Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

Como Curar El Hipo Con Métodos Tradicionales Y Remedios Caseros!

Los médicos aseguran que todas aquellas curas para el hipo son solamente supersticiones que no tienen ningún efecto; afirman otras personas que su cura favorita siempre funciona. Resulta verdaderamente interesante que algunos de sus remedios llevan el camino correcto, al tener una base científica que se relaciona con la respiración. En cuanto a como curar el hipo, el método a escoger va a depender de ti, aunque si uno no funciona, entonces sigue buscando e intentando, porque uno de ellos lo hará. A continuación te estaremos presentando una lista de métodos para que intentes curar el hipo.

Es el hipo poco más que un reflejo, dicen los expertos que es el hipo más a menudo una reacción a los disturbios digestivos comunes; y por tal razón es más una molestia que otra cosa; inclusive tienen hipo los bebes. Aquellos remedios caseros que se usan para detener el hipo trabajan en dos principios: molestando al nervio vago con la respiración y con otra sensación.

Como curar el hipo: trucos con agua.

Este truco seguramente ya lo conoces, y sabes que funciona, ya que la ingestión de agua interrumpe el ciclo del hipo, esto tiende a calmar los nervios; también puede tener el mismo efecto hacer gárgaras con agua, aunque para que sepas como curar el hipo, aquí tienes más métodos con agua:

acabar con el hipo

Toma un vaso de agua con una pajilla.

Llena un vaso con suficiente agua, introduce una pajilla al vaso, luego tapa tus oídos con tus dedos y empieza a tragar el agua. Este método es muy efectivo, aunque nadie sabe por qué funciona,  pero  es como si te estuvieras tragando el hipo, tiende a funcionar este truco con más efectividad que otros en personas jóvenes y niños, y solo hay que tomar unos cuantos sorbos. Mientras que tienen los adultos que intentarlo varias veces.

Toma un vaso de agua con una pajilla

Interesante artículo: Aprende Cuales Son Las Diferentes Vías De Administración De Medicamentos!

Usa dos pajillas en vez de una.

Prepara esta vez un vaso de agua pero con dos pajillas. Coloca dentro del vaso una pajilla como es usual y otra que esté presionada contra un costado del vaso en el lado de fuera; pon ambas pajillas en tu boca al mismo tiempo, luego como de costumbre toma el agua, tratando de tomar los sorbos más grande que puedas.

Tomar agua boca abajo.

Llena un vaso con agua normal o una taza de plástico, pero hasta la mitad, posteriormente debes acostarte hacia atrás (por ejemplo sobre el costado de la cama o del sofá) o simplemente dobla la cintura. Luego toma uno o dos sorbos de agua, procurando no derramarla, y enderézate; si no se va el hipo toma un poco más, también boca abajo. Te darás cuenta que este truco funciona de las mil maravillas.

Puedes además inhalar profundo y beber un vaso de agua antes de exhalar. Tan solo debes beber agua, ya que no contarán con la misma eficacia otras bebidas como gaseosas o jugos.

beber agua cura el hipo

Método de las toallas de papel.

Prueba tomando un vaso de agua, al que le vas a colocar una toalla o servilleta de papel encima; tómate ahora el agua a través de la toalla de papel, hasta que se termine el agua, funciona porque se necesita más succión de tu parte al tomar agua, obligando que tus partes internas trabajen más fuerte y abandonarás el hipo.

Toma una cucharada llena de azúcar.

No solamente esto hace que la medicina baje el tomar una cucharada de azúcar, también puede esta desaparecer el hipo, tienes que tomar una cuchara y llenarla de azúcar morena o de miel y dejarla en tu boca durante varios segundos. Trágala y toma un poco de agua.  Si no funciona este truco de inmediato, no es aconsejable que sigas tomando cucharada tras cucharada de azúcar.

Toma una Cucharada llena de Azúcar

Come una cucharada de mantequilla de maní.

Prepara en esta ocasión una gran cucharada de mantequilla de maní, colócala en tu boca y sostenla ahí durante 10 segundos. Luego traga la mantequilla de maní sin necesidad de masticar. Habrá suavizado la saliva la mantequilla de maní, haciendo que está sea más fácil de tragar; puedes como alternativa utilizar mantequilla de almendras o Nutella, debe ser cualquier cosa que tenga una consistencia pegajosa que sea similar a la mantequilla de maní, te aseguro que también funcionará.

Come una Cucharada de Mantequilla de Maní

Curar el hipo tragando y respirando:

Respirar lo más hondo que puedas.

Esto lo debes hacer de la siguiente manera: sin dejar salir el aire, traga, y si puedes inhalar un poco más, hazlo. Luego sigue tragando e inhalando hasta que llegue el momento que ya no puedas hacer ni el uno ni el otro. Cuando ya definitivamente no puedas tragar más, exhala de forma controlada completamente; luego vuelve a respirar normalmente.

Respirar lo más hondo que puedas

El método de tragar con la boca abierta.

