Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

Como Dar Un Masaje Corporal Satisfactorio Y Relajante!

La habilidad de dar un masaje corporal completo y que sea además muy relajante es algo que requiere de aprendizaje. Puedes utilizarlo para quitarle el estrés a tu pareja, a tus familiares o a tus amigos. Se puede utilizar para ayudar a personas con achaques o incluso llevarlo a la intimidad y ser muy romántico y cariñoso con tu pareja. Así que sigue leyendo y aprende como dar un masaje.

Realmente no es para nada difícil dar un masaje corporal y satisfactorio, solamente se requiere de un poco de preparación y cierto conocimiento básico.

Como dar un masaje: crea una atmósfera relajante.

Como Dar Un Masaje

Interesante artículo: Miel Para El Pelo – Aclara Tu Cabello De Forma Natural!

Certifica que la habitación sea muy cómoda y relajante.

Es verdaderamente importante que la habitación sea muy cómoda y relajante para la realización del masaje. Si tu pareja, un familiar o un cliente se sienten con incomodidad durante toda o casi toda la sesión de masaje, ¡realmente no la van a disfrutar mucho!

  • Debes asegurarte de que el lugar donde se acuesten sea cómodo, algo como una cama, una buena alfombra o alguna mesa para masaje que sea apropiada. Trata de cubrir la superficie con algunas toallas suaves, con la finalidad de mantenerlos limpios y sin aceites.
  • Tienes que asegurarte de que la habitación agradable y cálida. Debes recordar que tu pareja o el cliente va a estar parcialmente desvestida en la sesión de masaje, por ello seguro que no vas a querer que les dé frío. Si es verdaderamente necesario, utiliza un calentador ambiental.
  • Debes asegurarte de que la habitación que utilices para los masajes se encuentre en un lugar privado, para que otras personas, los niños o los animales no te molesten.

Pon y enciende varias velas.

Existe alguna cosa que es bastante relajante acerca de las velas, de este modo sería una excelente idea el encender varias alrededor de la habitación.

  • Si es posible trata de bajar la intensidad de las luces o simplemente apágalas todas para trabajar solamente con la luz de las velas. Es muy probable que quieras que la persona que vaya a recibir el masaje se encuentre tan relajada que al final termine casi dormida, ¡es por ello que la oscuridad e una excelente opción!
  • Para que contribuyas a una experiencia verdaderamente completa, utiliza velas con aromas relajantes (que lo aromas no sean abrumadores), así como la lavanda o la misma brisa marina.

Coloca una música suave.

El colocar un poco de música suave puede llegar a ayudar a que la atmósfera de la sesión de masaje sea bastante calmada y relajante. La música clásica suave o los sonidos propios de la naturaleza son unas muy buenas opciones.

Si es posible, trata de saber qué tipo de música son de agrado para tu pareja o para el cliente. No olvides que el masaje es para ellos, no va a ser para ti, es por ello que debes tratar de satisfacer los gustos de ellos. En importante que sepas respecto a como dar un masaje, que no pongas una música con un volumen elevado; debes tratar de que suene muy suave en el ambiente. Con esto lo que harás es mejorar la experiencia de la persona que recibirá el masaje.

Utiliza aceites para masaje.

Es realmente imprescindible que utilices algunos aceites cuando vayas a dar un masaje. Esto va a ayudar a que tus manos se deslicen con una mayor facilidad sobre la piel y de este modo no se van a generar jalones, pellizcos o algunos otros tipos de molestias que pudieran perjudicar a tu pareja o cliente.

Hay muchos tipos de aceites sofisticados, aunque muy caros que se encuentran disponibles en las tiendas, no obstante cualquier tipo de aceite natural va a estar bien. Por ejemplo, si posees aceite de girasol o un aceite de semillas de uva en tu cocina, también puede ser usado para dar el masaje. Igualmente, el aceite de jojoba y el aceite de almendras son bastante efectivos y poseen un exquisito aroma agradable.

Los aceites esenciales puros pueden ser utilizados para dar masajes, aunque debes tener muy en cuenta que tienen llegar a penetrar en el torrente sanguíneo; por eso es que debes escoger de manera sabia. Puedes optar por los aceites de utilización múltiple que son relativamente suaves, como los aceites de lavanda o de menta. Aunque, si tú pareja o el cliente se encuentra en estado de embarazo o si padece de alguna condición médica grave, tienes que consultar primeramente con un profesional de la medicina.

Trata de entibiar un poco tus manos y el aceite antes de proceder a aplicarlo encima de la piel ya sea la de tu pareja o la piel de un cliente. ¡El que tengas las manos o el aceite frío no es muy adecuado para un verdadero masaje relajante!

