tanto tiempo como el que necesito para poder establecerse.

Es de suma importancia que siempre tengas en mente este dato, puesto que te va a ayudar a entender de qué manera debes actuar, y cuáles son las cosas que tienes que evitar en este sentido.

El poder de las costumbres para las mascotas

De este modo, debes saber que tu perro no entiende cuando le dices que no debe hacer sus necesidades en la casa, pero aun así lo hace fuera debido a que es una costumbre para él, y ya lo ha hecho en la calle muchas otras veces.

Deshabituar a tu perro

Así que si lo que quieres es acostumbrar a tu cachorrito o a tu perro adulto a que haga sus necesidades en la calle, ya sabes que tienes que acostumbrarlo día a día a que así sea, y de este modo vas a desaparecer esa costumbre actual que tienes de hacer todo en un sitio equivocado. A esto se le conoce como “deshabituarlo“.

Cuidado con las equivocaciones

Para que todo esto tenga éxito, es sumamente importante que consigas que tu perro no cometa ni siquiera una vez el mismo error que comete siempre. Cada vez que lo haga mal, estás perdiendo algo de lo que habías logrado, y mientras más veces tu perro se equivoque, mas difícil va a resultar para ti hacer que el cambie su costumbre, por lo que debes estar bastante pendiente de todo lo que haga.

Acostumbrarlo a hacer sus necesidades en la calle

La enseñanza más eficaz para tu perro es que le ensenes a que haga siempre sus necesidades en la calle. Sabemos que no es fácil, porque los perros suelen hacer pipi o pupú muchas veces en un día. Pero si sabes detectar cuando va a tener ganas, lo sacas antes de que lo haga, lograras que no se siga equivocando, y hará sus cosas en el lugar que tus selecciones.

También puedes leer: 4 Características del perro terranova que te enseñaran su ternura

¿Cómo saber cuando hará necesidades mi perro?

Para saber cuando será que tu perro tendrá ganas de hacer sus necesidades, no es necesario que seas psíquico, pues algo que te puede indicar esto, será cuando tiene que hacerlas obligatoriamente, es decir:

  • Al despertarse
  • Después de que haya comido
  • Luego de haber jugado

Si estas sumamente pendiente de todos estos momentos en donde tu perro haga alguna de estas actividades, puedes llevarlo al sitio donde desees que se acostumbre a hacerlo. Claro está, en otros momentos también va a tener necesidad de hacer necesidades, por lo que al principio de todo el asunto, puede que tengas que sacarlo cada 2 o 3 horas a la calle.

¿Cuánto tiempo puede tardar todo esto?

Si haces este esfuerzo durante un par de semanas, te aseguro que el ya habrá desarrollado un pequeño sentido de la limpieza, y aunque a veces pueda cometer errores, luego de estas dos semanas el va a empezar a avisarte que quiere salir.

¿Cómo me va a avisar mi perro que quiere salir?

Poniéndose de manera sumamente inquieta delante de la puerta, haciendo ruiditos allí, y mirándote. Es muy importante que evites que tu perro haga donde no debe, así que está pendiente a las señales que te manda. Contrólalo y vigílalo todo el tiempo.

¿De qué manera puedo enseñar a mi perro?

Un tip adicional que te voy a dar, es que pongas un horario sumamente estricto a todo lo que se relaciona con su digestión, como lo es comer, dormir, beber o jugar. Debes desde un principio aplicar un horario para que coma y para que tome su agua.

Premiar al perro para poder enseñarlo

Para que premies a tu perro, no es necesario que te pongas demasiado efusivo a la hora de felicitarlo.

¿Cómo puedo hacerlo?

Háblale de una manera bien agradable, y te aseguro que el entenderá que te está gustando lo que hace, o lo que hizo.

Consejo importante

Debes evitar que apenas haga pipi o pupú en la calle, vuelvan a la casa de inmediato, puesto que de este modo va a aprender que cuando haga sus necesidades, será el fin del paseo. Juega con él un rato, y luego si vuelve a casa.