Abre tu boca y trata de mantenerla abierta por un par de minutos; si en este momento sientes que necesitas tragar, hazlo, pero debes tratar de mantener separados tus labios cuando lo hagas, tienes que seguir tragando saliva cada cierta cantidad de segundos, en especial cuando sientas que puede aparecer el hipo. Pueden escaparse un par de hipos, pero aun así sigue tragando continuamente, se supone que desaparecerá el hipo en cuestión de unos tres minutos. Asegúrate de no estar usando alrededor de tu pecho nada apretado, y si es así, pues aflójalo.

Imagina que haces la respiración con la figura de un ocho.

Este es un truco, en cuanto a como curar el hipo, bastante efectivo; cuando vayas terminando de exhalar, realiza la respiración más lenta y cámbiala para que se convierta en inhalación, simplemente luego crea una figura de un ocho en la respiración continúa. Disminuirá el hipo casi por completo de forma inmediata, funciona usualmente en ciclos de 10 repeticiones. Otra forma  de visualizarlo consiste en inhalar la cantidad de aire que más puedas, posteriormente exhalas todo dejando un poco de aire; continua asiéndolo durante unos 20 segundos o hasta que desaparezca el hipo.

Respiración por medio del apoyo respiratorio de los cantantes.

Para saber como curar el hipo primero hay que saber que es el hipo; se debe el hipo a las contracciones musculares  del diafragma  que se manifiestan temporalmente, de tal manera que si sabes mantener el equilibrio entre la expansión del diafragma y la contracción, podrás pues deshacerte del hipo. Lentamente respira, luego con la nota Si respira lentamente, seguido de un crescendo y diminuendo gradual, en tanto debes sostener el flujo del aire (inicia con un volumen bajo y gradualmente ve subiéndolo hasta que llegue a uno muy alto, hazlo luego a la inversa) y listo.

Trata de propagar el diafragma.

Lentamente inhala hasta que sientas que no puedes inhalar más, con la idea de llegar a tener una sensación de extender la respiración hacia el abdomen, se trata de expandir con eso el diafragma para interrumpir ese hipo que te molesta; durante 30 segundos contén la respiración, lentamente exhala hasta que se vacíen los pulmones. Vuelve a hacerlo de 4 a 5 veces o hasta que te logres sentir mejor.

Utiliza tus oídos y tu lengua.

Una vez lentamente, inhala y exhala. Mientras exhalas, saca la mayor cantidad de aire que puedas, hasta que tu cuerpo te obligue a inhalar rápidamente. Posteriormente, inhala profundamente y saca tu lengua. En tu boca y nariz durante unos 40 segundos contén la respiración, y coloca tus dedos dentro de tus oídos, lentamente exhala. Si sientes que no funcionará, realízalo de nuevo; de todos modos, lo habitual es 3 veces.

Utiliza tus Oídos y tu Lengua.

Simula la respiración.

Profundamente inhala y contén la respiración; mientras lo haces, cierra tu boca y tapa tu nariz, ahora comienza a mover el diafragma como si fueses a inhalar y a exhalar rápidamente; una vez que el hipo desaparezca exhala, o cuando necesites más aire. Si el hipo persiste repite el proceso.

Quita el hipo con movimientos corporales.

Método de rotación.

Pelliza primero tu nariz hacia el centro. Posteriormente, gira en dirección de las agujas del reloj, en tanto vas cantando alguna de tus canciones favoritas; repite este proceso hasta que cantes la canción 5 veces. Cuando culmines, empieza a girar, pero en dirección a las agujas del reloj mientras continúas cantando. Cantar canciones cortas, como las canciones de niños, te favorecerá más.

Coloca tu cuerpo en alerta.

Por un tiempo prolongado acuéstate. Levántate luego súbitamente, te ayudará esta técnica si no te causaste el hipo de esta misma manera; quédate de pies, si esto no te funciona, pero durante un tiempo prolongado y rápidamente acuéstate.

Método del auxiliador de vuelo.

Busca una silla que tenga un respaldo plano, y siéntate después con tu espalda totalmente presionada con el respaldo de la silla. Dóblate lentamente hacia una posición encorvada sobre tu cuerpo y con los brazos cruzados; de la misma forma en la que indican y te sugieren los asistentes de vuelo para colocarse en posición de accidente, realízalo hasta que te sientas más cómodo; contrae tus brazos lentamente, trata de contraer tu cuerpo y de contener tu respiración de 5 a 10 segundos, suéltala luego, siéntate lentamente y de ser necesario repite el proceso. Ojo, para aquellos con problemas de espalda, no es recomendado.

Las cosquillas y el susto te pueden ayudar.

Será mucho mejor si tienes cosquillas. Te distraerá la sensación del hipo y por completo te olvidaras de él, especialmente si la persona que te hace cosquilla no para de hacértelas; debes hacerlo por treinta segundos o un poco más. Si no funciona, permite que quien te ayuda te asuste. ¡Pero tiene que ser un susto bueno! Verdaderamente debes sorprenderte para que puedas respirar fuerte y sigas nuevamente con tu patrón de respiración.

Las Cosquillas y el Susto te Pueden Ayudar a curar el hipo

Quizás te interese leer: Los 9 Trucos Para No Roncar Muy Efectivos Y Sencillos De Aplicar.