Tener a la mano muchas toallas.

Debes asegurarte de tener muchas toallas frescas y limpias a tu cercanía para que las utilices en el transcurso del masaje.  En primer lugar, vas a necesitar cubrir toda la superficie en la que vas a trabajar con algunas toallas, esto es para protegerlos de los aceites, ya que los mismos pueden llegar a manchar.

En segundo lugar, vas a necesitar toallas para cubrir el cuerpo, bien sea el de tu pareja o el de un cliente cuando te encuentres trabajando con ellos. Lo verdaderamente ideal es que se despojen de su ropa interior, esto es para que se exponga la mayor cantidad de piel posible. Posteriormente puedes cubrirlos con una toalla,  cuando vayas a proteger sus partes íntimas y mantenerlos absolutamente tibios en tanto trabajas en cada una de las zonas del cuerpo.

En tercer lugar, vas a necesitar unas toallas adicionales, esto es para limpiar el exceso de aceite de tus manos cuando estés dando el masaje y luego de haber culminado el masaje.

La técnica para otorgar masaje más favorable.

Inicia con los pies.

Inicia con unos masajes en las plantas de los pies, con ambas manos envueltas alrededor de los pies y utiliza tus pulgares con el objetivo de hacer presión.

Trata de prestar especial atención al arco de cada uno de los pies, ya que esta área comúnmente  se caracteriza por acumular mucha tensión, no obstante además debes dar masajes tanto en el talón como en  el metatarso del pie.

Finalmente cuando ya hayas llegado a los dedos de los pies, toma cada uno y de manera suave jálalos; esto te  va a ayudar a liberar toda la tensión que tiene la persona que está siendo masajeada. No olvides tener en cuenta que no a todas las personas o a los clientes les gusta que les toquen los pies y además ciertas personas son bastante cosquillosas, ¡Es por ello que debes preguntarle a tu pareja o al cliente antes de proceder a tocar sus pies!

Como Dar Un Masaje

Trabajar con las piernas.

Ahora bien en cuanto a como dar un masaje excelente, es importante que cuando culmines con los pies, continúes con la zona trasera de las piernas. Para empezar, dale unas cuantas caricias largas y relajantes a cada una de las piernas, iniciando desde las pantorrillas hasta la zona superior del muslo.

Presiona suavemente con ambas manos y estira de forma ligera la piel. A esta técnica se le conoce como effleurage y es una excelente forma de iniciar el masaje con mucha suavidad. Posteriormente, tapa con una toalla aquella pierna con la que no te encuentras trabajando y concéntrate en dar masajes en la pantorrilla de una pierna. Utiliza la técnica de amasamiento, esta técnica no es difícil es como si amasaras el pan. Esto es para trabajar con el músculo de la misma pantorrilla.

Prosigue hasta el muslo y nuevamente has la técnica de amasamiento en esta zona. Seguidamente, debes presionar la base de tu mano sobre la piel y trata de moverlo con mucha suavidad a lo largo de todo el muslo. Siempre tienes que moverlo en la dirección del corazón. Con una toalla tapa la pierna con la que ya has acabado de trabajar, esto es para mantenerla con calor y nuevamente has el masaje en la otra pierna.

Ve desde la zona baja hasta la zona más alta de la espalda.

Usa la técnica effleurage que antes ya fue descrita para hacer unas frotaciones largas y suaves, desde la zona superior de los glúteos hasta llegar a la base del cuello.

Pon la palma de cada mano a cada uno de los lados de la columna vertebral y procede a trabajar hacia la zona superior. Tienes que mantener tus manos en una posición paralela, una con la otra. Cuando finalmente hayas llegado a la zona superior de la espalda, procede a abanicar con tus manos hacia afuera y también a lo largo de los hombros, más o menos como si te encontraras delineando la zona superior de un corazón.

Ve nuevamente a la zona más baja de la espalda y utiliza el movimiento de amasamiento para que trabajes con los músculos que son más grandes, lo que se encuentran a cada uno de los lados de la columna vertebral. Estas áreas por lo general acumulan una gran cantidad de tensión, por ello es que debes asegurarte de permanecer un buen rato en este lugar.

A continuación, procede a utilizar la técnica de “presionar y de soltar” para trabajar la zona de arriba de la espalda. Esto quiere decir que se debe presionar de manera firme las puntas de los dedos en la piel de la espalda y de seguidamente soltar de forma rápida. En el instante que se deja de presionar, el cerebro bien sea de tu pareja o el de tu cliente liberará una gran cantidad de químicos verdaderamente placenteros.