Intervenir cuando esté a punto de hacer sus necesidades

Algo que también resulta muy efectivo es que intervengas cuando veas que está a punto de, o incluso, mientras lo está haciendo en un lugar que no debería.

¿Cómo lo hago?

Levantándolo con tus manos por su pecho, y diciéndole de forma seria ¡NO! y luego lo llevas a la calle.

¿Qué sucede si hago esto?

Si el perrito está haciendo pipi, al levantarlo de este modo vas a cortar el pipi que estaba haciendo, ya que es un mecanismo que tienen ellos de forma natural de por sí.

Consejos para que enseñes a tu perro a hacer sus necesidades

1. Cuidado con exagerar de los productos de limpieza

Debes tener sumo cuidado con usar de forma exagerada los productos de limpieza, ya que si el perro orina de nuevo en el mismo lugar donde antes has limpiado, sus partes intimas pueden entrar en contacto con el suelo (sobre todo cuando son cachorritos, ya que están muy cerca del suelo), y al estar lleno de estos productos de limpieza, puede causarle irritaciones o alergias.

2. Castigos que jamás debes usar

  1. Pegarle (ni siquiera con un periódico)
  2. Refregarle el hocico
  3. Asustarlo
  4. Encerrarlo en un cuarto
  5. No darle comida en todo el día
  6. Gritarle

…En todo momento es preciso que entiendas que la mejor manera sobe como enseñar a un perro adulto es haciendo que cree determinadas costumbres, ya que de esta manera, no te va a ocasionar ningún problema, y te aseguro que poco a poco a poco se irá adaptando a hacer sus cosas donde quieres que lo haga.

Debes tener presente que enseñar a un perrito que aun sea cachorro a ser limpio en tu casa, es como enseñar a un bebe o a un niño pequeño a usar el baño, ya que es un proceso un poco largo, y se trata de que establezca correctamente costumbres.

Si deseas puedes leer: 7 razas de perros grandes que quizás no conocías

¿Piensas traer a tu vida un perro nuevo? ¿Te gustaría educar a tu perro con el objetivo de que satisfaga tus necesidades en vez de que satisfaga las suyas propias? Bien, el mejor método sin duda es acudir a clases para perros, que son impartidas por un entrenador profesional, aunque tales clases no están al alcance de todos. En los siguientes consejos sabrás como enseñar a un perro, de una forma un poco más introductoria, o sea lo básico y algo más. Hay muchas filosofías y métodos en cuanto a como enseñar  a un perro, por esa razón debes informarte y aprender lo que funciona tanto para ti como para tu mascota.

Consejos generales como enseñar a un perro

enseñar a un perro

1. Preparación para enseñar a un perro.

Debes elige a un perro que se ajuste a tu estilo y ritmo de vida. Luego de siglos de crianza, es el perro moderno una de las especies más variadas de animales en todo el planeta. Y bien es probable que exista un perro para cada estilo de vida, pues, no todos ellos encajarán con tus necesidades definidas. Si te gusta relajarte, por ejemplo, no debes adquirir un Jack Russell terrier, ya que es conocido por su ladrido constante y por su gran energía.

Tal vez sea mejor en su lugar, un bulldog ya que prefiere más acurrucarse en el sofá durante prácticamente todo el día. Tienes que Infórmate acerca de las personalidades y los requisitos de cuidado para diferentes razas. Pregúntales a los dueños de perros que conozcas acerca de la personalidad de las razas.

  • Ya que la mayoría de los perros viven entre 10 a 15 años, es un compromiso a largo plazo tener uno. Debes asegurarte de que el carácter de la raza encaje completamente con tu estilo de vida.
  • Si eres una persona que aún no ha formado una familia, piensa en si vas a tener niños pequeños en la casa durante la década próxima. Ya que algunas razas no son recomendables para vivir en los hogares con niños.

Tienes que colocarle a tu perro un nombre práctico, para que el perro aprenda su nombre con facilidad a fin de que logres mantener su atención durante todo el entrenamiento. Por eso su nombre no debe tener más de 2 sílabas. También el nombre debe poseer sonidos claros y fuertes para que el perro pueda reconocerlo. Los nombres como “Balto”, “Fido” o “Max” tienen sonidos diferentes que resaltan del flujo regular de habla humana que reconocerá  tu perro al escucharlo.