Cierra todo.

Pon tus pulgares sobre el pequeño colgajo frente al canal de tu oreja (llamado Tragus)  y presiónalo hacia dentro, para que quede cerrado el canal; después cierra tu nariz con tus dedos meñiques. Cierra finalmente tus ojos, profundamente inhala y contén lo más que puedas la respiración, realízalo y respira con normalidad luego de culminar el ejercicio; la natural reacción es respirar fuerte o jadear, lo que hace iniciar desde cero tu respiración.

Cierra tu oído para eliminar el hipo

Realiza estiramientos.

Párate y coloca los pies separados a la altura de las caderas, con la palma de tu mano agarra el pulgar de la otra mano; levanta luego la quijada, mira hacia arriba y sobre la cabeza estira tus brazos. Contrae tus abdominales como si tratases que tus pantalones caigan a tus caderas y en varias ocasiones respira profundamente.

Realiza Estiramientos

Elimina tu hipo con objetos y métodos comunes.

Muerde un lápiz.

Debe mantenerse entre tus dientes, en posición horizontal el lápiz; toma luego un vaso de agua pero con el lápiz aun en tu boca, sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo; toma la mayor cantidad de agua que te sea posible, sin dejar que se caiga el lápiz. Aunque no tienes que tomarte todo el vaso, estaría bien con un par de sorbos.

Muerde un Lápiz

Método del mondadientes.

Lo que debes hacer es morder el mondadientes por la mitad y en un vaso de agua colocar una mitad; lentamente toma agua mientras ves la mitad del mondadientes, no lo vallas a tragar. Por alguna razón, mientras se toma el agua se evita el hipo por la concentración que se requiere.

Método del Mondadientes

Usa la bolsa de papel marrón.

Dicen los expertos que si respiras dentro de una bolsa de papel, se incrementará la cantidad de dióxido de carbono que se inhala, y se verá obligado el cuerpo a eliminarlo, esto en lugar de darse el lujo de generar el hipo. Si tiene tu organismo otras tareas, mucho más importantes, disminuirá el hipo; debes respirar lenta y profundamente, obvio que no querrás hiperventilarte por querer quitarte el hipo, seria esto un desastre.

Métodos seudocientíficos.

  • Método a la africana: moja la parte de atrás de la hoja de un papel. Colócala luego en la frente de la persona que tiene hipo, posteriormente en teoría el hipo desaparecerá.
  • Método del Segundo Nombre: pregúntale el segundo nombre a la persona que tiene el hipo, sin decirle por qué quieres saberlo. Luego pídele que lo deletree. Dile que ha desaparecido tu hipo. Si ha funcionado, entonces habrá desaparecido por completo.

Las apariciones recurrentes y el hipo prolongado.

Acude a un médico.

Si el hipo no ha desaparecido en 48 horas ve al médico. Para el tratamiento del hipo se cumplen varias alternativas médicas, que entre otras son:

Acude a un Médico si no para el hipo

  • Metoclopramida (También en venta bajo el nombre de Reglan): generalmente se utiliza para ayudar a un estómago vacío, aunque también funciona para el hipo.
  • Clopromazina (En venta con el nombre de Thorazine): la medicina más usada para el hipo y se recomienda como terapia a corto plazo.
  • Baclofen: es un relajante muscular que puede tratar el hipo.
  • Otras medicinas: entre las medicinas menos comunes están, la amitriptilina, los antiasimientos, los estimulantes y las medicinas antiarritmias.

Come más despacio.

Por alguna razón, el no masticar lo suficiente la comida, te puede conllevar a tener hipo. La teoría detrás de esto, es que queda atrapado el aire entre los pedazos de comida, se traga y genera un efecto secundario verdaderamente horrible. Comer de espacio, significa que masticarás más y erradicarás esa posibilidad; también ayuda a tu talla de cintura, y estarás matando dos pájaros de un solo disparo.

Otros métodos.

  • Prueba Tosiendo: cuenta entre hipos la cantidad de segundos que transcurren. Cerca del momento exacto en el que debería aparecer el hipo o cuando sientas que casi aparecerá, grita o tose fuerte; esta sería una excusa para ser dramático, debes repetirlos unas tres o cuatro veces de ser necesario.
  • Comienza a Eructar: empieza a tragar aire hasta que eructes. Ese aire querrá salir al final, en forma de eructo; se supone que esto hará reaccionar el nervio vago y de tal forma terminarás con el hipo.
  • Detén la Corriente de Aire Hacia tu Cuello: inhala rápidamente hasta que no puedas más. Posteriormente mira hacia abajo pero con tu cuello doblado, mantente de ese modo durante unos 20 segundos, obligando a que valle el aire hacia abajo, vuelve a la posición normal y piensa en el aire que queda en los pulmones, rompe este el ciclo del hipo y no tendrás ya que sufrirlo.

Otros Métodos para curar el hipo

También deberias leer: Causas De Roncar Con La Boca Cerrada Y Roncar Con La Boca Abierta!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.