Cuando hayas llegado a la zona superior de la espalda, procede a hacer que tu pareja o el cliente doble sus codos, con el objetivo de que sus omóplatos sobresalgan. Esto te va a dar un mayor acceso al músculo que se encuentra alrededor del borde de los omóplatos, el cual por lo general alberga mucha tensión y muchos nudos. Para el trabajo con los nudos, utiliza un pulgar o cualquiera de los demás dedos, esto es para presionar y para soltar de manera  repetida alrededor de la zona con problema.

Como Dar Un Masaje

No dejes de leer: Los 12 Mejores Tipos De Masajes Relajantes Más Comunes Para El Estrés.

Masajear  tanto el cuello como los hombros.

Cuando finalices con los hombros, utiliza la técnica de presionar y de soltar para dar un masaje por todo el cuello, hasta que llegues a la raigón del cabello. Debes recordar  mantener tus manos en cada uno de los lados de la columna vertebral.

Pon una mano en cada hombro en posición básica de masaje y procede a amasar con los pulgares de manera profunda en los músculos de los hombros. Utiliza tus dedos para que aprietes, aunque no los vayas a presionar sobre la clavícula, ya que esto podría llegar a ser un poco doloroso.

Ahora, debes desplazarte para que estés de pie y en frente a la cabeza de la persona que recibe el masaje y estando de esta manera, procura que sus hombros se ubiquen en dirección hacia ti. Realiza un puño con cada mano y procede a frotar los nudillos de una forma suave, pero a la vez tiene que ser firme, a lo largo y ancho de la zona superior de los hombros. De esta forma se va a liberar la tensión. Seguidamente, utiliza tus pulgares para presionar y para soltar por toda la parte superior de los hombros hasta que llegues a la zona trasera del cuello.

Masajear las manos y brazos.

Cuando ya hayas culminado con el cuello y con los hombros, debes seguir con los brazos y continúa trabajando con uno a la vez. Sostén la muñeca de la persona que recibe el masaje en tu mano izquierda, esto es para que todo su brazo se encuentre levantado de la cama. Seguidamente, utiliza tu mano derecha para que hagas movimientos circulares por toda la zona posterior del antebrazo, también por el tríceps y sobre el hombro. Nuevamente regresa al lado opuesto.

Ahora, debes sostener su muñeca con tu mano derecha; seguidamente, procede a hacer movimientos circulares con tu mano izquierda por el antebrazo y por el bíceps. Luego sobre el hombro y también bajo el lado opuesto.

Pon nuevamente el brazo de tu pareja o el del cliente encima de la cama; posteriormente, utiliza tus dedos y los pulgares para amasar de forma suave los antebrazos y los brazos. Para dar masaje en las manos, debes poner su mano sobre la tuya y masajear la palma con tus pulgares utilizando movimientos pequeños en forma de circulo. Agarra en ese momento cada dedo, uno a uno y desliza suavemente desde los nudillos hasta llegar a la uña. Jala con mucha firmeza cada dedo ¡No los vayas a halar tan fuerte como para romperlos!

Como Dar Un Masaje

Finaliza con la cabeza.

Esta es una de las etapas fundamentales en lo que respecta a como dar un masaje. Debes pedirle a la persona que recibe el masaje que se voltee para que inicies con los masajes en la cabeza y en la cara. Si lo requieren, puedes darle un instante para que se arreglen la toalla.

Utiliza tus pulgares para dar un masaje suave en la zona superior del cuero cabelludo. Para que añadas placer, utiliza tus uñas con la finalidad de rascar de manera ligera. Posterior a eso, pon los pliegues y el lóbulo de cada una de las orejas entre tus pulgares y los índices y procede a masajear. Seguidamente, utiliza las puntas de tus dedos para que te deslices de manera suave por todo el contorno de los pómulos.

Pon tus manos debajo de la cabeza de la persona que recibe el masaje y levántala de manera suave de la cama. Con tus dedos trata de hallar los pequeños hundimientos que se encuentran donde el cuello hace conexión con la base del cráneo. Pon tus manos bajo de la mandíbula y hala un poco la cabeza hacia arriba muy suave para que estires los músculos del cuello. Bien debes con la punta de los dedos hacer una ligera presión en el centro de la frente, entre las cejas y suelta luego, esto lo puedes hacer por 30 segundos.

Como Dar Un Masaje

No dejes de saber sobre: Los 8 Mejores Aceites Esenciales Para  Masajes Relajantes Y Sus Propiedades Terapéuticas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.