  • Usa con frecuencia el nombre de tu perro cuando estés jugando con él, o lo estés acariciando, por que puedas captar su atención rápido.
  • Si te observa tu perro cuando pronuncias su nombre, entonces sabrás que lo ha aprendido.
  • Forma una relación positiva con su nombre con el fin de que siga concentrándose en ti cada vez que lo pronuncies. Cuando responda a su nombre elógialo y prémialo.

Preparación para enseñar a un perro

Interesante artículo: Picadura De Garrapata En Perros – Signos, Enfermedades Y Tratamientos!

Programa el tiempo necesario para el entrenamiento, un par de veces al día debes apartar de 15 a 20 minutos para que lo dediques a las sesiones de entrenamiento formal. Tienen los cachorros poca capacidad de atención y con facilidad se aburren, al igual que lo hace un niño pequeño.

  • Aunque, en tales sesiones no solo te vas a dedicar al entrenamiento de tu perro. Se produce el entrenamiento a lo largo del día realmente, al interactuar con tu mascota. Cada vez que interactúen aprenderá de ti.
  • Desarrollan los perros malos hábitos, pero solo cuando los dueños les permiten salirse con la suya, en aquellas horas que no se encuentran dedicadas a las sesiones de entrenamiento.

Elige el equipo más adecuado. Una correa de 2 m (6 pies) de largo aproximadamente y un collar simple puede ser todo lo que necesites en un principio, claro no se te deben olvidar los bocadillos de premiación. Consulta también con un entrenador con el objetivo de que te recomiende otros equipos, tales como un arnés, un cabestro para perros, algún collar de entrenamiento fabricado de metal o algún dispositivo diferente.

Los perros pequeños o los cachorros no necesitan generalmente un equipo muy riguroso. En el caso de los perros más grandes, por otro lado, entonces si puede ser necesario un equipo más especializado (como por ejemplo: el cabestro) para lograr mantener su atención.

Es verdaderamente importante en cuanto a como enseñar a un perro que te prepares mentalmente para iniciar las sesiones de entrenamiento. Cuando vayas a trabajar con tu perro, tienes que ser optimista y entusiasta. Si lograr hacer que el entrenamiento sea muy divertido para él, reaccionará tu perro de una mejor manera. Recuerda que no consiste el entrenamiento en dominar a tu mascota, sino en comunicarte con el animal.

los cachorros

2. Aplicar para el entrenamiento los principios generales.

El primero es manejar tus expectativas y tu estado de ánimo. No serán perfectos todos los días de entrenamiento, no obstante, no te frustres ni te desquites con tu mascota. Cambia tu propio comportamiento y actitud para avivar la capacidad y la confianza de tu perro con el fin de aprender.

  • Si llega tu perro a tenerle miedo a tu mal humor, entonces no aprenderá nada nuevo. Solo va a aprender a tener mucho cuidado y a no confiar en ti.
  • Las clases de adiestramiento para perros y un entrenador bueno podrán ayudarte a mejorar tu conducta, lo que se traducirá en éxito.

Dale a tu perro recompensas inmediatas. No entienden los perros las causas y los efectos a largo plazo. Ellos aprenden muy rápido, así que debes elogiarlos o recompensarlos inmediatamente de haberse comportado como deseabas con el fin de reforzar ese comportamiento. Si esperas mucho, el perro no asociará el premio con la acción que le pediste hacer.

  • Debes además asegurarte, de que el elogio sea verdaderamente rápido para ser acertado. De lo contrario, sin querer podrías recompensar algún comportamientos no deseados.
  • Imagina por ejemplo, que le enseñas a tu perro la común orden para sentarse. Y él se sienta por un momento, aunque cuando lo elogias y recompensas, comienza a pararse. En tal caso, lo premiarás por el hecho de haber hecho lo último, no por haberse sentado.

Ten en cuenta el carácter que tiene tu perro. Tienen todos los perros distintos caracteres. Las diferentes razas aprenden al igual que los niños, de una manera y a diferentes ritmos. Son tercos algunos perros y a cada momento te desafiarán. Harán otros lo que sea para complacerte. Debes considerar si necesites modificar las técnicas de entrenamiento debido el carácter de tu mascota.

Tienes que ser consistente. No entenderá tu perro lo que quieres de él, si en verdad no eres consistente. Todos los que conviven con tu perro deben entender y también comprometerse con su entrenamiento. Si educas a tu perro por ejemplo, para que este no salte encima de las personas. Socavará esto todo el entrenamiento que hayas hecho.

  • Asegúrate de que utilicen todos los órdenes exactas que aprenda tu perro en el entrenamiento. Recuerda que él no habla español, así que no puedes decirle una palabra diferente para “siéntate”. Usa estos términos de forma confusa solo lo va a confundir.
  • Ya que no hará el can una conexión clara entre una sola orden y una acción, será impredecible su respuesta a ella.

el entrenamiento

Utiliza un clicker.

Considera la posibilidad de poder educar con un clicker, a tu perro. Es un método, el entrenamiento con clicker para elogiar de manera inmediata a tu mascota, con la mera ayuda de un clicker. En ocasiones puedes hacer resonar el clicker más rápido de lo que puedes darle un bocadillo o acariciar en la cabeza a tu mascota. El entrenamiento con clicker por lo tanto, refuerza el buen comportamiento con la urgencia suficiente para así ajustarse a la velocidad de aprendizaje de un perro.

Utiliza un clicker

Importante que sepas: Cómo Entrenar a Tu Perro – Aprende De Esta Guía Básica y Fácil.

La recompensa es buena acción.

Recompensa siempre con elogios la buena acción y el buen comportamiento y en algunas ocasiones con un bocadillo pequeño. Ayudarán los bocadillos pequeños a motivarlo para que aprenda rápido el entrenamiento. Debe ser pequeño el bocadillo, sabroso y fácil de masticar, esto con el fin de que no interrumpa la sesión de entrenamiento ni lo llene rápido.

Considera todo el tiempo que le tomará masticar algún bocadillo duro en comparación con un bocadillo semihúmedo. Son suficientes los bocadillos del tamaño del borrador de un lápiz para así expresar el punto positivo, aunque no debes esperar mucho para que lo coma tu perro.

Una buena estrategia con respecto a como enseñar a un perro es educarlo cuando este tenga el estómago vacío. No lo des tanta comida como de costumbre, varias horas antes de iniciar el entrenamiento. Mientras tu mascota más quiera el bocadillo, entonces más se concentrará en la tarea que necesita realizar para lograr obtenerlo.

bocadillo para el perro

Usa cuando sea necesario bocadillos de “gran valor”. Cuando le vayas a enseñar una orden difícil o importante, usa un premio de “gran valor” para incrementar las probabilidades de que el perro la aprenda. Pueden ser algunos ejemplos: trozos de pechuga de pollo asado, hígado liofilizado o unas rebanadas de carne de pavo.

A medida que vaya el perro aprendiendo la orden, ve eliminando gradualmente estos bocadillos y según sea necesario dáselos para así proseguir con el entrenamiento. Recuerda siempre elogiarlo.

Termina siempre el entrenamiento con un espíritu positivo. Inclusive cuando la sesión de entrenamiento no haya salido bien y tu perro no haya logrado entender una orden nueva, culmina con algo por lo que puedas elogiarlo. Al dar por terminada la sesión de entrenamiento, hazlo con una orden que el perro ya haya dominado, lo último que él va a recordar será el elogio y tu amor.

La recompensa es buena acción

3. Enseñarle a tu perro a que camine junto a ti, no delante.

Pasea con regularidad a tu perro, usando su correa. Esto es muy importante no solo para el entrenamiento, sino también para su salud tanto física como mental. Es posible que necesite mucho ejercicio dependiendo de su raza, para que se mantenga feliz y en forma. Cambia de dirección para que aprenda a seguirte. Un método aún más eficaz es caminar en la dirección contraria para que tu perro a que vaya hacia ti. Ya que haya comprendido, debes elógialo y recompénsalo.

Debes evitar que tu perro jale de la correa. Jalan de la correa la mayoría de los perros cuando estos aprenden a dar paseos. Detenlo de inmediato, si empieza a jalar de la correa. No vayas a dar otro paso hasta que él vaya a tu lado, y centre el perro su atención en ti. Tienes que hacer que sea divertido estar a tu lado.

Será tomar su propio rumbo el impulso natural de tu perro para investigar su entorno. Entonces el objetivo es que camine a tu lado y debes hacer que sea más interesante que lo otro. Cuando cambies de dirección habla con una voz entusiasta y cuando vaya hacia tu lado elógialo. Con una simple orden verbal combina el comportamiento del perro. Una vez que el perro camine a tu lado de manera constante, podrás entonces nombrar el comportamiento, por ejemplo, “vamos” o “sígueme”.

Enseñarle a tu perro a que camine junto a ti

4. Enseñarle al perro a que vaya hacia ti.

Entiende el verdadero valor de la orden. Te servirá la orden “ven” cada vez que tú quieras que el perro se dirija hacia ti. Sirve esta orden básicamente como un salvavidas, ya que puede evitar que salga corriendo tu perro si se suelta de la correa. Tienes que prepáralo para este entrenamiento. Es mejor siempre que inicies en casa (o en un patio cerrado) con mínima distracción. No olvides colocarle una correa de unos 2 m (6 pies) para que tengas una forma de mantener su atención y así evitar que escape.

Enseñarle al perro a que vaya hacia ti

Llama la atención de tu perro.

Prácticamente el objetivo es que el perro corra hacia ti. Puedes realizarlo con sonidos altos relacionados con el juego, con palmadas de emoción, un juguete o con tan solo abrir los brazos. Puedes correr también una distancia corta lejos de él y posteriormente detenerte, ya que los perros empezarán con la persecución por naturaleza. Para alentarlo a que corra hacia ti usa elogios y una “voz alegre”. Recuerda que los elógialo deben ser de inmediato. Deja sonar el clicker, elógialo siempre con una “voz alegre” y cada vez que llegue a tu lado dale un bocadillo.

Puedes en ocasiones llevar el entrenamiento a espacios aún más públicos. Ya que la orden “ven” algún día podría salvar la vida de tu perro, el perro debe aprender a reaccionar a ella incluso cuando se encuentre distraído. Dirige las sesiones de entrenamiento de tu patio o casa a un parque público. En esos espacios habrá más cosas que ver, olores y sonidos que atraerán su atención.

Combina el comportamiento del perro con una orden verbal. A medida que comience tu perro a darse cuenta de que siempre lo recompensarás solo por ir hacia ti, comienza a darle la orden verbal “ven”. Cuando el perro responda, elogiándolo con palabras refuerza la orden como “bien hecho” o  “¡buen chico!”. Incrementa la longitud de la correa. Inicia el entrenamiento con una correa de unos 2 metros, pero el animal luego debe volver de distancias aún más largas que esa.

Llama la atención de tu perro

Educar a tu perro sin la correa.

Trata de educar a tu perro en un espacio cercado sin la correa. Le enseñará esto a volver desde largas distancias.  Pídele ayuda a alguien para que te ayude con el entrenamiento sin correa. Pueden tomarse turnos para llamar al perro.

Las recompensas grandes son importantes. Debido a que una orden es muy importante que otras, deben ser extravagantes los elogios que le des a tu perro por obedecerla. Para tu perro debe ser la mejor parte del día responder a la orden “ven”.

No olvides mantener la diversión. Ya que no querrás que piense el perro que cada vez que se dirige hacia ti la diversión culmina, alguien le coloca la correa y luego tiene volver a casa. De lo contrario, vas a comenzar a verte con menos confianza y él va a tener menos ganas de ir hacia ti. Por tal razón, llámalo, cuando llegue elógialo y “libéralo” luego para que siga jugando.

Educar a tu perro sin la correa

No dejes de saber sobre estos: 10 Pasos Para Que Logre Amar A Su Perro – El Mejor Amigo Del Hombre!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.